Plan de cuidados en paciente sometido a diálisis peritoneal

29 diciembre 2023

 

AUTORES

  1. Juan Antonio López Castillo. Enfermero en Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. Consuelo Arroyo Alfageme. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. Virginia Abadia Piquero. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet.
  4. Susana Bailo Medina. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet.
  5. Alba Berrocal Elu. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet.
  6. Sara Lázaro Cano. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet.

 

RESUMEN 1-4

Con el término Diálisis Peritoneal se engloban todas aquellas técnicas de tratamiento sustitutivo que utilizan la membrana peritoneal, como membrana de diálisis. Las primeras referencias sobre la membrana peritoneal vienen del Antiguo Egipto, ya que fueron sus físicos los primeros en describir la fisiología peritoneal en el “Ebers Papirus” del año 3000 a.C. Desde mediados del siglo XIX, los investigadores iniciaron estudios sobre el funcionamiento del peritoneo como membrana semipermeable, siendo Wegner en 1876, el primero en comprobar el funcionamiento peritoneal en los animales.

Se realiza un caso clínico mediante la valoración por patrones funcionales de Marjory Gordon y los diagnósticos de enfermería por taxonomía NANDA, NOC, NIC.

 

PALABRAS CLAVE

Diálisis peritoneal, enfermedad renal, catéter de diálisis, actuación de enfermería.

 

ABSTRACT

The term Peritoneal Dialysis encompasses all those replacement treatment techniques that use the peritoneal membrane as a dialysis membrane. The first references to the peritoneal membrane come from Ancient Egypt since their physicists were the first to describe peritoneal physiology in the “Ebers Papirus” from the year 3000 BC. Since the mid-19th century, researchers began studies on the functioning of the peritoneum as a semipermeable membrane, with Wegner in 1876 being the first to verify peritoneal functioning in animals.

A clinical case is carried out through the assessment of Marjory Gordon’s functional patterns and nursing diagnoses by NANDA, NOC, NIC taxonomy.

 

KEY WORDS

Peritoneal dialysis, renal disease, dialysis catheter, nursing performance.

 

INTRODUCCIÓN

Con el término Diálisis Peritoneal se engloban todas aquellas técnicas de tratamiento sustitutivo que utilizan la membrana peritoneal, como membrana de diálisis. Las primeras referencias sobre la membrana peritoneal vienen del Antiguo Egipto, ya que fueron sus físicos los primeros en describir la fisiología peritoneal en el “Ebers Papirus” del año 3000 a.C. Desde mediados del siglo XIX, los investigadores iniciaron estudios sobre el funcionamiento del peritoneo como membrana semipermeable, siendo Wegner en 1876, el primero en comprobar el funcionamiento peritoneal en los animales1-4.

En 1923, Ganter en Alemania, hizo la primera aplicación clínica de la diálisis peritoneal a corto plazo. Sus hallazgos fueron los primeros puntales de la diálisis que aún hoy son válidos.

En 1964, Palmer y Quinton crearon el primer catéter de hule de silicona, que sería el precursor de los actuales. Fue perfeccionado por Tenckhoff y Schecter, quienes en 1.968 publicaron resultados excelentes en los pacientes tratados a largo plazo con diálisis peritoneal, que se habían mantenido libres de complicaciones infecciosas.

En la actualidad, los programas de diálisis peritoneal constituyen en todo el mundo uno de los puntales en la atención integral del paciente renal, por lo que en muchos hospitales se han introducido dichos programas.

Aproximadamente el 13 % de la población mundial en diálisis recibe el tratamiento con diálisis peritoneal continua ambulatoria (DPCA) y el 87 % con hemodiálisis periódica, pero mientras la DPCA crece aproximadamente un 13 % anual, la hemodiálisis domiciliaria disminuye un 7 % anual1-4.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Varón de 58 años, con una superficie corporal de 2.02 m que presenta insuficiencia renal crónica (IRC), secundaria a nefroangioesclerosis.

Tras la necesidad de diálisis acude a la consulta para información sobre las distintas técnicas dialíticas. Optó por diálisis peritoneal (DP) al desear un tratamiento domiciliario que le permitiera seguir con su vida con los menores cambios posibles. En enero se le implantó sin incidencias un catéter autoposicionante para DP mediante método quirúrgico.

El 30 de marzo se inició DP continua ambulatoria (DPCA) con 3 intercambios diarios de 2.000 cc al 1.36 %.

Tras una semana en DPCA, consultó por disnea de medianos esfuerzos con ortopnea de 48 horas de evolución. Tenía diuresis abundante, drenajes de 2.300-2.400 cc por intercambio y peso estable. A la exploración destacaba una disminución del murmullo vesicular en la base pulmonar derecha, compatible con la existencia de derrame pleural, que se confirmó en una radiografía de tórax.

Con diagnóstico de sospecha de hidrotórax en DPCA se practicó toracocentesis diagnóstica derecha. Ante la confirmación diagnóstica de hidrotórax se suspendió la DPCA y se mantuvo al paciente ambulante y sin diálisis. Los síntomas mejoraron ya al día siguiente y en una revisión realizada una semana después se comprobó ausencia de derrame pleural.

Tras 2 semanas sin DP, se ingresó al paciente y se reinició DPCA en decúbito con 6 intercambios/día de 1.000 cc al 1.36 % para minimizar la presión intraperitoneal, sin que se produjera recidiva inicial del hidrotórax. Después de 4 días sin problemas se aumentó el volumen de infusión a 1.500 cc y se permitió la deambulación. A los dos días fue dado de alta. Tras 3 días en su domicilio y 10 después de reiniciar la DPCA acudió de nuevo al hospital con recidiva del hidrotórax derecho.

En esta ocasión, y tras suspender la DPCA de inmediato, se implantó un catéter para hemodiálisis (HD) en vena femoral derecha. La buena evolución llevó a un nuevo intento de solucionar el problema mediante reposo peritoneal, esta vez más prolongado.

El 31 de mayo, tras un mes de reposo peritoneal, reinició de nuevo DPCA con 5 intercambios diarios de 1.000 cc al 1.36 % y reposo absoluto en cama, recidivando en esta ocasión el hidrotórax tan solo 48 horas después. De nuevo se suspendió la DPCA y se reinició HD.

Ante la ineficacia del tratamiento conservador, y de acuerdo con el enfermo, se indicó pleurodesis con talco que los cirujanos torácicos realizaron el 18-junio sin incidencias ni problemas posteriores. Una radiografía de tórax realizada 4 días después de la toracocentesis demostró ausencia de derrame pleural. Tras mantener al paciente en HD durante 5 semanas más según recomendación de los cirujanos torácicos, el día 26-julio reinició DPCA con 4 intercambios/día de 1.500 cc al 1.36 %, esta vez ya sin incidencias.

Actualmente, 18 meses después de reiniciar la DPCA tras la pleurodesis, el enfermo continúa en DPCA sin recidiva del hidrotórax, y está realmente satisfecho de poder mantenerse en el tipo de diálisis que había elegido.

 

VALORACIÓN ENFERMERA POR PATRONES FUNCIONALES DE MARJORY GORDON

PERCEPCIÓN Y MANEJO DE LA SALUD:

  • El paciente percibe una importante alteración de su salud y su bienestar, se considera una persona enferma y opta por la diálisis peritoneal para tener una vida dentro de lo que cabe lo más normal posible sin estar dependiendo de acudir al hospital o a las clínicas para las sesiones de hemodiálisis.
  • No fuma ni consume alcohol ni drogas. Sigue correctamente los tratamientos indicados por los profesionales sanitarios. No presenta alergias. Ha tenido varios ingresos hospitalarios por su patología.
  • Trabaja en su comercio de tejidos y dice que últimamente apenas va a trabajar y que todo recae sobre su mujer y su hijo.
  • Por ser portador de catéter central para la hemodiálisis está expuesto a sufrir infección.

 

NUTRICIONAL Y METABÓLICO:

  • Sigue una dieta especial para pacientes en diálisis. Tiene restringido el consumo de líquidos.
  • No tiene prótesis dentales y su salud bucal es buena.
  • Debido al acúmulo de líquidos su piel es edematosa, seca y escamosa. Mantiene buena temperatura corporal. Hay un importante aumento de peso por su patología.
  • No tiene problemas de masticación, ni de deglución. Presenta náuseas.

 

ELIMINACIÓN:

  • Urinario: hiperhidratación, por la pérdida de la capacidad para excretar agua.
  • Intestinal: normal.
  • Disminuye el número de glándulas sudoríparas y la actividad de las glándulas sebáceas por lo que aparecen prurito y excoriaciones lo que le produce un intenso picor.

 

ACTIVIDAD Y EJERCICIO:

  • Busca conocer el nivel de autonomía del individuo para las actividades de la vida diaria que requieran algún grado de consumo de energía.
  • Presenta dificultad respiratoria por la sobrecarga de líquidos lo que hace necesario el aporte de oxígeno en gafas nasales a 2 lpm.
  • Permanece en reposo durante unos días durante su ingreso hospitalario y posteriormente comienza con la deambulación moderada.

 

SUEÑO-DESCANSO:

  • Padece de insomnio.

 

COGNITIVO-PERCEPTUAL:

  • Presenta dolor agudo en costado derecho.

 

AUTOPERCEPCIÓN-AUTOCONCEPTO:

  • Se considera una persona enferma. Nos comenta que le influye mucho el tener el catéter y saber que será para siempre, y eso le afecta a su imagen corporal. Dice que no le gusta que su mujer lo vea desnudo porque ya no era el de antes.

 

ROL Y RELACIONES:

  • No tiene problemas de comunicación ni de relaciones. Su familia es amplia y cuenta con el apoyo de todos. Está casado y tiene un hijo que convive con el matrimonio y con el que comparte la gestión del negocio familiar.

 

SEXUALIDAD Y REPRODUCCIÓN:

  • No quiere hablar de este tema.

 

ADAPTACIÓN Y TOLERANCIA AL ESTRÉS:

  • Presenta un estado de ansiedad intenso al estar hospitalizado. También nos comenta que siente miedo por cómo va a evolucionar su enfermedad.

 

VALORES Y CREENCIAS:

  • Es aconfesional.

 

PLAN DE CUIDADOS ENFERMEROS NANDA/NIC/NOC 5-8

Diagnóstico NANDA:

Deterioro de la eliminación urinaria r/c la disminución de la función renal para regular y excretar productos de desecho, agua y electrolitos, m/p edemas, aumento de peso corporal.

Objetivos NOC:

Aclaramiento de toxinas sistémicas: diálisis. 2302.

Control del síntoma. 1608.

Intervenciones NIC y Actividades:

Terapia de la hemodiálisis. 2100.

  • Extraer una muestra de sangre para realizar un análisis bioquímico (nitrógeno de urea en sangre, creatinina en suero, niveles de Na, K y PO4 en suero) antes del tratamiento.
  • Registrar los signos vitales de referencia: peso, temperatura, pulso, respiraciones y presión sanguínea.

 

Explicar el procedimiento de la diálisis peritoneal y su objeto.

  • Comprobar el equipo y las soluciones, según el protocolo.
  • Utilizar una técnica estéril para iniciar la diálisis peritoneal y para la inserción de la aguja y las conexiones de los catéteres.
  • Proporcionar los cuidados del catéter según el protocolo.

 

Manejo del peso. 1260.

  • Tratar con el paciente la relación que hay entre la ingesta de alimentos, el ejercicio, la ganancia y la pérdida de peso.
  • Discutir con el paciente las condiciones médicas que pueden afectar el peso.
  • Tratar con el paciente los hábitos, costumbres y factores culturales y hereditarios que ejercen su influencia sobre el peso.
  • Discutir los riesgos asociados con el hecho de estar por encima o por debajo del peso.
  • Determinar la motivación del paciente para cambiar los hábitos en la alimentación.
  • Determinar el peso corporal ideal del paciente.

 

Terapia de la diálisis peritoneal. 2170.

  • Explicar el procedimiento y propósito de la diálisis peritoneal seleccionada.
  • Calentar el líquido de la diálisis antes de la instilación.
  • Valorar la permeabilidad del catéter, anotando la dificultad del flujo de entrada/salida.
  • Llevar un registro de los volúmenes de flujo de entrada/salida y del equilibrio de líquido individual/acumulado.
  • Invitar al paciente a vaciar la vejiga antes de la inserción del catéter peritoneal.
  • Evitar el exceso de tensión mecánica sobre los catéteres de diálisis peritoneal (p. ej., toser, cambio de apósito, infusión de grandes cantidades).

 

Diagnóstico NANDA:

Insomnio r/c temor, pensamientos repetitivos de amenaza de su salud.

 

Objetivo NOC:

Sueño. 0004.

 

Intervenciones NIC y Actividades:

Mejorar el sueño. 1850.

  • Valorar el patrón habitual de sueño del paciente.
  • Adecuar el tratamiento y los cuidados para no interferir las horas de sueño.
  • Incluir el ciclo regular de sueño/vigilia del paciente en la planificación de cuidados.
  • Explicar la importancia de un sueño adecuado durante la enfermedad.
  • Determinar los efectos que tiene la medicación del paciente en el esquema del sueño.
  • Observar/registrar el esquema y número de horas de sueño del paciente.

 

Manejo ambiental. 6480.

  • Crear un ambiente seguro para el paciente.
  • Identificar las necesidades de seguridad del paciente, según la función física, cognoscitiva y el historial de conducta.
  • Eliminar los factores de peligro del ambiente.
  • Colocar los objetos de uso frecuente del paciente a su alcance.
  • Disminuir los estímulos ambientales, si procede.

 

Diagnóstico NANDA:

Dolor agudo r/c hidrotórax y m/p expresiones verbales del propio paciente de dolor en costado derecho.

Objetivos NOC:

Control del dolor. 1605.

Nivel del dolor. 2102.

Intervenciones NIC y Actividades:

Manejo del dolor. 1400.

  • Realizar una valoración exhaustiva del dolor que incluya la localización, características, aparición/duración, frecuencia, calidad, intensidad o severidad del dolor y factores desencadenantes.
  • Observar claves no verbales de molestias, especialmente en aquellos que no pueden comunicarse eficazmente.
  • Asegurarse de que el paciente reciba los cuidados analgésicos correspondientes.
  • Utilizar estrategias de comunicación terapéuticas para reconocer la experiencia del dolor y mostrar la aceptación de la respuesta del paciente al dolor.

 

Aplicación de calor o frío. 1380.

  • Explicar la utilización del calor o del frío, la razón del tratamiento y la manera en que afectará a los síntomas del paciente.
  • Realizar análisis para ver si hay contraindicaciones al calor o al frío, tales como disminución o ausencia de sensibilidad, disminución de la circulación y disminución de la capacidad de comunicación.
  • Seleccionar un método de estimulación que resulte conveniente y de fácil disponibilidad, como bolsas de plástico herméticas con hielo derretido; paquetes de gel congelado; sobres de hielo químicos, inmersión en hielo; paños o toallas en frigorífico para enfriarlas; botella de agua caliente; almohadilla de calefacción eléctrica; compresas húmedas calientes; inmersión en bañera o piscina con movimiento de agua; cera de parafina; baño de asiento; bombilla radiante o envoltura de plástico para dar calor.
  • Determinar la disponibilidad y el buen estado de funcionamiento de todos los equipos utilizados en la aplicación de calor o frío.

 

Terapia de ejercicios: movilidad articular. 0224.

  • Determinar las limitaciones del movimiento articular y actuar sobre la función.
  • Colaborar con el fisioterapeuta en el desarrollo y ejecución de un programa de ejercicios.
  • Determinar el nivel de motivación del paciente para mantener o restablecer el movimiento articular.
  • Explicar al paciente/familia el objeto y el plan de ejercicios de las articulaciones.
  • Determinar la localización y naturaleza de la molestia o dolor durante el movimiento/actividad.
  • Poner en marcha las medidas de control del dolor antes de comenzar el ejercicio de las articulaciones.
  • Vestir al paciente con prendas cómodas.

 

Diagnóstico NANDA:

Deterioro del intercambio gaseoso r/c sobrecarga de líquidos y fatiga m/p disnea, uso de músculos respiratorios accesorios y aumento de la FR.

Objetivos NOC:

Estado respiratorio: intercambio gaseoso. 0402.

Equilibrio electrolítico y ácido básico. 0600.

Intervenciones NIC y Actividades:

Oxigenoterapia. 3320.

  • Adecuar el flujo a la concentración de oxígeno prescrita.
  • Eliminar las secreciones nasales, bucales y traqueales, si procede.
  • Vigilar que no supere el 28 %, para evitar la depresión del centro respiratorio.
  • Mantener la permeabilidad de las vías aéreas.
  • Administrar el oxígeno suplementario, según órdenes.

 

Fisioterapia respiratoria. 3230.

  • Determinar si existen contraindicaciones al uso de la fisioterapia respiratoria.
  • Determinar el segmento pulmonar que necesita ser drenado.
  • Colocar al paciente con el segmento pulmonar que ha de drenarse en la posición más alta.
  • Utilizar almohadas para que el paciente se apoye en la posición determinada.
  • Practicar aerosolterapia, si procede.
  • Controlar la cantidad y tipo de expectoración.
  • Estimular la tos durante y después del drenaje postural.

 

Diagnóstico NANDA:

Deterioro de la integridad cutánea r/c edemas y acceso para la diálisis m/p sequedad de piel, catéter central para la diálisis, prurito.

Objetivos NOC:

Integridad del acceso de diálisis. 1105.

Cuidados personales: higiene. 0305.

Intervenciones NIC y Actividades:

Vigilancia de la piel. 3590.

  • Inspeccionar el estado del sitio de incisión, si procede.
  • Observar su color, calor, pulso, textura y si hay inflamación, edema y ulceraciones en las extremidades.
  • Observar si hay enrojecimiento, calor extremo o drenaje en la piel y membranas mucosas.
  • Observar si hay enrojecimiento y pérdida de la integridad de la piel.
    • Observar si hay fuentes de presión y fricción.
  • Observar si hay infecciones, especialmente en las zonas edematosas.

 

Cuidados de la piel: tratamiento tópico. 3584.

  • Evitar el uso de ropa de cama de textura áspera.
  • Realizar la limpieza con jabón antibacteriano, si resulta oportuno. Vestir al paciente con ropas no restrictivas. Espolvorear la piel con polvos medicinales, si procede. Retirar el esparadrapo y los restos.
  • Proporcionar soporte a las zonas edematosas (almohada debajo de los brazos y soporte para escroto), si procede.
  • Aplicar lubricante para humedecer los labios y la mucosa bucal, si es necesario.
  • Administrar fricciones en la espalda/cuello, si procede.
  • Cambiar catéter, si procede.

 

Cuidados del sitio de incisión. 3440.

  • Explicar el procedimiento al paciente mediante una preparación sensorial.
  • Inspeccionar el sitio de incisión por si hubiera enrojecimiento, inflamación o signos de dehiscencias o evisceración.
  • Tomar nota de las características de cualquier drenaje.
  • Vigilar el proceso de curación en el sitio de la incisión.
  • Limpiar la zona que rodea la incisión con una solución antiséptica apropiada.
  • Limpiar desde la zona más limpia hacia la menos limpia.
  • Observar si hay signos y síntomas de infección en la incisión.

 

Diagnóstico NANDA:

Exceso de volumen de líquidos r/c la disminución de la función renal para regular y excretar productos de desecho, agua y electrolitos y m/p edema, hipertensión y oliguria.

Objetivo NOC:

Equilibrio hídrico. 0601.

Intervenciones NIC y Actividades:

Manejo de líquidos. 4120.

  • Pesar a diario y controlar la evolución.
  • Realizar un registro preciso de ingesta y eliminación.
  • Realizar sondaje vesical, si es preciso.
  • Vigilar el estado de hidratación (membranas mucosas húmedas, pulso adecuado y presión sanguínea ortostática), según sea el caso.
  • Controlar resultados de laboratorios relevantes en la retención de líquidos (aumento de la gravedad específica, aumento del BUN, disminución del hematocrito y aumento de los niveles de osmolaridad de la orina).
  • Monitorizar el estado hemodinámico, incluyendo niveles de PVC, PAM, PAP y PCPE, según disponibilidad.

 

Monitorización de los signos vitales. 6680.

  • Controlar periódicamente presión sanguínea, pulso, temperatura y estado respiratorio, si procede.
  • Anotar tendencias y fluctuaciones de la presión sanguínea.
  • Controlar la presión sanguínea mientras el paciente está acostado, sentado y de pie, si procede.
  • Auscultar las presiones sanguíneas en ambos brazos y comparar, si procede.
  • Controlar la presión sanguínea, pulso y respiraciones antes, durante y después de la actividad, si procede.
  • Poner en marcha y mantener un dispositivo de control continuo de temperatura, si procede.
  • Observar y registrar si hay signos y síntomas de hipotermia e hipertermia.
  • Observar la presencia y calidad de los pulsos.

 

Diagnóstico NANDA

Ansiedad r/c su patología y su estancia hospitalaria M/P su descontento al encontrarse hospitalizado.

Objetivos NOC

Autocontrol de la ansiedad. 1402.

Aceptación: estado de salud. 1300.

Nivel de ansiedad. 1211.

Satisfacción del paciente/usuario: cuidado psicológico. 3009.

Intervenciones NIC y Actividades:

Aumentar el afrontamiento. 5230.

  • Valorar el ajuste del paciente a los cambios de imagen, si está indicado.
  • Valorar el impacto de la situación vital del paciente en los papeles y relaciones.
  • Alentar al paciente a encontrar una descripción realista del cambio de papel.
  • Valorar la compresión del paciente del proceso de enfermedad.
  • Valorar y discutir las respuestas alternativas a la situación.
  • Utilizar un enfoque sereno, de reafirmación.

 

Disminución de la ansiedad. 5820.

  • Establecer claramente las expectativas del comportamiento del paciente.
  • Explicar todos los procedimientos, incluyendo las posibles sensaciones que se han de experimentar durante el procedimiento.
  • Animar al paciente a expresar sus preocupaciones.
  • Permanecer con el paciente para promover la seguridad y reducir el miedo.
  • Administrar medicamentos que reduzcan la ansiedad, si están prescritos.
  • Apoyar el uso de mecanismos de defensa apropiados.

 

Presencia. 5340.

  • Mostrar una actitud de aceptación.
  • Comunicar oralmente simpatía o comprensión por la experiencia que está pasando el paciente.
  • Ser sensible con las tradiciones y creencias del paciente.
  • Establecer una consideración de confianza y positiva.
  • Escuchar las preocupaciones del paciente.
  • Permanecer en silencio, si procede.

 

Manejo ambiental. 6480.

  • Crear un ambiente seguro para el paciente.
  • Identificar las necesidades de seguridad del paciente, según la función física, cognoscitiva y el historial de conducta.
  • Acompañar al paciente en las actividades realizadas fuera de la sala.
  • Proporcionar una cama limpia y cómoda.
  • Disminuir los estímulos ambientales, si procede.
  • Ajustar la temperatura ambiental a las necesidades del paciente.
  • Controlar y evitar ruidos indeseables o excesivos cuando sea posible.
  • Controlar la iluminación para conseguir beneficios terapéuticos.

 

Monitorización de los signos vitales. 6680.

  • Controlar periódicamente presión sanguínea, pulso, temperatura y estado respiratorio, si procede.
  • Anotar tendencias y fluctuaciones de la presión sanguínea.
  • Controlar la presión sanguínea mientras el paciente está acostado, sentado y de pie, si procede.
  • Auscultar lasa presiones sanguíneas en ambos brazos y comparar, si procede.
  • Controlar la presión sanguínea, pulso y respiraciones antes, durante y después de la actividad, si procede.
  • Poner en marcha y mantener un dispositivo de control continuo de temperatura, si procede.
  • Observar y registrar si hay signos y síntomas de hipotermia e hipertermia.
  • Observar la presencia y calidad de los pulsos.

 

Diagnóstico NANDA:

Conocimientos deficientes sobre el proceso de su patología y la evolución de su enfermedad m/p expresiones verbales de desinformación sobre la enfermedad, su evolución.

Objetivos NOC:

Conocimiento: procedimientos terapéuticos. 1814.

Conocimiento: conducta sanitaria. 1805.

Conocimiento: proceso de la enfermedad. 1803.

Intervenciones NIC y Actividades:

Enseñanza: procedimiento/tratamiento. 5618.

  • Obtener, ser testigo del consentimiento informado del paciente del procedimiento/tratamiento de acuerdo con la política del centro, si procede.
  • Presentaremos al paciente al personal que estará implicado en su proceso.

 

Enseñanza: individual. 5606.

  • Establecer compenetración.
  • Valoraremos las necesidades de enseñanza que tiene nuestro paciente.
  • Valoraremos qué nivel de conocimientos posee nuestro paciente, así como el grado de comprensión del mismo.
  • Proporcionaremos un ambiente adecuado para facilitar el aprendizaje.
  • La conducta se reforzará si se considera oportuno.
  • Si los métodos elegidos resultan ineficaces, escoger otros métodos y estrategias de enseñanza.

 

Enseñanza: medicamentos prescritos. 5616.

  • Enseñaremos al paciente a reconocer las características distintivas de los medicamentos.
  • Le informaremos tanto del nombre genérico como del nombre comercial.
  • Le informaremos del propósito y acción de cada medicamento.
  • Le instruiremos sobre la dosis, vía de administración, hora y duración de los efectos de la medicación.
  • Informarle de lo que tiene que hacer si se olvida de tomar una dosis.
  • Le instruiremos para que conozca los efectos adversos de cada medicamento y cómo actuar ante la aparición de éstos.

 

Cuidados de enfermería al ingreso. 7310.

  • En primer lugar, nos presentaremos al paciente.
  • Dispondremos de un lugar íntimo para el paciente y su familia.
  • Orientaremos tanto al paciente como a su familia de las instalaciones del centro.
  • Le abriremos su historia.
  • Le realizaremos la valoración física, psicosocial y religiosa al ingreso.
  • Le proporcionaremos el Documento de Derechos del Paciente.
  • Toda la información que proceda se la daremos por escrito.
  • Mantendremos la confidencialidad de los datos del paciente.
  • Estableceremos los diagnósticos de cuidados de enfermería.
  • Comenzaremos la planificación al alta.

 

Modificación de la conducta. 4360.

  • Determinar la motivación al cambio del paciente.
  • Fomentar la sustitución de hábitos indeseables por hábitos deseables.
  • Mantendremos una conducta coherente.
  • Ofreceremos un refuerzo positivo a las decisiones del paciente que han sido tomadas independientemente.
  • Ayudarle a identificar los más pequeños logros conseguidos.
  • Estableceremos con el paciente objetivos de conducta de forma escrita.

 

Diagnóstico NANDA:

Interrupción de los procesos familiares r/c aparición de una enfermedad de larga evolución.

Objetivos NOC:

Ambiente de la familia: interno. 2601.

Participación de la familia en la asistencia sanitaria profesional. 2605.

Normalización de la familia. 2604.

Intervención NIC y Actividades:

Apoyo al cuidador principal. 7040.

  • Determinar el nivel de conocimientos del cuidador.
  • Determinar la aceptación del cuidador de su papel.
  • Aceptar las expresiones de emoción negativa.
  • Estudiar junto con el cuidador los puntos fuertes y débiles.
  • Reconocer la dependencia que tiene el paciente del cuidador, si procede.
  • Animar al cuidador a que asuma su responsabilidad, si es el caso.
  • Animar la aceptación de la independencia entre los miembros de la familia.
  • Controlar los problemas de interacción de la familia en relación con los cuidados del paciente.

 

Diagnóstico NANDA:

Riesgo de infección R/C catéter para la diálisis, procedimientos invasivos, agentes farmacológicos, destrucción tisular y/o aumento de la exposición ambiental.

Objetivos NOC:

Estado inmune. 0702.

Integridad tisular: piel y membranas mucosas. 1101.

Intervenciones NIC:

  • Interpretar los resultados de las pruebas de diagnóstico, si procede.
  • Retirar e interpretar los datos de laboratorio; ponerse en contacto con el médico, si procede.
  • Explicar los resultados de las pruebas de diagnóstico al paciente y a la familia.
  • Observar la capacidad del paciente para realizar las actividades de autocuidado.
  • Vigilar signos vitales, si procede.
  • Colaborar con el médico para instaurar la monitorización hemodinámica invasiva, según proceda.
  • Colaborar con el médico para instaurar la monitorización de la presión intracraneal, si procede.
  • Observar estrategias de resolución de problemas utilizadas por el paciente y la familia.
  • Vigilar la oxigenación y poner en marcha las medidas que promuevan una oxigenación adecuada de los órganos vitales.

 

Diagnóstico NANDA:

Intolerancia a la actividad R/C prescripción facultativa y debilidad generalizada y m/p disnea de esfuerzo.

Objetivos NOC:

Conservación de la energía. 0002.

Tolerancia a la actividad. 0005.

Intervenciones NIC:

  • Ayudar al paciente a programar períodos de descanso.
  • Evitar realizar actividades de cuidados durante los períodos de descanso programados.
  • Planificar las actividades para los períodos en los que el paciente tiene más energía.
  • Ayudar al paciente a sentarse en el borde de la cama, si no puede moverse o caminar.
  • Ayudar en las actividades físicas normales (deambulación, traslados, giros y cuidado personal), si resulta necesario.
  • Controlar la administración y efecto de los estimulantes y sedantes. Favorecer la actividad física (deambulación o realización de actividades de la vida diaria, coherente con los recursos energéticos del paciente).
  • Controlar la respuesta de oxígeno del paciente (frecuencia y ritmo cardíaco y frecuencia respiratoria) a los autocuidados o actividades de cuidados por parte de otros.
  • Enseñar al paciente y a los seres queridos aquellas técnicas de autocuidado que minimicen el consumo de oxígeno (técnicas de automonitorización y por pasos en la realización de las actividades diarias).
  • Instruir al paciente/ser querido a reconocer los signos y síntomas de fatiga que requieran una disminución de la actividad.
  • Instruir al paciente/ser querido a notificar de los cuidados sanitarios proporcionados si los signos y síntomas persistieran.
  • Ayudar al paciente a comprender los principios de conservación de la energía (requisitos para la restricción de actividad o reposo en cama).
  • Ayudar al paciente a identificar las tareas que pueden ser realizadas por los familiares y amigos en casa para evitar o aliviar la fatiga.
  • Enseñar técnicas de organización de actividades y gestión del tiempo para evitar la fatiga.
  • Ayudar al paciente a priorizar las actividades para acomodar los niveles de energía.
  • Ayudar al paciente/ser querido a establecer metas realistas de actividades.
  • Ayudar a identificar las preferencias de actividades.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Coronel F. Guías de Práctica Clínica en Diálisis Peritoneal. Sociedad Española de Nefrología. 2005
  2. Coronel F, Montenegro J, Selgas R, Celadilla O, Tejuca M (Eds). Manual Práctico de Diálisis Peritoneal. Atrium Comunicación Estratégica S.L. Badalona 2005.
  3. II NKF-K/DOQI. Clinical practice guidelines for peritoneal dialysis adequacy: update 2000. Am J Kidney Dis 37 (suppl 1):S65-S136, 2001.
  4. Struijk DG, Krediet RT. European best practice guidelines: adequacy in peritoneal dialysis. Contrib Nephrol 140:170-175, 2003.
  5. Diagnósticos Enfermeros. Definiciones Y Clasificación. 2015-2017. Madrid. Elsevier.
  6. Moorhead, S., Johnson, M. y Mass M. Clasificación de resultados de enfermería (NOC). Quinta edición. Elsevier-Mosby. Madrid. 2014.
  7. McCloskey Dorchterman. J, Bulechek, G. Clasificación de Intervenciones de enfermería. (NIC). Sexta edición. Elsevier-Mosby. Madrid. 2014.
  8. Blanca Fernández, Lasquetti-Blanc. Aplicación de los lenguajes normalizados NANDA, NIC, NOC. DAE Editorial. Grupo Paradigma. 2018.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos