Prevalencia de la insuficiencia venosa periférica en profesional de las áreas quirúrgicas en una institución de segundo nivel.

25 febrero 2024

 

Nº de DOI: 10.34896/RSI.2024.78.84.001

 

 

AUTORES

  1. Kate Esther Joya Valdez. Estudiante de Especialidad en Enfermería Quirúrgica. Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Juárez del Estado de Durango.
  2. María Elena Matuk Plantillas. Estudiante de Especialidad en Enfermería Quirúrgica. Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Juárez del Estado de Durango.
  3. David Jahel García Avendaño. Maestro en Enfermería. Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Juárez del Estado de Durango.
  4. Mónica Gallegos Alvarado. Centro Estatal de Cancerología. SSD. Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Juárez del Estado de Durango.
  5. Ma. Cristina Ochoa Estrada. Hospital General 450. SSD. Facultad de Enfermería y Obstetricia de la Universidad Juárez del Estado de Durango.

 

RESUMEN

Introducción: La insuficiencia venosa periférica afecta a un gran número de individuos a nivel mundial, en el entorno de quirófano donde los trabajadores de la salud permanecen de pie durante extensos períodos y están expuestos a riesgos particulares es probable que exista un aumento en el riesgo de padecer insuficiencia venosa periférica. Objetivo: describir la prevalencia de la insuficiencia venosa periférica (signos y síntomas, signos clínicos, factores de riesgo y factores preventivos) en profesionales adscritos a las áreas quirúrgicas en una institución de segundo nivel. Material y método: Se realizó un estudio cuantitativo de corte transversal, no probabilístico por conveniencia, participaron 42 profesionales del área quirúrgica adscritos a una institución de segundo nivel. Resultados/discusión: En los signos clínicos por IMC del total de los participantes en la investigación, con un IMC<25 un 52.3% evidencia úlceras o heridas en las piernas que tardan en cicatrizar y un 50% está diagnosticado por un médico con insuficiencia venosa periférica. Mientras que con un IMC>25 CON UN 38% los profesionales, evidencian úlceras o heridas en las piernas que tardan en cicatrizar y han contado con tratamiento previo para la insuficiencia venosa periférica. Conclusiones: La insuficiencia vascular periférica es sin duda una enfermedad gradual con alta morbilidad que tiene repercusión en la socioeconomía de la persona que la padece, la identificación de los signos y síntomas, así como el diagnóstico temprano ayudan a evitar sus estadios más avanzados y mejorar la calidad de vida.

PALABRAS CLAVE

Insuficiencia venosa, signos y síntomas, profesional quirúrgico.

ABSTRACT

Introduction: Peripheral venous insufficiency affects a large number of individuals worldwide, in the operating room environment where healthcare workers remain standing for extended periods and are exposed to particular risks, there is likely to be an increased risk of suffering from peripheral venous insufficiency. Objective: to describe the prevalence of peripheral venous insufficiency (signs and symptoms, clinical signs, risk factors and preventive factors) in professionals assigned to surgical areas in a second level institution. Material and method: A quantitative cross-sectional study was carried out, non-probabilistic for convenience, with 42 surgical professionals assigned to a second-level institution participating. Results/discussion: In the clinical signs by BMI of the total number of participants in the research, with a BMI <25, 52.3% show ulcers or wounds on the legs that take time to heal and 50% are diagnosed by a doctor with venous insufficiency. peripheral. While with a BMI>25, 38% of professionals show ulcers or wounds in the legs that take time to heal and have had previous treatment for peripheral venous insufficiency. Conclusions: Peripheral vascular insufficiency is undoubtedly a gradual disease with high morbidity that has an impact on the socioeconomics of the person who suffers from it, the identification of signs and symptoms, as well as early diagnosis help to avoid its more advanced stages and improve quality of life.

KEY WORDS

Venous insufficiency, signs and symptoms, surgical professional.

INTRODUCCIÓN

La insuficiencia venosa periférica (IVP), se define como la presencia de anomalías tanto morfológicas como funcionales que presentan las venas de los miembros inferiores, debido a que no existe un correcto retorno venoso al corazón, lo cual, provoca dilataciones permanentes en las paredes venosas que suelen ser visibles e incluso palpables1.

La insuficiencia venosa periférica (IVP) es una afección en la cual las venas son incapaces de enviar sangre desde las extremidades inferiores al corazón, y cuyos síntomas principales van desde la forma más leve a la más severa. Se caracteriza por dolor, pesadez, cansancio, quemazón en la planta de los pies, edema, prurito intenso, calambres en pantorrillas, dermatitis, varicorragia, úlceras venosas, edema venoso y linfático crónico, infecciones de la piel y del tejido celular subcutáneo, además de tromboflebitis superficial o profunda, que puede causar una embolia pulmonar y traer como consecuencia la muerte2,3.

En países industrializados, la Insuficiencia Venosa Periférica tiene una prevalencia que oscila entre el 20 % y 60 %, impactando directamente la economía de quien la padece, derivado de los altos costos del tratamiento médico y de los cuidados que se requieren para mejorar el estado de salud. Esta patología es considerada una enfermedad de alto costo para los planes médicos y sociales, pues imposibilita al paciente y ocasiona ausentismos laborales. En igual sentido, la IVP presenta signos y síntomas que, no solo limitan la actividad laboral, en algunos casos puede llegar a incapacitar a la persona que la sufre, afectando no solo el plano físico o estético, sino el psicológico, el emocional y el social, y con ello su calidad de vida, la cual puede verse disminuida y, en ciertos casos, puede necesitar de intervención quirúrgica para reparar el daño4.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en el 2012, indica que aproximadamente el 60 % del personal de enfermería padece insuficiencia venosa de miembros inferiores; por su parte, Alvear menciona que el 80 % del personal de enfermería de diversos centros quirúrgicos, durante sus horas de servicio activo, permanecen en bipedestación un promedio de cinco a seis horas5.

La enfermedad de la insuficiencia venosa periférica afecta al 90% de la población en cualquier periodo de su existencia2 siendo esta una de las enfermedades circulatorias periféricas más frecuentes a nivel mundial, la prevalencia obtenida en el mundo es de un 26,6% en Europa y 20% para América Latina (6). Los casos nuevos de la enfermedad venosa periférica son del 2% durante el año y una prevalencia dentro de la población adulta mayor de 40 años del 10%, es más prevalente en las mujeres que en los varones reflejada en la relación matemática de 4:17.

La insuficiencia venosa crónica clínicamente evidente puede no causar síntomas, pero siempre produce signos; el síndrome posflebítico casi siempre ocasiona síntomas. Ambos trastornos son preocupantes porque sus síntomas pueden simular los de la trombosis venosa profunda aguda y ambos pueden conducir a una reducción significativa de la actividad física y un gran deterioro de la calidad de vida. Los síntomas incluyen sensación de plenitud, pesadez, molestia, calambre, dolor, cansancio y parestesias en las piernas; estos síntomas empeoran en posición de pie o durante la deambulación y se alivian con el reposo y la elevación del miembro. Los cambios en la piel pueden asociarse con prurito. Los signos se manifiestan en forma progresiva: en un principio, el paciente no presenta signos, luego desarrolla várices venosas (infrecuentes) y a continuación, edema dermatitis por estasis en los miembros inferiores y los tobillos, con úlceras o sin ellas. La compresión de la pantorrilla puede desencadenar dolor8.

Es importante mencionar que el propósito en la presente investigación fue describir la prevalencia de la insuficiencia venosa periférica (signos y síntomas, signos clínicos, factores de riesgo y factores preventivos) en profesionales adscritos a las áreas quirúrgicas en una institución de segundo nivel.

MATERIAL Y MÉTODO

Estudio cuantitativo, descriptivo de corte transversal, se llevó a cabo de enero a diciembre del 2023, donde participaron 42 profesionales de la salud que cumplieron con los criterios de elegibilidad: doctor, enfermera, adscritos al área quirúrgica, de los turnos diurnos (matutino y vespertino), independientemente del tipo de contratación en la institución al momento de realizar el estudio, activos laboralmente. En este estudio fueron excluidos profesionales de otros servicios donde se presta atención y cuidado a la persona. El muestreo fue no probabilístico por conveniencia.

La evaluación de la prevalencia de la insuficiencia venosa periférica en personal de quirófano, se realizó estructurando un instrumento con el mismo nombre integrado por 18 ítems con opción de respuesta múltiple. En este instrumento, se recabaron datos generales y laborales de los participantes como: edad, género, IMC, categoría, turno laboral, signos, síntomas y factores preventivos.

El instrumento de recolección está estructurado para evaluar la Prevalencia de la insuficiencia venosa periférica, este; se elaboró por el equipo que desarrolló la investigación y fue revisado por un experto en el área quien evaluó la congruencia, así como la estructura de los ítems, el llenado del instrumento tiene un tiempo aproximado de 8 minutos.

Para la recolección de la información, se recomendó a los profesionales participantes; previo esclarecimiento de los objetivos y firma de consentimiento informado el cual está apegado a la normativa nacional mexicana en materia de investigación en seres humanos9.

RESULTADOS-DISCUSIÓN

En los datos obtenidos y categorizados en el instrumento los más relevantes fue el género femenino con un 69%, la edad del personal que predominó en el estudio fue entre 31 a 25 años con un 23.8%, el personal que predominó en el estudio fue el personal de enfermería quirúrgica con un 40.5%, el turno del personal que predominó en el estudio fue el turno matutino con un 83.3%. apoyando o anterior en la investigación realizada por Hernández Cardona y Cols. Donde estudiaron la Congruencia Diagnóstico Clínico-Terapéutica de Insuficiencia Venosa Crónica Periférica de Acuerdo con la Guía de Práctica Clínica de Insuficiencia Venosa Crónica en la UMF N°53, León, Gto, (2023) analizando una muestra de 412 expedientes de la UMF No 53 con diagnóstico de insuficiencia venosa crónica periférica; 206 con diagnóstico de primera vez y 206 subsecuentes, con un rango de edad entre 24 a 98 años, de los cuales 68.2 % correspondían al sexo femenino y 31.8 % al masculino10.

En relación a los síntomas por IMC se evidencia un 50% con registro de IMC< a 25 y un 35.7% con registro de IMC>25 refiere pesadez o cansancio en las piernas después de actividad prolongada, mientras que también con registros de IMC<25 los profesionales refieren con un 40.4% venas varicosas (venas dilatadas y retorcidas) en tus piernas, cambios de coloración en la piel de las piernas, como manchas o decoloración y dolor o malestar en las piernas al estar de pie o caminar largas distancias. Apoyando lo anterior con lo investigado por Rojas Valenciano y Cols. en la investigación (2018) Generalidades de las venas varicosas en miembros inferiores y su tratamiento durante el embarazo: una revisión narrativa y donde se evidencia que la sintomatología más común que se presenta es el dolor en miembros inferiores, edema, pesadez, prurito y calambres11.

También en los signos clínicos por IMC del total de los participantes en la investigación, con un IMC<25 un 52.3% evidencia úlceras o heridas en las piernas que tardan en cicatrizar y un 50% está diagnosticado por un médico con insuficiencia venosa periférica. Mientras que con un IMC>25 CON UN 38% los profesionales, evidencian úlceras o heridas en las piernas que tardan en cicatrizar y han contado con tratamiento previo para la insuficiencia venosa periférica. Respaldando lo anterior por lo descrito por Faringthon Reyes y Sosa Veras en la investigación insuficiencia venosa crónica y los cambios estructurales en las paredes de las venas (2019) donde describen que en el estudio histológico se revelan células endoteliales con diferentes grados de alteración. Desde aumento de sus organelos con presencia de grandes vesículas y vacuolas, cuerpos mieloides degenerativos y citoesqueleto desarrollado, hasta células que se han desprendido total o parcialmente de la pared venosa12.

En los factores de riesgo por IMC los participantes que se saben con IMC <25 un 50% refirió que es fumador y un 42.8% usa o ha usado dispositivos de compresión durante su jornada de trabajo. Y también los profesionales que evidencian un IMC>25 un 33.3% usa o ha usado dispositivos de compresión durante su jornada de trabajo y con el mismo porcentaje refiere ser consumidor de tabaco. Apoyando lo anterior en lo manifestado por De la Cruz Fornaguera y Barnes Domínguez en la investigación Tabaquismo y enfermedad arterial periférica (2012), hubo predominio de fumadores hombres en el grupo de edad entre 70- 79 años. Se encontró que 42 (50,6 %) pacientes tenían más de 20 años de exposición a la adicción. Fue en el sexo masculino donde se halló el mayor porcentaje de fumadores, con 35 (51,4 %) enfermos dentro del grupo de intensidad severa; este mismo comportamiento se halló en las mujeres en el grupo clasificado como moderado con 25 (53,3 %) pacientes. Se constató un predominio de mujeres y hombres con aterosclerosis obliterante grado IV fumadores. Además, el tabaquismo estuvo presente en más hombres que mujeres con esta enfermedad en su grado IIb y en igual número de casos, entre mujeres y hombres con isquemia crítica13.

Y en los factores preventivos por IMC por profesionales participantes con un IMC<25 un 42.8% refiere no contar con un estilo de vida saludable y con un IMC>25 un 33.3 refirió realizar algún tipo de actividad física. Apoyando esto con lo investigado por Amaral Jóia, Bitu Moreno, Francischetti   y Everson de Souza en la el estudio Enfermedad venosa crónica: evaluaciones clínicas y Doppler en su pronóstico (2022)  donde evidencian, en los datos antropométricos, el valor más bajo de peso fue de 51 kg y el más alto, de 130 kg, con una media de 82,02 kg. La estatura tuvo una variación de 1,43 m hasta 1,93 m, con una media de 1,61 m. La media del IMC fue de 31,42 kg/cm2, variando de 19,20 kg/cm2 hasta 49,94 kg/cm2. Las clases de sobrepeso y de obesidad se concentraron en el 76 % de la muestra. Solamente el 19,8 % de los pacientes practicaba actividad física con regularidad14.

 

CONCLUSIONES

La insuficiencia vascular periférica es sin duda una enfermedad gradual con alta morbilidad que tiene repercusión en la socioeconomía de la persona que la padece, la identificación de los signos y síntomas, así como el diagnóstico temprano ayudan a evitar sus estadios más avanzados y mejorar la calidad de vida. Es por ello, que realizar campañas de detección de la enfermedad vascular periférica son acciones esenciales que las instituciones deben emprender para sus trabajadores, mejorando con ello la salud del profesional.

Como debilidad en este estudio fue en tamaño de la muestra, lo que da pauta a que sea replicado una muestra más amplia y otro tipo de población.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Imbernón-Moya A, Ortiz-de Frutos F, Sanjuan-Álvarez M, Portero-Sánchez I, Aguilar-Martínez A, Gallego-Valdés M. Insuficiencia venosa crónica: definición, epidemiología y fisiopatología. Piel (Barcelona). 2017 abril; 32(4): p. 214-216.
  2. Vázquez-Hernández I, Acevedo-Peña M. Prevalencia de insuficiencia venosa periférica en el personal de enfermería. Enfermería Universitaria. 2016 septiembre; 13(3): p. 166-170.
  3. Montero-Plumed R. Tratamiento endovascular de las varices. Rev. Enferm. Vasc. 2020 enero; 3(5).
  4. Ávalos D, Espinoza N, Lutz DI, Gómez C, Rodríguez L, Medina O. Características y frecuencia del personal de Enfermería que Presenta Várices, en Servicios de Hospitales Públicos de Corrientes. Capital. Notas de Enfermería. 2018 diciembre; 18(32).
  5. Alvear-Jiménez DS. «El ortostatismo prolongado y su incidencia en la formación de várices en miembros inferiores del personal de enfermería que labora en el centro quirúrgico del Hospital General de Latacunga desde septiembre 2013 hasta diciembre 2014”. 2015. Tesis de licenciatura, Ambato, Ecuador, Universidad Técnica de Ambato.
  6. España G. Enfermedad vascular periférica: isquemia de miembros inferiores. Interamericana, editor. Madrid: Mc Graw Hill; 2006.
  7. Martínez S, Delgado TC. Factores de riesgo modificables que influyen en la aparición de varices en el profesional de enfermería que laboran en el Hospital Dr. de Icaza Bustamante. Guayaquil-Ecuador. 2017. Tesis Digital.
  8. Douketis JD. Manual MSD. Versión para profesionales. [Online].; 2022 [cited 2024 febrero 15. Available from: https://www.msdmanuals.com/es-mx/professional/trastornos-cardiovasculares/enfermedades-de-las-venas-perif%C3%A9ricas/insuficiencia-venosa-cr%C3%B3nica-y-s%C3%ADndrome-posfleb%C3%ADtico.
  9. Norma Oficial Mexicana. NOM-012-SSA3-2012. Que establece los criterios para la ejecución de proyectos de investigación para la salud en seres humanos. [Online].; 2013 [cited 2024 febrero 15. Available from: https://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5284148&fecha=04/01/2013#gsc.tab=0.
  10. Hernández-Cardona A, Méndez-Martínez M, Reynoso-Solís HG. Congruencia Diagnóstico Clínico-Terapéutica de Insuficiencia Venosa Crónica Periférica de Acuerdo con la Guía de Práctica Clínica de Insuficiencia Venosa Crónica en la UMF N°53, León, Gto. Ciencia Latina Revista Científica Multidisciplinar. 2024 enero-febrero; 8(1).
  11. Rojas-Valenciano LP, Escobar-Fonseca H, Cárdenas-Sánchez P, González-Bermúdez J. Generalidades de las venas varicosas en miembros inferiores y su tratamiento durante el embarazo: una revisión narrativa. Enfermería Actual de Costa Rica. 2018 diciembre;(35).
  12. Faringthon-Reyes LO, Sosa-Veras OA. Insuficiencia venosa crónica y los cambios estructurales en las paredes de las venas. Revista Médica Sinergia. 2019 febrero; 4(2).
  13. de la Cruz-Fornaguera Y, Barnes-Domínguez JA. Tabaquismo y enfermedad arterial periférica. Revista Cuba Angiología y cirugía vascular. 2013; 14 (1).
  14. Amaral-Jóia A, Bitu-Moreno J, Francischetti I, Everson-de Souza W. Enfermedad venosa crónica: evaluaciones clínicas y Doppler en su pronóstico. Angiología. 2022 octubre; 74(5).

 

ANEXOS

Tabla 1. Características generales y laborales de los participantes en la investigación prevalencia de la insuficiencia venosa periférica en profesional de las áreas quirúrgicas. Durango, Dgo. Enero-diciembre 2023.

Variable Frecuencia Porcentaje
GÉNERO
Femenino 29 69.0%
Masculino 13 31.0%
EDAD
< 25 1 2.4%
26 A 30 9 21.4%
31 A 35 10 23.8%
36 A 40 8 19.0%
41 A 45 9 21.4%
46 A 50 3 7.1%
> 50 2 4.8%
CÓDIGO LABORAL
Anestesiólogo 5 11.9%
Enf. Circulante 9 21.4%
Enf. Quirúrgica 17 40.5%
Médico Especialista 11 26.2%
TURNO LABORAL
Matutino 35 83.3%
Vespertino 7 16.7%

 

Tabla 2. Síntomas por IMC en los participantes en la investigación prevalencia de la insuficiencia venosa periférica en profesionales de las áreas quirúrgicas. Durango, Dgo. Enero-diciembre 2023.

VARIABLE IMC
< 25 >25
Frec % Frec %
Hinchazón en las piernas o tobillos durante los últimos tres meses SI 10 23.8 8 19
NO 16 30.8 8 19
Pesadez o cansancio en las piernas después de actividad prolongada SI 21 50 15 35.7
NO 5 11.9 1 2.3
Venas varicosas (venas dilatadas y retorcidas) en tus piernas SI 17 40.4 6 14.2
NO 9 21.4 10 23.8
Calambres o sensación de picazón en las piernas SI 16 38 8 19
NO 10 23.8 8 19
Cambios de coloración en la piel de las piernas, como manchas o decoloración SI 9 21.4 2 4.7
NO 17 40.4 14 33.3
Dolor o malestar en las piernas al estar de pie o caminar largas distancias SI 17 40.4 8 19
NO 9 21.4 8 19

 

Tabla 3. Signos clínicos por IMC en los participantes en la investigación prevalencia de la insuficiencia venosa periférica en profesionales de las áreas quirúrgicas. Durango, Dgo. Enero-diciembre 2023.

VARIABLE IMC
< 25 >25
Frec % Frec %
Ulceras o heridas en las piernas que tardan en cicatrizar SI 4 9.5 0 0
NO 22 52.3 16 38
Diagnóstico médico de insuficiencia venosa periférica SI 5 11.9 2 4.7
NO 21 50 14 33.3
Tratamiento previo para la insuficiencia venosa periférica SI 6 14.2 0 0
NO 20 47.6 16 38

 

Tabla 4. Factores de riesgo por IMC en los participantes en la investigación prevalencia de la insuficiencia venosa periférica en profesionales de las áreas quirúrgicas. Durango, Dgo. Enero-diciembre 2023.

VARIABLE IMC
< 25 >25
Frec % Frec %
Antecedentes familiares de insuficiencia venosa periférica SI 12 28.5 9 21.4
NO 14 33.3 7 16.6
Usa dispositivos de compresión durante su jornada de trabajo SI 18 42.8 14 33.3
NO 8 19 2 4.7
Fuma SI 5 11.9 2 4.7
NO 21 50 14 33.3
Consume alcohol SI 13 30.9 5 11.9
NO 13 30.9 11 26.1

 

Tabla 5. Factores preventivos por IMC en los participantes en la investigación prevalencia de la insuficiencia venosa periférica en profesionales de las áreas quirúrgicas. Durango, Dgo. Enero-diciembre 2023.

IMC ESTILO DE VIDA SALUDABLE
SI NO
Frec % Frec %
<25 8 19 18 42.8
>25 11 26.1 5 11.9
IMC REALIZA ALGUNA ACTIVIDAD FÍSICA
<25 12 28.5 8 19
>25 14 33.3 8 19

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos