Fractura de radio distal

20 abril 2024

AUTORES

  1. Laura Gullón Martínez. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  2. Noelia Hernández Jurado. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  3. Román Moreno López. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  4. Silvia Aranda Andreu. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  5. Eva Giménez Salvador. DUE, HRV. Zaragoza, España.
  6. Sonia Salvador Lanzuela. DUE, Residencia Javalambre Teruel.

 

RESUMEN

La fractura de radio distal es una lesión ósea común que afecta la región cercana a la muñeca y el antebrazo. Esta lesión puede causar dolor intenso, hinchazón y deformidad evidente, lo que limita la movilidad y la función de la mano y la muñeca. El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado, que pueden incluir desde la inmovilización con yesos hasta procedimientos quirúrgicos, son esenciales para lograr una recuperación óptima y prevenir complicaciones a largo plazo.

PALABRAS CLAVE

Rotura, edades, lesión, salud, dolor, caída y afección.

ABSTRACT

Distal radius fracture is a common bone injury that affects the region near the wrist and forearm. This injury can cause severe pain, swelling, and obvious deformity, limiting mobility and function of the hand and wrist. Early diagnosis and appropriate treatment, which can range from cast immobilization to surgical procedures, are essential to achieve optimal recovery and prevent long-term complications.

KEY WORDS

Breakage, ages, injury, health, pain, fall and condition.

DESARROLLO DEL TEMA

Una fractura distal de radio es una lesión en la porción del hueso radio que se encuentra más cerca de la mano, específicamente en la región cercana a la muñeca. Esta lesión suele ocurrir como resultado de una caída sobre la mano extendida o por un trauma directo en la muñeca. La fractura de radio distal es una de las fracturas óseas más comunes, especialmente entre adultos mayores y personas que practican deportes de alto impacto. Dependiendo de la gravedad y el tipo de fractura, el tratamiento puede variar desde la inmovilización con yeso hasta la cirugía reconstructiva1.

Causas:

  • Caídas: las caídas son la causa más común de fracturas de radio distal. Al caer sobre una mano extendida, especialmente con fuerza o desde una altura considerable, se ejerce una gran presión sobre la muñeca, lo que puede resultar en una fractura en el extremo distal del radio.
  • Lesiones deportivas: los deportes de contacto, así como los deportes que involucran caídas o impactos directos en la muñeca, pueden aumentar el riesgo de fractura de radio distal. Esto incluye deportes como el fútbol, el baloncesto, el skateboarding y el snowboarding.
  • Accidentes automovilísticos: los accidentes de tráfico pueden provocar lesiones graves, incluidas las fracturas de radio distal, especialmente si el conductor o pasajero intenta protegerse extendiendo las manos para amortiguar el impacto.
  • Osteoporosis: es una afección en la que los huesos se vuelven frágiles y propensos a fracturas. En personas con osteoporosis, incluso una caída menor o un impacto leve pueden resultar en una fractura de radio distal1.

 

Síntomas:

  • Dolor intenso en la muñeca afectada, que puede empeorar con el movimiento o la presión sobre la zona lesionada.
  • Hinchazón y sensibilidad alrededor de la muñeca, acompañada a menudo de inflamación visible.
  • Deformidad o cambio en la forma normal del antebrazo, como hundimiento, abultamiento o desviación anormal2.
  • Dificultad para mover la muñeca o la mano al realizar movimientos de flexión o extensión.
  • Hematoma o decoloración alrededor de la zona afectada debido a la acumulación de sangre.
  • Sensación de hormigueo, entumecimiento o debilidad en los dedos, lo que puede indicar daño en los nervios.

 

Es importante buscar atención médica inmediata si se sospecha de una fractura de radio distal, especialmente si hay deformidad evidente, incapacidad para mover la muñeca o la mano, o si el dolor es intenso y persistente.

Diagnóstico:

Historia clínica y examen físico:

El médico comenzará con una historia clínica detallada para comprender cómo ocurrió la lesión y los síntomas experimentados por el paciente. Luego, se realizará un examen físico para evaluar la muñeca, la mano y los síntomas asociados.

Radiografías:

Las radiografías son la herramienta de diagnóstico más común para confirmar una fractura de radio distal. Se toman radiografías en proyecciones específicas para evaluar la alineación de los huesos y la extensión de la fractura.

Tomografía computarizada (TC):

En algunos casos, especialmente si la fractura es compleja o si hay sospecha de daño adicional, se puede realizar una tomografía computarizada para obtener imágenes detalladas en 3D de la muñeca y el radio.

Resonancia magnética (RM):

La resonancia magnética puede ser útil para evaluar lesiones de tejidos blandos asociadas con la fractura, como daño en los ligamentos o cartílagos. Se utiliza principalmente en casos de fracturas complejas o cuando se sospecha de daño adicional.

Ultrasonido doppler:

En ocasiones, se puede utilizar un ultrasonido Doppler para evaluar el flujo sanguíneo en la mano y la muñeca, especialmente si hay preocupación por la integridad vascular.

Tratamiento:

  • Reducción cerrada: En casos de fracturas desplazadas o mínimamente desplazadas, donde los fragmentos óseos están alineados adecuadamente, puede ser posible realizar una reducción cerrada. Esto implica manipular los fragmentos óseos para realinearlos bajo anestesia local o sedación consciente.
  • Inmovilización con férula o yeso: Después de la reducción, se puede aplicar una férula o un yeso para inmovilizar la muñeca y el radio y permitir que la fractura se cure. La duración del período de inmovilización depende de la gravedad de la fractura y puede variar de varias semanas a meses.
  • Cirugía: En fracturas desplazadas o inestables, o cuando la reducción cerrada no es posible o no es efectiva, puede ser necesaria la cirugía. Los procedimientos quirúrgicos comunes incluyen la reducción abierta y la fijación interna con placas y tornillos, o la fijación externa con dispositivos externos3.
  • Rehabilitación y fisioterapia: Después de la inmovilización o la cirugía, se recomienda la rehabilitación y la fisioterapia para restaurar la fuerza, el rango de movimiento y la función de la muñeca y la mano afectadas. Los ejercicios específicos ayudan a prevenir la rigidez articular, mejorar la movilidad y promover la recuperación funcional.
  • Medicación: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para aliviar el dolor y reducir la inflamación, como analgésicos o antiinflamatorios no esteroides (AINE). Además, se pueden administrar suplementos de calcio y vitamina D para favorecer la cicatrización ósea.
  • Seguimiento médico: Es importante realizar un seguimiento regular con el médico para evaluar el progreso de la curación, realizar radiografías de control y ajustar el plan de tratamiento según sea necesario. El médico puede recomendar la retirada del yeso o la férula, o iniciar la terapia física cuando la fractura haya sanado lo suficiente.

 

Recuperación y cuidados posteriores:

La recuperación de una fractura de radio distal puede llevar varias semanas o meses, dependiendo de la gravedad de la lesión y la efectividad del tratamiento. Durante este período, es importante seguir las recomendaciones del médico y del equipo de atención médica, incluido el cumplimiento de las citas de seguimiento y la participación en la terapia física si es necesario. Además, es importante cuidar el brazo lesionado, evitar actividades que puedan causar una recaída y seguir una dieta saludable para promover la curación ósea4.

Prevención de fracturas de muñeca:

La prevención de fracturas de radio distal implica una combinación de medidas que promueven la salud ósea y reducen el riesgo de caídas. Esto incluye mantener una dieta rica en calcio y vitamina D para fortalecer los huesos, así como participar en actividades físicas que mejoren el equilibrio y la coordinación. Además, es importante utilizar medidas de seguridad en el hogar y en entornos laborales para evitar caídas, como asegurar alfombras, instalar pasamanos y utilizar calzado adecuado. Las revisiones médicas regulares también pueden identificar y abordar factores de riesgo específicos, como la osteoporosis, para prevenir dicha fractura4.

 

CONCLUSIÓN

La fractura de muñeca es una lesión ósea común que puede tener un impacto significativo en la vida diaria de una persona. Desde su diagnóstico hasta su tratamiento y recuperación, es fundamental contar con la atención adecuada por parte de profesionales de la salud para garantizar una recuperación completa y prevenir complicaciones a largo plazo. Además, tomar medidas preventivas puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir una fractura de muñeca en primer lugar. Siempre es importante consultar a un médico ante cualquier lesión o síntoma preocupante relacionado con la muñeca.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Fracturas distales del radio (muñeca quebrada) (Distal Radius Fractures (Broken Wrist)) – OrthoInfo – AAOS [Internet]. Aaos.org. [citado el 18 de marzo de 2024]. Disponible en: https://orthoinfo.aaos.org/es/diseases–conditions/fracturas-distales-del-radio-muneca-quebrada-distal-radius-fractures/
  2. Rotella JM, Rotella PS, Martínez Martínez F, Moreno Fernández JM. Fracturas del extremo distal del radio: resultados funcionales y radiográficos de 2 técnicas diferentes. Rev Latinoam Cir Ortop [Internet]. 2016;1(4):143–50. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/j.rslaot.2017.02.008
  3. Fractura distal de radio [Internet]. Cirugia-osteoarticular.org. [citado el 18 de marzo de 2024]. Disponible en: http://www.cirugia-osteoarticular.org/adaptingsystem/intercambio/revistas/articulos/1855_141.pdf
  4. FRACTURAS DE RADIO DISTAL [Internet]. Borja Cuevas – Cirugía de mano en Bilbao. [citado el 18 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.borjacuevas.com/l/fracturas-de-radio-distal/

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos