Artículo monográfico. Mantenimiento de un fijador externo en enfermería

5 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Natalia Carrillo Gracia. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  2. Ana Mª Sánchez Oliván. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  3. María Sánchez Latorre. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  4. Manuel Peinado Gallego. Enfermero del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.
  5. Cristina Larramona Pueyo. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. Aragón.

 

RESUMEN

Un fijador externo es un dispositivo de estabilización ósea que permite la inmovilización de determinadas fracturas protegiendo los huesos y tejidos lesionados, reduciendo el dolor, la inflamación y permitiendo iniciar el proceso de rehabilitación de una manera precoz

Hay que tener máxima precaución y una buena formación a la hora de realizar la cura y cuidados de este dispositivo ya que sus tornillos atraviesan la piel llegando al hueso, lo que puede ofrecer una vía de entrada de los gérmenes al interior del cuerpo, y dar lugar al desarrollo de una serie de complicaciones.

Los cuidados de enfermería realizados a pacientes con fijador externo requieren de experiencia y conocimiento de la técnica, su intervención ayuda a favorecer una buena evolución del paciente, prevenir futuras complicaciones y evitar innecesarias hospitalizaciones.

PALABRAS CLAVE

Fijador externo, complicaciones, cuidados de enfermería

ABSTRACT

An external fixator is a bone stabilisation device that allows the immobilisation of certain fractures, protecting the injured bones and tissues, reducing pain and inflammation and allowing the rehabilitation process to begin early.

Maximum caution and good training must be taken when carrying out the care and treatment of this device, as its screws go through the skin and into the bone, which can provide a route for germs to enter the body and lead to the development of a series of complications.

Nursing care of patients with an external fixator requires experience and knowledge of the technique, and its intervention helps to favour a good evolution of the patient, prevent future complications and avoid unnecessary hospitalisation.

KEY WORDS

External fixation. complication, Nursing care.

DESARROLLO DEL TEMA

En medicina y traumatología se denomina fijación externa a un procedimiento quirúrgico que se emplea en el tratamiento de las fracturas óseas y otras alteraciones de los huesos y que se caracteriza por la utilización de un tutor rígido que está situado fuera del organismo y conectado al hueso mediante tornillos o agujas que atraviesan la piel (transcutáneos). El componente externo sostiene los fragmentos óseos en posición mientras el hueso se regenera y cura la fractura. Es una técnica muy versátil que permite tratar una gran cantidad de patologías1:

  • Fijación de fracturas abiertas o con graves daños en las partes blandas.
  • Estabilización de fracturas en politraumatizados, incluyendo las de pelvis.
  • Tratamiento mínimamente invasivo de fracturas articulares.
  • Alargamientos óseos.
  • Manejo de infecciones óseas y tumores que requieren de resección ósea.
  • Otras indicaciones (distracción articular, fracturas en huesos pequeños, fracturas en pacientes esqueléticamente inmaduros, etc.).

 

TIPOS DE FIJADORES EXTERNOS:

  • Fijadores unilaterales.
  • Fijadores bilaterales.
  • Fijadores circulares.
  • Fijadores híbridos.

 

VENTAJAS DE LOS FIJADORES EXTERNOS:

Este tipo de procedimiento presenta una serie de ventajas: menor lesión de la vascularización ósea con una mínima interferencia con los tejidos blandos facilitando su tratamiento, es una buena opción en los casos de riesgo de infección como las fracturas abiertas o las cerradas con mala situación de partes blandas, presenta además una rigidez variable según el montaje realizado, pudiendo reajustar la alineación sin nueva cirugía, es adaptable a todo tipo de fracturas, permite la movilización precoz de la extremidad así como menores requerimientos técnicos y menor habilidad y experiencia del cirujano, facilita la rápida estabilización de fracturas óseas con múltiples fragmentos. Otra ventaja que tienen es que son fácilmente retirados una vez acabado el tratamiento, sin dejar implantes tras el tratamiento1,2.

 

POSIBLES COMPLICACIONES:

El uso extendido de este procedimiento ha dado lugar a una serie de posibles complicaciones3,4,5.

Infección del trayecto de las agujas: Suele ser la complicación más común si la técnica no se hace de la manera correcta y no se siguen bien los cuidados. Varía desde una inflamación menor que remite con cuidados locales de la herida, a una infección superficial que requiere antibióticos, cuidados locales de la herida y ocasionalmente retirada de la aguja, e incluso una osteomielitis que obligue a una secuestrectomia.

Complicaciones óseas: la necrosis ósea a veces se produce por el calor producido por el motor al introducir el clavo.

Intolerancia al clavo: Los largos periodos de tiempo que deben soportar los pacientes, hace que no se tolere frecuentemente alguno de los clavos, por lo que es necesario un cuidado permanente con los lavados. El aflojamiento del clavo producirá una necrosis en la piel, con dolor, inflamación y exudado, que si bien puede ser estéril al principio, acabará infectándose, incluso llegando a producir un foco de osteomielitis difícil de tratar incluso con cirugía secundaria, esta complicación es más frecuente en pacientes con poca higiene, inmunodeprimidos.

Refractura: La consolidación producida por una fijación rígida es en gran parte endostal, con muy poca formación de callo periférico. La disminución de carga del hueso cortical por la fijación rígida causa una esponjialización del mismo; la re-fractura es posible después de la retirada del 34 fijador a menos que se proteja adecuadamente el miembro mediante el uso de muletas, yeso o soportes adicionales.

Síndromes compartimentales: Pueden producirse aumentos de la presión intracompartimental de varios milímetros de mercurio en un compartimiento muscular a tensión. Lo que puede desencadenar un síndrome compartimental completo.

Retardo de la consolidación: Las agujas rígidas y los marcos pueden “desgastar” la zona de fractura, con espongializacion y debilitamiento de la cortical similar a los observados con la fijación interna rígida con una placa a compresión, si el fijador permanece colocado durante varias semanas o meses. El callo que se produce es eternamente endostal y se han comunicado en la bibliografía unas tasas de retardo en la consolidación del 20-30% de las fracturas con el uso prolongado de un fijador externo rígido.

Transfixión de músculos y tendones: Las agujas colocadas a través de tendones o vientres musculares restringen la excursión normal del músculo y pueden llevar a la rotura del tendón o a la fibrosis del músculo. La rigidez del tobillo es frecuente cuando se usan múltiples agujas transfixiantes en las fracturas de tibia.

Transfixión vasculonerviosa: Perforaciones de vasos y nervios en la colocación del fijador. También se han observado perforaciones de vasos, trombosis, erosiones por decúbito tardías, fístulas arteriovenosas y formación de aneurismas.

 

EL PAPEL DE ENFERMERIA EN EL CUIDADO DE LOS FIJADORES EXTERNOS:

Enfermería desempeña un papel muy importante en esta técnica ya que participa durante la colocación del fijador asistiendo a los cirujanos en el quirófano y asegurando la esterilidad de todo el proceso. Posteriormente cuando el paciente ya está en la planta de hospitalización sus funciones son imprescindibles para proporcionar los cuidados necesarios que ayudan a la detección precoz de complicaciones, tratamiento adecuado y pronta rehabilitación del paciente. Finalmente, también colabora en la retirada del fijador una vez finalizado el tratamiento.

Al tratarse de una técnica tan habitual en la unidad de traumatología se ha elaborado un plan de cuidados estandarizado con los diagnósticos de enfermería más habituales para poder unificar criterios y pautas de actuación en el manejo de estos pacientes, mejorar la calidad asistencial y facilitar el trabajo del equipo multidisciplinar 6,7.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA:

00046 Deterioro de la integridad cutánea relacionado con factores mecánicos (traumatismos de alta energía) m/p destrucción tisular.

NOC Curación de la herida. Prevención de la infección.

NIC Cuidado de la herida. Cuidado del punto del punto de incisión.

00004 Riesgo de infección relacionado con procedimiento invasivo (fijador externo) y pérdida de la continuidad de la piel.

NOC Control del riesgo.

NIC Cuidado de la herida.

00085 Deterioro de la movilidad física relacionado con dolor, incapacidad para realizar determinados movimientos o intolerancia a la actividad m/p limitación de amplitud de movimiento.

NOC Nivel de movilidad. Movilidad articular activa.

NIC Terapia de ejercicios, movilidad articular.

00132 Dolor agudo relacionado con lesión por traumatismo m/p comunicación verbal o codificada del dolor o signos físicos.

NOC Control del dolor.

NIC Manejo del dolor. Administración de analgésicos.

00118 Trastorno de la imagen corporal y baja autoestima situacional relacionado con traumatismo m/p rechazo estético al fijador.

NOC Adaptación psicosocial.

NIC Escucha activa. Apoyo emocional.

Actividades de enfermería:

Valorar el estado circulatorio, la sensibilidad y la fuerza del miembro y de la zona.

Observar y valorar diariamente cualquier signo de complicación.

Cumplir con el programa de movilización según las indicaciones del traumatólogo.

Administrar analgesia durante las curar o cuando el paciente lo precise para conseguir un control del dolor.

Realizar las curas del fijador externo.

Vigilar la inmovilidad del sistema de fijación de la estructura externa.

Instruir al paciente y a la familiar sobre los signos y síntomas de complicaciones, los cuidados diarios del fijador, la prohibición de utilizar el fijador como soporte para mover la extremidad ya que puede aflojar el sistema y producir lesiones.

 

CUIDADOS DEL FIJADOR:

El fijador externo deberá permanecer en buenas condiciones para garantizar una buena inmovilización, extremando los cuidados higiénicos, manteniéndolo limpio y sobre todo cuidando las zonas de contacto con los clavos. No hay que manipular los tornillos externos.

 

CÓMO REALIZAR LA CURA EL FIJADOR:

Siempre que no exista contraindicación por el traumatólogo, y no exista una herida, que requiera la atención por parte de un profesional de enfermería, el paciente se podrá duchar con el Fijador.- La mayor parte de los microorganismos se alojan en las abrazaderas, por lo que es muy importante su limpieza, además de la zona de inserción de las agujas.

Material: guantes, solución hidroalcohólica, suero fisiológico, gasas, clorhexidina, esponjas, disco protección catéter de clorhexidina.

  • Lavado de las manos antes de iniciar la cura, y después del secado solución hidroalcohólica.
  • Retire los discos o gasas sucias (puede ser necesario humedecerlos con suero fisiológico.) Volver a aplicar solución desinfectante y colocarse los guantes.
  • Movilizar la piel que rodea los tornillos con los dedos, para facilitar el drenaje de líquido hacia el exterior, si lo hubiese.
  • Humedecer una gasa con SF, y haciendo círculos alejándose del tornillo retirar cualquier costra que se haya formado, para evitar infecciones subyacentes. Utilizar una gasa para cada tornillo y secar la zona con otra gasa.
  • Aplicar clorhexidina con ayuda de una gasa alrededor de la piel de la zona de inserción. Usar una gasa para cada tornillo. El fijador se puede limpiar con una solución desinfectante o con agua y jabón. No utilizar nunca: iones de fluoruro, cloruro, bromuro, porque podrían dañar la integridad del mismo.
  • Una vez limpia, se colocará el disco impregnado en clorhexidina o en su defecto una gasa. Esto nos permitirá prolongar la limpieza de cada tornillo una vez a la semana, siempre y cuando la zona se mantenga limpia y no haya restos de secreciones o humedad en la zona.
  • Observar si existen signos de infección superficial de epidermis: enrojecimiento, ligera secreción. Evitar maceraciones en la piel circundante, que nos puede llevar a una sobre infección.
  • Sobre el disco colocar el tapón de plástico o en su defecto un apósito.
  • Depositar todo el material utilizado en una bolsa de plástico y desecharlo.
  • Lavarse las manos.

 

CONCLUSIONES

Los cuidados de enfermería a los pacientes con fijador externo requieren de una buena formación sobre este tipo de técnica, para evitar así las posibles complicaciones.

El conocimiento y uso de los Diagnósticos de Enfermería, así como de los Objetivos e Intervenciones (NANDA-NIC-NOC), constituyen una herramienta fundamental en el cuidado del paciente con Fijador Externo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Azar FM, Beaty JH, editors.Campbell. Cirugía ortopédica. Edición 14. España: Elsevier Health Sciences; 2022. 5016.
  2. Pericch EM. Fijación externa. La herramienta alternativa perfecta. Orthotips AMOT [internet]. 2015 [consultado 15 Feb 2024]; 11(1):26-33 Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/orthotips/ot-2015/ot151e.pdf
  3. Ceballos G, Gugliemo DI, Chakal BF. Experiencias con fijadores externos Dynafix en fracturas abiertas en el Hospital Central de San Cristóbal. Año 2000 – 2002. RFM [Internet]. 2004 [consultado 15 Feb 2024]; 27(1): 62-68. Disponible en: https://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0798-04692004000100012
  4. Arias WA, Burgos JI, Camargo MG, Martínez LT, Perdomo LC. Complicaciones derivadas del uso de fijadores externos. Revisión de la literatura. Rev. salud. Bosque [internet]. 2020 [consultado 15 Feb 2024];10 (2):1-22. Disponible en: https://doi.org/10.18270/rsb.v10i2.3073
  5. Hamid R, Tornetta P. «Fracturas abiertas de húmero tratadas con fijación externa». Clin Orthop relacionadas. 1997;337: 187-197.
  6. Ramos A. Dulce M, Escarpanter JC, Ledesma JL. Importancia de los cuidados de enfermería en pacientes con fijación externa ósea. Rev Cubana Enfermer [Internet]. 1996[citado 19 Feb 2024]; 12(1): 5-6. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03191996000100003
  7. Salas V. Impacto de la consulta de enfermería en la clínica de los fijadores externos del Hospital Nacional de niños. Rev Actua en Costa Rica [internet] 2013 [citado 19 Feb 2024]; 24, 1-12. Disponible en: file:///C:/Users/Usuario/Downloads/8434-Texto%20del%20art%C3%ADculo-11859-1-10-20130401.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos