La importancia de la integración sensorial

6 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia Ocupacional. IASS.
  2. Elena Sarasa Lerí. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  3. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Vanesa Anglés Gil. Diplomada en Fisioterapia.
  5. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  6. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería.

 

RESUMEN

La disfunción de la integración sensorial no es tan evidente como una discapacidad física o intelectual, por lo que podría pasar desapercibida, e interpretar que los niños que la padecen tienen una serie de conductas de las que, en su totalidad, no son responsables. Un trastorno de la integración sensorial, puede ser lo que esté modulando su comportamiento, por lo que su respuesta a los estímulos que percibe a través de sus siete sistemas sensoriales, puede ser poco adecuada, poco adaptativa, sin embargo, es la respuesta normal de esa interpretación errónea de sus sentidos. Una adecuada Integración sensorial es necesaria para elaborar esas “respuestas adaptativas”, y también, es la base de cualquier aprendizaje. De ahí, la importancia, de conocerla, tratarla, y tenerla muy en cuenta a la hora de poder apoyar y ayudar a estos niños a enfrentarse a los desafíos que les suponen ciertas tareas de la vida diaria. El desarrollo de la organización y maduración de los sistemas sensoriales continúa hasta los 12 años, y gracias a la plasticidad neuronal de nuestro cerebro, un tratamiento adecuado nos dará la posibilidad de desarrollar nuevas destrezas, re-aprender habilidades y compensar déficits.

El objetivo de este artículo es dar a conocer los conceptos básicos de la teoría de la Integración Sensorial de la Dra. Jean Ayres.

PALABRAS CLAVE

Integración sensorial, niños, terapia ocupacional.

ABSTRACT

The dysfunction of sensory integration is not as evident as a physical or intellectual disability, so it could go unnoticed, and interpret that children who suffer from it, have a series of behaviors for which, in its entirety, are not responsible. A Sensory Integration disorder may be what is modulating their behavior, so that their response to the stimuli they perceive through their seven sensory systems may be inadequate, not very adaptive, however, it is the normal response to this misinterpretation of their senses. An adequate sensory integration is necessary to elaborate these «adaptive responses», and it is also the basis of any learning. Hence, the importance of knowing it, treating it, and taking it into account when it comes to supporting and helping these children to face the challenges they face in certain tasks of daily life. The development of the organization and maturation of the sensory systems continues until the age of 12, and thanks to the neuronal plasticity of our brain, an adequate treatment will give us the possibility to develop new skills, re-learn abilities and compensate for deficits.

The aim of this article is to present the basic concepts of the Sensory Integration theory of Dra. Jean Ayres.

KEY WORDS

Sensory integration, children, occupational therapy.

DESARROLLO DEL TEMA

Un trastorno de procesamiento sensorial puede ocurrir de forma aislada o conjuntamente con otro problema. Hasta un 70% de los niños que sufren un TPS, presentan dificultades en el desempeño de las actividades de la vida diaria, hiperactividad, problemas de atención, problemas de comportamiento, coordinación y de control postural, así como problemas de lenguaje y aprendizaje1.

La integración sensorial es la capacidad que tiene el sistema nervioso central de interpretar y organizar las informaciones que captamos por los diversos órganos sensoriales del cuerpo. Dicha información sensorial es recibida por el cerebro, la analiza y la utiliza, permitiéndonos entrar en contacto con nuestro ambiente, y responder de forma adaptativa y adecuada a los estímulos que nos llegan. Si dicha información sensorial es malinterpretada por nuestro sistema nervioso central, la respuesta no será la más adecuada, pero sí dicha respuesta se corresponderá con esa interpretación errónea.

La teoría de la integración sensorial explica porque determinadas situaciones o ciertas actividades son desagradables para unos niños, resultando divertidas para otros.

Jean Ayres (1920-1968), fue terapeuta ocupacional con formación post doctoral en neurociencia y psicología de la educación. A través de pruebas estandarizadas y el uso de una metodología que identificara los déficits y los patrones disfuncionales, marcó un hito en el desarrollo de este modelo de intervención basada en la evidencia2.

Fundamentó su estructura teórica en la neurobiología, basándose en conocimientos de neurociencia, neuropsicología y neurofisiología, desarrollando a partir de los años 60, un enfoque terapéutico de gran impacto en la profesión de terapia ocupacional. Jean AYRES, basándose en principios del desarrollo filogenético y ontogenético, tenía la certeza de que el cerebro trabajaba como un todo. Las porciones anatómicas del cerebro más antiguas se desarrollaban y funcionaban más temprano, y los segmentos de evolución más reciente, dependería de la información de estructuras más bajas para su funcionamiento y modulación de su actividad. Este fenómeno explica la interdependencia en la jerarquía del sistema nervioso central. Dicha teoría ha evolucionado y ha consolidado sólidos fundamentos científicos3.

LOS SISTEMAS SENSORIALES:

A través de nuestros sentidos aprendemos y nos relacionamos con el mundo.

Los sistemas sensoriales son siete.

  1. Sistema visual.
  2. Sistema auditivo.
  3. Sistema olfativo.
  4. Sistema del gusto.
  5. Sistema de tacto.
  6. Sistema vestibular.
  7. Sistema propioceptivo.

 

Los sistemas sensoriales, son fuentes de información claves y fundamentales para el aprendizaje, en especial los estímulos de origen táctil, vestibular y propioceptivo, ya que proporcionan información básica para el desarrollo perceptivo motor. A continuación, explicaremos con más detalle la función de estos sistemas sensoriales.

  1. Sistema táctil. Tiene función de protección y discriminación, pudiendo interpretar la naturaleza espacial o temporal de un peligro.
  2. Sistema propioceptivo. La propia sección es la perfección que tenemos de los movimientos de nuestras articulaciones y del conjunto del cuerpo. También es la percepción que tenemos de la posición del cuerpo y de la posición de las partes del mismo. Decidimos la velocidad, la dirección y el sentido de los movimientos, así como la fuerza muscular. El sistema propioceptivo influye sobre la acción motora aumentando la conciencia corporal y modulando los estados emocionales.
  3. El sistema vestibular. Nos informa de la conciencia subjetiva de la posición del cuerpo del movimiento, tono postural y equilibrio1.

 

Los sistemas propioceptivo y vestibular maduran en el útero, son los más antiguos filogenéticamente hablando. Si estos sistemas no funcionan correctamente, la función de las estructuras corticales más altas, pueden verse afectadas. El troncoencéfalo y el tálamo, procesan estímulos sensoriales de diferentes órganos. La convergencia de la información sensorial que procede de estas estructuras origina la integración del estímulo a este nivel.

La habilidad y capacidad que tiene el cerebro para filtrar, así como la organización e integración de la mayor parte de la información sensorial, es fundamental para el aprendizaje.

El modelo que propuso Jean Ayres para el desarrollo del niño se refiere a los sentidos, a la integración de sus estímulos y a sus productos finales. El estímulo vestibular, táctil y propioceptivo es de vital importancia en el desarrollo del control y del esquema postural, fundamental para la coordinación, estabilidad emocional, lenguaje, relación, percepción y alimentación. La información registrada por los sentidos visual y auditivo, se añaden a los estímulos sensoriales registrados por los sistemas táctil, vestibular y propioceptivo, y se obtienen de esta forma los productos finales que apoyan el aprendizaje académico tal como: la concentración, organización, control de sí mismo, autoestima, autoconfianza, pensamiento abstracto, y especialización de cada uno de los lados del cerebro y el cuerpo3.

 

INTERVENCIÓN:

Cuando el procesamiento sensorial de un niño no es adecuado, sus niveles de desempeño ocupacional en la vida cotidiana se ven seriamente comprometidos.

Es crucial la detección precoz de este problema y poder realizar así un adecuado tratamiento desde el Enfoque de la Teoría de la Integración Sensorial, y conseguir de esta manera, que el niño mejore el desempeño de sus AVD, siendo capaz de elaborar respuestas adaptativas en cualquier ambiente en el que se encuentre4.

La intervención dependerá del tipo de disfunción en el procesamiento sensorial, de las características propias del niño, edad, entorno, de las dificultades que tenga en su desempeño ocupacional y de sus fortalezas.

Previo al tratamiento, hay que realizar una evaluación exhaustiva e individualizada, y posteriormente el razonamiento clínico oportuno. Tras dicha evaluación, el terapeuta ocupacional será quien determine si existe algún desorden en el procesamiento sensorial y realizará la intervención apropiada.

El enfoque de integración Sensorial, cuyo marco teórico puede generalizarse a otras disciplinas y contribuir a entender la conducta humana, la clínica (valoración e intervención de la disfunción) es inseparable del paradigma de la Terapia Ocupacional, y será exclusivamente un terapeuta ocupacional formado en Integración Sensorial quien podrá realizar dicha evaluación e intervención basada en la evidencia5.

 

CONCLUSIÓN

Cuando la información sensorial se interpreta de forma errónea por nuestro Sistema Nervioso Central, el cerebro no es capaz de organizarse, de elaborar y responder de forma adaptativa a las demandas del entorno. La Terapia Ocupacional desde el Enfoque de la Integración Sensorial de la Doctora Jean Ayres, a través de actividades diseñadas para las necesidades específicas de cada niño, con la motivación del niño como elemento clave en la selección de las mismas, dota al niño de habilidades para responder de forma adecuada a la entrada sensorial y elaborar una respuesta cada vez más madura y organizada.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Beaudry Bellefeuille, I. Tengo duendes en las piernas. Oviedo.Ediciones Nobel. 2011.
  2. Beaudry Bellefeuille, I. El enfoque de la integración sensorial de la doctora Ayres. TOG (A Coruña).
  3. (revista en Internet) 2013. Consultada 5-02-2024; 10(17): (11p) Disponible en http://www.revistatog,com/num17/pdfs/historia1.pdf
  4. J.Simon, C. Marco de referencia de la integración sensorial. En:Hopkins.Helen.L.,Smith. Helen.D., Willard/Spackman. Terapia Ocupacional. 8ºed. Madrid.Médica Panamericana.2001. p 74-75.
  5. Ayres AJ. La integración sensorial en los niños. Desafíos sensoriales ocultos.Ed.25 Aniversario.Madrid: TEA;2008.
  6. American Occupational Therapy Association. Occupational therapy practice framework: Domain and process.2º ed. Am.J.Occup. Ther. 2008; 62:625-683.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos