Abordaje holístico de enfermería en la cura del cordón umbilical en atención primaria. Un análisis monográfico sobre la información a padres y su implicación

16 mayo 2024

AUTORES

  1. Ángela Molina Sierra. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  2. Erica Victoria Delgado Hynes. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  3. Marina Pisonero Rivero. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  4. Sonia López Abia. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  5. Ana Belén García Garrido. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  6. Paula Pastor Morales. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).

 

RESUMEN

El cuidado del cordón umbilical en la atención primaria de salud es crucial para la salud neonatal. A lo largo de la historia, se han desacreditado prácticas erróneas y supersticiosas, promoviendo un enfoque basado en evidencia. Las enfermeras pediátricas desempeñan un papel fundamental en la educación para la salud de los padres, proporcionando orientación sobre las mejores prácticas en el cuidado del cordón umbilical. Además, el cordón umbilical alberga células madre progenitoras hematopoyéticas con el potencial de tratar enfermedades graves. En este artículo, se describen las pautas correctas para las curas del cordón umbilical, destacando su importancia en el bienestar del recién nacido y su relevancia en la medicina regenerativa.

PALABRAS CLAVE

Atención de enfermería, cordón umbilical, infección, recién nacido1.

ABSTRACT

Umbilical cord care in primary healthcare is crucial for neonatal health. Throughout history, erroneous and superstitious practices have been discredited, promoting an evidence-based approach. Pediatric nurses play a pivotal role in parental health education, providing guidance on best practices in umbilical cord care. Additionally, the umbilical cord harbors hematopoietic stem cells with the potential to treat severe diseases. This article outlines the correct guidelines for umbilical cord care, highlighting its importance in newborn well-being and its relevance in regenerative medicine.

KEY WORDS

Nursing care, umbilical cord, infection, newborn1.

DESARROLLO DEL TEMA

En la atención primaria de salud, la cura del cordón umbilical es una práctica fundamental en el cuidado neonatal, donde las enfermeras juegan un papel crucial en proporcionar información y orientación a los padres sobre este proceso. Este análisis monográfico se centra en el enfoque integral de enfermería para la cura del cordón umbilical en el contexto de la atención primaria. Se examinará detalladamente cómo las enfermeras abordan este cuidado, brindando no solo técnicas de curación, sino también educación a los padres sobre su importancia y cómo realizarlo adecuadamente en el hogar.

ANTECEDENTES:

A lo largo de la historia, la cura del cordón umbilical ha estado sujeta a una variedad de prácticas y creencias, algunas de las cuales han sido erróneas y potencialmente perjudiciales para la salud del recién nacido. Uno de los antecedentes erróneos más comunes ha sido la aplicación de sustancias como alcohol de 70º, polvo de talco, hierbas o incluso excremento animal en el cordón umbilical, con la creencia de que esto aceleraría su cicatrización o prevendría infecciones. Otras creencias erróneas que se han difundido es que colocar una moneda o un botón en el ombligo del recién nacido tras la caída del cordón umbilical puede prevenir su protrusión o malformación. Sin embargo, esta práctica es errónea y podría resultar en una infección grave. Del mismo modo, fajar al bebé con el fin de evitar hernias o protrusiones umbilicales puede ocasionar dolor abdominal e incluso vómitos2.

Ante esta realidad, es fundamental desestimar los mitos y creencias erróneas relacionadas con el cuidado del ombligo del recién nacido. Estas prácticas han sido desacreditadas por la comunidad médica debido a su falta de evidencia científica y, en muchos casos, pueden aumentar el riesgo de infección y complicaciones. Es esencial abordar estos antecedentes erróneos y promover prácticas basadas en evidencia en la cura del cordón umbilical para garantizar la salud y seguridad óptimas del recién nacido2.

ESTADÍSTICAS:

Es crucial estar alerta ante cualquier signo de infección en el cordón umbilical, dado que constituye una de las principales causas de mortalidad neonatal, como lo señala un informe de la Organización Mundial de la Salud que revela que aproximadamente cuatro millones de niños fallecen anualmente en el período neonatal, siendo las infecciones, incluido el tétanos umbilical, responsables de una gran parte de estos decesos2.

La incidencia de onfalitis (Infección del cordón umbilical) está estrechamente relacionada con la higiene y los cuidados del entorno. En países en desarrollo, esta condición puede afectar hasta al 22% de los nacimientos en el hogar, mientras que en países desarrollados, la incidencia es significativamente menor, alcanzando sólo el 0,7%. La tasa de mortalidad entre los lactantes con onfalitis se estima entre el 7% y el 15%, y aumenta significativamente, hasta un rango de 38% a 87%, en casos donde se desarrolla fascitis necrosante o mionecrosis3.

DEFINICIÓN Y FISIOLOGÍA:

El cordón umbilical es una estructura vital que conecta al feto con la placenta, proporcionándole su única fuente de oxígeno y nutrientes durante el embarazo. Con una longitud promedio de aproximadamente 56 cm, está compuesto por dos arterias y una vena umbilical, que se encuentran envueltas en una sustancia gelatinosa conocida como gelatina de Wharton, que proporciona resistencia y previene la formación de nudos4.

La función principal del cordón umbilical es transportar sustancias nutritivas y sangre rica en oxígeno desde la placenta al feto a través de las arterias umbilicales, facilitando así su adecuado crecimiento y desarrollo. Simultáneamente, la vena umbilical lleva la sangre con dióxido de carbono y productos de desecho desde el feto hacia la placenta, donde serán eliminados4.

El desarrollo del cordón umbilical comienza alrededor de la séptima semana de gestación, cuando el embrión se separa del saco gestacional. Hacia la semana 9, se forma una hernia umbilical fisiológica que permite que los intestinos del feto migren hacia el cordón umbilical para conectarse con la placenta. Esta hernia desaparece alrededor de la semana 10 de embarazo, mientras que el cordón continúa creciendo gradualmente en tamaño para cumplir su función vital durante todo el período gestacional4.

El proceso de corte del cordón umbilical durante el parto es una práctica común y necesaria para el bienestar tanto de la madre como del recién nacido. Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se sugiere realizar el pinzamiento y corte del cordón umbilical entre 1 a 3 minutos después del nacimiento. Este procedimiento, conocido como pinzamiento y corte tardío, ha demostrado ser beneficioso para la salud del bebé al mantener el flujo sanguíneo entre la madre y el hijo, lo que ayuda a prevenir la anemia ferropénica en los primeros meses de vida. Sin embargo, es importante destacar que el corte del cordón umbilical no debe posponerse más allá de las recomendaciones establecidas por la OMS. Modas como el parto lotus, que abogan por no realizar el corte y esperar hasta que la placenta se desprenda, pueden suponer un riesgo para la salud de la madre y el bebé debido al aumento de probabilidades de contraer una infección. Una vez realizado el corte, el pequeño trozo de cordón que queda en el ombligo del recién nacido se desprenderá de forma natural entre los 8 y 15 días siguientes. Durante este período, los padres deben asegurarse de mantener el área seca y limpia para facilitar este proceso, que es completamente natural y sencillo2,4.

COMPLICACIONES:

Durante el proceso de cicatrización, es común observar un ligero sangrado cerca del muñón del cordón umbilical. Similar a la formación de una costra, es posible que el muñón sangre ligeramente al desprenderse. Sin embargo, es importante comunicarse con el médico del bebé si se observa supuración de pus en la zona umbilical, enrojecimiento e inflamación alrededor de la piel, o la aparición de un bulto húmedo de color rosado. Estos síntomas podrían indicar una infección en el cordón umbilical, que requiere tratamiento inmediato para prevenir su propagación. Asimismo, si el muñón del cordón umbilical no se ha desprendido después de dos semanas, podría ser indicativo de un problema subyacente, como una infección o un trastorno del sistema inmunitario, que requiere evaluación y atención médica adecuada5.

El exceso de humedad y un cuidado inapropiado pueden aumentar el riesgo de infección o retrasar la caída del cordón. La cicatrización de la herida será rápida, generalmente entre los 3 y 5 días posteriores a la caída del cordón umbilical. Si el cordón tarda en desprenderse más de 15 días, podría indicar una posible infección. Algunos signos de advertencia incluyen sensibilidad, enrojecimiento o hinchazón alrededor del cordón umbilical, sangrado persistente o secreción amarillenta con mal olor2.

CUIDADOS DEL CORDÓN UMBILICAL:

El cuidado del cordón umbilical comienza inmediatamente después del nacimiento del bebé. En este momento, el cordón se pinza y se corta utilizando material estéril, generalmente realizado por profesionales sanitarios. Durante el período de cicatrización del cordón umbilical, que abarca desde el nacimiento hasta su completa curación, es importante tener en cuenta que los gérmenes habituales presentes en la piel pueden causar una infección en el cordón umbilical. Por lo tanto, mantener prácticas de higiene adecuadas es esencial para prevenir la contaminación y la aparición de infecciones en esta área delicada del recién nacido6.

Como hemos visto, a lo largo del tiempo, se han utilizado diversos productos para el cuidado del cordón umbilical, como soluciones antisépticas tópicas (clorhexidina al 4%, alcohol al 70°, sulfadiazina de plata, entre otros) y antibióticos tópicos (bacitracina, mupirocina). El uso de estos productos se recomienda en situaciones donde la atención neonatal y las medidas de higiene son deficientes. Sin embargo, en países desarrollados donde la atención neonatal es adecuada y se mantienen altos estándares de higiene, no se ha demostrado que estos métodos sean superiores a simplemente limpiar el cordón umbilical con agua y jabón y secarlo adecuadamente después6.

De hecho, el uso de antisépticos y antibióticos locales puede provocar un retraso en la caída del cordón, ya que interfiere con el proceso normal de cicatrización. Por tanto, se recomienda seguir estas medidas para el cuidado del cordón umbilical6:

  • Lavarse las manos antes de realizar cualquier cuidado del cordón.
  • Limpiar suavemente la zona del cordón con agua tibia y jabón neutro, asegurándose de secarlo bien después.
  • Se puede utilizar una gasa limpia y seca para ayudar a mantener el cordón seco, cambiándola con cada cambio de pañal.
  • Cambiar los pañales del bebé con frecuencia para mantener la zona limpia y seca.

 

CUIDADOS INTEGRALES DE ENFERMERÍA EN ATENCIÓN PRIMARIA Y EDUCACIÓN PARA LAS FAMILIAS:

Las enfermeras de atención primaria desempeñan un papel fundamental en la educación para la salud de los padres de recién nacidos, brindando orientación y apoyo para el cuidado del bebé desde los primeros momentos de vida. Los profesionales de enfermería se dedican a proporcionar información detallada sobre las curas del cordón umbilical, así como sobre otras prácticas de cuidado infantil fundamentales. Con su conocimiento y habilidades comunicativas, las enfermeras de atención primaria transmiten a los padres la importancia de mantener medidas higiénicas adecuadas para prevenir infecciones en el cordón umbilical, así como la manera correcta de realizar los cuidados necesarios para asegurar el bienestar del recién nacido durante esta etapa crucial7.

Además de instruir sobre las técnicas específicas de cuidado del cordón umbilical, se encargan de fomentar hábitos saludables en las familias, promoviendo un entorno de crianza seguro y propicio para el crecimiento y desarrollo óptimos del bebé. Esta labor incluye enseñar a los padres sobre la importancia de mantener una buena higiene en el hogar, garantizar la alimentación adecuada del bebé, y proporcionar el apoyo necesario para promover un ambiente emocionalmente estimulante y afectuoso para el recién nacido. A través de su enfoque centrado en la familia y su compromiso con la educación para la salud, la enfermería desempeña un papel crucial en el cuidado integral y el bienestar de los más pequeños desde el momento de su nacimiento7.

ACTUALIDAD:

El cordón umbilical no solo es crucial para la supervivencia del feto, sino que también alberga una valiosa fuente de células madre progenitoras hematopoyéticas, las cuales tienen el potencial de tratar diversas enfermedades. Estas células, de tamaño reducido, tienen la capacidad de transformarse en glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas, fundamentales para mantener la salud. Específicamente, se ha demostrado que el trasplante de células madre puede ser altamente beneficioso en más de 70 enfermedades graves de origen genético o hematológicas, como leucemias, linfomas, anemias, hemoglobinopatías y enfermedades metabólicas, entre otras. El momento óptimo para obtener estas células madre, de manera indolora y sin riesgos, es durante el parto. Si los padres están interesados en conservar la sangre del cordón umbilical, pueden consultar con su obstetra para obtener información sobre los procedimientos y las opciones disponibles. Aunque el potencial de las células madre sigue siendo objeto de investigación, no existe un consenso absoluto sobre la utilidad médica de la sangre del cordón umbilical para el propio individuo. Por lo tanto, la decisión de conservarla en un banco privado o donarla a un banco público es exclusiva de los padres4.

 

CONCLUSIONES

La atención primaria de salud desempeña un papel crucial en el cuidado integral del recién nacido, con un enfoque particular en la cura del cordón umbilical. A lo largo de la historia, hemos visto cómo las prácticas erróneas y las creencias supersticiosas han dado paso a un enfoque basado en evidencia y orientado a la prevención de infecciones y complicaciones. La labor de las enfermeras pediátricas en la educación para la salud de los padres es fundamental para garantizar que se sigan las mejores prácticas en el cuidado del cordón umbilical y para promover un entorno seguro y saludable para el desarrollo del bebé. Además, la comprensión del papel del cordón umbilical como una fuente valiosa de células madre progenitoras hematopoyéticas abre nuevas posibilidades en el campo de la medicina regenerativa y el tratamiento de enfermedades graves. En definitiva, el cuidado del cordón umbilical no solo es una práctica rutinaria, sino un componente esencial en el inicio de la vida, que requiere atención y orientación adecuadas para garantizar el bienestar del recién nacido.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. DeCS – Descriptores en Ciencias de la Salud [Internet]. Bvsalud.org. [citado el 28 de enero de 2024]. Disponible en: https://decses.bvsalud.org/E/homepagee.htm
  2. Bask. El cordón umbilical mitos y cuidados [Internet]. Medium. 2016 [citado el 24 de marzo de 2024]. Disponible en: https://medium.com/@Baskmx/el-cord%C3%B3n-umbilical-mitos-y-cuidados-f87382275830
  3. Chacón González, C., Rivera Fumero, S., González Chavarría, A., & Salas Salas, E. (2020). Onfalitis del recién nacido: Infección poco común pero potencialmente letal. Ciencia & Salud: Integrando Conocimientos, 4(3), 42-47.
  4. Cordón umbilical dudas comunes: el conducto a la vida – UDM – Ruber Int [Internet]. Unidad de la mujer. 2021 [citado el 24 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.unidaddelamujer.es/cordon-umbilical-dudas-comunes/
  5. Cuidado del cordón umbilical: lo que los padres deben hacer y lo que no deben hacer [Internet]. Mayo Clinic. 2023 [citado el 24 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/healthy-lifestyle/infant-and-toddler-health/in-depth/umbilical-cord/art-20048250
  6. Cuidados del cordón umbilical [Internet]. Aeped.es. [citado el 24 de marzo de 2024]. Disponible en: https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/cuidados-cordon-umbilical
  7. Andaluz C. Las enfermeras pediátricas, esenciales para garantizar los cuidados en la salud infantil [Internet]. Consejo Andaluz de Colegios de Enfermería. 2022 [citado el 24 de marzo de 2024]. Disponible en: https://consejoandaluzenfermeria.com/noticias/noticias-colegios-provinciales/malaga/las-enfermeras-pediatricas-esenciales-para-garantizar-los-cuidados-en-la-salud-infantil/

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos