Diferencia entre médico y enfermero

9 noviembre 2022

AUTORES

  1. Álvaro Fernández Salazar

 

Cuáles son las principales diferencias entre un médico y un enfermero

Dos conceptos muy diferentes, aunque ambos vayan de la mano cuando se trata de bienestar y salud. La Medicina y la Enfermería son dos ramas de la salud que albergan bajo sus paraguas a miles de profesionales que hacen todo lo posible por cuidar de las personas. Sin embargo, y aunque tengan propósitos comunes, hablamos de dos profesiones muy distintas entre sí.

No es lo mismo ejercer como enfermero que ejercer como médico, aunque haya circunstancias en que la línea que separa a ambos se difumine bastante. Vamos a tratar estas diferencias precisamente para entender mejor qué clase de trabajo ejerce cada uno y por qué debes decantarte por una rama u otra en caso de que quieras trabajar en este ámbito.

¿Qué diferencia a los médicos de los enfermeros?

Ambos son perfiles que encontramos en los hospitales y están totalmente ligados a la salud de las personas, pero hay diferencias muy claras entre lo que es un enfermero y lo que es un médico. Y no hablamos solo de su labor en un hospital, sino también del camino que los lleva a trabajar en este, o incluso del trato que dan a las personas.

Vamos a ahondar en todo esto a continuación, abordando las principales diferencias que hay entre médicos y enfermeros tanto dentro como fuera de los hospitales. Algo importante, sobre todo para quienes quieran trabajar en este sector y no tengan del todo claro por qué camino decantarse.

La formación

Tanto la duración como el contenido de los estudios de formación en Medicina y en Enfermería son diferentes. La persona que quiera ejercer como enfermero necesita una preparación de unos 4 años aproximadamente, mientras que la persona que quiera ejercer como médico va a necesitar en torno a los 10 años entre formación, especialización y demás.

Aunque ambas ramas pueden seguir formándose más tras completar sus estudios para aprender más y mejorar como profesionales, por ejemplo a través de la propuesta de DAE Formación cursos de enfermería onlineun enfermero puede ejercer mucho antes que un médico. Al terminar su Grado de 4 años, ya es enfermero titulado y puede trabajar en hospitales. El médico, en cambio, necesita superar un Grado de 6 años y, después, tendrá que especializarse en base a su nota y formarse en un hospital durante 4 años más. Solo cuando cumpla ese tiempo de preparación, podrá ejercer de pleno derecho.

La especialización

Bien es cierto que los médicos no están obligados a especializarse, pero no hacerlo provoca que se pierdan casi todas las oportunidades de empleo. Para dar con una plaza en un hospital y asegurarse un puesto, es necesario especializarse en el MIR, lo que implica cuatro años más de formación práctica a añadir a los 6 del Grado. Además, hay hasta 50 opciones de especialización diferentes entre las que escoger y el acceso a ellas depende de la nota del estudiante.

Un enfermero se puede especializar, de hecho, hay muchas alternativas entre las que escoger en el caso de que quiera centrarse en un campo muy concreto de la salud. Sin embargo, en su caso no es una obligación. Puede encontrar un puesto con total facilidad una vez haya terminado su Grado de 4 años, sin necesidad de ese plazo extra de preparación y especialización que sí tienen los médicos.

El trabajo que llevan a cabo

Los médicos y los enfermeros se complementan en los centros sanitarios, pero llevan a cabo labores muy diferentes. La finalidad del médico es realizar un diagnóstico al paciente y brindarle un tratamiento con el que solucionar su problema. El enfermero, por otra parte, se encarga de dar al paciente todos los servicios necesarios antes, durante y después del trato con el médico.

Registros de evolución, asistencia a los médicos, administrar la medicación y hasta brindar un trato cercano y humano. Esas son las prioridades de los enfermeros profesionales, mientras que los médicos tienen que encargarse de indicar los tratamientos adecuados, solicitar pruebas y, en definitiva, dar las pautas y medios para que el paciente se cure de su enfermedad o de sus dolencias.

 

La relación con el paciente

Esto es algo que se puede observar en cualquier centro. Dado que los enfermeros suelen encargarse de construir un buen ambiente en los hospitales, su trato con el paciente es muy distinto al de los médicos. Por lo general, estos últimos son más distantes, pero los enfermeros están ahí al pie del cañón, ofreciendo un trato mucho más cercano a las personas.

De hecho, en la Enfermería se ofrece también cierta formación en este sentido. Los profesionales de esta rama deben seguir a cada paciente durante su estancia en el centro, encargarse de que se encuentre de la mejor forma posible. La Medicina, aunque está cambiando en este sentido para mejorar la estancia de los pacientes, no da tanto peso al trato con estos. Se centra más en dar soluciones.