Prevalencia de fragilidad de las personas mayores de una comunidad urbana en Saltillo, Coahuila, México.

15 diciembre 2023

AUTORES

  1. José Luis Nuncio Domínguez. Estudiante de doctorado en Ciencias Sociales con acentuación en Grupos Vulnerables. Profesor de Tiempo Completo, Catedrático Investigador, Facultad de Enfermería “Dr. Santiago Valdés Galindo” Universidad Autónoma de Coahuila. ORCID https://orcid.org/0000-0001-8317-9357
  2. Fernando Bruno. Profesor de Tiempo Completo, Catedrático Investigador, Facultad de Trabajo Social. Universidad Autónoma de Coahuila. SNI I. ORCID: https://orcid.org/0000-0001-6142-5406
  3. Diana Berenice Cortes Montelongo. Profesor de Tiempo Completo, Catedrático Investigador, Facultad de Enfermería “Dr. Santiago Valdés Galindo” Universidad Autónoma de Coahuila. Candidato SNI. ORCID: https://orcid.org/0000-0003-4254-2468
  4. Laura Karina Castro Saucedo. Profesor de Tiempo Completo, Catedrático Investigador, Facultad de Trabajo Social. Universidad Autónoma de Coahuila. SIN I. ORCID: https://orcid.org/0000-0002-3658-6301
  5. Luis Carlos Cortez González. Profesor de Tiempo Completo, Catedrático Investigador, Facultad de Enfermería “Dr. Santiago Valdés Galindo” Universidad Autónoma de Coahuila. Candidato SIN. ORCID: http://orcid.org/0000-0002-1655-0272

 

RESUMEN

Introducción: El envejecimiento poblacional es un fenómeno que sucede de forma acelerada en los países. Cuando se llega a la etapa de la vejez existen cambios en la fuerza vital y en los estilos de vida con una disminución en las capacidades físicas, psicológicas y sociales que decrecen el estado de salud; por lo que la fragilidad es un factor predisponente a la discapacidad.

Objetivo: describir la prevalencia de la fragilidad de las personas mayores de una comunidad urbana.

Material y métodos: diseño descriptivo correlacional, población 216 personas mayores de 60 años, muestreo no probabilístico por conveniencia, instrumento de medición cédula de datos sociodemográficos, escala de Frail. Resultados: El promedio de edad fue de 69.24 años (DE 7.5), En cuanto al sexo que predomino fue el femenino con 64% (f. 137). El 44% (f. 95) de las personas mayores presentan fragilidad, pre-fragilidad 36.1% (f. 78). Existe una asociación entre la fragilidad y el sexo (X2= 12.943 p= .002), el estado civil (X2= 27.163 p= .002), la escolaridad (X2= 36.492 p= .001), el ingreso mensual (X2= 27.531a p= .001) y la morbilidad (X2= 46.691a p= .000).

Conclusiones: La prevalencia de la fragilidad es alta, seguida por pre- fragilidad, esto puede deberse a la disminución del funcionamiento físico que presentan las personas mayores. La fragilidad presento una asociación con el sexo, estado civil, escolaridad, ocupación, ingresos mensuales y la morbilidad, variables que hacen que las personas mayores puedan caer en dependencia funcional y aumente la vulnerabilidad con el paso de los años.

 

PALABRAS CLAVE

Fragilidad, envejecimiento, persona mayor.

 

ABSTRACT

Introduction: Population aging is a phenomenon that happens rapidly in countries. When the stage of old age is reached, there are changes in vital force and lifestyles with a decrease in physical, psychological and social capacities that decrease the state of health; Therefore, fragility is a predisposing factor to disability.

Objective: to describe the prevalence of frailty in older people in an urban community.

Material and methods: descriptive correlational design, population of 216 people over 60 years of age, non-probabilistic convenience sampling, sociodemographic data card measurement instrument, Frail scale.

Results: The average age was 69.24 years (SD 7.5). Regarding the predominant sex, it was female with 64% (f. 137). 44% (f. 95) of older people present frailty, pre-frailty 36.1% (f. 78). There is an association between frailty and sex (X2= 12,943 p= .002), marital status (X2= 27,163 p= .002), education (X2= 36,492 p= .001), monthly income (X2= 27.531a p= .001) and morbidity (X2= 46.691a p= .000).

Conclusions: The prevalence of frailty is high, followed by pre-frailty, this may be due to the decrease in physical functioning that older people present. Frailty presents an association with sex, marital status, education, occupation, monthly income and morbidity, variables that cause older people to fall into functional dependence and increase vulnerability over the years.

 

KEY WORDS

Frailty, aging, older person.

 

INTRODUCCIÓN

El envejecimiento poblacional es un fenómeno que sucede de forma acelerada en los países y conlleva una serie de desafíos para las naciones. Cuando se llega a la etapa de la vejez existen cambios en la fuerza vital y en los estilos de vida con una disminución en las capacidades físicas, psicológicas y sociales que decrecen el estado de salud; por lo que la fragilidad es un factor predisponente a la discapacidad y deterioro en las condiciones de vida de la persona mayor1. Según el último censo de población y vivienda en México, el 12% son personas mayores2.

La fragilidad es una condición de transformación multidimensional en el cual existe un aumento de la vulnerabilidad y la pérdida de la resistencia ante factores estresores externos que conlleva a determinados eventos adversos en la salud de las personas mayores como lo es la disminución de la fuerza, la resistencia y las funciones fisiológicas, dichos factores ocasionan dependencia y/o muerte prematura en esta etapa de vejez3,4.

El mantenimiento de la salud es uno de los cimientos para que una sociedad prospere económicamente, pues se estima que los gastos sanitarios en salud pueden reducirse si el estado de salud de las personas longevas es el adecuado. En este sentido se puede trabajar en tres aspectos importantes cuando se llega a la vejez: la gestión de la autonomía, el envejecimiento activo y la prevención integral de la dependencia funcional. Se sabe que la salud de las personas mayores como mejor se mide es en términos de función y no de las enfermedades que presenta, la función física es un factor predictivo para determinar los efectos antagonistas de la salud, la discapacidad, la hospitalización y la calidad de vida, así como las redes de apoyo social con las que cuenta cada persona mayor5,6.

Entre los factores relacionados a la fragilidad, se ha demostrado que tener baja escolaridad, múltiples enfermedades crónico-degenerativas, disminución del estado cognitivo y funcional, síntomas depresivos y el aumento de la edad son factores que se asocian con la presencia de fragilidad en las personas mayores3,7-10.

La incapacidad se refiere a las limitaciones físicas para realizar actividades ocupacionales o cotidianas; la incomodidad incluye la presencia de dolor o fatiga en reposo o realizar actividades básicas e instrumentales de la vida diaria, dicha insatisfacción incluye el funcionamiento social, los servicios médicos de calidad, bienestar general, suficiencia económica, la aceptación y el reconocimiento social y familiar11. Resulta indispensable valorar la capacidad funcional física en las personas mayores ya que declinan a la par con la disminución de la fuerza por la reducción en la funcionalidad de todos los órganos y sistemas. La pérdida de la fuerza muscular relacionada con la edad es consecuencia entonces de una pérdida de masa muscular que acompaña al envejecimiento (sarcopenia), debido a la reducción de la síntesis de proteínas con el envejecimiento y la pérdida de unidades motoras de contracción rápida. Pero también se pierde fuerza por la reducción de la actividad física, por los cambios sensoriales que es usual en la vejez. Las personas mayores sedentarias muestran desuso que incluye una gran pérdida de masa muscular y un incremento de la grasa subcutánea, por lo tanto, reduce la salud, la capacidad funcional física y la calidad de vida12.

 

OBJETIVO

Describir la prevalencia de la fragilidad de las personas mayores de una comunidad urbana en la ciudad de Saltillo, Coahuila, México.

 

MATERIAL Y MÉTODO

El diseño de estudio fue de tipo descriptivo correlacional puesto que se pretende identificar la prevalencia de la fragilidad y correlacional debido a que se busca asociación estadística con las variables sociodemográficas. El diseño metodológico permite la explicación de las variables estudiadas y verifica la validez de los datos obtenidos13,14.

Población muestra y muestreo:

La población estuvo conformada por 216 personas mayores de una comunidad en Saltillo, Coahuila, México, el muestreo fue no probabilístico por conveniencia. Los criterios de inclusión fueron personas mayores que desearon participar en el estudio, edad de 60 años y más, los criterios de exclusión fueron aquellas personas que no desearon participar en el estudio, se eliminaron seis personas que desearon abandonar la encuesta una vez iniciada.

Instrumentos de medición:

Cedula de datos Personales y de Salud (CDPS) que consta de 9 preguntas, seis interrogantes para la variable sociodemográfica y el resto corresponden al apartado de salud. Las variables sociodemográficas son: sexo, edad, estado civil, escolaridad, ingreso mensual y ocupación actual, la presencia o ausencia de morbilidad, el servicio de salud con el que cuenta y la percepción del estado de salud en general.

Para medir la fragilidad se utilizó la escala Frail15, de fácil aplicación, compuesta por cinco reactivos (fatigabilidad, resistencia, deambulación, comorbilidad y pérdida de peso) en la que cada respuesta afirmativa es valorada con 1 punto, se considera fragilidad puntuaciones ≥ a 3 y pre – fragilidad 1 o 2 puntos, y sin fragilidad o robusto 0 puntos.

 

Consideraciones éticas:

El presente estudio se sustentó en lo dispuesto en el Reglamento de la Ley General de Salud en materia de Investigación para la salud16, a fin de asegurar el respeto a la dignidad de los adultos mayores, la protección de sus derechos y bienestar; tal como lo establece el Reglamento (Título segundo, capítulo I, artículos 13°, 14° fracción I, V, VI, VII y VIII, 16°, 20° y 21°). Se solicitó autorización del comité de ética de las instituciones participantes, así como el consentimiento informado por escrito el cual garantizó el anonimato de los sujetos, su participación voluntaria, la libertad de retirar su consentimiento y dejar de participar en el estudio sin represalias; Asimismo, lo marca el Código de Helsinki en el capítulo II de investigación asociada a la atención profesional, menciona que los posibles beneficios, riesgos e incomodidades deben ser evaluados.

 

Procedimiento para la recolección de los datos:

Para la implementación del presente estudio, se solicitó la autorización al departamento de posgrado e investigación de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Coahuila, a través de la presentación del protocolo de investigación.

Para la recolección de los datos del presente estudio fueron recabados mediante entrevistas estructuradas. Las entrevistas fueron realizadas en tres lugares: DIF del Estado de Coahuila, un centro de salud de primer nivel de atención público y un centro de consulta externa privada. los participantes adultos mayores que aceptaron participar después de explicarles el objetivo del estudio, se le entregó el consentimiento informado por escrito y se comenzó con los cuestionarios.

Los datos obtenidos en el presente estudio fueron concentrados electrónicamente en una base de datos previamente elaborada en el paquete estadístico Statistical Package for Social Sciences (SPSS) versión 25.0 y Microsoft Office Excel 2019, asimismo, el procesamiento de datos se utilizó estadística descriptiva, obteniendo frecuencias, proporciones, medidas de tendencia central y de variabilidad con lo que se describió a la población de estudio y estadística inferencial para ver conocer la asociación de la variable de estudio con los datos sociodemográficos.

 

RESULTADOS

El promedio de edad fue de 69.24 años (DE 7.5). En cuanto al sexo que predomino fue el femenino con 64% (f. 137), el estado civil muestra un 47.7% (f. 103) se encuentran casados(as), seguido por viudo(a) con 31.9% (f. 31.9), referente a la escolaridad de los participantes, el 24.1% (f. 52) terminaron sus estudios de secundaria. El ingreso mensual que perciben en su mayoría es de $0 a $2,500 MXN con un 36.6% (f. 79), cabe resaltar que el 10.6% (f. 23) no desearon contestar, la ocupación de las personas adultas mayores se muestra que el 34.7% (f. 79) se dedican a labores del hogar, sin embargo 22.7% (f. 49) y 11.1% (f. 24) se encuentran laborando en un trabajo informal y/o empleados. El 72.7% (f. 157) de las personas adultas mayores refieren tener algún tipo de enfermedad, 74.5% (f. 161) refieren tener seguridad social.

El nivel de fragilidad se observó que el 44% (f. 95) de las personas mayores presentan fragilidad seguido por la pre-fragilidad con el 36.1% (f. 78). La tabla uno muestra que existe una asociación entre la fragilidad y el sexo (X2= 12.943 p= .002), el estado civil (X2= 27.163 p= .002), la escolaridad (X2= 36.492 p= .001), el ingreso mensual (X2= 27.531a p= .001) y la morbilidad (X2= 46.691a p= .000).

Véase tabla 1 de anexos.

 

DISCUSIÓN

Se presentó el predominio femenino con un 64% de las personas adultas mayores encuestadas, datos que confirman las estadísticas nacionales, ya que las mujeres presentan una esperanza de vida superior a la de los hombres con una diferencia de casi seis años de diferencia (72.2 años para hombres y 78 años para las mujeres)2. Según la OMS17 la esperanza de vida de los hombres en el mundo en promedio es 4.4 años menor que el de las mujeres, esto se debe a que en general los hombres tienden a cuidarse menos, asisten con menor frecuencia a consultas de atención a la salud, consumen mayor tabaco y alcohol en comparación con las mujeres, todos ellos provocan una menor esperanza de vida.

En cuanto a la fragilidad, los resultados de las personas adultas mayores muestran que la mayoría presentan fragilidad, seguido por la pre- fragilidad, puesto que, a medida que avanza la edad las personas adultas mayores tienden a volverse frágiles. Los estudios de Casals, et al.7 refieren 14.6%, de la Luz León-Vázquez, et al.1 27.6%, Quintero-Cruz, et al.18 son frágiles cifras inferiores a las reportadas por el presente estudio por lo que aumenta el efecto negativo en la salud de los adultos mayores, estas discrepancias pueden acortarse debido a que la pre- fragilidad reportada por los autores podría evolucionar desfavorablemente a fragilidad. Khan y Cols.19 Mencionan en su estudio la prevalencia de la fragilidad entre el 25 y 50% y han demostrado la relación entre la fragilidad y el bajo funcionamiento físico con enfermedades cardiovasculares como lo es la hipertensión arterial sistémica.

Por su parte, Serrano y otros20 citan que la fragilidad supone un estado de mayor vulnerabilidad que predispone a una persona a acontecimientos hostiles, dicha variable ha adquirido una importancia creciente por su elevada prevalencia y su relación con los eventos adversos, por lo que considera ineludible un apropiado conocimiento por parte de los profesionales en la prevención y manejo de este síndrome geriátrico. Rodríguez y Cols.21, Sarmiento Mena22 Fhon, y Cols.23 describen que el síndrome de fragilidad en los adultos mayores tiene relación con las variables como el lugar donde se vive, el número de enfermedades que presentan, la disminución del estado cognitivo y la presencia de síntomas depresivos y que la prevalencia de la fragilidad aumenta con el paso de los años. Soysal y cols.24 encontraron que la depresión y la fragilidad son dos afecciones comunes en la vejez, además de citar que los adultos mayores con fragilidad tienen cuatro veces más probabilidades de presentar depresión y que los datos agrupados de los estudios longitudinales confirmaron el riesgo elevado de comorbilidad.

Con respecto a la asociación entre la fragilidad y las variables sociodemográficas se encontró una relación con el sexo, la edad, el estado civil, la escolaridad, el ingreso económico y la presencia de enfermedades, se confirma su relación con la presencia de fragilidad mencionada en la literatura25-27. Se puede inferir que las personas adultas mayores que tienen mayor probabilidad de presentar fragilidad son el sexo femenino, el ser solteras, la baja escolaridad y el nivel socioeconómico bajo, aunados a la presencia de enfermedades como la hipertensión y la diabetes mellitus como lo refieren en las investigaciones realizadas3,7,9,20,28.

 

CONCLUSIONES

La prevalencia de la fragilidad en la población estudiada es considerablemente alta, seguida por la pre- fragilidad, esto puede deberse a la disminución del funcionamiento físico que presentan las personas mayores y a la presencia de enfermedades que lo limitan a realizar sus actividades cotidianas. Es fundamental realizar en las personas mayores los cribados oportunos que nos permitan conocer el estado de salud actual y conocer los estilos de vida y factores de riesgo para dilucidar el manejo individualizado que requieren cada persona mayor.

La fragilidad se asoció con las variables sociodemográficas como el sexo, el estado civil, la escolaridad, la ocupación, los ingresos mensuales y la presencia de enfermedades, variables que hacen que las personas mayores puedan caer en dependencia funcional y aumente la vulnerabilidad con el paso de los años.

Debido a la tendencia en crecimiento de la población de personas mayores se deben de gestar estrategias nacionales e internacionales para la prevención de la fragilidad. Cabe destacar que el diagnóstico oportuno de la fragilidad en el medio sanitario permite crear modelos de atención dirigidos a las personas mayores que les permita prevenir la fragilidad o fomentar que se retarda el deterioro funcional.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. De la Luz León-Vázquez M, Medina-Rosete MI, Castellanos-Lima RI, Portillo-García Z, Jaramillo-Sánchez R & Limón-Aguilar A. (2020). Síndrome de fragilidad en el adulto mayor y la sobrecarga de su cuidador primario. Rev Mex Med Fam, 7, 72-7.
  2. Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Censo de población y vivienda 2020, Población total por entidad federativa y grupo quinquenal de edad según sexo, serie de años censales 2020. Disponible en: https://www.inegi.org.mx/app/tabulados/interactivos/?pxq=Poblacion_Poblacion_01_e60cd8cf-927f-4b94-823e-972457a12d4b.
  3. Rodrigues RAP, Fhon JRS, Pontes MDLDF, Silva AO, Haas VJ & Santos JLF. (2018). Síndrome de la fragilidad en el adulto mayor y sus factores asociados: comparación de dos ciudades. Revista Latino-Am Enfermagem 2018;26:e3100 DOI: 10.1590/1518-8345.2897.3100
  4. Morley JE, Vellas B, Van Kan GA, Anker SD, Bauer JM, Bernabei R, … & Walston J. Frailty consensus: a call to action. Journal of the American Medical Directors Association 2013; 14(6), 392-397.
  5. Ramos Cordero P. Guía de buena práctica clínica en geriatría. Fragilidad y nutrición en el anciano. 2018; 10-11.
  6. Taías Machado de Jesus, I, Dos Santos Orlandi AA, & Zazzetta MS.). Frailty and social support of the elderly in contexts of social vulnerability. Rev Rene. 2018; 19, 46.
  7. Casals C, Casals Sánchez JL, Suárez-Cadenas E, Aguilar Trujillo M, Estébanez Carvajal FM, & Vázquez Sánchez M. Fragilidad en el adulto mayor con diabetes mellitus tipo 2 y su relación con el control glucémico, perfil lipídico, tensión arterial, equilibrio, grado de discapacidad y estado nutricional. Nutrición Hospitalaria .2018; 35(4), 820-826.
  8. Fresnillo SH. Actividad física, fragilidad y función física, y mortalidad en el adulto mayor (Doctoral dissertation, Universidad Autónoma de Madrid). 2021.
  9. Becerra-Partida EN & Patraca-Loeza AE. Prevalencia de síndrome de fragilidad en adultos mayores de 70 años en Primer Nivel de Atención. Rev CONAMED. 2021; 26(1):42-47. doi:10.35366/99127.
  10. Cortez-González LC, & Salazar-González BC. Factibilidad y aceptabilidad de una intervención multicomponente en adultos mayores frágiles residentes de asilos/ Journal Health NPEPS. 2019; 4(1), 47-61. Disponible en: http://dx.doi.org/10.30681/252610103197
  11. Salgado-de Snyder VN, Wong R. Género y pobreza: determinantes de la salud en la vejez. salud pública de México. 2007; 49, supl. 4 de 2007.
  12. Frontera WR., Herring SA, Young TP. Medicina deportiva clínica, tratamiento médico y rehabilitación. Madrid: Elsevier. 2008; 103-115.
  13. Hernández-Sampieri R, Mendoza Torres CP. Metodología de la investigación. Ed. McGraw-Hill. 2018.
  14. Polit FD & Hungler BP. Esentials of Nursing Research. Apprasing evidense for Nursing Practice. 9th ed., Wolters Kluwer. 2018.
  15. Morley JE, Malmstrom TK, Miller DK. A simple frailty questionnaire (FRAIL) predicts outcomes in middle aged African Americans. J Nutr Health Aging 2012; 16:601 e608.
  16. Secretaría de Salud. DOF: 02/04/2014 DECRETO por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Investigación para la Salud (2014). Disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/regley/Reg_LGS_MIS.pdf
  17. Organización Mundial de la Salud. (2019). Temas de Salud; Envejecimiento. Disponible en: https://www.who.int/topics/ageing/es/ recuperado el día: 28 de febrero de 2019.
  18. Quintero-Cruz, MV, Mantilla-Morrón M & Urina-Triana M. (2018). La importancia de la evaluación de la fragilidad en el adulto mayor con enfermedad cardiovascular.
  19. Khan H, Kalogeropoulos A, Georgiopoulou V, Newman A, Harris T, Rodondi N. (2013) Frailty and risk for heart failure in older adults: The health, aging, and body composition study. Am Heart J 2013; 166:887-994.
  20. Serrano AP, Cabello SP, Salvago MG, Pedroarena ME. Valoración y prevención de la fragilidad en el adulto mayor. Metas de enfermería [Internet]. 2021 [citado el 1 de diciembre de 2023];24(5):22–31. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=7936626
  21. Rodríguez RAP, Fhon JRS, Pontes MDLDF, Silva AO, Haas VJ, & Santos JLF. Síndrome de la fragilidad en el adulto mayor y sus factores asociados: comparación de dos ciudades. Rev Lat Am Enfermagem [Internet]. 2018 [citado el 7 de diciembre de 2023];26:e3100. Disponible en: https://www.scielo.br/j/rlae/a/NKz4R6ndsbMXT8RxXTScqGS/abstract/?lang=es
  22. Sarmiento Mena DA. Funcionalidad familiar y factores asociados al síndrome de fragilidad en el adulto mayor de la Comunidad del Cebollar, Cuenca 2015. 2017 [citado el 7 de diciembre de 2023]; Disponible en: https://www.semanticscholar.org/paper/aa57b3c9ba943ecdc068a80a7365baef713bad7f
  23. Fhon JRS, Rodrigues RAP, Santos JLF, Diniz MA, Santos EB dos, Almeida VC, et al. Factors associated with frailty in older adults: a longitudinal study. Rev saúde pública (Online) [Internet]. 2018 [citado el 7 de diciembre de 2023];74–74. Disponible en: https://search.bvsalud.org/gim/resource/es/biblio-962269
  24. Soysal P, Veronese N, Thompson T, Kahl KG, Fernandes BS, Prina AM, et al. Relationship between depression and frailty in older adults: A systematic review and meta-analysis. Ageing Res Rev [Internet]. 2017 [citado el 7 de diciembre de 2023];36:78–87. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28366616/
  25. León Vázqueza ML, Seefoó Jarquinb P, Portillo García Z, Ballinas Irvind YR, Díaz Álvarezd G, Fonseca Basurto D. Polifarmacia y cumplimiento terapéutico en el adulto mayor con diabetes mellitus tipo 2 e hipertensión arterial. Med Gen Fam. 2021; 10(6): 272-277.
  26. dos Santos Tavares DM, Freitas Corrêa TA, Aparecida Dias F, dos Santos Ferreira PC, Sousa Pegorari M. Frailty syndrome and socioeconomic and health characteristics among older adults. Colombia Médica, 48(3), 126-131.
  27. Pérez Rodríguez, M., Álvarez Gómez, T., Martínez Badaló, E. J., Valdivia Cañizares, S., Borroto Carpio, I., & Pedraza Núñez, H. (2017). El síndrome del cuidador en cuidadores principales de ancianos con demencia Alzhéimer. Gaceta Médica Espirituana, 19(1), 38-50.
  28. Zepeda-Álvarez, P. J., & Muñoz-Mendoza, C. L. (2019). Sobrecarga en cuidadores principales de adultos mayores con dependencia severa en atención primaria de salud. Gerokomos, 30(1), 2-5. Recuperado en 07 de diciembre de 2023, de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2019000100002&lng=es&tlng=es.

 

ANEXOS

Tabla 1:

Asociación de la fragilidad con las variables sociodemográficas de las personas mayores:

Variables sociodemográficas Nivel de Fragilidad
Sin fragilidad Pre- frágil frágil Total X2 P
Grupo de edad f % f % f % f %
60-64 años 18 8.3 29 13.4 22 10.2 69 31.9 19.250 .083
65-69 años 11 5.1 21 9.7 24 11.1 56 25.9
70-74 años 11 5.1 14 6.5 19 8.8 44 20.4
75-79 años 2 .9 8 3.7 10 4.6 20 9.3
80-84 años 1 .5 5 2.3 10 4.6 16 7.4
85-89 años 0 0.0 1 .5 8 3.7 9 4.2
90-94 años 0 0.0 0 0.0 2 .9 2 .9
Sexo
Femenino 18 8.3 49 22.7 70 32.4 137 63.4 12.943 .002
Masculino 25 11.6 29 13.4 25 11.6 79 36.6
Estado civil
Casado/a 29 13.4 37 17.1 37 17.1 103 47.7 27.163 .002
Unión Libre 2 .9 7 3.2 1 .5 10 4.6
Divorciado/a 3 1.4 6 2.8 5 2.3 14 6.5
Separado/a 3 1.4 6 2.8 3 1.4 12 5.6
Viudo/a 6 2.8 19 8.8 44 20.4 69 31.9
Soltero/a 0 0.0 3 1.4 5 2.3 8 3.7
Escolaridad
Ninguno 1 .5 0 0.0 1 .5 2 .9 36.492 .001
Sabe leer y escribir 0 0.0 3 1.4 14 6.5 17 7.9
Primaria incompleta 2 .9 7 3.2 17 7.9 26 12.0
Primaria completa 5 2.3 16 7.4 20 9.3 41 19.0
Secundaria 11 5.1 22 10.2 19 8.8 52 24.1
Bachillerato/técnico 7 3.2 17 7.9 14 6.5 38 17.6
Profesional 13 6.0 11 5.1 9 4.2 33 15.3
Posgrado 4 1.9 2 .9 1 .5 7 3.2
Ingreso mensual
$0 a $2500 7 3.6 26 13.5 46 23.8 79 40.9 27.531 .001
$2501 a $5000 12 6.2 18 9.3 23 11.9 53 27.5
$5001 a $7500 6 3.1 15 7.8 11 5.7 32 16.6
$7501 a $10000 1 .5 5 2.6 4 2.1 10 5.2
$10000 o más 10 5.2 7 3.6 2 1.0 19 9.8
Morbilidad
Presente 21 9.7 45 20.8 91 42.1 157 72.7 46.691 .000
Ausente 22 10.2 33 15.3 4 1.9 59 27.3
Total 43 19.9 78 36.1 95 44.0 216 100.0
Nota: f = frecuencia, % = porcentaje, X2= Chi2 de Pearson, p= significancia estadística.

Fuente: Cédula de datos personales, Frail n=216.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos