Las vacunas como prevención a las enfermedades.

26 noviembre 2023

AUTORES

  1. Mario Salazar García. Auxiliar Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  2. Natalia Gimeno Sanjuan. Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  3. Ana Cristina Guillén Poyato. Administrativo.
  4. Daniel Calvo Cozcolluela. Celador.
  5. Eva Cabeza Delicado. Administrativo. Hospital S. Jorge. Huesca.
  6. María Victoria Martínez Sánchez. Administrativo. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

La vacunación es una forma sencilla, inocua y eficaz de protegernos contra enfermedades dañinas antes de entrar en contacto con ellas. Las vacunas activan las defensas naturales del organismo para que aprendan a resistir a infecciones específicas, y fortalecen el sistema inmunitario. En este artículo expondremos su desarrollo, forma de administración, tipos y efectos.

 

PALABRAS CLAVE

Vacunas, enfermedad, prevención, curación.

 

ABSTRACT

Vaccination is a simple, safe and effective way to protect ourselves against harmful diseases before we come into contact with them. Vaccines activate the body’s natural defenses so that they learn to resist specific infections and strengthen the immune system. In this article, we will explain their development, form of administration, types and effects.

 

KEY WORDS

Vaccines, disease, prevention, cure.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Las vacunas son una forma de prevenir enfermedades infecciosas causadas por virus, bacterias u otros microorganismos. La primera vacuna de la historia fue desarrollada por el médico inglés Edward Jenner en 1796, contra la viruela, una enfermedad que causó millones de muertes en el mundo1. Jenner observó que las personas que ordeñaban vacas se contagian de una forma leve de viruela llamada viruela vacuna, y luego quedaban inmunizadas contra la viruela humana, mucho más grave y mortal2. Jenner decidió probar su hipótesis inoculando a un niño de ocho años, el hijo de su jardinero, con pus de una lechera infectada de viruela vacuna. El niño tuvo una reacción leve y se recuperó. Luego, Jenner le inyectó pus de un enfermo de viruela humana, pero el niño no se contagió: estaba protegido3.

Así nació la primera vacuna, que Jenner llamó así por la palabra latina «vacca», que significa vaca. Su descubrimiento fue un gran avance para la medicina y la salud pública, y abrió el camino para el desarrollo de otras vacunas contra diferentes enfermedades. Gracias a las vacunas se han salvado millones de vidas y se han erradicado o controlado enfermedades como la polio, el sarampión, la difteria o el tétanos4.

Las vacunas son una herramienta esencial para prevenir y combatir las enfermedades infecciosas. Para desarrollar una vacuna se requiere un proceso largo y complejo que consta de varias fases: exploratoria, preclínica, clínica, autorización, producción y farmacovigilancia. En cada fase se evalúa la seguridad, la eficacia y la calidad de la vacuna, siguiendo unos protocolos éticos y científicos rigurosos. Estas fases son:

  • Fase exploratoria: En esta fase se estudia el agente infeccioso que causa la enfermedad, se identifican los antígenos o fragmentos que pueden generar una respuesta inmunitaria en el organismo, y se seleccionan los candidatos a vacuna.
  • Fase preclínica: En esta fase se evalúa la seguridad y la eficacia de los candidatos a vacuna en cultivos celulares y en modelos animales. Se comprueba si la vacuna induce una protección adecuada y si no produce efectos adversos graves.
  • Fase clínica: En esta fase se prueba la vacuna en humanos voluntarios, siguiendo unos protocolos éticos y científicos rigurosos. Se divide en tres subfases:
  • Fase I: Se administra la vacuna a un pequeño grupo de personas sanas para evaluar su seguridad, su tolerancia y la dosis óptima.
  • Fase II: Se amplía el número de participantes e incluye a personas con características similares a la población objetivo de la vacuna. Se mide la seguridad, la inmunogenicidad y la eficacia preliminar.
  • Fase III: Se realiza un ensayo a gran escala con miles de personas para confirmar la seguridad, la eficacia y la duración de la protección de la vacuna. Se compara con un grupo control que recibe un placebo o una vacuna estándar.
  • Fase de autorización: Si los resultados de las fases anteriores son satisfactorios, se solicita a las autoridades sanitarias competentes la autorización para comercializar la vacuna. Se revisan los datos científicos y se emite una licencia si se cumplen los requisitos de calidad, seguridad y eficacia.
  • Fase de producción: Una vez autorizada, se inicia la producción masiva de la vacuna, siguiendo unas normas de buenas prácticas de fabricación. Se realizan controles de calidad periódicos para garantizar que cada lote cumple con los estándares establecidos.
  • Fase de farmacovigilancia: Después de que la vacuna se distribuye y se administra a la población, se sigue monitorizando su seguridad y su efectividad a largo plazo. Se detectan y se notifican posibles efectos secundarios o eventos adversos que puedan surgir5,6.

 

El desarrollo de una vacuna es un proceso muy exigente que puede durar desde unos meses hasta varios años, dependiendo de la enfermedad, el tipo de vacuna y los recursos disponibles. Sin embargo, el esfuerzo merece la pena, ya que las vacunas son una herramienta esencial para proteger nuestra salud y la de los demás.

Las vacunas son una forma de prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales. Hay muchas vacunas disponibles para diferentes enfermedades, pero algunas de las más importantes son:

  • Vacuna de la viruela: Esta vacuna fue la primera en ser desarrollada y logró erradicar la viruela, una enfermedad que causó millones de muertes en la historia.
  • Vacuna de la rabia: Esta vacuna fue creada por Louis Pasteur y evita la rabia, una enfermedad que se transmite por la mordedura de animales infectados y que afecta al sistema nervioso.
  • Vacuna de la polio: Esta vacuna protege contra la poliomielitis, una enfermedad que puede causar parálisis y discapacidad permanente. Gracias a esta vacuna, la polio está cerca de ser eliminada del mundo.
  • Vacuna del sarampión: Esta vacuna previene el sarampión, una enfermedad muy contagiosa que puede provocar complicaciones graves como neumonía, encefalitis y muerte. El sarampión sigue siendo una de las principales causas de mortalidad infantil en el mundo.
  • Vacuna del tétanos: Esta vacuna impide el tétanos, una enfermedad que produce espasmos musculares dolorosos y puede ser fatal. El tétanos se produce por una bacteria que se encuentra en el suelo y que puede entrar en el cuerpo a través de heridas.
  • Vacuna de la hepatitis B: Esta vacuna evita la hepatitis B, una infección que afecta al hígado y que puede causar cirrosis, cáncer y muerte. La hepatitis B se transmite por contacto con sangre o fluidos corporales de una persona infectada.
  • Vacuna del papiloma humano (VPH): Esta vacuna previene el VPH, un virus que puede causar verrugas genitales y cáncer de cuello uterino, entre otros tipos de cáncer. El VPH se transmite por contacto sexual.
  • Vacuna de la gripe: Esta vacuna protege contra la gripe, una enfermedad respiratoria que puede tener complicaciones graves como neumonía y sepsis. La gripe se propaga fácilmente por el aire y cambia cada año, por lo que se recomienda vacunarse anualmente.
  • Vacuna del neumococo: Esta vacuna previene las infecciones causadas por la bacteria neumococo, que puede provocar meningitis, otitis, sinusitis, neumonía y sepsis. El neumococo es especialmente peligroso para los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 65 años.
  • Vacuna del rotavirus: Esta vacuna evita el rotavirus, un virus que causa diarrea severa y deshidratación en los niños. El rotavirus es una de las principales causas de hospitalización y muerte por diarrea infantil en el mundo.
  • Vacuna del COVID-19: Esta vacuna protege contra el COVID-19, una enfermedad causada por un nuevo coronavirus que surgió en 2019 y que ha provocado una pandemia mundial. El COVID-19 puede causar síntomas como fiebre, tos, dificultad para respirar y pérdida del olfato y el gusto. En algunos casos, puede producir complicaciones graves como neumonía, trombosis y muerte7.

 

Las vacunas son una forma de protegerse contra enfermedades infecciosas. Existen diferentes formas de administrar las vacunas según el tipo y composición de cada una, algunas de las formas más comunes son:

  • Vía intramuscular (IM): Consiste en inyectar la vacuna en el músculo, generalmente en el brazo o en el muslo. Esta vía se usa para muchas vacunas, como la del tétanos, la hepatitis B, la gripe o el COVID-19.
  • Vía subcutánea (SC): Consiste en inyectar la vacuna debajo de la piel, en la capa de grasa que cubre el músculo. Esta vía se usa para algunas vacunas, como la del sarampión, la varicela o la alergia.
  • Vía oral (VO): Consiste en tomar la vacuna por la boca, en forma de gotas o pastillas. Esta vía se usa para algunas vacunas, como la del rotavirus, la polio o el cólera.
  • Vía nasal (VN): Consiste en aplicar la vacuna por la nariz, en forma de spray o aerosol. Esta vía se usa para algunas vacunas, como la del rotavirus o la gripe.
  • Vía intradérmica (ID): Consiste en inyectar la vacuna en la piel, justo debajo de la epidermis. Esta vía se usa para algunas vacunas, como la del papiloma humano o la BCG8,9,10.

 

Para administrar las vacunas correctamente, es necesario seguir unas pautas de higiene, seguridad y técnica adecuadas. También es importante informar al paciente sobre los beneficios y los posibles efectos secundarios de las vacunas, y registrar las dosis administradas en el historial clínico y el carné de vacunación. Las vacunas son una herramienta esencial para prevenir enfermedades y salvar vidas.

Los efectos secundarios de las vacunas son las reacciones que se producen en el organismo después de recibir una dosis de vacuna. Estas reacciones son normales y suelen indicar que el sistema inmunitario está respondiendo a la vacuna y generando protección contra la enfermedad. La mayoría de los efectos secundarios de las vacunas son leves o moderados y desaparecen en pocos días. Algunos de los más comunes son:

  • Dolor, hinchazón o enrojecimiento en el lugar de la inyección.
  • Fiebre, escalofríos o malestar general.
  • Dolor de cabeza, muscular o articular.
  • Cansancio o somnolencia.
  • Náuseas, vómitos o diarrea.

 

Estos efectos secundarios no suelen requerir tratamiento médico, pero se pueden aliviar con medidas como aplicar frío en la zona de la inyección, tomar analgésicos o beber líquidos. En raras ocasiones, las vacunas pueden causar efectos secundarios graves o duraderos, como reacciones alérgicas, inflamación del corazón o del sistema nervioso, trombosis o síndrome inflamatorio multisistémico. Estos efectos secundarios son muy poco frecuentes y se vigilan constantemente por las autoridades sanitarias. Si se presentan, se debe buscar atención médica de urgencia11.

Es importante destacar que los beneficios de las vacunas superan ampliamente los riesgos, ya que previenen enfermedades graves y potencialmente mortales. Las vacunas son seguras y efectivas, y nos ayudan a proteger nuestra salud y la de los demás.

Hay varias razones por las que algunas personas no quieren vacunarse, algunas de ellas son:

  • Desconfianza: Algunas personas desconfían de la seguridad y el desarrollo de las vacunas, porque creen que se han hecho con demasiada prisa o que tienen intereses ocultos. Sin embargo, las vacunas han pasado por rigurosos ensayos clínicos y han sido autorizadas por las autoridades sanitarias competentes, que garantizan su calidad, eficacia y seguridad.
  • Temor: Algunas personas temen los posibles efectos secundarios de las vacunas, como dolor, fiebre o alergia. Sin embargo, estos efectos son normalmente leves o moderados y desaparecen en pocos días. Los efectos graves son muy raros y se vigilan constantemente. Los beneficios de las vacunas superan ampliamente los riesgos, ya que previenen enfermedades graves y potencialmente mortales.
  • Percepción: Algunas personas piensan que no necesitan vacunarse porque ya han pasado la enfermedad o porque tienen un sistema inmunitario fuerte. Sin embargo, se desconoce cuánto dura la inmunidad natural tras la infección y se han dado casos de reinfección. Además, aunque una persona sea joven y sana, puede contagiar a otras más vulnerables. La vacunación es la mejor forma de protegerse a uno mismo y a los demás.

 

CONCLUSIONES

En este trabajo nos hemos referido a algunas de las vacunas más importantes que existen, pero hay muchas más que pueden ayudar a prevenir otras enfermedades. Es importante consultar con un médico o un centro de salud sobre el calendario de vacunación adecuado para cada persona según su edad, estado de salud y lugar de residencia. Las vacunas son seguras y efectivas, y nos permiten vivir más sanos y felices.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. El descubrimiento de la vacuna: Edward Jenner [Internet]. OpenMind. 2021 [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.bbvaopenmind.com/ciencia/grandes-personajes/jenner-y-el-descubrimiento-de-la-vacuna/
  2. Texto: Juan José Sánchez Arreseigor / Locución: Caterina Miloro. La vacunación, el gran invento de la medicina. National geographic [Internet]. 27 de febrero de 2022 [citado 26 de octubre de 2023]; Disponible en: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/vacunacion-gran-invento-medicina_17756
  3. COPE. ¿Cómo surgió la primera vacuna y cuál es su historia? [Internet]. COPE.es. 2020 [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.cope.es/programas/la-linterna/historia-con-mayusculas/noticias/como-surgio-primera-vacuna-cual-historia-20200323_655894
  4. Jaramillo AS. ¿Dónde y cómo surgieron las vacunas para combatir a las enfermedades? [Internet]. FRANCE 24. 2020 [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.france24.com/es/historia/20200404-d%C3%B3nde-y-c%C3%B3mo-surgieron-las-vacunas-para-combatir-a-las-enfermedades
  5. ¿Cómo se desarrollan las vacunas? [Internet]. Who.int. [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/covid-19-vaccines/how-are-vaccines-developed
  6. ¿Cómo se hacen las vacunas? [Internet]. Fundación Aquae. 2020 [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.fundacionaquae.org/wiki/proceso-elaboracion-vacunas/
  7. Las vacunas y las enfermedades que se evitan con ellas [Internet]. Unicef.org. [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.unicef.org/parenting/es/salud/vacunas-y-enfermedades-que-evitan
  8. Euskadi.eus. [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.osakidetza.euskadi.eus/contenidos/informacion/manual_vacunaciones/es_def/adjuntos/2_2_tecnicas-administracion-vacunas.pdf
  9. Gehrke S. Cómo administrar vacunas [Internet]. wikiHow. 2018 [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://es.wikihow.com/administrar-vacunas
  10. SANITAS. Vacunas. Qué son, cómo actúan y su importancia [Internet]. Sanitas. [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.sanitas.es/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/vacunacion/importancia-vacunas
  11. Office of Infectious Disease, HIV/AIDS Policy (OIDP). Efectos secundarios de las vacunas [Internet]. Hhs.gov. US Department of Health and Human Services; 2021 [citado 26 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.hhs.gov/es/immunization/basics/safety/side-effects/index.html

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos