Conocer la mastitis. Artículo monográfico.

28 abril 2022

AUTORES

  1. Lydia Clavero Ara. Enfermera en Hospital de Barbastro.
  2. Nyulyufer Deyanova Alyosheva. Enfermera en Hospital de Barbastro.
  3. Sara Figueres Castel. Enfermera en Centro de Salud de Graus.
  4. Gemma García Hoyo. Enfermera en Centro de Salud de Castejón de Sos.
  5. Andrea Mazón García. Enfermera en Hospital de Barbastro.
  6. Berta Alegría Sallán Ferrer. Enfermera en Hospital de Barbastro.

 

RESUMEN

La leche materna contiene más de 100 componentes bioactivos, protectores frente a enfermedades infecciosas, por ello se recomienda la lactancia materna frente a la lactancia artificial, y se pauta hasta los 6 meses de vida como alimentación exclusiva. Es conocido que una de las principales causas de abandono de la lactancia materna antes de los 6 meses de vida del lactante es la mastitis, la gran mayoría ocurren antes de las doce semanas, siendo más frecuente que se de entre la segunda y tercera semana tras el alumbramiento. Por esta razón es de especial interés conocerla, para poder prevenirlas y detectarlas precozmente y actuar frente a ellas.

 

PALABRAS CLAVE

Mastitis, cuidados, infección, lactancia materna.

 

ABSTRACT

Breast milk contains more than 100 bioactive components, protectors against infectious diseases, which is why breastfeeding is recommended over artificial feeding, and it is prescribed for up to 6 months of life as exclusive feeding. It is known that one of the main causes of abandonment of breastfeeding before 6 months of life of the infant is mastitis, the vast majority occur before twelve weeks, being more frequent between the second and third week after delivery. For this reason it is of special interest to know about it, in order to be able to prevent and detect them early and act against them.

 

KEY WORDS

Mastitis, care, infection, breastfeeding.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La mastitis es un cuadro frecuente, tiene una incidencia del 10% en mujeres lactantes1.

Entendemos por mastitis, la inflamación de alguno o diversos lóbulos de la glándula mamaria1, suele afectar en forma de cuña o cuadrante5, se puede dar junto a infección y suele asociarse con la lactancia2. Puede darse unilateralmente o bilateralmente1.

Los factores que predisponen esta patología son varios, entre ellos podemos encontrar: obstrucción e ingurgitación mamaria, grietas en los pezones e infección de las mismas, pezones doloridos2.

Las causas más frecuentes son: la estasis de la leche y la infección3. La estasis de la leche sucede porque no se extrae toda la leche de la mama, y la infección se desencadena en esta leche estancada, a raíz de que se convierte en el medio de cultivo ideal de los microorganismos3.

Podemos detectar la mastitis debido a su sintomatología característica: zona sensible o dolorosa, pinchazos, induración, eritema y aumento del tamaño mamario, disminución del volumen de leche, fiebre, escalofríos, dolores musculares y articulares, entre otros4.

El diagnóstico es clínico, se recomienda realizar un cultivo de la leche para conocer el agente causante y antibiograma, para ello se recogerá una muestra de leche siguiendo la siguiente pauta: lavarse las manos con agua y jabón. Estimular la mama. Ejercer presión manual. Desechar las primeras gotas y recoger la muestra (mínimo 1 ml) en envase estéril. Si están afectadas las dos mamas recoger una muestra de cada una, por separado. No usar sacaleches mecánico1. También puede realizarse un recuento leucocitario1 y una ecografía para conocer la localización, tamaño, número de los abscesos5.

El tratamiento tendrá que depender de los resultados del cultivo y del antibiograma para elegir el antibiótico correcto, cuya elección también dependerá de los efectos secundarios que le pudieran ocasionar al lactante. Actualmente se ha confirmado los efectos beneficiosos de los probióticos tanto para su tratamiento, como para su prevención4.

Otras medidas que debemos adoptar son: continuar con la lactancia materna comenzando por la mama afectada para que el bebé succione con más fuerza y ofrecérsela frecuentemente, intentando colocarlo de tal manera que su barbilla se encuentre lo más cercana posible a la zona dolorosa, realizar masaje de la zona antes y mientras mama el lactante realizando movimientos circulares sobre la zona y posteriormente en dirección hacia el pezón, tras finalizar, drenar completamente el contenido del pecho mediante extracción manual o con sacaleches. Ofrecer soporte emocional, efectuar una correcta hidratación y nutrición, aplicar calor antes de las tomas y frío tras ellas, realizar un descanso adecuado, no utilizar sujetadores que aprieten. Se pueden tomar analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos compatibles con la lactancia, como son el paracetamol y el ibuprofeno para bajar la fiebre y aliviar el dolor de la zona. Puede ocurrir que el lactante rechace la leche de la mama afectada debido a que la leche tiene un sabor más salado, en tal caso seguiremos alimentándolo con la otra mama y drenaremos el contenido de la mama afectada de forma manual o mediante sacaleches1,4,5.

Si tras el tratamiento con antibiótico y tras adoptar todas estas medidas el problema no se resolviera, será necesario su incisión y drenaje quirúrgico, lo que invitará a permanecer ingresado hospitalariamente o que le realicen una vigilancia ambulatoria estrecha5.

La mejor medida para prevenirla es la adopción de una correcta técnica de amamantamiento, para prevenir los factores que pueden desencadenarla6. Cambiar la posición de amamantamiento a lo largo del día también puede colaborar a evitar la patología. Hay estudios que demuestran que los probióticos son útiles para prevenirla, lo más utilizados para este fin son Lactobacillus salivarius PS2 y Lactobacillus fermentum7. Y Schäfer, Bundred y col. han demostrado una relación con el tabaco, por lo que se podría decir, que dejar de fumar ayudará también en su prevención8,9.

 

CONCLUSIONES

Las enfermeras desempeñamos un papel primordial en la educación a las madres lactantes para ayudarlas en la prevención, tratamiento y recuperación de la mastitis, aportándoles información sobre una técnica adecuada de amamantar e información relacionada con el tema, resolviendo sus dudas y realizando apoyo psicológico. Por ello es importante que los profesionales estemos familiarizados con el tema, dispongamos de información actualizada, para posteriormente transmitirla correctamente y podamos realizar intervenciones educativas a este grupo poblacional.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Dra. Blanca Espínola-Docioa, Dra. Marta Costa-Romeroa, Dra. N. Marta Díaz-Gómeza, y Dr. José M. Paricio-Talayero. «Mastitis. Puesta al día». Asociación Española de Pediatría. (junio 2016). Consultado en: https://www.aeped.es/sites/default/files/mastitis_puesta_al_dia.pdf en marzo 2022.
  2. S. Delgado, R. Arroyo, E. Jiménez, L. Fernández, J.M. Rodríguez. «Mastitis infecciosas durante la lactancia: un problema infravalorado (I)». Acta Pediatr Esp. 2009; 67(2): 77-84.
  3. Sra. Sally Inch, Dr. Severin von Xylander, Dra. Felicity Savage. «Mastitis Causas y manejo». Organización Mundial de la Salud Ginebra 2000. Consultado en: https://lactaria.org/wp-content/uploads/simple-file-list/mastitis.pdf en marzo 2022.
  4. M. Carrera, R. Arroyo, P. Mediano, L. Fernández, M. Marín, J.M. Rodríguez. «Lactancia materna y mastitis. Tratamiento empírico basado en la sintomatología y los agentes etiológicos». Acta Pediatr Esp. 2012; 70(6): 255-261.
  5. Manuela Aguilar, Carmen Chacón, Elena Chaparro, Isabel Delgado Pecellín, Elena Diaz, Elena Flores, María José Gómez, Marta Moleón Ruiz, Pilar Serrano. «Mastitis y absceso mamario lactacional». Guia Prioam (agosto 2018). Consultado en: https://www.guiaprioam.com/indice/mastitis-y-absceso-mamario-lactacional/ en marzo 2022
  6. Martínez-Peragón, Inmaculada, Linares-Abad, Manuel. «Mastitis puerperal: una revisión de la literatura». Trabajo Final de Grado Universidad de Jaén (junio 2016). Consultado en: https://hdl.handle.net/10953.1/2837 en marzo 2022.
  7. Isabel Rodríguez Gallego, Lucía Ramírez Baena, Marina Estrada López, Manuel Pabón Carrasc. «Efectividad del uso de los probióticos en la prevención y el tratamiento de las mastitis durante la lactancia materna. Revisión integrativa.» Matronas Prof. 2020/2021; 21(3-4)/22(1): 51-58.
  8. Schäfer P, Fürrer C, Mermillod B. An association of cigarette smoking with recurrent subareolar breast abscess. Int J Epidemiol. 1988; 17:810-3. DOI: 10.1093/ije/17.4.810.
  9. Bundred NJ, Dover MS, Coley S, Morrison JM. Breast abscesses and cigarette smoking. Br J Surg. 1992; 79:58-9.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos