Intoxicación por benzodiacepinas. Artículo monográfico

10 abril 2024

AUTORES

  1. Inés Serrano Alquézar. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  2. Irene Valenzuela Gil. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  3. Lola Vicente Álvarez. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  4. Mareme Eva N’Diaye Mayoral. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  5. Laura Orgaz Martín. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  6. Sofía López Fernández. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.

 

RESUMEN

La intoxicación farmacológica es la ingesta excesiva de medicamentos, ya sea voluntaria o no, que puede ser peligrosa para la salud y hasta fatal. Los medicamentos constituyen el 70% de todas las intoxicaciones, siendo las benzodiacepinas y los antidepresivos los más comunes. Estas intoxicaciones son frecuentes en las urgencias españolas, requiriendo una identificación y respuesta rápida.

Las benzodiacepinas deprimen el Sistema Nervioso Central, pudiendo causar complicaciones graves, especialmente cuando se combinan con otros depresores como alcohol u opiáceos, con riesgo de muerte. La actuación urgente, con la enfermería desempeñando un papel crucial, requiere conocimientos específicos y protocolos establecidos.

El diagnóstico y cuidados por parte de enfermería se centra en estabilizar las constantes vitales, prevenir la absorción del tóxico, ayudar en su eliminación y neutralizar sus efectos. Se emplea el protocolo ABCD para evaluar y tratar al paciente, priorizando la vía aérea y la ventilación.

El tratamiento incluye la administración de antídotos y, en casos graves, descontaminación digestiva con carbón activado. La enfermería también proporciona cuidados durante el ingreso hospitalario, vigilando posibles síndromes de abstinencia o interviniendo para prevenir nuevos intentos de suicidio.

En resumen, la intoxicación farmacológica, especialmente por benzodiacepinas y antidepresivos, requiere una respuesta urgente y coordinada, donde la enfermería desempeña un papel crucial en la evaluación, tratamiento y cuidado continuo del paciente.

PALABRAS CLAVE

Intoxicación farmacológica, benzodiacepinas, enfermería, tratamiento.

ABSTRACT

The pharmacological intoxication involves excessive ingestion of drugs, whether voluntary or not, which can be hazardous to health and even fatal. Medications account for 70% of all poisonings, with benzodiazepines and antidepressants being the most common. These poisonings are frequent in Spanish emergencies, requiring quick identification and response.

Benzodiazepines depress the Central Nervous System, potentially causing serious complications, especially when combined with other depressants such as alcohol or opioids, with a risk of death. Urgent action, with nursing playing a crucial role, requires specific knowledge and established protocols.

Nursing diagnosis and care focus on stabilizing vital signs, preventing toxin absorption, aiding in its elimination, and neutralizing its effects. The ABCD protocol is used to assess and treat the patient, prioritizing the airway and ventilation.

Treatment includes administering antidotes and, in severe cases, gastrointestinal decontamination with activated charcoal. Nursing also provides care during hospitalization, monitoring for possible withdrawal syndromes or intervening to prevent further suicide attempts.

In summary, pharmacological intoxication, especially by benzodiazepines and antidepressants, requires an urgent and coordinated response, where nursing plays a crucial role in the assessment, treatment, and ongoing care of the patient.

KEY WORDS

Pharmacological poisoning, benzodiazepines, nursing, treatment.

DESARROLLO DEL TEMA

La intoxicación farmacológica es toda ingesta masiva, sea o no voluntaria, de algún medicamento a niveles que pueden llegar a ser tóxicos para el individuo. Es un tipo de intoxicación muy frecuente y de gravedad variable, pudiendo provocar grandes complicaciones, y llegar incluso al fallecimiento.

Estudios demuestran que el 70% de los causantes de todo tipo de intoxicaciones son los medicamentos, siendo las benzodiacepinas y los antidepresivos los fármacos más frecuentes. (Anexo I). Estas intoxicaciones conforman un gran número de casos anuales en las urgencias españolas, por lo que es fundamental saber identificarlas y cómo actuar ante ellas1.

Las benzodiacepinas son un grupo de fármacos que causan la depresión del Sistema Nervioso Central, caracterizado por sus acciones ansiolíticas, anticonvulsivas, hipnóticas y relajantes musculares. Su asociación con depresivos puede generar cuadros de gran complicación y riesgo de muerte2.

Este cuadro requiere una actuación de urgencia, en la que la Enfermería adquiere un gran papel, y para ello es necesario poseer los conocimientos pertinentes y los planes de actuación ya existentes.

Las benzodiacepinas son el psicofármaco más prescrito en todos los rangos de edad, y en muchos casos no se lleva un seguimiento correcto. El tratamiento debe ser temporal y no prolongarse más de 3 meses, pero muchos pacientes las mantienen hasta varios años. Pudiendo aumentar el riesgo de dependencia3.

Es muy poco frecuente que se pueda producir una intoxicación solamente por una gran ingesta de ellas, normalmente suele asociarse a sustancias con efecto depresor como el alcohol, opiáceos, antidepresivos, etc. Con un objetivo suicida, debido a que se producen complicaciones graves e incluso la muerte4,5.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS:

Las manifestaciones clínicas que se pueden producir van a depender del tipo de intoxicación que se produzca.

En el caso de que sea aguda, se caracterizará principalmente por las alteraciones en el SNC. Ya que producen una disminución del nivel de conciencia, acompañado de hiporreflexia e hipotonía, desencadenando a su vez ataxia, disartria y nistagmus. Provocando ocasionalmente casos de excitaciones paradójicas3.

Este tipo de intoxicaciones se produce con mayor incidencia por benzodiacepinas, seguido por antidepresivos y paracetamol6.

Por otro lado, en las intoxicaciones graves, aparece una mayor sintomatología, como es la depresión respiratoria. A consecuencia de ésta, se puede presentar hipotensión y riesgo de broncoaspiración -en la cual se debe hacer una radiología de tórax cuando se sospecha de esta.

DIAGNÓSTICO Y CUIDADOS DE ENFERMERÍA

Para poder diagnosticar este suceso, en primer lugar, se debe de realizar una anamnesis, pudiéndose detectar restos de fármacos por medio de una analítica general3.

Los cuidados de enfermería, junto con la administración del antídoto pertinente al paciente, irán encaminados básicamente a la estabilización de constantes vitales, impedir la absorción del tóxico, ayudar a la eliminación ya absorbida del mismo y neutralizar los efectos, de manera que provoquen el menor daño posible al organismo del paciente.

La valoración del estado general se realizará con el protocolo ABCD, en el que primero actuaremos sobre la vía aérea, frecuencia cardiaca, la circulación, valoración neurológica y tratamiento general y específico dependiendo de la intoxicación7.

La medida de mayor importancia es el mantenimiento de la vía aérea y de la ventilación, por lo que será la primera actuación que llevaremos a cabo. Aseguraremos la oxigenación con mascarilla Venturi si hay un alto nivel de conciencia; en el caso de un bajo nivel de consciencia, acompañado de una depresión respiratoria severa, se le podría realizar una intubación orotraqueal.

El paciente deberá estar monitorizado, para un buen soporte de las funciones vitales, especialmente de la frecuencia cardiaca, debido a que, si hay alteraciones de la actividad cardiaca, se debe de actuar de inmediato.

Gran parte del estado hemodinámico, lo obtendremos desde que el paciente esté monitorizado, como es la TA y FC, realizándose también un ECG. La mayoría de los valores que obtengamos estarán relacionados con signos de mala perfusión tisular, siendo el principal determinante la disminución del gasto cardiaco.

Al paciente se le deberá poner una vía periférica para fluidoterapia, dependiendo de su situación hemodinámica, así mismo, se le harán pruebas complementarias como analíticas de sangre y orina.

Cuando el paciente ya está estable, se le hará una valoración de la conciencia mediante la escala de Glasgow. De esta forma, aquellos pacientes en los que haya un bajo nivel de conciencia se les medirá la glucosa en sangre para prevenir graves secuelas producidas por una hipoglucemia, originada por la intoxicación7,8.

TRATAMIENTO:

No solamente son importantes las medidas de soporte vital mencionadas anteriormente, se deberá instaurar un tratamiento, como es el de descontaminación digestiva del tóxico, llevada a cabo con el carbón activado.

Este actúa como absorbente de la mayoría de las sustancias tóxicas, por ello se emplea para la descontaminación digestiva, con una dosis de 1gr/Kg. Se realiza durante las 6 horas posteriores a la ingesta, y cuando no exista riesgo de aspiración bronquial, ya que esta puede ser más grave que la propia intoxicación. Este es el método más eficaz para la eliminación del tóxico, ya que la diuresis forzada y las técnicas de depuración extrarrenal no son eficaces3.

Dependiendo del tipo de intoxicación habrá que actuar de una forma u otra.

En las intoxicaciones a dosis bajas, siendo que no hay manifestaciones clínicas de intoxicación, el paciente deberá estar en observación y sin ninguna ingesta. Debido a que si su última toma fue de hace menos de dos horas se le podría realizar un lavado gástrico, llevándose a cabo en un lugar seguro y controlado.

En el caso de intoxicaciones graves o la toma ha sido solo de benzodiacepinas, se podrá administrar antagonistas benzodiacepínicos. El más usado es el Flumazenil (Lanexate5.

ACTUACIONES E INTERVENCIONES DE ENFERMERÍA:

La enfermera no solamente interviene en las actuaciones primordiales en la urgencia, sino que también trata al paciente durante su ingreso.

Si el paciente acude al centro hospitalario por una intoxicación accidental, puede desarrollar un Síndrome de abstinencia agudo (00258) relacionado con uso abusivo de una sustancia adictiva a lo largo del tiempo y manifestado por confusión aguda.

En el caso de que el ingreso sea un intento autolítico, la enfermera puede llevar a cabo intervenciones para prevenir nuevos sucesos de los mismos. Mediante el diagnóstico ‘Riesgo de suicidio’ (00150) relacionado con un trastorno psiquiátrico, manifestado por una acumulación de medicamentos, se puede establecer como objetivo ‘Autocontrol del impulso suicida (1408)’, a través de diversas intervenciones como ‘Prevención del consumo de sustancias nocivas (4500)’9.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Medina L, Fuentes ME, Suárez JP, Arranz MI, Ochoca E. Epidemiología de las intoxicaciones medicamentosas durante un año en el Hospital Universitario Ramón y Cajal. Rev Clin Esp. 2008;208(9):432-436. Available from: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0014256508760132?casa_token=hW4wZElSZhgAAAAA:06VqT_lmUBT9-uwjjGNAFrvYWyPvslNhw8oVBo0X4QxftU7AHRgMMRYQWoCAXK6RwnCABvn2OA
  2. González C, Martínez ME, Campello E, Martín JF, Álvarez A, Arazo O. Prevalencia de consumo de benzodiacepinas en un grupo de población militar. Sanid Milit. 2017;73(3):184-186. Available from: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1887-85712017000300184&lang=es
  3. Osés I, Burillo-Putze G, Munné P, Nogué S, Pinillos MA. Intoxicaciones medicamentosas (I): Psicofármacos y antiarrítmicos. An Sist Sanit Navar. 2003;26(Supl. 1):49-63. Available from: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272003000200004&lang=es
  4. Campagne DM, García-Camapayo J. El inadecuado uso de las benzodiacepinas. Aten Primaria. 2005;31(7):319-324. Available from: https://www.researchgate.net/publication/257503937_El_inadecuado_uso_de_las_benzodiazepinas
  5. Acuña JP. Intoxicación grave por psicofármacos. Rev Med Clin Condes. 2011;22(3):332-339. Available from: https://www.researchgate.net/publication/272641284_Intoxicacion_grave_por_psicofarmacos
  6. Munné P, Arteaga J. Asistencia general al paciente intoxicado. An Sist Sanit Navar. 2003;26(Supl. 1):21-48. Available from: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272003000200003
  7. Ojeda Iglesias Y, Sanchez Vega J, Sánchez Herrera B. Cuidados enfermeros en la sobreingesta medicamentosa. Enfermería Gaditana. 2018;(1-2). Available from: https://enfermeriagaditana.coecadiz.com/cuidados-enfermeros-en-la-sobreingesta-medicamentosa/
  8. García García C. Enfermería. Actuación enfermera ante una intoxicación. Rev Electr Portales Médicos. 2016. Available from: https://www.revista-portalesmedicos.com/revista-medica/actuacion-enfermeria-intoxicacion/
  9. NANDA International. Diagnósticos enfermeros. Definiciones y clasificación. Available from: https://www-nnnconsult-com.cuarzo.unizar.es:9443/nanda

 

ANEXOS

Anexo I: Tabla proporcionada por el Ramón y Cajal de los medicamentos que habían consumido los pacientes que habían acudido a urgencias por intoxicaciones medicamentosas1.

MEDICAMENTOS Nº DE CASOS % EN EL QUE APARECEN
Monomedicamentosas 364 64,3
Benzodiazepinas 190 33,6
Neurolépticos 18 1,4
Antidepresivos 14 2,5
Analgesicos 25 4,4
Digoxina 53 9,4
Antiepilépticos 25 4,4
Otros 49 8,7
Polimedicamentosas 202 35,7
Benzodiacepina y

antidepresivo

36 6,4
Benzodiacepina y analgésicos 22 3,9
Benzodiacepina y drogas 14 2,5
Benzodiacepina y

neurolépticos

11 1,9
Otras combinaciones 119 21

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos