Cáncer de próstata

29 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Marina Huesa Nuez. TCAE, Zaragoza.
  2. Ruth Esther Reynoso Reynoso. TCAE, Zaragoza.
  3. Marjorie Elizabeth Villalta Benites. TCAE, Zaragoza.
  4. Victor Mariano Ibañez Marcos. TCAE, Zaragoza.
  5. Maria Dolores Blecua Piñeiro. TCAE, Zaragoza.
  6. Maria del Rosario Palomo Medina. TCAE, Zaragoza.

 

RESUMEN

La próstata, en condiciones normales, tiene el tamaño de una nuez y se localiza en la pelvis, justo debajo de la vejiga (el órgano que recoge y acumula la orina) y delante del recto (la última parte del intestino grueso), rodeando la primera parte de la uretra (el conducto que elimina la orina al exterior desde la vejiga)

En España, es uno de los tipos de cáncer más comunes en los hombres y puede afectar a hombres de todas las edades, aunque es más común en hombres mayores y a su vez, es la tercera causa de muerte en varones.

PALABRAS CLAVE

cáncer de próstata, próstata, cáncer varones, PSA.

ABSTRACT

The prostate, under normal conditions, is the size of a walnut and is located in the pelvis, just below the bladder (the organ that collects and accumulates urine) and in front of the rectum (the last part of the large intestine), surrounding the first part of the urethra (the tube that removes urine to the outside from the bladder)

In Spain, it is one of the most common types of cancer in men and can affect men of all ages, although it is more common in older men and, in turn, is the third cause of death in men.

KEY WORDS

prostate cancer, prostate, male cancer, PSA.

INTRODUCCIÓN

La próstata, en condiciones normales, tiene el tamaño de una nuez y se localiza en la pelvis, justo debajo de la vejiga (el órgano que recoge y acumula la orina) y delante del recto (la última parte del intestino grueso), rodeando la primera parte de la uretra (el conducto que elimina la orina al exterior desde la vejiga)

En España, es uno de los tipos de cáncer más comunes en los hombres y puede afectar a hombres de todas las edades, aunque es más común en hombres mayores y a su vez, es la tercera causa de muerte en varones. La causa exacta del cáncer de próstata no se conoce, pero se cree que hay una combinación de factores genéticos y ambientales que pueden aumentar el riesgo de desarrollar la enfermedad. Algunos de los factores de riesgo conocidos incluyen la edad, la historia familiar de cáncer de próstata y la raza, ya que los hombres afroamericanos tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad.

A mediados de los años 80 fue cuando se introdujo en la práctica clínica la determinación sérica del PSA como método de detección del cáncer de la próstata y se desarrolló la técnica de obtención de biopsias prostáticas en sextantes mediante agujas finas dirigidas con ecografía transrectal, utilizando un procedimiento semiautomático para su realización. Estas dos circunstancias, unidas a la creciente demanda social de detección de la enfermedad cancerosa en el periodo en el que la neoplasia es mínimamente invasiva, han originado un notable aumento en el número de diagnósticos de carcinoma prostático y una modificación de las características clínicas y patológicas de la enfermedad en el momento del diagnóstico1.

En las etapas iniciales, el cáncer de próstata puede no causar síntomas y puede detectarse mediante pruebas de detección, como el examen de antígeno prostático específico (PSA) y el examen rectal digital (ERD). Sin embargo, a medida que el cáncer progresa, pueden aparecer síntomas como dificultad para orinar, flujo de orina débil o interrumpido, necesidad frecuente de orinar, dolor o ardor al orinar, sangre en la orina o semen, dolor en la parte baja de la espalda, las caderas o los muslos, y disfunción eréctil.
El diagnóstico definitivo del cáncer de próstata se realiza mediante una biopsia, que consiste en tomar muestras de tejido de la próstata para examinarlas bajo un microscopio. Una vez diagnosticado, el cáncer de próstata se clasifica en diferentes etapas según la extensión del tumor y la presencia de metástasis.

El tratamiento del cáncer de próstata depende de varios factores, como la etapa del cáncer, la edad y el estado de salud general del paciente. Algunas de las opciones de tratamiento incluyen1,2:

  • Vigilancia activa: En algunos casos, especialmente en cánceres de próstata de bajo riesgo, se puede optar por una vigilancia activa, en la que se monitorea de cerca la progresión del cáncer sin intervenir de inmediato.
  • Cirugía: La prostatectomía radical es una opción de tratamiento en la que se extirpa la próstata y los tejidos circundantes. Esta opción puede ser adecuada para cánceres localizados.
  • Radioterapia: La radioterapia utiliza rayos de alta energía para destruir las células cancerosas. Puede administrarse externamente o mediante implantes de semillas radiactivas en la próstata.
  • Terapia hormonal: La terapia hormonal se utiliza para reducir los niveles de testosterona, que puede estimular el crecimiento del cáncer de próstata. Puede incluir medicamentos o cirugía para extirpar los testículos.
  • Quimioterapia: La quimioterapia se utiliza en casos avanzados de cáncer de próstata para destruir las células cancerosas en todo el cuerpo. Se administra por vía intravenosa o en forma de píldora.
  • Terapia dirigida: La terapia dirigida utiliza medicamentos que atacan específicamente las células cancerosas sin dañar las células sanas. Puede ser una opción en casos avanzados de cáncer de próstata.

 

Es importante destacar que el tratamiento del cáncer de próstata puede tener efectos secundarios, como incontinencia urinaria, disfunción eréctil y problemas intestinales. Es fundamental que los pacientes discutan los beneficios y riesgos de cada opción de tratamiento con su médico para tomar una decisión informada. Además del tratamiento médico, llevar un estilo de vida saludable puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Esto incluye mantener una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso saludable, limitar el consumo de alcohol y no fumar3.

 

CONCLUSIÓN

El cáncer de próstata es una enfermedad común en los hombres que se desarrolla en la próstata. Puede no causar síntomas en las etapas iniciales, pero a medida que progresa, pueden aparecer síntomas como dificultad para orinar y dolor. El diagnóstico se realiza mediante una biopsia y el tratamiento depende de varios factores. Es importante discutir las opciones de tratamiento con un médico y llevar un estilo de vida saludable para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Herranz AMO, F.; ARIAS Funez F.; Arrizabalaga Moreno M.; y cols.: «El cáncer de próstata en la Comunidad de Madrid en el año 2000». I.-Incidencia. Actas Urol. Esp.; 27: 323.
  2. Berenguer, A.; Luján, M.; Páez, A. y cols.: «The Spanish contribution to the European Randomized Study of Screening for Prostate Cancer». BJU Int; 92 Suppl 2: 33.
  3. Nicholson, P.W.; Harland, S.J.: «Survival prospects after screen-detection of prostate cancer». BJU Int.; 90: 686.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos