Los servicios sociales. Clasificación, funciones y acceso.

26 noviembre 2023

AUTORES

  1. Mario Salazar García. Auxiliar Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  2. Natalia Gimeno Sanjuan. Administrativo. Hospital Nª Señora de Gracia. Zaragoza.
  3. Ana Cristina Guillén Poyato. Administrativo.
  4. Daniel Calvo Cozcolluela. Celador.
  5. Eva Cabeza Delicado. Administrativo. Hospital S. Jorge. Huesca.
  6. María Victoria Martínez Sánchez. Administrativo. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.

 

RESUMEN

Los servicios sociales son el conjunto de servicios y actuaciones orientados a mejorar el bienestar social de la ciudadanía mediante la prestación de información, atención y apoyo a las personas y los colectivos vulnerables. En este trabajo desarrollaremos cómo se clasifican los servicios sociales y cuáles son sus principales funciones.

 

PALABRAS CLAVE

Servicios sociales, colectivos, atención, apoyo, bienestar.

 

ABSTRACT

Social services are the set of services and actions aimed at improving the social well-being of citizens through the provision of information, care and support to vulnerable people and groups. In this paper we will develop how social services are classified and what are their main functions.

 

KEY WORDS

Social services, collectives, care, support, welfare.

 

DESARROLLO DEL TEMA

Los servicios sociales forman parte del sistema público de protección social junto con la seguridad social y la sanidad. Los servicios sociales se financian con fondos públicos y privados, y se gestionan tanto por las administraciones públicas (estatales, autonómicas y locales) como por entidades privadas (asociaciones, fundaciones, ONG, entre otras). Los servicios sociales tienen como finalidad garantizar el derecho universal de todas las personas a recibir prestaciones y servicios que les permitan desarrollarse plenamente individual y socialmente. Los servicios sociales se basan en los principios de igualdad, solidaridad, participación, calidad y eficacia.

Los Servicios Sociales se clasifican en:

  • Servicios sociales comunitarios: son los que se ofrecen en el nivel primario de atención, es decir, el más cercano a la población. Su objetivo es prevenir, detectar y atender las situaciones de necesidad social, así como promover la participación y la integración social de las personas y los grupos. Algunos ejemplos de estos servicios sociales comunitarios son los centros de servicios sociales, los centros de día, los servicios de ayuda a domicilio o los programas de inserción sociolaboral.
  • Servicios sociales especializados: los que se ofrecen en el nivel especializado de atención, los que requieren de una mayor complejidad técnica o una mayor dotación de recursos. Su objetivo es atender las necesidades específicas de determinados colectivos que presentan situaciones de especial vulnerabilidad o riesgo social. Como ejemplos estarían los centros residenciales, los centros de atención a personas con discapacidad, los centros de acogida o los servicios de protección a la infancia y la adolescencia1,2.

 

Después de la Segunda Guerra Mundial, los estados de diferentes países occidentales jugaron un papel muy importante en materias como la Sanidad, la Educación o los Servicios Sociales, para conseguir que los ciudadanos tuvieran unos niveles de bienestar nunca vistos anteriormente, centrándose en el pleno empleo, la calidad de vida y el acceso a unos servicios sociales universales. Los antecedentes más cercanos del Estado de Bienestar en España se sitúan en los años sesenta, destacando en los servicios sanitarios, educativos y sociales, creando el Sistema de la Seguridad Social en el año 1963 con prestaciones básicas y complementarias. La evolución histórica en nuestro país en los términos asociados al Bienestar Social, hasta la Edad Media estaban basados en la caridad, concepto muy relacionado con la religión.

Ya en el siglo XVI se origina la beneficencia pública, organización que ofrecía prestaciones en favor de los necesitados de forma discreta y gratuita financiada con fondos públicos y privados en los que no generaba derechos. En los siglos siguientes se dan grandes cambios gracias a la Monarquía ampliando sus actividades y la pobreza comienza a ser un problema global y de responsabilidad pública. En el siglo XVIII con una España más modernizada, aparece la Asistencia Social, sistema público de Servicios e Instituciones Sociales, destinado para ayudar a las personas y grupos en situación de necesidad y no dirigido sólo a la indigencia. En el siglo XIX las Cortes de Cádiz aprueban la Ley de Beneficencia en 1822 y posteriormente en 1849, existiendo a la vez la beneficencia y la asistencia social. En 1883 se creó la Comisión de Reformas Sociales y a comienzos del siglo XX, el Instituto de Reformas Sociales, el Instituto Nacional de Previsión, los Seguros Sociales y la Seguridad Social como sistema público organizado de protección social, coexistiendo en España a la vez la Beneficencia, la Asistencia Social, los Seguros Sociales y la Seguridad Social.

El estado de Bienestar aparece también después de la Segunda Guerra Mundial, y a partir de los años 70 es cuando el Estado para un mayor bienestar social de los ciudadanos implanta la Ley General de Educación de 1970 y la Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora de la Seguridad Social de 1972. Es en esos años cuando los Servicios Sociales evolucionan, y con la Constitución de 1978, se reordena el Estado de Bienestar otorgando competencias en materia de Asistencia Social a las Comunidades Autónomas con la aprobación de sus correspondientes leyes en materia de asistencia y servicios sociales, además de mencionarlos expresamente en el artículo 50 y relacionándolos con las personas de la tercera edad. La Constitución Española establece también en sus artículos 41, 139.1 y 149.1.1, “la garantía de un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos y la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio del Estado y la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes constitucionales”2,3.

Entre 1983 y 1985 aparecieron las primeras Leyes de Servicios Sociales en las Comunidades Autónomas hasta la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local de 19854. Actualmente en Aragón, el marco legislativo autonómico en materia de Servicios Sociales está regulado en la Ley 5/2009 de 30 de junio, de Servicios Sociales5.

 

Los Servicios Sociales comunitarios son el nivel primario de atención social, que se ofrece a toda la población, especialmente a las personas y los colectivos más vulnerables. Los objetivos de los servicios sociales comunitarios son los siguientes:

  • Informar y orientar sobre los derechos y los recursos sociales disponibles, tanto públicos como privados, y facilitar el acceso a los mismos.
  • Prevenir y atender las situaciones de necesidad, riesgo o exclusión social, mediante intervenciones individuales, familiares, grupales o comunitarias.
  • Promover la participación y la integración social de las personas y los grupos, fomentando el asociacionismo, el voluntariado y la cooperación social.
  • Potenciar el desarrollo personal y social de las personas, favoreciendo su autonomía, su autoestima y su capacidad de afrontar los problemas.
  • Mejorar la calidad de vida de las personas y los colectivos, ofreciendo servicios y prestaciones que cubran sus necesidades básicas y mejoren sus condiciones de vida.

 

Los Servicios Sociales especializados son el nivel especializado de atención social, que se ofrece a los colectivos que presentan situaciones de especial vulnerabilidad o riesgo social. Los objetivos de los servicios sociales especializados son los siguientes:

  • Informar, valorar y diagnosticar las necesidades específicas de cada persona o grupo, y orientar sobre los recursos más adecuados para su atención.
  • Ofrecer terapia y rehabilitación psico-social a las personas que sufren algún tipo de discapacidad, dependencia, enfermedad mental o adicción, y favorecer su integración social y laboral.
  • Proporcionar alojamiento alternativo a las personas que carecen de un entorno familiar adecuado o que necesitan una atención residencial temporal o permanente, como menores, mayores, personas con discapacidad o mujeres víctimas de violencia de género.
  • Otorgar prestaciones complementarias a las contributivas o no contributivas de la seguridad social, como pensiones asistenciales, rentas mínimas de inserción o ayudas de emergencia social, a las personas que no tienen recursos suficientes para su subsistencia.
  • Dotar de equipamientos y modelos organizativos que garanticen la calidad, la eficacia y la continuidad de los servicios y prestaciones ofrecidos, así como la coordinación entre los diferentes niveles y agentes implicados.

 

Para acceder a los servicios sociales se debe contactar con el Centro de Acción Social que corresponde a la Comunidad Autónoma, llamando al teléfono de información 012 o contactar con los Servicios Sociales del ayuntamiento al que se pertenece.

Los documentos para Servicios Sociales dependen del tipo de servicio o prestación que se solicite, así como de la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento donde se realice la solicitud. Sin embargo, algunos documentos que suelen ser comunes son los siguientes:

  • DNI o NIE del solicitante y, en su caso, de los miembros de la unidad familiar o de convivencia.
  • Certificado de empadronamiento y/o residencia legal en España.
  • Declaración de la renta o certificado de ingresos y/o patrimonio del solicitante y, en su caso, de los miembros de la unidad familiar o de convivencia.
  • Informe médico y/o social que acredite la situación de necesidad, dependencia, discapacidad o riesgo social del solicitante.
  • Documento bancario que indique el número de cuenta donde se abonará la prestación económica, si procede.

 

Estos documentos pueden variar según el servicio o prestación que se solicite, por lo que es recomendable consultar con el Centro de Acción Social (CEAS) o el servicio social municipal correspondiente al domicilio del solicitante. Allí nos informarán sobre los requisitos específicos, los plazos y los trámites para acceder a los servicios sociales.

 

CONCLUSIONES

Los Servicios Sociales son muy importantes para el bienestar social de la ciudadanía, especialmente de las personas y los colectivos más vulnerables. Los Servicios Sociales tienen como finalidad garantizar el derecho universal de todas las personas a recibir prestaciones y servicios que les permitan desarrollarse plenamente individual y socialmente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Consumoteca. Qué son los servicios sociales [Internet]. Consumoteca. 2017 [citado el 25 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.consumoteca.com/servicios-publicos/los-servicios-sociales/
  2. Ejes Estratégicos – Servicios Sociales – Inicio [Internet]. Consejo General del Trabajo Social. [citado el 25 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.cgtrabajosocial.es/ejes_sss_inicio
  3. BOE-A-1978-31229 Constitución Española [Internet]. Boe.es. [citado el 25 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1978-31229
  4. BOE-A-2003-23103 Ley 57/2003, de 16 de diciembre, de medidas para la modernización del gobierno local [Internet]. Boe.es. [citado el 25 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2003-23103
  5. BOE-A-2009-13689 Ley 5/2009, de 30 de junio, de Servicios Sociales de Aragón [Internet]. Boe.es. [citado el 25 de octubre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2009-13689

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos