La interoperabilidad de la información en el sistema nacional de salud

31 diciembre 2023

 

AUTORES

  1. Carmen Ariño Andreu. Auxiliar Administrativo. Hospital de Alcañiz. Teruel.
  2. María Andrés Cebrián. TCAE. Hospital Lozano Blesa. Zaragoza.
  3. Inmaculada Cozcolluela Cabrejas. Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  4. Mario Salazar García. Auxiliar Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  5. Alejandro Sánchez Daudén. Celador. Hospital de Alcañiz. Teruel.
  6. Nayara Del Río Corral. Enfermera. Hospital de Alcañiz. Teruel.

 

RESUMEN

Dentro del Sistema Nacional de Salud, los ciudadanos pueden desplazarse de una comunidad a otra y solicitar asistencia sanitaria, dispensación de un medicamento o producto sanitario en otra comunidad. Para ello, los profesionales necesitan poder consultar la información clínica, independientemente de donde haya sido generada. Por eso se crea un sistema de interoperabilidad de la información sanitaria que beneficia a ciudadanos y profesionales.

PALABRAS CLAVE

Interoperabilidad, administración electrónica.

ABSTRACT

Within the National Health System, citizens can move from one community to another and request health care, dispensing a medicine or medical device in another community. To do this, professionals need to be able to consult clinical information, regardless of where it was generated. That is why a system of interoperability of health information is created that benefits citizens and professionals.

KEY WORDS

Interoperability, e-government.

DESARROLLO DEL TEMA

La interoperabilidad resulta necesaria para la cooperación, el desarrollo, la integración y la prestación de servicios conjuntos por las Administraciones Públicas. Se pretende facilitar el desarrollo de la administración electrónica y de la sociedad de la información.

El Real Decreto 4/2010, de 8 de Enero, por el que se regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el Ámbito Sanitario de la Administración Electrónica, regula el citado Esquema previsto en el artículo 42 de la Ley 11/2007, de 22 de junio, de acceso electrónico de los ciudadanos a los Servicios Públicos y define la interoperabilidad como “la capacidad de los sistemas de información y de los procedimientos a los que estos dan soporte, de compartir datos y posibilitar el intercambio de información y conocimiento entre ellos”1. Según el Real Decreto 572/2023, de 4 de junio, por el que se modifica el Real Decreto 1093/2010, de 3 de septiembre, por el que se aprueba el conjunto mínimo de datos de los informes clínicos en el Sistema Nacional de Salud, la interoperabilidad se entiende como “la transmisión de datos entre sistemas de información heterogéneos y uno de sus aspectos es la interoperabilidad semántica”.

Para facilitar el intercambio entre sistemas diferentes, es imprescindible definir el conjunto de datos que deben estar contenidos en los distintos informes clínicos que describen los procesos de atención sanitaria realizados en cualquier servicio del Sistema Nacional de Salud, además de la instauración de modelos básicos para recoger y presentar la información clínica estandarizada, que permite garantizar una homogeneidad que facilita la comprensión y localización de la información, tanto a pacientes como profesionales, independientemente del territorio donde sean atendidos, ya que la Ley 41/2002, de 14 de Noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, regula en su artículo 15 el contenido mínimo de la historia clínica de cada paciente, pero las comunidades autónomas, en el ejercicio de sus competencias en materia de gestión de la atención sanitaria, han implantado diferentes modelos y soluciones de historia clínica para el uso interno de sus centros o servicios.

Los documentos clínicos para los que se establecen un conjunto mínimo de datos son:

  • Informe clínico de alta.
  • Informe clínico de consulta externa.
  • Informe clínico de urgencias.
  • Informe clínico de atención primaria.
  • Informe clínico de resultado de pruebas de laboratorio.
  • Informe clínico de resultado de pruebas de imagen.
  • Informe clínico de cuidados de enfermería.
  • Historia clínica resumida.

 

Cada comunidad autónoma podrá establecer sus respectivos, incorporando otras variables que considere apropiadas, pero incluyendo, en todo caso, las que integran el conjunto mínimo de datos2.

Los principios fundamentales de la interoperabilidad son:

  • Necesidad de información clínica interoperable. Contar con terminologías de referencia para facilitar la comunicación de contenidos.
  • Evitar duplicidad de esfuerzos innecesarios. Contar con una infraestructura tecnológica compartida y programas de colaboración y cooperación.
  • Modelos de referencia definidos, construidos a partir de modelos de referencia normalizados.
  • Infraestructura de servicios compartida para atender las necesidades internas comunes de las comunidades autónomas y favorecer la comunicación de información clínica interoperable en todo el Sistema Nacional de Salud.
  • Necesidad de recursos compartidos y reutilizables de terminología. Proporcionar los recursos terminológicos necesarios para dotar a la información clínica de medios de representación inequívoca y alto grado de interoperabilidad.
  • Contribuir a implementar políticas de normalización en el Sistema Nacional de Salud para aunar los esfuerzos e incorporar directrices de interoperabilidad semántica definidos3.

 

Los sistemas interoperables en el sector sanitario facilitan la comunicación y el intercambio de información entre todas las partes. Uno de los mayores beneficiarios son los pacientes ya que obtienen mayor y mejor protección y seguridad, porque se garantiza el acceso a datos clínicos en tiempo real y así ofrecer a los pacientes mejor atención médica desde cualquier lugar.

Los beneficios de la interoperabilidad son:

  • Fácil y rápido acceso a la información sanitaria del paciente, para que la atención médica sea de mayor calidad.
  • Mayor autonomía del proceso terapéutico. El paciente tendrá un papel más activo en el cuidado de su salud.
  • Asistencia médica garantizada. Se asegura tanto la coordinación entre los diferentes servicios asistenciales como entre los distintos centros de atención sanitarios.
  • Más información y más fiable. El sanitario recibirá información más directa y rápida, evitando errores y demoras4.

 

Sus aplicaciones prácticas son:

  • Historia Clínica Digital Interoperable del Sistema Nacional de Salud (HCDSNS). Los profesionales autorizados podrán acceder a la documentación clínica de la población atendida por el Sistema Nacional de Salud en cualquier punto del territorio nacional y proporcionar una mejor atención.
  • Receta electrónica interoperable del Sistema Nacional de Salud (Rens). Permite obtener en cualquier farmacia de España los fármacos prescritos sin tener que presentar la habitual receta de papel, simplemente con la tarjeta sanitaria de la comunidad autónoma.
  • Factura electrónica. Documento con la misma validez legal que una factura en papel, pero se emite y recibe en formato electrónico y obligatoriamente debe ir firmada con certificado electrónico válido5.

 

Las dimensiones de la interoperabilidad son:

  • Interoperabilidad organizativa. Colaboración entre entidades e interacción de los servicios.
  • Interoperabilidad semántica. La información intercambiada debe ser interpretable de forma automática y reutilizable por aplicaciones que no intervinieron en su creación.
  • Interoperabilidad técnica. Interacción de los sistemas tecnológicos.
  • Interoperabilidad en el tiempo. Conservación de la información en soporte electrónico6.

 

CONCLUSIONES

Para garantizar la interoperabilidad, se establece un conjunto mínimo de datos que deberán contener una serie de documentos clínicos con el fin de compatibilizar y hacer posible su uso por todos los centros asistenciales que integran el Sistema Nacional de Salud. Esto supone cierta dificultad debido a los estándares sanitarios a los que se enfrenta.

BIBLIOGRAFÍA

  1. BOE-A-2010-1331 Real Decreto 4/2010, de 8 de enero, por el que se regula el Esquema Nacional de Interoperabilidad en el ámbito de la Administración Electrónica [Internet]. Boe.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/eli/es/rd/2010/01/08/4/con
  2. BOE-A-2023-15551 Real Decreto 572/2023, de 4 de julio, por el que se modifica el Real Decreto 1093/2010, de 3 de septiembre, por el que se aprueba el conjunto mínimo de datos de los informes clínicos en el Sistema Nacional de Salud [Internet]. Boe.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2023-15551
  3. Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social – Profesionales – Interoperabilidad Semántica [Internet]. Gob.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/areas/saludDigital/interoperabilidadSemantica/home.htm
  4. Chakray. Interoperabilidad en el sector sanitario: Beneficios y ventajas [Internet]. Chakray. 2018 [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://www.chakray.com/es/interoperabilidad-intercambio-datos-exitoso-sector-sanitario/
  5. Esquema Nacional de Interoperabilidad – ENI [Internet]. Gob.es. [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://administracionelectronica.gob.es/pae_Home/pae_Estrategias/pae_Interoperabilidad_Inicio/pae_Esquema_Nacional_de_Interoperabilidad.html
  6. Ventajas reales de la interoperabilidad para los ciudadanos [Internet]. Virtual Desk. 2019 [citado 1 de diciembre de 2023]. Disponible en: https://virtualdesk.es/ventajas-reales-interoperabilidad-ciudadanos/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos