Síndrome de Burnout

25 abril 2024

 

AUTORES

  1. María Carmen Yoldi Bermejo. Diplomada en Enfermería.
  2. Vanesa Anglés Gil. Diplomada en Fisioterapia.
  3. Purificación Marcén Marcén. Diplomada en Terapia Ocupacional.
  4. Alba Hernández Navarro. Graduada en Enfermería
  5. Lorena Tamparillas Serrano. Diplomada en Enfermería.
  6. Susana Malo Gracia. Diplomada en Terapia Ocupacional.

 

RESUMEN

El síndrome de burnout es un tipo de agotamiento emocional, mental y físico que resulta de la exposición prolongada al estrés laboral crónico. Se caracteriza por sentimientos de agotamiento, cinismo, y una percepción reducida de eficacia personal en el trabajo. Este síndrome afecta a personas que trabajan en profesiones que implican una gran demanda emocional, como la medicina, la enfermería, la enseñanza, entre otras.

Los síntomas del burnout pueden manifestarse de diversas formas, incluyendo fatiga constante, falta de energía, irritabilidad, problemas de sueño, dolores físicos, y dificultades para concentrarse. Los afectados suelen experimentar una pérdida de interés en el trabajo, una disminución en su rendimiento laboral, y una actitud negativa hacia sus responsabilidades laborales.

El burnout puede tener graves consecuencias tanto para la salud física como mental de las personas afectadas. Puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, trastornos del sueño, ansiedad, depresión e incluso adicciones. Además, el rendimiento laboral puede disminuir significativamente, lo que afecta tanto al individuo como a la organización para la que trabaja.

Es importante reconocer los factores que contribuyen al desarrollo del burnout, como la sobrecarga de trabajo, la falta de apoyo social, la falta de control sobre las tareas laborales, y los conflictos interpersonales en el trabajo. Las estrategias para prevenir el burnout incluyen la promoción de un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, el fomento de un ambiente laboral saludable, el establecimiento de límites claros entre el trabajo y el tiempo libre, y el desarrollo de habilidades de afrontamiento para manejar el estrés.

En resumen, el síndrome de burnout es un problema significativo que afecta a individuos que experimentan estrés laboral crónico. Reconocer los síntomas y tomar medidas preventivas son pasos importantes para abordar este problema y promover la salud y el bienestar en el lugar de trabajo.

 

PALABRAS CLAVE

Sistemas de salud, síndrome, trabajo social, conducta de ayuda.

ABSTRACT

Burnout syndrome is a type of emotional, mental and physical exhaustion that results from prolonged exposure to chronic work-related stress. It is characterised by feelings of exhaustion, cynicism, and a reduced perception of personal effectiveness at work. This syndrome affects people working in emotionally demanding professions such as medicine, nursing, teaching, among others.

The symptoms of burnout can manifest themselves in a variety of ways, including constant fatigue, lack of energy, irritability, sleep problems, physical aches and pains, and difficulty concentrating. Those affected often experience a loss of interest in work, a decrease in work performance, and a negative attitude towards their job responsibilities.

Burnout can have serious consequences for both the physical and mental health of those affected. It can increase the risk of cardiovascular diseases, sleep disorders, anxiety, depression and even addictions. In addition, work performance can decrease significantly, affecting both the individual and the organisation he or she works for.

It is important to recognise the factors that contribute to the development of burnout, such as work overload, lack of social support, lack of control over work tasks, and interpersonal conflicts at work. Strategies to prevent burnout include promoting work-life balance, fostering a healthy work environment, establishing clear boundaries between work and leisure time, and developing coping skills to manage stress.

In summary, burnout syndrome is a significant problem affecting individuals experiencing chronic work-related stress. Recognising the symptoms and taking preventive measures are important steps to address this problem and promote health and well-being in the workplace.

 

KEY WORDS

Health systems, syndrome, social work, helping behavior.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El síndrome de burnout1, también conocido como síndrome del trabajador quemado o síndrome de desgaste profesional, es un estado de agotamiento físico, mental y emocional2 que resulta de la exposición prolongada al estrés laboral crónico. Se caracteriza por sentimientos de agotamiento, cinismo y una percepción reducida de la eficacia personal en el trabajo3.

Se desarrolla generalmente en profesiones de interrelación social frecuente y en profesiones de ayuda.

La OMS reconoce el síndrome de Burnout como una enfermedad laboral.

Se pueden diferenciar CUATRO fases con síntomas específicos:

1.Deterioro Cognitivo: la persona presenta desilusión por el trabajo y percibe incapacidad mental para cumplir con las tareas laborales.

2.Sensación de Desgaste: la persona presenta sensación constante de desgaste emocional, intenta cumplir con sus objetivos, se esfuerza para ello, pero no observa ningún cambio.

3.Distanciamiento Social: la persona comienza a aislarse y se distancia de todo y todos los que ella considera agresivos.

4. Sentimiento de Culpa: la persona se culpabiliza por el trato que da a los compañeros de trabajo, clientes, jefes…Ya no responsabiliza de su fracaso personal a los demás sino así mismo.

 

Causas:

El Síndrome de burnout suele estar relacionado con factores laborales, como la sobrecarga de trabajo4, la falta de control sobre las tareas laborales, la falta de apoyo social en el trabajo, los conflictos interpersonales y la falta de reconocimiento por el trabajo realizado.

Signos y síntomas:

Los signos y síntomas incluyen, fatiga constante, falta de energía5, irritabilidad, problemas de sueño, dolores físicos, dificultades para concentrarse, pérdida de interés en el trabajo y actitud negativa hacia las responsabilidades laborales.

Diagnóstico:

El diagnóstico del síndrome del burnout generalmente se realiza mediante la evaluación6 de los síntomas y la historia laboral del individuo. Los cuestionarios específicos, como el Maslach Burnout Inventory o el Cuestionario para la Evaluación del Síndrome del quemado por el trabajo (CESQT) pueden ser útiles en la evaluación del mismo.

Tratamiento:

El tratamiento del síndrome burnout se centra en abordar tanto los síntomas físicos como emocionales, así como en abordar las causas subyacentes del estrés laboral. Las estrategias de tratamiento pueden incluir la reducción de la carga laboral, incluso separación de la actividad laboral si fuese necesario, el establecimiento de límites claros entre el trabajo y la vida personal, el desarrollo de habilidades de afrontamiento para manejar el estrés, la terapia cognitivo-conductual para abordar pensamientos y comportamientos negativos, y en algunos casos, el cambio de empleo o la búsqueda de apoyo profesional. Es fundamental abordar el síndrome de burnout de manera integral para promover la recuperación y prevenir su recurrencia.

Para abordar los síntomas físicos se suelen utilizar fármacos antidepresivos, más comúnmente antidepresivos dopaminérgicos.

La TCC (Terapia cognitivo conductual) tiene como objetivo tratar a corto plazo la modificación de los sentimientos, comportamientos y pensamientos negativos que el individuo experimenta.

Estas terapias psicológicas son muy a menudo la primera línea de actuación.

El tratamiento de este síndrome requiere un enfoque individualizado, teniendo en cuenta que cada persona experimenta esta situación de manera única y diferente.

 

CONCLUSIÓN

En conclusión, el síndrome de burnout es un fenómeno complejo que resulta de la exposición prolongada al estrés laboral crónico. Se caracteriza por un agotamiento físico, mental y emocional7, así como por sentimientos de cinismo y una percepción reducida de la eficacia personal en el trabajo. Este síndrome puede tener graves consecuencias para la salud y el bienestar de los individuos afectados, así como para el rendimiento laboral y la eficacia organizacional.

Las causas del burnout suelen estar relacionadas con factores laborales, y su diagnóstico se basa en la evaluación de los síntomas y la historia laboral del individuo. El tratamiento del burnout involucra abordar tanto los síntomas físicos como emocionales, así como también las causas subyacentes del estrés laboral. Esto puede incluir la reducción de la carga laboral, el establecimiento de límites entre el trabajo y la vida personal, el desarrollo de habilidades de afrontamiento para manejar el estrés, y en algunos casos, el cambio de empleo o la búsqueda de apoyo profesional.

En última instancia cabe decir que la prevención del burnout es fundamental y puede lograrse mediante la promoción de un ambiente laboral saludable, el fomento de un equilibrio entre el trabajo y la vida personal8 y el desarrollo de estrategias efectivas para manejar el estrés. Reconocer los signos y síntomas de burnout de forma temprana, así como tomar medidas proactivas para abordarlo, son pasos imprescindibles para promover la salud y el bienestar en el lugar de trabajo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gómez de Quero Córdoba M. Síndrome de burnout en enfermeras. Conocimiento Enfermero [internet]. 2020 [citado el 28 de mayo de 2021]; 10: 71-79. Disponible en: https://www.conocimientoenfermero.es/index.php/ce/article/view/125
  2. Ortega Ruiz C, López Ríos F. El burnout o síndrome de estar quemado en los profesionales sanitarios: revisión y perspectivas. Int J Clin Hlth Psyc. 2004; 4: 137-160.
  3. Pereda Torales L, Márquez Celedonio FG, Hoyos Vásquez MT, Yánez Zamora MI. Burnout syndrome in medical practitioners and paramedic personnel. Salud Ment. 2009; 32(5): 399-404
  4. Ochoa FJ, Ramalle-Gómara E, Lisa, V, Saralegui I. The effect of rescuer fatigue on the quality of chest compressions. Resuscitation. 1998; 37(3): 149-52.
  5. Álvarez, R. F. (2011). El síndrome de burnout: síntomas, causas y medidas de atención en la empresa. En Éxito Empresarial. (160), 1-4.
  6. Fidalgo Vega, M. (2005). Síndrome de estar quemado por el trabajo o «Burnout» (II): consecuencias, evaluación y prevención. Obtenido de: Instituto Nacional de Higiene en el Trabajo.
  7. Gil-Monte, P.R. y Moreno-Jiménez, B. (2007). El Síndrome de Quemarse en el Trabajo (Burnout). Grupos profesionales de riesgo. Madrid: Pirámide.
  8. Lázaro, S. (2004). El desgaste profesional (síndrome de Burnout) en los Trabajadores Sociales. Portularia, vol.4, 499-506.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos