Nutrición enteral. Fundamentos y aplicaciones en enfermería.

2 diciembre 2023

AUTORES

  1. M. Ángeles Magadan Marcos. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  2. María Puyal Alegret. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  3. Eva Fuertes Lahoz. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  4. M. Aránzazu Fernández Marco. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  5. Julia Reyes Ripoll Córdoba. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).
  6. Laura Roy Guerrero. Enfermera. Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza).

 

RESUMEN

La nutrición enteral es un procedimiento por el cual se administran nutrientes y también calorías directamente al sistema digestivo del paciente. La nutrición enteral es fundamental en los pacientes que por distintas situaciones que veremos a continuación no pueden tomar alimentos por vía oral. También se utiliza para aquellos pacientes que, debido por ejemplo a traumatismos, trastornos neurológicos, etc, no pueden tragar o incluso para patologías que impiden o dificultan la absorción de nutrientes como por ejemplo colitis ulcerosa o en procesos temporales como por ejemplo un postoperatorio.

Existen diferentes tipos de fórmulas, pero siempre se tienen que adaptar a las circunstancias propias de cada paciente.

La nutrición enteral también tiene diferentes formas de administración, todas ellas mediante sondas, como por ejemplo gastrostomías, nasogástricas, etc.

Es fundamental el papel de la enfermera en la administración de este tipo de nutrición. Hay que evitar en todo momento las posibles complicaciones, para ello será muy importante la observación del paciente y la comprobación de la posición correcta de la sonda. Dada la importancia que tiene este tipo de nutrición para la mejoría del paciente, la enfermera será la encargada de garantizar una administración segura y adecuada.

 

PALABRAS CLAVE

Nutrición enteral, gastrostomía, intubación nasogástrica, alimentos formulados.

 

ABSTRACT

Enteral nutrition is a procedure by which nutrients and calories are administered directly to the digestive system. of the patient. Enteral nutrition is essential in patients who, due to different situations that we will see below, cannot take food orally. It is also used for those patients who, for example, due to trauma, neurological disorders, etc., cannot swallow or even for pathologies that prevent or hinder the absorption of nutrients, such as ulcerative colitis, or in temporary processes such as a postoperative period. There are different types of formulas, but they always have to be adapted to the circumstances of each patient. Enteral nutrition also has different forms of administration, all of them through tubes such as gastrostomies, nasogastrics, etc. The role of the nurse in the administration of this type of nutrition is fundamental. Possible complications must be avoided at all times. For this, observing the patient and checking the correct position of the probe, for example, will be very important. Given the importance of this type of nutrition for the patient’s improvement, the nurse will be in charge of ensuring adequate administration.

 

KEY WORDS

Enteral nutrition, gastrostomy, intubation nasogastric, food formulated.

 

DESARROLLO DEL TEMA

INTRODUCCIÓN: La nutrición enteral es un tipo de alimentación por el cual se administran las calorías y los nutrientes que necesita cada paciente directamente a su sistema digestivo. Es fundamental en pacientes que por diversas circunstancias no pueden tomar alimentos por vía oral, como por ejemplo aquellos que tienen trastornos neurológicos, traumatismos, dificultades para tragar, postoperatorios, etc. y también incluye aquellos con alguna patología gastrointestinal que dificulte la absorción de nutrientes como puede ser la colitis ulcerosa.

Existen diversos tipos de fórmulas, pero lo que tienen en común es que se tienen que adaptar a las necesidades nutricionales de cada paciente.

La administración de la nutrición enteral es por medio de sondas, ya sean yeyunostomías, gastrostomías o nasogástricas, según lo requiera el paciente.

El papel de la enfermera es fundamental ya que es la encargada de administrar este tipo de nutrición, luego cuidará, entre otras cosas, de que la colocación de la sonda sea la correcta para evitar posibles complicaciones y así ayudar en la recuperación del paciente.

DEFINICIÓN: La nutrición enteral es un tipo de nutrición que consiste en la administración de nutrientes imprescindibles directamente al sistema digestivo del paciente. El fin principal de este tipo de nutrición es favorecer la recuperación o mantener el estado nutricional del paciente. A diferencia de la nutrición parenteral que se administra por vía intravenosa, la nutrición enteral se administra por medio de sondas ya sean nasogástricas, yeyunostomías o gastrostomías en función de las necesidades y circunstancias del paciente y utilizando su propio sistema gastrointestinal para poder absorber los nutrientes. Este tipo de nutrición se utiliza cuando el paciente no puede o no interesa que ingiera alimentos por vía oral, como por ejemplo cuando hay dificultades para tragar, postoperatorios, trastornos neurológicos, etc.1.

INDICACIONES: La nutrición enteral se indica cuando la ingesta oral no puede o no se debe administrar por diferentes circunstancias clínicas como, por ejemplo:

  • Dificultades para tragar y Problemas gastrointestinales: Estas dificultades pueden ser debidas a traumatismos, enfermedades neurológicas o grandes quemados. Respecto a los problemas gastrointestinales que pueden impedir la absorción de nutrientes pueden ser la colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, y la obstrucción intestinal2.
  • Ayuda nutricional: Se utiliza en periodos postoperatorios para mejorar la cicatrización de las heridas y promover la recuperación. También es una nutrición indicada en enfermos con patologías crónicas cuyas nutriciones pueden ser insuficientes o ineficaces.
  • Pacientes en Unidades de Cuidados Intensivos: Este tipo de nutrición es fundamental para evitar la desnutrición del paciente y para ayudarle a tener una buena respuesta inmunológica. Los niños también pueden necesitar este tipo de nutrición, ya sea por prematuridad o por alguna malformación congénita de la boca, esófago o estómago3.

 

TIPOS DE FÓRMULAS: Las fórmulas enterales tienen diferentes composiciones y están diseñadas para cubrir específicamente todas las necesidades nutricionales de los distintos pacientes. Están realizadas para proporcionar la cantidad de calorías y nutrientes óptimos4.

  • Fórmula Estándar: Las fórmulas estándar contienen una mezcla equilibrada de carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales, es decir, proporcionan una nutrición equilibrada y completa y se utilizan en una gran variedad de situaciones.
  • Fórmula Modular: También hay fórmulas modulares que permiten realizar un ajuste mejor al separar los nutrientes individualmente, lo que es útil en casos de malabsorción selectiva o necesidades dietéticas específicas.
  • Fórmula Especializada: Las fórmulas especializadas están realizadas para cubrir necesidades específicas como pueden ser fórmulas hipoalergénicas (para pacientes con alergias o sensibilidades alimenticias), fórmulas hiperproteicas con alto contenido en proteínas (para pacientes que necesitan un aporte calórico extra como por ejemplo con desnutrición severa o caquexia), fórmulas con bajo contenido de azúcar (para pacientes diabéticos).

 

MÉTODOS DE ADMINISTRACIÓN: Existen diferentes métodos de administración. La elección de uno u otro puede depender de varios factores como puede ser el tiempo más o menos previsto que necesita el paciente ese tipo de alimentación y también de sus circunstancias5. La administración debe realizarse con cuidado y extremando la higiene para prevenir posibles infecciones o complicaciones. Los distintos métodos de administración pueden incluir:

  • Sonda naso u orogástrica: Este método es el menos invasivo de todos y se suele utilizar cuando se prevé que el paciente necesite esta alimentación durante un tiempo no muy largo. Es una sonda que se introduce por la nariz o por la boca y llega hasta el estómago.
  • Gastrostomía: Se utiliza cuando se considera que el paciente va a necesitar este tipo de nutrición durante mucho tiempo. Consiste en realizar una pequeña incisión en la pared abdominal por medio de una cirugía menor, e introducir una sonda que irá directamente al estómago.
  • Yeyunostomía: Este método es el menos utilizado, aunque no por ello menos importante para determinados pacientes, como los que tienen problemas gástricos. En este caso la sonda se inserta directamente en el yeyuno.

 

CUIDADOS DE ENFERMERÍA: La administración de este tipo de nutrición tiene que ser segura y efectiva, por lo que la enfermera tiene un papel imprescindible manteniendo la higiene y la seguridad durante la administración para prevenir posibles complicaciones. Esto incluye la educación del paciente y la familia sobre el procedimiento, la atención de la sonda y la fórmula, la comunicación con el equipo médico y la observación para la detección temprana de posibles problemas también brindará apoyo emocional al paciente, ya que la nutrición enteral puede ser una experiencia negativa desde el punto de vista emocional y social. También se recalcará la importancia de la nutrición enteral en el proceso de su recuperación6.

  • Verificación de la posición adecuada de la sonda: Es esencial asegurarse de que la sonda esté en la ubicación correcta, ya que una posición inadecuada puede llevar a complicaciones graves. Esto se logra mediante la comprobación de pH gástrico, radiografías o aspiración de contenido gástrico en el caso de sondas nasogástricas, en el caso de las gastrostomías se comprobará el pH y el inflado del balón y en las yeyunostomías al estar regladas, se observará que no se haya movido de número.
  • Administración de las fórmulas según pauta médica: Las fórmulas enterales que se administran no sólo se ajustan al tipo de nutrición sino también al volumen y a la velocidad siempre de acuerdo con las indicaciones específicas del médico. La enfermera será la encargada de realizar cuidadosamente el plan de cuidados nutricionales del paciente.
  • Monitorización de los pacientes: Es fundamental que la enfermera realice controles de forma periódica del paciente que recibe este tipo de nutrición. Esto implica valorar regularmente la respuesta del paciente, mediante la observación de signos vitales, la tolerancia a la fórmula, la medición de la ingesta y la evaluación de cualquier signo de complicación, como vómitos, diarrea distensión o dolor abdominal.
  • Educación del paciente y la familia al alta: La enfermera les ayudará para favorecer el autocuidado, explicándoles, por ejemplo, cómo y qué alimentos se pueden administrar a través de la sonda, cómo proteger la piel alrededor de la sonda o el estoma, cómo mantener permeable la sonda, etc.

 

COMPLICACIONES: La nutrición enteral es un instrumento importante en el cuidado nutricional de los pacientes, pero puede tener también complicaciones. La enfermera será la encargada de identificar y manejar estas dificultades. La prevención y cuidados de enfermería son imprescindibles para la seguridad del paciente7.

  • Obstrucción de la sonda: Debido a la densidad de las fórmulas, las sondas son fáciles que pueden obstruirse por acumulación o restos secos de alimentación o medicación. Para evitarlo, se llevarán unas pautas de limpieza para mantener las sondas permeables.
  • Infecciones: La inserción de sondas, ya sean nasogástricas, a través de una gastrostomía o yeyunostomía, puede aumentar el riesgo de infección. Es muy importante mantener una higiene rigurosa del sitio de inserción y vigilar signos de infección.
  • Neumonía por aspiración: La neumonía por aspiración es una complicación grave en la que la nutrición enteral en lugar de ir al sistema digestivo llega a los pulmones (en las sondas nasogástricas). Esto puede ocurrir si la posición del paciente no es adecuada durante la administración de la fórmula. La enfermera debe asegurarse de que la cabeza del paciente esté elevada y seguir las pautas de seguridad durante la administración.
  • Sangrado: En el caso de las gastrostomías y de las yeyunostomías, al ser una incisión en la pared abdominal, se vigilarán posibles signos de sangrado.
  • Estreñimiento: Puede producirse por ingesta insuficiente de líquidos, alimentación inapropiada con poca fibra, medicación o inmovilidad.
  • Náuseas, vómitos o reflujo: Pueden ocurrir por diferentes causas como, por ejemplo, posición inadecuada del paciente, alimentación o medicación incorrecta o velocidad excesiva de administración.
  • Diarrea: Se puede deber a mala absorción intestinal pero también por algún tipo de infección, por alimentación inadecuada o contaminada, demasiado fría o administración muy rápida.
  • Desequilibrio electrolítico: Ocurre cuando hay un exceso o un defecto de líquidos y por administración inadecuada.
  • Irritación del estoma: Sucede cuando hay una presión excesiva de la sonda o también por falta de higiene.
  • Salida de contenido gástrico alrededor del estoma: El estoma pierde su forma y se hace más grande.

 

CONCLUSIÓN

La nutrición enteral es una técnica de administración de nutrientes y calorías en pacientes con situaciones clínicas determinadas. La enfermera desempeña un papel fundamental para realizar dicha técnica para que sea segura y efectiva minimizando el riesgo de complicaciones para contribuir al bienestar y la recuperación de los pacientes. En resumen, la nutrición enteral es una técnica vital en el cuidado de pacientes que no pueden alimentarse de manera oral adecuada.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Waitzberg DL, Correia MI. Nutrición oral, enteral y parenteral en la práctica clínica. 3ª ed. São Paulo: Ateneo; 2021.
  2. Lochs H, Plauth M. DGEM (Sociedad Alemana de Medicina Nutricional), Ebner H. Nutrición enteral: controversias y desarrollos recientes. Viena Klin Wochenschr. 2015;127(21-22):839-51.
  3. Wiedeman JP, Lieberknecht AP, Abreu FRA. Un equipo de alimentación por sonda enteral dirigido por enfermeras mejora la atención brindada a los pacientes de neurocirugía y cuidados intensivos. Rev. Coronel Bras Cir. 2018;45(3): e1540.
  4. Klek S. Nutrición enteral en cirugía de páncreas: una revisión. Mundo J Gastroenterol. 2011;17(23):2896-901.
  5. Thomas S, Verghese G, Shekar K. Nutrición en cuidados críticos – 2017: resumen del año. J Sociedad de Cuidados Intensivos. 2018;19(3):180-7.
  6. Alves AN, Almeida ME, de Oliveira LC, Santos CB, Santos CR, Pereira LM, et al. Cuidados de enfermería en nutrición enteral: buenas prácticas. Rev. Gaucha Enferm. 2019;40: e20180231.
  7. Byham-Gray L, Casey J. Manejo nutricional en pacientes con disfunción del tracto gastrointestinal inferior: un estudio exploratorio. Práctica de Nutr Clin. 2016;31(6):758-64.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos