Caso clínico. Apendicitis.

11 enero 2024

AUTORES

  1. Lorena Cecilia Ramos, Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en el Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  2. Esther Rangil Gil, Graduada en Enfermería por la Universidad de Valencia. Enfermera del Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  3. Aitana Alba Pérez, Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  4. Sandra Per Morón, Graduada en Enfermería por la Universidad de Zaragoza. Enfermera en el Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  5. Yolanda Chacón Hernández, Graduada en Enfermería por la Universidad de Huesca. Enfermera en el Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.
  6. Ana Híjar Jiménez, Graduada en Enfermería por la Universidad San Jorge. Enfermera en el Hospital Royo Villanova, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

En este artículo se desarrolla un plan de cuidados de enfermería a un paciente en edad pediátrica, que tras varios episodios de dolores abdominales difusos acudiendo a urgencias se resuelven precisando de una intervención quirúrgica; apendicectomía.

PALABRAS CLAVE

Dolor abdominal, apendicitis, apendicectomía, fiebre, NANDA, NOC, NIC.

ABSTRACT

In this article, a nursing care plan is developed for a pediatric patient, who after several episodes of diffuse abdominal pain attending the emergency room is resolved requiring surgical intervention: appendectomy.

KEY WORDS

Abdominal pain, appendicitis, appendectomy, fever, NANDA, NOC, NIC.

INTRODUCCIÓN

La apendicitis aguda es la urgencia quirúrgica abdominal más frecuente en el mundo y un motivo de consulta habitual en nuestros servicios de Urgencia.

*ANATOMÍA PATOLÓGICA. No existe una correlación clínico-patológica exacta; esto significa que el estado o el cuadro del paciente no siempre se corresponde con el estado patológico del apéndice. Pacientes muy sintomáticos pueden presentar estadios precoces en lo anatomopatológico y por el contrario pacientes oligosintomáticos pueden presentar estadios avanzados e incluso la perforación del apéndice.

Los estadíos anatomopatológicos de la apendicitis son 4 siendo sus características:

– Apendicitis edematosa: secreción y acumulación de mucus.

– Apendicitis flemonosa o supurativa: infiltrado de PMN, exudado purulento hacia la luz; aspecto engrosado, tumefacto, friable, recubierto de pseudomembranas.

– Apendicitis gangrenosa: gruesas áreas de ulceración hemorrágica en la mucosa, necrosis gangrenosa, afección de todas las capas.

– Apendicitis perforada: zonas de necrosis supurativa, abscesos intramurales con perforación parietal1.

*DEFINICIÓN. La definiremos como una inflamación del apéndice cecal por obstrucción de su lumen. El apéndice es un órgano pequeño con forma de saco, conectado al intestino grueso en la parte inferior derecha del vientre2.

*CAUSAS. El problema casi siempre ocurre cuando el apéndice resulta bloqueado por heces, un cuerpo extraño, un tumor o, en ocasiones poco frecuentes, un parásito. Cuando se obstruye el apéndice, pueden crecer demasiadas bacterias en su interior y causar una infección. Algunas de las cosas que pueden provocar una obstrucción del apéndice son las siguientes:

  • Heces duras, con el aspecto de bolas o bolitas (cacas).
  • Ganglios linfáticos inflamados dentro del intestino.
  • Parásitos y otras enfermedades3.

 

*SINTOMAS. Los síntomas de la apendicitis pueden variar. Puede ser difícil detectarla en niños pequeños, adultos mayores y mujeres en edad reproductiva.

El primer síntoma a menudo es el dolor alrededor del ombligo o en la parte media del abdomen superior. Este dolor puede ser leve al principio, pero se vuelve más agudo y grave. Es posible que también se presente pérdida de apetito, flatulencias, hinchazón abdominal, náuseas, vómitos y un bajo grado de fiebre.

El dolor tiende a desplazarse a la parte inferior derecha del abdomen. Tiende a concentrarse en un punto directamente sobre el apéndice llamado el punto de McBurney. Esto ocurre con mayor frecuencia de 12 a 14 horas después del comienzo de la enfermedad.

El dolor puede empeorar al caminar, toser o hacer movimientos súbitos.

Los síntomas tardíos incluyen:

  • Escalofríos y temblores.
  • Heces duras.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Náuseas y vómitos4.

 

*DIAGNÓSTICO. La apendicitis puede ser difícil de diagnosticar por la existencia de otras condiciones que causan síntomas similares. No todos los que tienen apendicitis exhiben todos estos síntomas. Si tiene estos síntomas, particularmente dolor abdominal que continúa y empeora, hay que acudir a urgencias para hacer un examen diferencial.

  • Exploración física para evaluar el dolor.

 

Se puede aplicar una presión suave sobre la zona dolorida. Cuando la presión se libera repentinamente, el dolor de la apendicitis a menudo empeorará, lo que indica que el peritoneo adyacente está inflamado. Los hallazgos al examen abdominal varían desde la presencia de dolor a la palpación profunda de la fosa ilíaca derecha, hasta signos de reacción peritoneal localizada como dolor a la descompresión y defensa. Se han descrito múltiples signos:

 

• Dolor en el punto de Mc Burney, el mismo se encuentra en un punto que se topografía en la unión del 1/3 distal con los 2/3 proximales de una línea que va de la espina ilíaca anterosuperior al ombligo.

• Al inicio del cuadro puede observarse resistencia parietal voluntaria por dolor; en la evolución se vuelve involuntaria o refleja (defensa) como signo de reacción peritoneal localizada. Finalmente, el grado máximo de expresión, el denominado “vientre en tabla” característico de las peritonitis difusas. La ley de Stokes explica la parálisis del músculo liso (íleo) y contractura del músculo estriado por el contacto con una serosa inflamada. Es importante tener presente que los “signos peritoneales” pueden no estar presentes o ser tardíos cuando la localización del apéndice no contacta con el peritoneo parietal (retrocecal, retromesentérica).

Signo de Rovsing es el dolor que aparece en el cuadrante abdominal inferior derecho, cuando se palpa en el cuadrante abdominal inferior izquierdo.

Singo de Blumberg es la descompresión brusca dolorosa del abdomen y tiene gran importancia en revelar irritación peritoneal. También es conocido como signo del rebote.

• Masa dolorosa en FID, en los casos de plastrón o absceso apendicular.

• Tacto rectal doloroso a derecha1.

  • Análisis de sangre. Nos permite verificar si hay un número elevado de glóbulos blancos, lo que sugiere infección, junto con neutrofilia y linfopenia.
  • Análisis de orina. Para asegurarnos que la causa del dolor no es una infección urinaria, ITU, o un cálculo renal.
  • Pruebas diagnósticas por imágenes.

 

– RX. En algunos casos, el estudio por imágenes inicial podría ser una radiografía abdominal o del tórax. Algunas veces el estreñimiento, e incluso la neumonía, pueden causar dolor abdominal similar al que se presenta con la apendicitis.

– Ecografía abdominal (ultrasonografía o ecosonografía). El ultrasonido es un tipo de examen por imágenes que usan ondas de sonido para crear imágenes del interior del abdomen y/o pelvis. Resulta un diagnóstico certero que logra disminuir los casos de signos clínicos inciertos. Cuando no se ha llegado a perforar, en los niños aparece un fecalito o apendicolito; y en casos de perforación se aprecia aire en la luz intestinal en la zona de la fosa iliaca derecha.

– TAC abdominal y pelvis. Durante una exploración por TAC se usan X para capturar imágenes del interior del abdomen y la pelvis.

-RMN. En los pacientes jóvenes o en mujeres que están embarazadas se puede realizar una RMN de la pelvis. La RMN obtiene imágenes del cuerpo usando un imán poderoso5,6.

*TRATAMIENTO. El tratamiento para la apendicitis generalmente implica una cirugía para extraer el apéndice inflamado (apendicectomía). Previo a la cirugía se administrarán antibióticos, para tratar la infección, y analgésicos, además también será necesario una rehidratación.

En referencia a la intervención quirúrgica esta puede ser de dos formas: técnica abierta o técnica cerrada (laparoscópica). La apendicectomía laparoscópica tiene la ventaja de su rápida recuperación y el menor tiempo de ingreso tras la intervención.

*COMPLICACIONES. La apendicitis puede causar complicaciones graves, por ejemplo:

  • La perforación del apéndice. Esto puede causar que la infección se esparza por el abdomen (peritonitis). Esta enfermedad puede poner en riesgo la vida y es necesario hacer una cirugía de inmediato para extraer el apéndice y limpiar la cavidad abdominal.
  • Una acumulación de pus que se forma en el abdomen. Si el apéndice se revienta, es posible que se cree una acumulación de infección (absceso). En la mayoría de los casos, el cirujano drena el absceso introduciendo un tubo a través de la pared abdominal hasta el absceso. El tubo se deja colocado durante aproximadamente dos semanas y el paciente recibe antibióticos para combatir la infección. Una vez que se elimina la infección, se hace una cirugía para extraer el apéndice. En algunos casos, se drena el absceso y el apéndice se extrae de inmediato7.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

*HISTORIA ACTUAL:

Niño de 10 años que acude acompañado de sus padres por tercera vez a un servicio de urgencias en breve espacio de tiempo; una a su centro de salud y dos al servicio de urgencias del hospital. En todos ellos manifestaba dolor abdominal, náuseas, febrícula. Las dos primeras veces fue tratado como gastroenteritis.

En su último ingreso en el servicio de urgencias refiere fiebre máxima de 38,5ºC, presenta falta de apetito, no tolera nada por vía oral y el dolor en zona abdominal, de cuatro días de evolución, se ha incrementado, de inicio periumbilical e irradiado a hipogastrio. No diarrea. Diuresis conservada.

*EXPLORACIÓN FÍSICA:

Peso: 37 kg. Talla: 142 cm. Frecuencia cardiaca: 115 lpm. Frecuencia respiratoria: 24 rpm. TA: 118/65 mmHg. Sat de O2: 99%.

Buen estado general. Bien hidratado, nutrido y perfundido. Normocoloreado. Sin exantemas ni petequias. No signos de dificultad respiratoria. Ni edemas. Auscultación cardiopulmonar normal. Abdomen doloroso a la palpación en fosa ilíaca derecha e hipogastrio. No se palpan masas ni organomegalias. Blumberg negativo. Signo del Psoas positivo. Puño percusión derecha positiva. Exploración genital sin hallazgos. Neurológico normal. Orofaringe normal. No alergias conocidas. No toma ningún tipo de medicación.

*PRUEBAS COMPLEMENTARIAS:

-Analítica en sangre y orina:

• Hemograma: hemoglobina: 13,8 g/dl, leucocitos: 21.000/µl (neutrófilos: 15.800/µl, linfocitos: 2.360/µl), plaquetas: 350.000/µl.

• Bioquímica: PCR: 234 mg/L, urea: 26 mg/dl, creatinina: 0,61 mg/dl, LDH: 205 UI/L, GOT: 12 UI/L, GPT: 15 UI/L.

• Coagulación: normal.

• Test rápido de estreptococo: negativo.

• Tira reactiva de orina: hematíes abundantes, proteínas 1+, resto: negativo.

• Análisis microscópico del sedimento: leucocitos: negativo, nitritos: negativo, hematíes: 2+, pH: 5,5, proteínas: 1+, glucosa: negativo, cuerpos cetónicos: 1+, urobilinógeno: 0,2 mg/dl, bilirrubina: negativo, densidad: 1.020. No hay bacterias.

 

-Ecografía abdominal: En fosa iliaca derecha se aprecia estructura apendicular con calibre discretamente engrosado (6.6mm), inmediatamente posterior al ciego de hasta 13 mm de calibre, con apendicolito en su interior, así como afectación de la grasa circundante, en relación con apendicitis aguda retrocecal. Aumento de la ecogenicidad de la grasa periapendicular, con numerosos nódulos hipoecoicos en relación con adenopatías reactivas.

-Tratamiento recibido en urgencias, previo a la IQ:

Dieta absoluta.

Suero glucosado 5% +20 cc de ClNa 20% + 8cc de ClK 7,5% en 500 cc

Paracetamol 360 mg IV.

Augmentine 1gr/8h IV.

*EVOLUCIÓN:

Tras ser valorado por el servicio de Cirugía Pediátrica, se decide el ingreso en planta, tras intervención quirúrgica de urgencia. Se explica la patología a la familia y firman el consentimiento informado.

*TRATAMIENTO:

El paciente es intervenido de urgencia, la intervención se realiza por laparoscopia, donde se objetiva apendicitis aguda gangrenada en posición retrocecal asociada a plastrón apendicular. Se realiza apendicectomía sin incidencias.

Antes de realizar el plan de cuidados se lleva a cabo la valoración de enfermería según las necesidades de Virginia Henderson obteniendo los siguientes resultados;

 

VALORACIÓN DE LAS NECESIDADES BÁSICAS SEGÚN VIRGINIA HENDERSON8

1.NECESIDAD DE OXIGENACIÓN.

Ninguna alteración a nivel respiratorio, con una saturación de oxígeno en urgencias de 99%, y una frecuencia de 24 respiraciones por minuto. No signos de dificultad respiratoria. Auscultación cardiopulmonar normal. Frecuencia cardiaca 115 lpm.

2.NECESIDAD DE NUTRICIÓN E HIDRATACIÓN.

Normohidratado. Náuseas de cuatro días de evolución, falta de apetito. Hace mucho que no come, última ingesta hace 4 horas, por lo que seguirá en ayunas (dieta absoluta) hasta el total de horas necesarias previas a la IQ. Una vez salga de la REA se iniciará tolerancia con líquidos hasta pasar a dieta basal nuevamente.

3.NECESIDAD DE ELIMINACIÓN.

Sin alteraciones, paciente continente y autónomo tanto para la eliminación urinaria como fecal.

4.NECESIDAD DE DEAMBULACIÓN Y POSTURA ADECUADA.

Totalmente autónomo. Realiza actividad física diaria. Sin complicaciones.

5.NECESIDAD DE DORMIR Y DESCANSAR.

Sin alteraciones en el patrón sueño, duerme unas7- 8 horas aproximadamente.

6.NECESIDAD DE VESTIMENTA ADECUADA.

Independiente tanto para vestirse como para desvestirse.

7.NECESIDAD DE TERMORREGULACIÓN.

Presenta febrícula desde el inicio del cuadro abdominal, apareciendo fiebre a partir del cuarto día. En urgencias temperatura de 38.5ºC.

8.NECESIDAD DE HIGIENE E INTEGRIDAD CUTÁNEA.

Sin alteraciones de la piel y mucosas, buen aspecto. Buen estado general. Bien hidratado, nutrido y perfundido. Normocoloreado. Correcta higiene.

9.NECESIDAD DE EVITAR PELIGROS.

No existe alteración de la conciencia, ni riesgo aparente de caídas. No refiere ninguna alergia medicamentosa. Cartilla vacunal adecuada para su edad, incluidas las vacunas de pago, que no entran en la seguridad social: Varivax, Bexsero y RotaTeq.

10.NECESIDAD DE COMUNICACIÓN.

No presenta alteraciones auditivas ni del habla. No obstante, y debido a su edad, estarán los padres presentes ante cualquier notificación.

11.NECESIDAD DE CREENCIAS Y VALORES.

El paciente es cristiano católico no practicante, pero el año pasado recibió el sacramento de la comunión.

12.NECESIDAD DE OCUPARSE Y REALIZARSE.

Actualmente cursa 6º de primaria, le preocupa perderse el seguimiento de las clases por los futuros exámenes.

13.NECESIDAD DE ACTIVIDADES RECREATIVAS.

El paciente tiene una vida deportiva muy activa; entrena de lunes a viernes a tenis, una media de 2 horas y media. Y los fines de semana que no tiene torneo entrena o monta en bicicleta, también le gusta montar en monopatín. O quedarse con los amigos y realizar múltiples actividades al aire libre.

14.NECESIDAD DE APRENDIZAJE.

Se muestra colaborador y participa en sus cuidados. Déficit de conocimientos.

 

PLAN DE CUIDADOS. DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC9-11

A continuación, se enuncian y desarrollan algunos de los diagnósticos, objetivos e intervenciones de enfermería que consideramos más relevantes para mejorar el bienestar del paciente a causa de su proceso; apendicitis, y su consiguiente intervención quirúrgica (apendicectomía por laparoscopia).

*NANDA: DOLOR AGUDO (00132).

Experiencia sensitiva y emocional desagradable ocasionada r/c una lesión tisular real m/p informe verbal del dolor.

Definición: Hace referencia a una experiencia sensitiva y emocional desagradable ocasionada por una lesión tisular real o potencial, o descrita en tales términos.

NOC:(1605) Control del dolor: acciones personales para controlar el dolor.

(2102) Nivel del dolor: gravedad del dolor observado o referido.

(3014) Satisfacción del paciente: manejo del dolor: grado de percepción positiva de los cuidados de enfermería para aliviar el dolor.

NIC: (1400) Manejo del dolor: Alivio o disminución del dolor hasta lograr un nivel de tolerancia que sea aceptable para el paciente.

(2210) Administración de analgésicos: uso de agentes farmacológicos para reducir o eliminar el dolor.

(2380) Manejo de los medicamentos: Facilitar la utilización segura y efectiva de los medicamentos prescritos y de libre disposición, sin receta.

Actividades:

-Realizar una valoración completa de dolor que incluya ubicación, características, aparición y duración, frecuencia, calidad, intensidad o gravedad del dolor, así como los factores precipitantes.

-Observar las señales no verbales de incomodidad, especialmente en las personas que no son capaces de comunicarse de manera efectiva.

-Al valorar el dolor del paciente, emplear un vocabulario adecuado a la edad y nivel de desarrollo del paciente.

-Pedir al paciente que califique su dolor o molestia en una escala del 0 al 10, siendo 0: ausencia de dolor o molestia, y 10: el mayor dolor.

-Indicar al paciente, o a la familia, que informe al personal de enfermería si el dolor no disminuye.

-Observar los efectos terapéuticos de la medicación en el paciente.

-Administrar los analgésicos a la hora adecuada para evitar picos y valles de la analgesia.

 

*NANDA: DETERIORO DE LA INTEGRIDAD CUTÁNEA (00046).

Deterioro de la integridad cutánea r/c deterioro de la sensibilidad, prominencias óseas, sustancias químicas, humedad m/p el estado de la herida.

Definición: se refiere al estado en que el individuo presenta alteraciones de la epidermis, de la dermis o de ambas, lo que puede incluir abrasiones, cortes, quemaduras, heridas quirúrgicas, úlceras por presión, entre otros tipos de lesiones en la piel.

NOC: (1102) Curación de la herida: por primera intención. Se refiere a la evaluación de la cicatrización de la piel afectada por el deterioro de la integridad cutánea. La evaluación incluye la inspección de la herida, el grado de granulación, el tejido de cicatrización y la presencia o ausencia de exudado.

(1605) Control del dolor. Dolor como síntoma común del deterioro de la integridad cutánea. Evaluación de la eficacia del tratamiento para el dolor y la reducción de la intensidad del mismo.

(1908) Prevención de la infección. El deterioro de la integridad cutánea puede aumentar el riesgo de infección. Evaluación de la efectividad de las medidas preventivas para evitar la infección; lavado de manos y uso de técnicas asépticas.

(0005) Tolerancia a la actividad. El deterioro de la integridad cutánea puede limitar la movilidad del paciente y afectar su capacidad para realizar actividades diarias.

NIC:(3590) Vigilancia de la piel: implica observación y documentación sistémica de la piel del paciente para detectar cualquier cambio en la integridad cutánea: lesiones, enrojecimiento y decoloración. A tener en cuenta también la humedad o la presión.

(3660) Cuidado de las heridas: Prevención de complicaciones; usando técnicas asépticas, uso de apósitos y control de la hemorragia.

(3440) Cuidados del punto de incisión. Prevenir la infección y promover la cicatrización con cuidados especiales en el punto de incisión.

(0840) Cambios posturales. Cambios de posición en el paciente para prevenir la aparición de úlceras por presión y promover la circulación sanguínea.

Actividades:

-Aconsejar al paciente que evite tensiones, golpes sobre los bordes de la herida, para evitar retraso en la cicatrización.

-Mantener la herida limpia y seca, evitando la humedad.

-Inspeccionar el estado del sitio de incisión.

– Observar si hay enrojecimiento y pérdida de la integridad cutánea.

– Vigilar el color de la piel y comprobar la temperatura de la piel.

– Inspeccionar la herida, evitar presionar la herida y enseñar al paciente o familia a realizar la cura de la herida.

 

*NANDA: RIESGO DE INFECCIÓN (00004).

Riesgo de infección m/p alteración de la integridad de la piel.

Aumento de ser invadido por microorganismos patógenos r/c procedimientos invasivos.

Definición: Se refiere a la posibilidad de que una persona adquiera una infección debido a una disminución de las defensas naturales del cuerpo. Este diagnóstico es importante en la prevención de infecciones y en la identificación de factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de adquirir una infección.

NOC:(1902) Control del riesgo: proceso infeccioso. Acciones personales para comprender, evitar, eliminar o reducir las amenazas para la salud que son modificables.

(1102) Curación de la herida. Por primera intención.

(1844) Conocimiento: manejo de la enfermedad aguda. Grado de conocimiento transmitido sobre una enfermedad reversible, su tratamiento y la prevención de complicaciones.

NIC:(6540) Protección contra las infecciones.

(3660) Cuidado de la herida.

(3440) Cuidado del punto de incisión.

(6540) Control de infecciones. Minimizar el contagio y transmisión de agentes infecciosos.

(6610) Identificación de riesgos. Análisis de los factores de riesgo potenciales, determinación de riesgos para la salud y asignación de prioridad a las estrategias de disminución de riesgos para un individuo o grupo de personas.

(6680) Monitorización de los signos vitales. Definición: Recogida y análisis de datos sobre el estado cardiovascular, respiratorio y de temperatura corporal para determinar y prevenir complicaciones.

Actividades:

– Inspeccionar la existencia de eritema, calor extremo, o exudados en la piel y las mucosas en cada turno. Identificar los factores de riesgo de infección.

-Observar si hay cambios en el nivel de movilidad o malestar durante el ingreso.

-Controlar de cerca al paciente en busca de signos y síntomas de infección. Evaluar el riesgo de infección del paciente.

-Educar al paciente y a la familia sobre las medidas de prevención de infecciones.

-Cambiar el apósito según la cantidad de exudado cuando sea necesario mediante la valoración de la herida en cada turno.

– Mantener una técnica de vendaje/cura estéril cada vez que se realicen los cuidados de la herida.

-Administrar medicamentos profilácticos según sea necesario.

– Cambiar el equipo de cuidados del paciente según el protocolo del centro.

– Utilizar jabón antimicrobiano para el lavado de manos que sea apropiado.

– Lavarse las manos antes y después de cada actividad de cuidados del paciente.

 

* NANDA: TEMOR (0148).

Respuesta a la percepción de una amenaza que se reconoce conscientemente como un peligro, temor r/c situación potencialmente estresante (intervención quirúrgica).

Definición: Estado en que el individuo presenta una respuesta a la percepción de una amenaza que reconoce conscientemente como peligrosa.

NOC:(1402) Autocontrol del miedo.

(5330) Control de la ansiedad, del estado de ánimo/humor.

(1404) Control de miedo.

NIC:(5820) Disminución de la ansiedad: minimizar la aprensión, temor, presagios o inquietud relacionados con una fuente no identificada de peligro previsto. Resolver las dudas existentes.

(5880) Técnica de relajación: Mantener el contacto visual con el paciente. Reducir o eliminar los estímulos que crean miedo o ansiedad. Transmitir al paciente garantía de su seguridad.

(7310) Cuidados de enfermería al ingreso: facilitar el ingreso del paciente en un centro sanitario.

(5230) Aumentar el afrontamiento.

(5380) Potenciación de la seguridad.

(5270) Apoyo emocional.

(5240) Asesoramiento.

 

EVOLUCIÓN DE ENFERMERÍA TRAS IQ:

A los tres días de la intervención quirúrgica es dado de alta, debido a que su evolución es favorable. Presenta abdomen blando, depresible, no doloroso a la palpación. No refiere náuseas y presenta buena tolerancia oral. No fiebre. Dolor postquirúrgico controlado y analítica de control con parámetros dentro de la normalidad, observando remisión de signos de infección. En planta además de la analgesia necesaria se le administró también una triple antibioterapia (Augmentine, Metronidazol, Gentamicina) durante 3 días.

Recomendaciones al alta:

-Dieta blanda progresiva.

-Reposo relativo durante una semana.

-No precisa cura de la herida ni retirada de material de suturas.

-Si fiebre, vómitos, dolor abdominal que no ceda con analgesia acudir de nuevo a Urgencias

 

CONCLUSIÓN

La apendicitis es la patología quirúrgica abdominal más frecuente y en la que más errores diagnósticos se cometen; no tratada oportunamente, puede conducir a graves complicaciones e incluso a la muerte, por lo que el reconocimiento de sus variadas formas clínicas sigue siendo un reto para la profesión médica. La mayoría de las veces, la presentación de la apendicitis es tan típica que no da lugar a dudas diagnósticas; pero, en algunas ocasiones, pueden aparecer dificultades debido a la presencia de manifestaciones de otros aparatos, lo que se ha relacionado con las variadas posiciones en que el apéndice se puede encontrar. La superposición de hallazgos inusuales, como los relativos al tracto urinario, puede oscurecer el diagnóstico y retardar el tratamiento apropiado12.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Clínicas Quirúrgicas Facultad de Medicina Universidad de la República. Uruguay 2018. Apendicitis AGUDA Y SUS COMPLICACIONES. Dr. Gabriel Massaferro Fernández. Date accesed: November 20, 2023
  2. Apendicitis aguda. Dialnet. Date published: January 01, 1970. Date accesed: November 17, 2023
  3. Appendicitis In Kids and Teens (for parent)- Nemours KidsHealth. KidsHealth. Date accesed: November 17, 2023
  4. Appendicitis: MedlinePlus Medical Encyclopedia. MedlinePlus. Date accesed: November 17, 2023.
  5. Appendicitis. Radiologyinfo.org. Date accesed: November 20, 2023.
  6. Appendicitis. Mayo Clinic. Date published: August 18, 2023. Date accesed: November 20, 2023.
  7. Appendicitis. Mayo Clinic. Date published: August 18, 2023. Date accesed: November 20, 2023.
  8. Enfermería Actual. Actualización de Enfermería. (Internet). Madrid: FUNCIDEN;2022 (actualizado junio 2022). Necesidades Básicas Humanas de Virginia Henderson. Disponible en: http://www.enfermeriaactual.com
  9. North American Nursing Diagnosis Association. NANDA. Diagnósticos enfermeros, definiciones y clasificaciones 2018-2020. Elsevier. Madrid, 2020.
  10. Moorhead S, Johnson M, Swanson E. Clasificación de resultados de enfermería NOC. 6ª edición. Elsevier. Madrid, 2018
  11. Bulechek G, Butcher H, Docchterman J, Wagner M. Clasificación de intervenciones de enfermería NIC. 7ª edición, Elsevier. Madrid, 2018.
  12. Pediatría integral. Órgano de expresión de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP). Disponible en: https://www.pediatriaintegral.es/numeros-anteriores/publicacion-2012-01/caso-clinico-mir-haz-tu-diagnostico-01-2012/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos