Prostatitis: una revisión integral

29 abril 2024

 

AUTORES

  1. Silvia Santos Longás. TCAE, HRV. Zaragoza.
  2. Carmen María Ricon Freitas. TCAE, HUMS. Zaragoza.
  3. Maria Del Rosario Palomo Medina. TCAE, HRV. Zaragoza.
  4. Sonia Tormo Bozal. DUE, HRV. Zaragoza.
  5. Noelia Aura Gracia ASO. DUE, HRV. Zaragoza.
  6. Susana Cavero Uruñuela. TCAE, HNSG. Zaragoza.

 

RESUMEN

La prostatitis es una afección urológica común que afecta a hombres de todas las edades. Se caracteriza por la inflamación de la próstata, una glándula del tamaño de una nuez ubicada debajo de la vejiga masculina. Esta condición puede ser aguda o crónica y puede tener diversas causas y síntomas. El término prostatitis comprende un amplio espectro de síntomas inespecíficos del tracto genitourinario inferior caracterizados fundamentalmente por dolor perineal o genital, síntomas miccionales como disuria o polaquiuria y disfunción sexual en sus diversas manifestaciones.

PALABRAS CLAVE

Próstata, hiperplasia, prostatitis.

ABSTRACT

Prostatitis is a common urological condition that affects men of all ages. It is characterized by inflammation of the prostate, a walnut-sized gland located beneath the male bladder. This condition can be acute or chronic and can have various causes and symptoms. The term prostatitis includes a wide spectrum of non-specific symptoms of the lower genitourinary tract fundamentally characterized by perineal or genital pain, urinary symptoms such as dysuria or frequency, and sexual dysfunction in its various manifestations.

KEY WORDS

Prostate, hyperplasia, prostatitis.

DESARROLLO DEL TEMA

La prostatitis es una afección urológica común que afecta a hombres de todas las edades. Se caracteriza por la inflamación de la próstata, una glándula del tamaño de una nuez ubicada debajo de la vejiga masculina. Esta condición puede ser aguda o crónica y puede tener diversas causas y síntomas. El término prostatitis comprende un amplio espectro de síntomas inespecíficos del tracto genitourinario inferior caracterizados fundamentalmente por dolor perineal o genital, síntomas miccionales como disuria o polaquiuria y disfunción sexual en sus diversas manifestaciones. Si a esta clínica ambigua le añadimos una prevalencia elevada, mecanismos fisiopatológicos parcialmente desconocidos, técnicas diagnósticas complejas y estrategias de tratamiento a menudo frustrantes, tendremos servida una problemática urológica de primera magnitud. La prostatitis se identifica en el 11% en sujetos menores de 50 años y en el 8,5% de los mayores de esa edad. En la prostatitis aguda existe una verdadera infección parenquimatosa aguda de la glándula prostática, generalmente por uropatógenos habituales, que si se deja evolucionar sin tratamiento puede provocar una diseminación bacteriana, e incluso una sepsis de origen urinario o un absceso prostático que pongan en peligro la vida del paciente1.

Existen cuatro tipos principales de prostatitis:

  • Prostatitis bacteriana aguda: La prostatitis bacteriana aguda es la forma menos común pero más grave de prostatitis. Se presenta de manera súbita, generalmente como resultado de una infección bacteriana que invade la próstata. Esta forma de prostatitis puede desarrollarse rápidamente, a menudo en cuestión de horas o días, y puede ser potencialmente peligrosa si no se trata adecuadamente. Los síntomas de la prostatitis bacteriana aguda suelen ser intensos y pueden incluir:
    • Fiebre: Los pacientes pueden experimentar fiebre alta, acompañada de escalofríos, sudoración y malestar general.
    • Escalofríos: A menudo se presentan junto con la fiebre y pueden ser un signo de una infección grave.
    • Dolor intenso en la zona pélvica: El dolor puede ser agudo y constante, afectando la parte inferior del abdomen, el perineo (área entre el escroto y el ano) y la zona lumbar. Este dolor puede irradiarse hacia la espalda baja, los testículos y el pene.
    • Dificultad para orinar: Puede haber dolor al orinar, micción frecuente, urgencia urinaria y, en casos graves, retención urinaria1,3.

 

Es crucial buscar atención médica inmediata si se presentan estos síntomas, ya que la Prostatitis bacteriana aguda puede llevar a complicaciones graves, como abscesos prostáticos, sepsis (infección generalizada) o incluso la obstrucción del tracto urinario.

  • Prostatitis bacteriana crónica: Se desarrolla lentamente y puede durar varios meses. Los síntomas son similares a la forma aguda, pero son menos intensos.
  • Prostatitis no bacteriana crónica: Es el tipo más común y sus causas aún no están claras. Los síntomas pueden ser persistentes y variados, incluyendo dolor pélvico, dificultad para orinar y dolor al eyacular.
  • Prostatodinia: Es una forma rara de prostatitis en la que los síntomas no están relacionados con una infección o inflamación evidente. Los síntomas pueden ser similares a los de otras formas de prostatitis, pero no hay signos de infección o inflamación en las pruebas diagnósticas.

 

Las principales Causas y Factores de Riesgo de esta enfermedad son: La causa exacta de la prostatitis a menudo es desconocida, pero puede estar relacionada con infecciones bacterianas, trastornos autoinmunitarios, lesiones en la zona pélvica o problemas del sistema nervioso2,3.

Algunos factores de riesgo incluyen:

  • Infecciones del tracto urinario.
  • Edad avanzada.
  • Historial de prostatitis.
  • Traumatismos en la zona pélvica.
  • Relaciones sexuales de riesgo.
  • Diagnóstico y Tratamiento.

 

El diagnóstico de la prostatitis se basa en la historia clínica del paciente, los síntomas y los resultados de pruebas como el cultivo de orina, análisis de sangre y estudios de imagen como la ecografía transrectal.

El tratamiento varía según el tipo de prostatitis:

  • Prostatitis bacteriana aguda: Suele requerir hospitalización y tratamiento con antibióticos intravenosos.
  • Prostatitis bacteriana crónica: Se trata con antibióticos durante varias semanas o meses.
  • Prostatitis no bacteriana crónica y prostatodinia: El tratamiento incluye antiinflamatorios, relajantes musculares, analgésicos y terapias físicas como el masaje prostático3.

 

Para prevenir la próstatitis, es importante mantener una buena higiene genital, evitar relaciones sexuales de riesgo y mantener una vida sexual saludable. También es fundamental acudir al médico ante los primeros síntomas para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Conclusión

La prostatitis es una afección urológica común que puede afectar significativamente la calidad de vida de los hombres. Es crucial reconocer los síntomas y buscar atención médica oportuna para un diagnóstico y tratamiento adecuados. Con el cuidado adecuado y el tratamiento correcto, muchos hombres pueden manejar y controlar los síntomas de la prostatitis y llevar una vida normal y activa.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Nickel JC, Downey J, Hunter D, Clark J. Prevalence of prostatitis-like symptoms in a population based study using the National Institutes of Health Chronic Prostatitis Symptom Index.J Urol, 165 (2001), pp. 842-5.
  2. Krieger JN, Riley DE, Cheah PY, Liong ML, Yuen KH.Epidemiology of prostatitis: new evidence for a world-wide problem.World J Urol, 2 (2003), pp. 70-4.
  3. McNaughton-Collins M, Meigs JB, Barry MJ, Walker E, Giovannucci E, Kawachi I.Prevalence and correlates of prostatitis in the health professionals follow-up study cohort.J Urol, 167 (2002), pp. 1363-6.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos