Marcha humana. Ciclo y parámetros de estudio

29 diciembre 2023

 

AUTORES

Mario Muñoz Ranz. Fisioterapeuta en el Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

La marcha humana, un proceso biomecánico y fisiológico fundamental, es esencial para el desplazamiento humano. Se compone de movimientos secuenciales y rítmicos, buscando eficiencia energética y armonía. Una marcha incorrecta puede tener graves implicaciones en la salud física y mental, incluyendo riesgo de lesiones, problemas musculoesqueléticos, y efectos en la postura. El ciclo de la marcha, dividido en fases de apoyo y balanceo, es un proceso complejo que involucra movimientos específicos al caminar. Para su estudio, se utilizan parámetros como el largo del paso, la zancada, el ancho, la velocidad, la cadencia y el ángulo. Estos parámetros son cruciales para evaluar patrones normales y anormales, diagnosticar trastornos y diseñar intervenciones terapéuticas. Para su análisis se emplean múltiples métodos como son la observación visual, análisis cinemático, cinético, plataformas de fuerza, electromiografía, evaluación de la presión plantar y sensores vestibles entre otros.

 

PALABRAS CLAVE

Fisioterapia, análisis de la marcha, biomecánica.

 

ABSTRACT

Human gait, a fundamental biomechanical and physiological process, is essential for human movement. It is made up of sequential and rhythmic movements, seeking energy efficiency and harmony. Improper gait can have serious physical and mental health implications, including risk of injury, musculoskeletal problems, and effects on posture. The gait cycle, divided into stance and swing phases, is a complex process that involves specific walking movements. For its study, parameters such as step length, stride, width, speed, cadence and angle are used. These parameters are crucial for evaluating normal and abnormal patterns, diagnosing disorders, and designing therapeutic interventions. For its analysis, multiple methods are used, such as visual observation, kinematic and kinetic analysis, force platforms, electromyography, evaluation of plantar pressure and wearable sensors, among others.

 

KEY WORDS

Physiotherapy, gait analysis, biomechanics.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La marcha humana es el proceso biomecánico y fisiológico mediante el cual un ser humano se desplaza de un lugar a otro de manera secuencial y rítmica. Esta se compone de una serie de movimientos del cuerpo, tanto de extremidades como tronco, buscando el mínimo gasto energético, siendo este una de las principales cualidades que debe cumplir, junto a una constante simetría y armonía del movimiento.

Una marcha incorrecta puede tener graves consecuencias en la salud física y mental. En el aspecto físico, puede aumentar el riesgo de lesiones y trastornos musculoesqueléticos, como la osteoartritis y desequilibrios musculares que incrementan la propensión a caídas. Además, afecta la postura, lo que puede desencadenar problemas en la espalda, cuello y hombros, provocando dolor crónico y contribuyendo al aumento de peso y afecciones cardiovasculares entre otros. Desde el punto de vista de la salud mental, una marcha inapropiada puede inducir incomodidad y dolor físico, generando irritabilidad, estrés y ansiedad, lo que afecta el estado de ánimo y la calidad de vida, y puede desembocar en la depresión. La falta de actividad física debida a una marcha incorrecta también fomenta un estilo de vida sedentario, privando a las personas de los beneficios emocionales derivados de la actividad física1.

 

CICLO DE LA MARCHA:

El ciclo de la marcha, también conocido como ciclo de la marcha humana o ciclo de la locomoción, es un proceso biomecánico complejo que involucra una serie de fases específicas en la secuencia del movimiento de una persona al caminar. En términos generales, podemos referirnos a él como a todo lo que ocurre entre que apoyamos el talón de un pie y lo volvemos a apoyar.

Además, debemos diferenciar entre un paso y el ciclo de la marcha, ya que este es la distancia que hay desde que apoya el talón un pie hasta que lo apoya la pierna contraria. Un ciclo corresponde a 2-3 pasos. Por otro lado, el ciclo de la marcha se dividirá en sí mismo en dos fases principales, la fase de apoyo, correspondiente a un 60% y la fase de balanceo, un 40%. En suma, cada una de ellas se subdivide a su vez en varias etapas como veremos a continuación, siendo estas variables según el autor2.

Fase de Apoyo:

  1. Contacto del Talón: Esta etapa marca el inicio del ciclo de la marcha. La extremidad inferior que avanza toca el suelo primero con el talón. Durante este contacto inicial, se absorbe parte del impacto del choque con el suelo.
  2. Apoyo Medio del Pie: A medida que el peso del cuerpo se desplaza hacia adelante, el pie apoya por completo el suelo. La carga se distribuye desde el talón hacia el antepié. El pie actúa como una palanca para impulsar al cuerpo hacia adelante.
  3. Despegue del Talón: La extremidad contralateral comienza a levantarse del suelo, preparándose para su movimiento hacia adelante. El despegue del talón marca el final de la fase de apoyo.

 

Fase de Balanceo:

  1. Balanceo Inicial: Con la extremidad contralateral despegada, la pierna que avanza comienza a oscilar hacia adelante. La flexión de la rodilla y la cadera permite que la pierna se eleve y se prepare para el siguiente contacto con el suelo.
  2. Balanceo Medio: La pierna que avanza continúa oscilando hacia adelante en esta etapa. La cadera alcanza su máxima flexión, y el pie se acerca a su punto más alto en el aire.
  3. Balanceo Terminal: La pierna que avanza completa su movimiento hacia adelante. La cadera se extiende, y la rodilla se endereza en preparación para el próximo ciclo de apoyo.

 

PARAMETROS Y ESTUDIO DE LA MARCHA:

Para estudiar la marcha de forma objetiva, necesitamos unos parámetros y referencias, a continuación, mostramos los más importantes y sus valores habituales, no obstante, estos se verán considerablemente modificados en cada persona dependiendo de factores como edad, peso, talla, calzado o terreno entre otros3,4,5.

  • Largo del paso: distancia entre el talón del pie atrasado y el talón del pie adelantado. Medida media de 45-75 centímetros.
  • Zancada o largo de ciclo: distancia entre la punta o talón del pie al inicio del ciclo hasta la punta o talón de su posición final.
  • Ancho: distancia entre ambos pies. Suele medirse a la altura de los talones. Aproximadamente mide 10 centímetros.
  • Velocidad: distancia dividida entre el tiempo. En este caso se mide en centímetros por segundo. En adultos oscila entre 75 y 80 metros por minuto.
  • Cadencia: número de pasos por unidad de tiempo (minuto). Oscila entre 100 y 120.
  • Ángulo: formado por dos ejes, el longitudinal del pie y el de la progresión. Aproximadamente 8-15 grados.

 

Estos parámetros de la marcha podrán analizarse y medirse mediante diferentes métodos con el objetivo de evaluar patrones normales y anormales, diagnosticar trastornos, y diseñar intervenciones terapéuticas o dispositivos ortopédicos. A continuación, mostramos los métodos principales3.

  • Análisis Visual: Una de las formas más simples de medir la marcha es mediante la observación visual. Los profesionales de la salud, como fisioterapeutas o médicos especializados, pueden observar la marcha de un individuo para identificar patrones anormales, como cojeras o desequilibrios. Aunque es subjetiva, esta evaluación visual inicial puede ser muy informativa.
  • Análisis Cinemático: El análisis cinemático utiliza cámaras de alta velocidad para capturar el movimiento de las articulaciones y extremidades durante la marcha. Estas cámaras crean un modelo tridimensional de la marcha, lo que permite medir ángulos articulares, velocidad, longitud de zancada, duración de las fases, entre otros parámetros. Se emplean sistemas de marcadores en el cuerpo para rastrear los movimientos con precisión.
  • Análisis Cinético: El análisis cinético mide las fuerzas involucradas en la marcha, como las fuerzas de reacción del suelo. Esto proporciona información sobre la distribución de la carga en las articulaciones, la fuerza aplicada durante la fase de apoyo y el impulso necesario para avanzar.
  • Plataformas de Fuerza: Las plataformas de fuerza se utilizan para medir las fuerzas de reacción del suelo en tiempo real. Estas plataformas se colocan en el suelo y permiten la evaluación de la distribución de la fuerza a lo largo del ciclo de la marcha. Esto es útil para comprender cómo las fuerzas impactan las articulaciones y los músculos.
  • Electromiografía (EMG): La EMG registra la actividad eléctrica de los músculos durante la marcha. Proporciona información sobre cuáles músculos están activos, cuándo se activan y la intensidad de la actividad. Esto es crucial para evaluar la función muscular y detectar desequilibrios.
  • Evaluación de la Presión Plantar: Las plataformas de presión plantar miden cómo se distribuye la presión a lo largo de la planta del pie durante la marcha. Esto es fundamental para comprender la marcha en personas con problemas en los pies, como pacientes con diabetes o deformidades.
  • Sensores Vestibles: Los avances tecnológicos han llevado al desarrollo de sensores vestibles que pueden monitorear la marcha en condiciones de la vida diaria. Estos sensores se pueden usar para realizar un seguimiento continuo de la marcha en el entorno del paciente, lo que proporciona una visión más completa y natural de su marcha.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Javier Daza Lesmes. Examen de la marcha humana. Evaluación clínico-funcional del movimiento corporal humano. Bogotá: Panamericana; 2007.
  2. Martín-Nogueras A, Calvo-Arenillas J L, Orejuela-Rodríguez J, Barbero-Iglesias F J., Sánchez-Sánchez C. Fases de la marcha humana. Rev Iberoam Fisioter Kinesiol. 1999; 2 (1): 44-9.
  3. Agudelo-Mendoza A.I., Briñez-Santamaría T.J., Guarín-Urrego V., Ruiz-Restrepo J.P., Zapata-García M.C. Marcha: Descripción, métodos, herramientas de evaluación y parámetros de normalidad reportados en la literatura. Revista CES Movimiento y Salud. 2013; 1 (1): 29-43.
  4. Cerda A. L. Evaluación del paciente con trastorno de la marcha. Revista Hospital Clínico Universidad de Chile. 2010; 21 (4): 326–36.
  5. Daza-Lesmes J. Examen de la marcha humana. Evaluación clínico-funcional del movimiento corporal humano. Bogotá: Panamericana; 2007.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos