Artículo monográfico. Úlceras por presión en pacientes quirúrgicos: un reto para enfermería.

28 enero 2024

 

Nº de DOI: 10.34896/RSI.2024.23.65.001

 

 

AUTORES

  1. María Corral Fernández. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).   
  2. Marina Piñana Quesada. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  3. Virginia Hernández Estallo. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  4. Judit Pilar Martínez Capablo. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  5. Llara Soteras López. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca). 
  6. María Castro Peña. Enfermera. CAP Ainsa. Ainsa (Huesca).

 

RESUMEN

Los pacientes sometidos a procedimientos quirúrgicos presentan mayor riesgo de desarrollar úlceras por presión (UPP). Algunos estudios evidencian una elevada incidencia de úlceras por presión en pacientes tras intervenciones quirúrgicas ortopédicas1.

El tratamiento de las úlceras por presión incluye varias intervenciones que varían desde medidas para aliviar la presión como son los cambios de posición, hasta tratamientos que pueden incluir cirugía reconstructiva. Dicha cirugía puede considerarse cuando surge la pérdida de la piel de espesor total y quedan expuestas las estructuras más profundas como la fascia muscular e incluso el hueso. La cirugía comúnmente incluye el desbridamiento seguido del agregado de tejido nuevo en la herida. Aunque la cirugía reconstructiva es un medio aceptado de tratamiento de las úlceras, no están claros los efectos beneficiosos y perjudiciales de la cirugía comparada con los tratamientos no quirúrgicos, o los enfoques quirúrgicos alternativos2.

Pueden darse en cualquier localización, aunque las más frecuentes son las prominencias óseas. Las UPP constituyen un problema de salud importante y suponen un indicador de calidad relacionado directamente con el cuidado de enfermería3,4.

PALABRAS CLAVE

Úlceras por presión, cirugía, factores de riesgo quirúrgico, enfermería.

ABSTRACT

Patients undergoing surgical procedures are at greater risk of developing pressure ulcers (PU). Some studies show a high incidence of pressure ulcers in patients after orthopedic surgery1.

Treatment of pressure ulcers includes several interventions that range from pressure-relieving measures such as position changes to treatments that may include reconstructive surgery. Such surgery may be considered when full-thickness skin loss occurs and deeper structures such as muscle fascia and even bone are exposed. Surgery commonly includes debridement followed by adding new tissue to the wound. Although reconstructive surgery is an accepted means of treating ulcers, the benefits and harms of surgery compared to non-surgical treatments, or alternative surgical approaches, are nuclear2.

They can occur in any location, although the most common are bony prominences. PUs constitutes an important health problem and are a quality indicator directly related to nursing care3,4.

KEY WORDS

Pressure ulcer, surgery, surgical risk factors, nursing.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Las UPP son lesiones de la piel que pueden afectar al músculo e incluso al hueso y están causadas por una combinación de factores entre los que destacan la presión, la tracción y el cizallamiento, siendo determinante la relación presión/tiempo para su aparición3.

En el vasto paisaje de la cirugía contemporánea, donde la ciencia y la tecnología convergen para brindar soluciones médicas avanzadas, las úlceras por presión persisten como una faceta desafiante e inevitable de la experiencia postoperatoria. Estas lesiones en la piel, aparentemente simples, pero potencialmente complicadas, se manifiestan en algunos casos, eclipsando los beneficios terapéuticos de una intervención quirúrgica.

El tratamiento de heridas y úlceras de diferentes etiologías consume una parte importante de los presupuestos sanitarios en todo el mundo. Se estima que 1,5-2 millones de personas sufren estas lesiones, agudas o crónicas, en Europa5,6. Precisando en muchas ocasiones ingresos hospitalarios por complicaciones de las mismas, que condicionan más del 80% de los gastos totales atribuibles al manejo de estas patologías. Además, los pacientes que las padecen, refieren consecuencias físicas, psicológicas y sociales derivadas de las lesiones y de los cuidados y tratamientos que necesitan6.

La premisa subyacente es que, al entender las raíces biológicas y clínicas de las úlceras quirúrgicas, podemos desarrollar intervenciones más precisas y personalizadas, allanando el camino hacia una cirugía más segura y eficaz en beneficio de la salud pública y la sostenibilidad del sistema de atención médica.

 

FACTORES DE RIESGO Y SU IMPLICACIÓN CLÍNICA:

Los pacientes con mayor riesgo de desarrollar UPP, según diversos autores tanto en España como en otros países son los pacientes quirúrgicos1,7,8. En la literatura es posible encontrar diversas investigaciones realizadas sobre los factores que contribuyen a la aparición de UPP en los pacientes quirúrgicos. Los estudios realizados han propuesto como factores que aumentan el riesgo: el tiempo que permanece el paciente en la mesa quirúrgica, la circulación extracorpórea, la edad, la pérdida de peso, el sexo femenino, la puntuación de riesgo quirúrgico ASA (American Society of Anesthesiologists), la puntuación cardiovascular NYHA (New York Heart Association), los episodios de hipotensión, la temperatura del paciente durante la intervención, la reducción de la movilidad postoperatoria y la duración de la intervención quirúrgica. Sin embargo, no hay acuerdo entre los diversos autores y los resultados son, hasta la fecha, contradictorios9,10,11.

Pero, existen cuatro factores, en los que coinciden todos los autores. Qué son los que fundamentalmente alteran la integridad de la piel3,12:

  • Presión: Es la fuerza que actúa perpendicularmente a la piel como consecuencia de la gravedad, y provoca un aplastamiento tisular entre dos planos, uno perteneciente al paciente y otro externo a él (sillón, cama, sondas etc.). La presión capilar oscila entre 6 y 32 mmHg. Si aumenta por encima de 32 mmHg ocluirá el flujo sanguíneo capilar en los tejidos blandos y provocará hipoxia, y si no se alivia, la necrosis de los mismos. Se ha demostrado que una presión mantenida de 70 mmHg durante dos horas podría provocar lesiones isquémicas en los tejidos.
  • Fricción: Es la fuerza tangencial que actúa paralelamente a la piel produciendo roces, por movimientos o arrastres.
  • Cizallamiento: Fuerza externa de pinzamiento vascular. Combina los efectos de presión y fricción.
  • Humedad: Un control ineficaz de la humedad puede provocar problemas cutáneos como la maceración. La incontinencia mixta (fecal y urinaria), la sudoración profusa, el mal secado de la piel tras la higiene y el exudado de heridas producen deterioro de la piel y edema, disminuyendo su resistencia y haciéndola más predispuesta a la erosión y ulceración. La humedad aumenta también el riesgo de infección y fricción.

 

Por lo que la identificación de factores de riesgo pre y postoperatorios proporciona información valiosa para la identificación temprana de pacientes con mayor susceptibilidad a desarrollar úlceras quirúrgicas, subrayando la importancia de evaluar y abordar estos factores de manera individualizada para optimizar la atención pre y postoperatoria.

 

EVALUACIÓN DE ESTRATEGIAS PREVENTIVAS:

Los esfuerzos para prevenir las UPP en pacientes quirúrgicos deben iniciarse en el momento de tomar la decisión de que la cirugía es necesaria. La identificación temprana de factores de riesgo (empleando escalas validadas como la de Braden) puede ayudar en el desarrollo de intervenciones específicas preoperatorias para prevenir el desarrollo de UPP durante la intervención e inmediatamente después de la cirugía2,13.

Además, la implementación de estrategias preventivas, como protocolos de higiene quirúrgica y el uso de apósitos antimicrobianos, demostró ser eficaz en la reducción de la incidencia de UPP1,4. La disminución estadísticamente significativa en comparación con datos históricos respalda la eficacia de estas intervenciones10. No obstante, es crucial reconocer que el éxito de estas estrategias puede variar según el tipo de procedimiento y la población de pacientes, subrayando la necesidad de enfoques personalizados.

 

CONCLUSIÓN

Las úlceras por presión son una complicación seria que puede afectar a pacientes sometidos a determinadas cirugías, pero con la implementación adecuada de medidas preventivas y tratamientos, es posible reducir la incidencia y mejorar la atención a los pacientes. Los profesionales de la salud desempeñan un papel fundamental en la identificación y gestión de pacientes en riesgo es esencial para la prevención.

Las UPP afectan crucialmente en su vida diaria a los pacientes que las padecen. Se necesita más investigación para entender completamente este fenómeno y desarrollar estrategias adicionales para su prevención

La investigación continua en este campo es esencial para desarrollar estrategias más efectivas de prevención y tratamiento. Comprender los factores de riesgo en el paciente y los procesos asociados pueden ayudar a las enfermeras y al equipo quirúrgico a determinar qué pacientes tienen un riesgo superior al normal, de esta forma, la identificación temprana y el reconocimiento de los factores de riesgo del paciente permiten a las enfermeras implementar estrategias de prevención en el menor tiempo posible para evitar y limitar el desarrollo de UPP. Ya que la reducción de las UPP no solo mejora la calidad de vida de los pacientes, sino que también reduce los costos asociados a su tratamiento y estancia hospitalaria.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Díaz Martínez JM, López-Donaire P, Molina-Mercado P, Peláez-Panadero M, Torres-Aguilar JC, Pancorbo-Hidalgo PL. Úlceras por presión en el postoperatorio de intervenciones quirúrgicas de cadera o de rodilla. Gerokomos [Internet]. 2009;20(2). Disponible en: http://dx.doi.org/10.4321/s1134-928×2009000200006
  2. Wong JKF, Amin K, Dumville JC. Reconstructive surgery for treating pressure ulcers. Cochrane Libr [Internet]. 2016 [citado el 24 de noviembre de 2023];2016(12). Disponible en: https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD012032.pub2/full/es
  3. Sáenz Jalón M, Sarabia Cobo CM, Santiago Fernández M, Briz Casares S, Roscales Bartolomé E, García Cobo A. Prevalencia de úlceras por presión en pacientes sometidos a artrodesis de columna. Gerokomos [Internet]. 2016 [citado el 24 de noviembre de 2023];27(3):123–6. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2016000300008
  4. Royal College of Nursing and National Institute for Health and Clinical Excellence. The management of pressure ulcers in primary and secondary care A Clinical Practice Guideline. London: Royal College of Nursing. 2005.
  5. Lindholm C, Searle R. Wound management for the 21st century: combining effectiveness and efficiency. Int Wound J [Internet]. 2016;13(S2):5–15. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1111/iwj.12623
  6. Torres Corts AM, Villegas-Bruguera E, Torra-Bou JE, Blanco-Blanco J. Atención a pacientes con úlceras y heridas en un servicio de hospitalización a domicilio: Estudio retrospectivo. Hosp Domic [Internet]. 2022;6(4):119–27. Disponible en: http://dx.doi.org/10.22585/hospdomic.v6i4.176
  7. Papantonio CT, Wallop JM, Kolodner KB. Sacral ulcers following cardiac surgery: incidence and risks. Adv Wound Care. 1994;7(2):24–36.
  8. Giménez J, Benet T, Sein-Echaluce G, Monclús A, Martín S, Roure MJ. Estudio sobre factores de riesgo de úlceras por presión en pacientes quirúrgicos. Gerokomos. 2000;11(4):185–96.
  9. Kemp MG, Keithley JK, Smith DW, Morreale B. Factors that contribute to pressure ulcers in surgical patients. Res Nurs Health. 1990;13:293–301.
  10. Lindgren M, Unosson M, Krantz A-M, Ek A-C. Pressure ulcer risk factors in patients undergoing surgery. J Adv Nurs [Internet]. 2005;50(6):605–12. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1111/j.1365-2648.2005.03441.x
  11. Nixon J, Brown J, McElvenny D, Mason S, Bond S. Prognostic factors associated with pressure sore development in the immediate postoperative period. Int J Nurs Stud [Internet]. 2000;37(4):279–89. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/s0020-7489(99)00059-0
  12. Miyazaki MY, Caliri MHL, dos Santos CB. Knowledge on pressure ulcer prevention among nursing professionals. Rev Lat Am Enfermagem [Internet]. 2010;18(6):1203–11. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1590/s0104-11692010000600022
  13. Lyder CH, Ayello EA. Patient Safety and Quality: An Evidence-Based Handbook for Nurses. En: Agency for Healthcare Research and Quality. Rockville, MD; 2008.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos