Anorexia nerviosa. Trabajo monográfico

17 abril 2024

 

AUTORES

  1. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  2. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería.
  3. Lorena Tamparillas Serrano. Diplomada en Enfermería.
  4. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia ocupacional.
  5. Elena Sarasa Lerí. Diplomada en Enfermería. Enfermera en Consultas Externas de Oftalmología del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.
  6. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería. Enfermera en la Planta de Oncopediatría del Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La anorexia es un trastorno de la conducta alimentaria, que afecta fundamentalmente al sexo femenino en la adolescencia y que se caracteriza, por una preocupación excesiva por el peso. Se considera una enfermedad mental y quienes la padecen, presentan un temor intenso a engordar, que les lleva a restringir la ingesta de alimentos de manera considerable, lo que hace que presenten, un peso mucho más bajo de lo que les correspondería y un sinfín de síntomas, que alteran su funcionamiento mental y el de su organismo de manera importante.

El diagnóstico es difícil, ya que los pacientes no son conscientes de que están enfermos y no buscan ayuda, pero existen cuestionarios psicológicos, que, unidos a la exploración física, nos hacen llegar a él.

El tratamiento debe ser individualizado para cada paciente y debe llevarse a cabo por un equipo multidisciplinar, que ha de coordinarse para dotarlo de la máxima efectividad posible.

PALABRAS CLAVE

Anorexia nerviosa, adolescentes, trastorno de la alimentación, tratamiento.

ABSTRACT

Anorexia is an eating disorder that mainly affects females in adolescence and is characterized by an excessive preoccupation with weight. It is considered a mental illness and those who suffer from it have an intense fear of gaining weight, which leads them to restrict their food intake considerably, causing them to weigh much less than they should and a host of symptoms that alter their mental functioning and that of their body significantly.

Diagnosis is difficult, since patients are not aware that they are sick and do not seek help, but there are psychological questionnaires, which together with the physical examination make us reach it.

Treatment must be individualized for each patient and must be carried out by a multidisciplinary team, which must be coordinated to provide it with the maximum possible effectiveness.

KEY WORDS

Anorexia nervosa, adolescents, eating disorders, treatment.

DESARROLLO DEL TEMA

La anorexia nerviosa es un trastorno de la alimentación, que afecta principalmente a los adolescentes entre los 12 y 18 años, es más frecuente en mujeres, aunque en menor medida, afecta también a los varones. Estimar la prevalencia1 de la enfermedad es difícil, pero numerosos estudios sugieren que afecta a un 1% de los adolescentes, aunque últimamente los casos diagnosticados van en aumento. La causa exacta que la desencadena se desconoce, pero es probable que coexistan diversos factores2 en su aparición, relacionados con el entorno social y factores psicológicos o biológicos.

Se da sobre todo en los países desarrollados y existen factores que la pueden desencadenar, como incidentes vitales importantes, tales como pérdidas afectivas, insatisfacción corporal y/o personal o situaciones de crisis.

Los pacientes con anorexia presentan una imagen distorsionada de su cuerpo, tienen un miedo intenso a ganar peso, pierden el interés por las relaciones sociales y se empeñan en mantener un peso más bajo, del que se espera para su talla y edad. Está pérdida de peso ocasiona alteraciones3 metabólicas, endocrinas y hormonales, que en ocasiones son muy graves y requieren ingreso hospitalario; para evitar esta situación, lo ideal es que la enfermedad sea diagnosticada y tratada tan pronto como sea posible.

El DSM 5 diferencia dos tipos4 de anorexia:

  • De tipo restrictivo: la pérdida de peso se consigue restringiendo la ingesta calórica y realizando ejercicio de manera excesiva.
  • Tipo con atracones y purgas: además de restringir la ingesta de calorías y hacer ejercicio excesivo, el paciente recurre a atracones y conductas compensatorias inapropiadas, como uso de laxantes, diuréticos y vómitos auto inducidos.

 

SIGNOS Y SÍNTOMAS:

Los síntomas que presentan los pacientes diagnosticados de anorexia se pueden dividir en síntomas físicos, conductuales o de comportamiento y emocionales.

De entre los síntomas físicos destacan los siguientes:

  • Suelen presentar malnutrición, que se manifiesta con caída del pelo, siendo éste débil, fino y quebradizo, pérdida de la regla como mínimo tres meses consecutivos y piel rugosa y seca cubierta de vello fino.
  • Suelen tener una tensión arterial baja, que les provoca mareos constantes o desmayos, ritmo cardíaco irregular, fatiga, insomnio, deshidratación e hinchazón de piernas y brazos.
  • Presentan intolerancia al frío2 y en ocasiones, coloración azulada de los dedos de ambas manos.
  • Presentan alteraciones digestivas, tales como estreñimiento y dolor abdominal, con analíticas sanguíneas alteradas.
  • Presentan aspecto delgado, con pérdida de grasa corporal y atrofia muscular y adelgazamiento de los huesos.

 

Las conductas de estos pacientes suelen repetir los mismos patrones y los más habituales son:

  • Suelen realizar ejercicio físico intenso de manera excesiva.
  • Suelen ir al baño inmediatamente después de comer, evitan comer con otras personas y si pueden saltarse alguna comida lo hacen.
  • Se distraen cortando los alimentos en pequeños trozos y los extienden por el plato en lugar de comerlos, niegan tener apetito o ponen excusas para no comer.
  • Un porcentaje de estos pacientes pueden darse atracones y provocar el vómito inmediatamente después, además suelen tomar laxantes, diuréticos o comprimidos para disminuir el apetito.

 

Los síntomas emocionales más habituales que presentan los pacientes diagnosticados de anorexia son:

  • Imagen corporal distorsionada, que les hace verse gordos a pesar de estar extremadamente delgados.
  • Miedo exagerado a ganar peso
  • Personalidad autoexigente y perfeccionista que suele acompañarse de una autoestima baja.
  • Irritabilidad, sentimientos de angustia, tristeza, aislamiento social e interés por las relaciones sexuales disminuido.

 

DIAGNÓSTICO:

Ante la sospecha de que un paciente presente anorexia nerviosa, existen una serie de exámenes y pruebas a realizar que nos conducen al diagnóstico de la misma. Debemos descartar por otro lado, que el adelgazamiento se deba a otras causas médicas y determinar, si hay complicaciones relacionadas con la enfermedad.

Detectar la anorexia no es fácil en un inicio y cuando se detecta, el proceso suele estar ya instaurado, ya que los pacientes no creen tener ninguna patología y no piden ayuda; suele ser el entorno quien detecta el problema, bien la familia, bien en el entorno escolar, o en ocasiones cuando acuden al médico por otros procesos.

En primer lugar, se realiza una exploración física, que consiste en realizar una medición de altura y peso, para determinar su IMC (índice de masa corporal). Seguidamente se controla la presión arterial, la frecuencia cardiaca, la temperatura y finalmente se observa el aspecto de la piel y de las uñas.

Tras la exploración se le solicita una analítica sanguínea completa que incluya: bioquímica completa, función renal, hepática y tiroidea, albúmina y proteínas totales, análisis de orina y electrolitos.

Posteriormente se realizan una serie de cuestionarios, para valorar la situación psicológica del paciente, haciendo hincapié en cómo se siente, sus pensamientos y sus hábitos alimentarios.

Finalmente, el profesional puede pedir una serie de pruebas complementarias, como un ECG para detectar irregularidades de ritmo, densitometría para controlar la densidad ósea, radiografías para detectar neumonía o fracturas entre otras.

Por otro lado, la DSM-5 utiliza unos criterios5 concretos para establecer el diagnóstico de anorexia que incluyen:

  • Miedo exagerado e irracional a aumentar de peso
  • Distorsión de la imagen corporal
  • Restricción de la ingesta de alimentos, que provoca un bajo peso corporal para su edad y sexo, generalmente con un IMC inferior a 17.

 

TRATAMIENTO:

Será un equipo multidisciplinar formado por profesionales especialistas en salud mental (psicólogos y psiquiatras), dietistas-nutricionistas, médicos de atención primaria, endocrinólogos, trabajadores sociales y enfermeras entre otros, quienes lleven a cabo el tratamiento. Éste deberá ser individualizado, en función de la situación clínica del paciente y coordinado entre los distintos profesionales e incluirá: tratamiento farmacológico, nutricional, psiquiátrico, etc. El profesional debe intentar ayudar al paciente a reconocer y a ser consciente que tiene una enfermedad.

Restaurar y normalizar unos hábitos alimentarios correctos, recuperar el peso corporal normal y corregir las secuelas biológicas de la desnutrición, serán los principales objetivos a conseguir.

En un primer momento, se valorará el estado general del paciente, que incluya, control de peso, analítica y ECG, para detectar si presenta alteraciones importantes metabólicas, endocrinológicas o trastornos hormonales.

La enfermedad puede controlarse en los casos leves y moderados de manera ambulatoria, pero en los casos graves, donde existe compromiso de la función renal o cardiaca, alteraciones importantes del calcio o el potasio, exista un agravamiento de los trastornos psíquicos o la relación familiar sea insostenible, se precisa la hospitalización del paciente.

El tratamiento6 incluye:

  • Medidas farmacológicas: no existen medicamentos específicos para tratar la anorexia, ya que ninguno ha demostrado su eficacia, pero el tratamiento farmacológico, puede resultar útil para tratar síntomas que se asocian a la enfermedad, como ansiedad, tristeza o depresión, así como determinadas enfermedades que frecuentemente acompañan a la anorexia, como trastornos de la personalidad, TDAH y trastorno obsesivo compulsivo entre otros.
  • Psicoterapia: la intervención psicológica, se puede realizar en grupo o de manera individual y también es fundamental, realizar una intervención terapéutica con la familia, cuando se trate de adolescentes, sobre todo. Los principales objetivos de la terapia serán, normalizar la imagen corporal y corregir las distorsiones en la percepción del propio cuerpo, mejorar su autoestima, normalizar los hábitos y las conductas de alimentación, solucionar los posibles conflictos familiares, eliminar determinados comportamientos a la hora de comer como el de evitación, etc. La terapia cognitivo-conductual se perfila como una buena terapia, en la que se obtienen buenos resultados.
  • Medidas nutricionales: los objetivos más importantes a tener en cuenta en la alimentación son, corregir la malnutrición y sus secuelas, para a posteriori, reestructurar o modificar los hábitos alimenticios y establecer un plan de recuperación del peso. Se aconseja en primer lugar, realizar una encuesta alimentaria, que facilite después, la elaboración del plan de alimentación a seguir, que más se adecúe al paciente. Se recomienda a nivel nutricional, implantar un horario regular de comidas, que el paciente coma acompañado y siempre sentado en la mesa, realizar 5-6 ingestas a lo largo del día, presentar los alimentos de manera apetecible, evitando la monotonía en su presentación y favorecer un ambiente relajado durante las comidas.

 

CONCLUSIONES

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario, que afecta a los adolescentes y que se caracteriza por un miedo exagerado a ganar peso. Como consecuencia, los pacientes dejan de comer y pierden peso, apareciendo diversos síntomas que alteran de manera considerable su funcionamiento mental y el de su organismo.

Las causas que la provocan se desconocen, aunque existen factores predisponentes y precipitantes que facilitarían su aparición. Tiende a la cronicidad y puede tener muchas complicaciones, pudiendo resultar mortal en su forma más grave, por lo que es importantísimo detectarla a tiempo y tratarla adecuadamente para evitar una recaída o que se mantenga en el tiempo.

Debido a que en los últimos años, los casos diagnosticados están aumentando de manera importante y que, a pesar de no tener una prevalencia elevada, se le considera una enfermedad peligrosa, grave y letal, se convierte en un problema sanitario y social, al que se debe dar respuesta como sociedad, haciendo especial hincapié en la prevención primaria, en la educación sanitaria de los adolescentes y eliminando la gran presión social y mediática que hay, que establece como ideal de belleza la delgadez.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Bermúdez DLV, Chacón SMA, Rojas SDM. Actualización en trastornos de conducta alimentaria: anorexia y bulimia nerviosa. Revista Médica Sinergia. 2021;6(08):1-11.
  2. Anorexia nerviosa [Internet]. Mayoclinic.org. 2018 [citado el 6 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es-es/disease s-conditions/anorexia- nervosa/symptoms-causes/syc-20353591
  3. Segreda Castro S, Segura Araya C. Anorexia nerviosa en adolescentes y adultos. CS [Internet]. 1 de agosto de 2020 [citado 6 de febrero de 2024];4(4): Pág. 212-226. Disponible en: https://revistacienciaysalud.ac.cr/ojs/index.php/cienciaysalud/article/view/199
  4. Bravo Rodríguez Martha, Pérez Hernández Argelia, Plana Bouly Roberto. Anorexia nerviosa: características y síntomas. Rev Cubana Pediatr [Internet]. 2000 dic [citado el 6 de febrero de 2024]; 72(4): 300-305. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-75312000000400011&lng=es.
  5. Hamdan Pérez JA, Melo Botina AD, Pérez Hormiga M, Bastidas BE. Eating disorders: Anorexia nervosa and bulimia nervosa. RFS [Internet]. 2017 sep. 1 [citado el 6 de febrero de 2024];9(1):9-19. Available from: https://journalusco.edu.co/index.php/rfs/article/view/1827
  6. Anorexia nerviosa [Internet]. Cun.es. [citado el 6 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/anorexia- nerviosa

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos