Cura Mölndal en herida quirúrgica. Técnica, materiales y ventajas

3 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Alberto Samper Callao. Enfermero Hospitalización Planta Ortogeriatría y Cirugía. Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.
  2. Lara Andreu Train. Enfermera Hospitalización Planta Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz, Teruel.
  3. Cristina Villarroya Garcés. Enfermera Hospitalización Planta Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz, Teruel.
  4. Raquel Domingo Milian. Enfermera Pruebas Funcionales Neumología. Hospital Comarcal de Alcañiz, Teruel.
  5. Lucía Gargallo Carceller. Enfermera Hospitalización Planta Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz, Teruel.
  6. Marta Gimeno Ponz. Enfermera Hospitalización Planta Cirugía y Neurología. Hospital Comarcal de Alcañiz, Teruel.

 

RESUMEN

La cura Mölndal es un enfoque innovador en el tratamiento de heridas quirúrgicas que ha ganado popularidad en los últimos años. Es muy habitual realizar las curas de intervenciones quirúrgicas de esta forma, puesto que se consiguen múltiples ventajas para el paciente, los profesionales sanitarios y en los costos de materiales.

Este artículo explora en detalle cómo se realiza la cura Mölndal, en que consiste y las ventajas asociadas con su aplicación en la práctica clínica y los cuidados que se deben proporcionar una vez realizada.

PALABRAS CLAVE

Cura Mölndal, herida quirúrgica, enfermería, cura.

ABSTRACT

The Mölndal cure is an innovative approach in the treatment of surgical wounds that has gained popularity in recent years. It is very common to perform interventions’ wound care in this way, as it brings multiple advantages for the patient, healthcare professionals, and material costs.

This article explores in detail how the Mölndal cure is performed, what it consists of, and the advantages associated with its application in clinical practice, as well as the care that must be provided once it is carried out.

KEY WORDS

Mölndal cure, surgical wound, nursing, treatment.

DESARROLLO DEL TEMA

Las heridas quirúrgicas son un corte o incisión de la piel realizada generalmente con un bisturí durante la cirugía. Por norma general, dichas heridas se cierran con suturas o grapas.

La cura Mölndal es un método de tratamiento de heridas quirúrgicas que se basa en principios de curación avanzada y gestión de la cicatrización de heridas. Esta técnica ha demostrado ser efectiva en la promoción de la cicatrización de heridas y la prevención de complicaciones postoperatorias.

Además, esta técnica optimiza el trabajo de Enfermería al ser necesarios un menor número de curas y optimizando los recursos sanitarios y la comodidad de los pacientes en su postoperatorio.

¿En qué consiste?:

La Cura Mölndal consiste en aplicar un apósito de hidrofibra de hidrocoloide en contacto con la herida quirúrgica suturada, bajo un film de poliuretano al acabar el proceso quirúrgico y en los siguientes días1.

Esta técnica se describió por primera vez por Agnetha Folestad (2002) 1, 2, tiene como finalidad evitar complicaciones en el proceso de cicatrización de heridas quirúrgicas (previniendo infección, formación de flictenas en la piel perilesional, maceración o dehiscencia), promover el confort en el paciente (reduciendo los cambios de apósito y permitiendo una higiene corporal sin limitación debida a la herida quirúrgica) y optimizar los recursos sanitarios (mejorando el coste-efectividad, disminuyendo el tiempo y la carga de trabajo de enfermería)3.

Actualmente, esta técnica goza en nuestro entorno de buena aceptación clínica y se utiliza de forma habitual en varios hospitales de nuestro país, tras intervenciones quirúrgicas de cirugía ortopédica y traumatológica1,4.

Técnica:

La técnica de la herida debe realizarse de forma estéril.

Limpieza de la herida: Antes de aplicar el apósito, la herida debe limpiarse cuidadosamente para eliminar cualquier suciedad, tejido muerto o exudado. Generalmente se usará suero fisiológico por arrastre, y posteriormente desinfección con clorhexidina alcohólica al 2%.

Apósitos: Se elige un apósito adecuado para la herida en función de su tamaño, profundidad y nivel de exudado. Se colocará una tira doble de apósito de hidrofibra de hidrocoloide, que se colocará sobre la herida quirúrgica, cubriéndola en su totalidad.

Como apósito secundario se usará film transparente de poliuretano, que permite el aislamiento de la herida respecto a los agentes externos y al mismo tiempo la evaluación diaria. El apósito se aplica sobre la herida asegurándose de cubrir completamente la zona afectada. Se debe sellar bien los bordes del apósito para evitar fugas de exudado y contaminación 5.

Mantenimiento del apósito: El apósito se deja en su lugar durante un período de tiempo determinado, generalmente entre uno y varios días, dependiendo del nivel de exudado de la herida y las recomendaciones del fabricante del apósito.

Evaluación y cambio del apósito: Se debe evaluar periódicamente la herida para monitorear su progreso y la cantidad de exudado. El apósito se cambia según sea necesario, generalmente cuando está saturado de exudado o si hay signos de infección. Es recomendable realizar el cambio entre el 7º y 10º día de la cura 6.

Por lo que los materiales necesarios para la realización de la cura son:

  • Campo quirúrgico (paño estéril).
  • Guantes estériles.
  • Antiséptico, preferiblemente clorhexidina alcohólica al 2%.
  • Suero salino fisiológico al 0,9%.
  • Pinzas y tijeras estériles.
  • Gasas o compresas estériles.
  • Apósito de hidrofibra de hidrocoloide.
  • Film transparente de poliuretano.
  • Producto barrera no irritante (no es obligatorio)

 

Existe otra versión de la cura Mölndal, que se trata de la técnica Jubilee, en esta se aplica el apósito de hidrofibra de hidrocoloide y, en lugar de cubrir con un film de poliuretano, se utiliza como apósito secundario hidrocoloide extrafino1.

Ventajas:

El principal objetivo de la cura Mölndal es facilitar la cicatrización de heridas quirúrgicas al promover un ambiente óptimo para el proceso de curación.

Podemos enumerar sus ventajas en que:

  1. Promueve la cicatrización: Mantener un ambiente húmedo alrededor de la herida favorece la migración celular y la formación de tejido de granulación, lo que acelera el proceso de cicatrización.
  2. Reduce el riesgo de infección: Los apósitos utilizados en la cura Mölndal actúan como una barrera contra microorganismos patógenos, lo que ayuda a prevenir infecciones.
  3. Minimiza el trauma: Al evitar la necesidad de cambiar los apósitos con frecuencia, se reduce el trauma en la herida y se mejora la comodidad del paciente.
  4. Mejora estética: Al promover una cicatrización más rápida y controlada, la cura Mölndal puede resultar en una mejor apariencia estética de la cicatriz final.

 

CONCLUSIÓN

La cura Mölndal es un enfoque efectivo en el tratamiento de heridas quirúrgicas que ofrece varias ventajas en términos de promoción de la cicatrización y prevención de complicaciones en los pacientes.

Se debería implicar más a los profesionales de enfermería a desarrollar y realizar esta técnica, puesto que se consigue una disminución de la carga de trabajo al disminuir el número de curas y con ello un menor uso de recursos sanitarios disponibles.

Para los pacientes se consigue un mejor nivel de autonomía y comodidad en su postoperatorio, además de poder realizar higienes completas puesto que el apósito secundario es impermeable y se adapta bien a la piel de los pacientes.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Javier-Díaz F, Muñoz-Conde M, Cabello-Jaime R. Técnica modificada de Mölndal/Jubilee versus tratamiento tradicional en heridas quirúrgicas tras cirugía menor en atención primaria. Gerokomos [Internet] 33(3): 185-191. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2022000300010&lng=es
  2. Folestad A. The management of wounds following orthopedic surgery: the Mölndal Dressing. Orthopaedic Product News. 2002.
  3. Contreras Fariñas R, Cazalla Foncueva A, Cordero Ponce M, Estepa Osuna MJ, Galafate Andrade Y, Moreno Verdugo A, et al. Estudio comparativo de dos procedimientos de cura tras la resección de quiste pilonidal mediante técnica abierta. Biblioteca Las Casas. 2015;11(2):1-14.
  4. Jiménez Fernández MP. Cambio de cura tradicional a cura Mölndal en una unidad de enfermería quirúrgica. Enferm Dermatol. 2016;10(29):19-26.
  5. Santamarina González A., Santamarina González Z. GGL. Técnica Mölndal vs cura tradicional. Ocronos. 2021;5.
  6. Tiscar González V, Menor Rodríguez MJ, Rabadán Sainz C, Fraile Bravo M, Styche T, Valenzuela Ocaña FJ et al. Eficiencia de un apósito innovador en la cicatrización de heridas: reducción de la frecuencia de cambio y coste semanal por paciente. Gerokomos [Internet]. 2020; 31: 2-11.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos