Artículo monográfico. La alteración del sueño en enfermería: una realidad del trabajo a turnos.

5 febrero 2024

AUTORES

  1. María Corral Fernández. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  2. Marina Piñana Quesada. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  3. Virginia Hernandez Estallo. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  4. Judit Pilar Martinez Capablo. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).   
  5. Llara Soteras López. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca). 
  6. María Castro Peña. Enfermera. CAP Ainsa. Ainsa (Huesca).

 

RESUMEN

La necesidad de reposo y sueño es esencial para la salud, siendo los trastornos del sueño unos de los problemas más relevantes de la sociedad en la que vivimos. La alteración de estos patrones ejerce un gran impacto y no solo a nivel social, sino, que afectan tanto al desarrollo y funcionamiento normal de las capacidades cognitivas como intelectuales.

La enfermería, es una profesión que en un alto porcentaje de casos desarrolla su jornada laboral en turnos rotatorios, turnos que en ocasiones provocan trastornos en los hábitos de vida de los profesionales incluido el sueño y esto genera problemas de falta de concentración, nerviosismo, incapacidad temporal, siniestralidad y absentismo, entre otros.

El turno más extendido es el conocido como turno “ecológico” o “antiestrés”, que tiene varias alternativas, pero el más conocido se basa en la repetición de mañanas, tardes y noches. Habiendo estudios que relacionan los turnos rotativos con una peor calidad en el sueño y una alta asociación entre el estrés y el uso de medicamentos para la conciliación del sueño, con una pobre calidad de este. Siendo además el estrés un precursor al síndrome de “burn- out” en el personal de enfermería.

PALABRAS CLAVE

Enfermería, Trabajo en turnos rotativos, privación de sueño, trastorno de sueño

ABSTRACT

The need for rest and sleep is essential for health, with sleep disorders being one of the most relevant problems in the society in which we live. The alteration of these patterns has a great impact and not only on a social level, but also affects the development and normal functioning of cognitive and intellectual abilities.

Nursing is a profession that in a high percentage of cases develops its workday in rotating shifts, shifts that sometimes cause disorders in the life habits of professionals, including sleep, and this generates problems of lack of concentration, nervousness, and incapacity. temporary, accidents and absenteeism, among others.

The most widespread shift is known as the “ecological” or “anti-stress” shift, which has several alternatives, but the best known is based on the repetition of mornings, afternoons, and nights. There are studies that link rotating shifts with poorer sleep quality and a high association between stress and the use of medications for falling asleep, with poor sleep quality. Stress is also a precursor to “Burn-out” syndrome in nursing staff.

KEY WORDS

Nursing, rotating shift work, sleep deprivation, sleep disorders

DESARROLLO DEL TEMA

La calidad del sueño es un fenómeno complejo que conceptualmente involucra aspectos cuantitativos y cualitativos del sueño. Además, se asocia con apreciaciones subjetivas en la aparición del sueño, su mantenimiento, los despertares tempranos, el tiempo total de sueño, movimientos durante éste, la ansiedad, la tensión, la agitación durante la noche y la falta de calma cuando se intenta dormir, así como la percepción de la profundidad del sueño1.

En general, los enfermeros tienen una mala calidad del sueño independientemente del turno o servicio en el que trabajen. Pero se ha demostrado que entre el 57% y el 79’1% de las alteraciones del sueño, están relacionadas con la turnicidad2,3.

El trabajo a turnos es una forma de organizar el trabajo en equipo donde los trabajadores desempeñan sucesivamente los mismos puestos de trabajo, según un ritmo continuo o discontinuo, donde el trabajo nocturno es el que tiene lugar entre las 22:00 y las 6:00 h, considerándose trabajador nocturno el que realice normalmente en período nocturno una parte no inferior a 3 h de su jornada laboral diaria y que difiere de la jornada de trabajo de la media poblacional considerada como normal. Una de las causas que determinan que se produzca este acontecimiento es la prolongación en la prestación de determinados servicios durante las 24 h del día, como el trabajo hospitalario, imprescindible para cualquier sociedad moderna4,5. En muchas ocasiones este tipo de organización laboral implica utilizar como horas laborables las destinadas al descanso en forma de trabajo nocturno. En nuestro país, el porcentaje de trabajadores que desarrollan su actividad profesional en un trabajo a turnos nocturno supone un 12% de la población total activa española y este porcentaje aumenta de manera muy importante en el sector sanitario6.

Por otra parte, se ha descubierto una conexión negativa entre calidad de sueño y estrés en los enfermeros. Se ha comprobado que, con mayores niveles de estrés, peor calidad de sueño existe entre los enfermeros que desempeñan un turno diurno, en comparación con los del turno de la tarde o el turno nocturno4,7. Otras investigaciones han identificado que la peor calidad de sueño puede estar asociada al personal que desarrolla su jornada laboral en turnos rotativos2,8,9. Además, se ha encontrado asociación entre el estrés y el uso de medicamentos para dormir7.

AGOTAMIENTO Y ESTRÉS EN ENFERMERÍA:

La salud de los profesionales de salud mejora la atención de los usuarios, mientras que el desgaste laboral disminuye la calidad de la atención10.

Los factores de riesgo psicosocial pueden desencadenar alteraciones fisiológicas, emocionales, cognitivas y conductuales. La exposición a estos factores de riesgo en el trabajo puede causar diversos trastornos psicológicos, entre los cuales se encuentran los siguientes: síndrome de desgaste profesional, trastornos de la personalidad, fatiga crónica, desarrollo de adicción a sustancias psicoactivas, distrés, depresión, sentimientos de fracaso, insatisfacción laboral, insomnio, desórdenes cardiovasculares, desórdenes digestivos y osteomusculares10,11. Todas estas alteraciones, son recurrentes en entornos hospitalarios, dadas las condiciones y situaciones estresantes a las que se enfrenta cada día el personal de enfermería obligando en muchas ocasiones al personal a tratarse bajo ansiolíticos, obteniendo un sueño de baja calidad y generando dependencia a determinadas medicaciones7.

Freudenberger eligió el término “burnout” o “estar quemado”, “apagado”, “consumido”, para designar una situación en la que se experimentan sentimientos negativos hacia el trabajo. Lo describió como una “sensación de fracaso, una existencia agotada o gastada que resulta de una sobrecarga por exigencia excesiva de energía o recursos personales, que sobrepasa la fuerza espiritual del trabajador”. Esto se debe, sobre todo, debido a que su trabajo sobrepasa sus capacidades, buscando satisfacer las necesidades del otro, y no las propias, esto produce conflictos emocionales y agotamiento11.

Diversos estudios muestran que la insatisfacción laboral también ha sido un factor relacionado con el estrés en el puesto de trabajo y, por tanto, estrechamente relacionado con una mala calidad del sueño. Existe asociación con el horario de trabajo que es considerado por los profesionales como un elemento que limita la relación familiar por el número de guardias y el horario continuo, entre otros. Con el ambiente físico de trabajo, el confort y el cansancio emocional3,6,12.

Otra asociación significativa se ha encontrado entre quienes han percibido sentimientos de depresión y a su vez tienen una puntuación elevada en agotamiento emocional. Un hecho que por otra parte no es nada novedoso, puesto que hay un gran solapamiento entre los síntomas del Burnout, la dimensión de agotamiento emocional y los síntomas de depresión. Igualmente, se ha encontrado relación entre elevados niveles de despersonalización y la aparición cambios de humor que se comportaría como un antecedente de despersonalización, ya que ambas variables tienen un componente actitudinal, produciéndose un proceso cíclico entre la satisfacción laboral y el desarrollo de actitudes de despersonalización en el trabajo13.

Las importancias de las consecuencias son claras: en primer lugar, los efectos negativos que este síndrome provocaría en el personal y, por ende, en los pacientes, objetivos esenciales de todo sistema de salud. Teniendo en cuenta que el estrés ejerce un efecto directo sobre los reguladores del sueño manteniendo un estado de activación y alerta en la persona que lo sufre

TURNICIDAD EN ENFERMERÍA:

La calidad del sueño es un fenómeno que resulta complejo de medir y definir de forma objetiva16. El vínculo entre calidad de vida y desempeñar un trabajo en el turno de noche, parece indiscutible, ya que la nocturnidad laboral conlleva una disminución en las horas de sueño y modificaciones de los hábitos alimentarios que producen alteraciones de los ritmos circadianos (sueño-vigilia, variaciones de la temperatura corporal, ciclos hormonales), infracircadianos (frecuencia cardíaca, presión arterial, descargas del sistema nervioso) y ultracircadianos (ciclos menstruales y variaciones orgánicas de tipo estacional)4. Se ha demostrado que la nocturnidad laboral es uno de los factores que más trastornos provocan en la vida social y doméstica, alteraciones del sueño y problemas de salud, tanto físicos como psicológicos, y que tiene una incidencia directa sobre la calidad de vida4,14,15.

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) refleja que el trabajo a turnos tiene efectos negativos en la calidad y cantidad de sueño del trabajador, genera sensación de somnolencia, puede afectar al rendimiento, incrementar los riesgos de accidentes debido a la fatiga y afectar a la salud negativamente16.

El trabajo a turnos afecta a la calidad del sueño de los trabajadores, con una particularidad, y es que la calidad de aquellos enfermeros que trabajan a turnos de 8 horas se encuentra más perjudicada de aquellos que trabajan en turnos de 12 horas. A pesar de que, se puede considerar que una jornada de 12 horas puede desencadenar un mayor número de alteraciones en el sueño debido a que es una jornada más prolongada, diferentes artículos reflejan todo lo contrario. Los trabajadores con turnos de 8 horas (mañana, tarde y noche) presentan unas condiciones de calidad de sueño más comprometidas. Esto puede ser debido a que los cambios constantes de turno: de mañana a tardes, de tardes a noches, y de noches a mañanas, dan lugar a un constante cambio de horario en las rutinas de la vida diaria, y como consecuencia en los hábitos y horarios de descanso. Por otra parte, existen siete variables que guardan relación con el sueño, según el índice de calidad del sueño de Pittsburgh (ICSP), que son: calidad, latencia, duración, eficacia, disfunción diurna, alteraciones del sueño y uso de medicamentos para dormir. En seis de ellas (todas menos la eficacia) se aprecia una relación significativa con el turno de trabajo, es decir, se ven influenciadas por el hecho de trabajar 8 o 12 horas4,14,16.

En definitiva, la calidad de vida es esencial en cualquier trabajo, en especial en el personal de enfermería, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de la población.

CONCLUSIONES

Mediante la revisión de la bibliografía y la documentación recopilada podemos identificar una estrecha relación entre los niveles de agotamiento emocional, la calidad del cuidado y la satisfacción del trabajo realizado por enfermería. Donde el burnout muestra un mayor impacto sobre estos factores. Por lo que sería interesante la toma de ciertas medidas o estrategias en el entorno laboral que minimicen ese sentimiento en el enfermero hacia él mismo o su propio trabajo.

Sería interesante la realización de más estudios con diversos modelos teóricos que justifiquen las características del ambiente en la práctica profesional y que evalúen diferentes variables bajo las perspectivas de enfermeros en diferentes servicios. Siendo así más fácil elaborar estrategias y proponer cambios en diversos ambientes profesionales, reflejándose además en disminución de errores en la asistencia, abandono del puesto de trabajo por cuestiones emocionales de los profesionales y un aumento en la calidad y seguridad de los cuidados enfermeros.

Respecto a la insatisfacción en relación al horario laboral, descubrimos un elemento limitante en la conciliación de la vida social y familiar, limitada por el número de guardias y en definitiva por el horario. Creando una asociación importante entre el confort y el cansancio emocional. Pudiendo llegar a considerar estas experiencias negativas como una enfermedad que se agrava con el propio trabajo.

En todos los artículos revisados, la mala calidad del sueño es asociada con el estrés, principalmente agravado por aspectos como la inestabilidad laboral, la carga de trabajo y, en muchos casos, la turnicidad. Por lo que los profesionales de enfermería deberían luchar por la creación de estrategias de promoción de salud, turnos adecuados a las necesidades fisiológicas y respeto por los días semanales de descanso.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Buysse DJ, Reynolds CF 3rd, Monk TH, Berman SR, Kupfer DJ. The Pittsburgh Sleep Quality Index: a new instrument for psychiatric practice and research. Psychiatry Res [Internet]. 1989;28(2):193–213. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/0165-1781(89)90047-4
  2. Karagozoglu S, Bingöl N. Sleep quality and job satisfaction of Turkish nurses. Nurs Outlook [Internet]. 2008;56(6):298-307.e3. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.outlook.2008.03.009
  3. Da Rocha M, Martino D. Stress and Sleep Quality Among Registered Nurses who Use Sleeping Pills. Acta Paul Enferm. 2009;22(5):658–65.
  4. Bonet-Porqueras R, Moliné-Pallarés A, Olona-Cabases M, Gil-Mateu E, Bonet-Notario P, Les-Morell E, et al. Turno nocturno: un factor de riesgo en la salud y calidad de vida del personal de enfermería. Enferm Clin [Internet]. 2009;19(2):76–82. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.enfcli.2008.10.010.
  5. Aguilera R, Cristóbal R, García N. de Nieves Estatuto de los Trabajadores. En: Colección Textos Legales Serie Relaciones Laborales núm 78 Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Madrid; 2005.
  6. Almodóvar A, Nogareda C, Fraile A, Pinilla FJ, Villar MF, De La Orden MV. Resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo Seguridad y salud en el Trabajo. 2006;38:30–44.
  7. Satizábal Moreno JP, Marín Ariza DA. Calidad de sueño del personal de enfermería. Rev Cienc Salud [Internet]. 2018;16(Especial):75–86. Disponible en: http://dx.doi.org/10.12804/revistas.urosario.edu.co/revsalud/a.6846.
  8. Martínez M, Martínez G. El sueño en ambientes extremos. Sanid. mil. 2011; 67(3): 310- 16. ISSN: 1887-8571.
  9. Lin P-C, Chen C-H, Pan S-M, Pan C-H, Chen C-J, Chen Y-M, et al. Atypical work schedules are associated with poor sleep quality and mental health in Taiwan female nurses. Int Arch Occup Environ Health [Internet]. 2012;85(8):877–84. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1007/s00420-011-0730-8
  10. Beltrán M, Carvajal B, Beltrán JM, Carvajal AB. Agotamiento profesional en personal de enfermería y factores de riesgo psicosocial [Internet]. Redalyc.org. [citado el 29 de noviembre de 2023]. Disponible en: https://www.redalyc.org/journal/559/55964256022/55964256022.pdf
  11. Caballeira L. El Síndrome de Burnout: Antecedentes y consecuentes organizacionales en el ámbito de la sanidad pública gallega. 2017.
  12. Atance JC. Aspectos epidemiológicos del síndrome de burnout en personal sanitario. Rev Esp Salud Pública. 1997;71:293–303.
  13. Guerrero S. Un estudio sobre la precariedad laboral en enfermería: consecuencias y relaciones en torno al síndrome de agotamiento y el abandono profesional. Rev Asoc Esp Espec Med Trab. 2018;27:204–12.
  14. Costa G. The impact of shift and night work on health. Appl Ergon [Internet]. 1996;27(1):9–16. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/0003-6870(95)00047-x.
  15. Escribà V. Horarios de trabajo: repercusiones sobre la salud Rev Rol Enferm. 1992;61–6.
  16. Palazón E, Sánchez JC. Calidad del sueño del personal de enfermería. Comparativa entre profesionales con turnos de 8 y de 12 horas.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos