Síndrome del shock tóxico. Artículo monográfico

10 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Elena Loscertales Aineto. Graduada en Enfermería en la Universidad Pública de Zaragoza. Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.
  2. Lidia Hernández Gil. Graduada en Enfermería en la Universidad Pública de Zaragoza. Enfermera en Hospital de Barbastro. Huesca, España.
  3. Andrea Moya Moreno. Graduada en Enfermería en la Universidad Pública de Zaragoza. Enfermera en Hospital Universitario San Jorge. Huesca, España.
  4. Ignacio Ortillés Loras. Graduado en Enfermería en la Universidad Pública de Zaragoza. Enfermero en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, Huesca.
  5. Carla Jiménez Herrera. Graduada en Enfermería en la Universidad Pública de Zaragoza. Enfermera en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.
  6. Rubén Garza Casado. Graduado en Enfermería en la Universidad Pública de Zaragoza. Enfermero en Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza, España.

 

RESUMEN

El síndrome de shock tóxico es una complicación grave derivada de infecciones bacterianas, causadas por toxinas de estreptococos o estafilococos. Los síntomas son múltiples y pueden progresar hasta un fallo multiorgánico, provocando la muerte. La enfermedad puede afectar a una población muy amplia, tanto hombres como mujeres. El diagnóstico y tratamiento precoz es fundamental, precisando en algunos casos medidas de soporte vital.

PALABRAS CLAVE

Síndrome, choque séptico, diagnóstico, streptococcus pyogenes.

ABSTRACT

Toxic shock syndrome is a serious complication of bacterial infections, caused by streptococcal or staphylococcal toxins. Symptoms are multiple and can progress to multi-organ failure, leading to death. The disease can affect a wide population, both men and women. Early diagnosis and treatment is essential, in some cases requiring life-sustaining measures.

KEY WORDS

Syndrome, shock, diagnosis, streptococcus pyogenes.

DESARROLLO DEL TEMA

El síndrome de shock tóxico (SST) es un cuadro grave y poco frecuente que aparece como complicación de ciertos tipos de infecciones bacterianas. Se trata de una emergencia médica que cursa con fiebre alta, hipotensión, exantema cutáneo y que, potencialmente, conduce a un fallo multiorgánico, pudiendo llegar a ser mortal1-3.

Los primeros casos del síndrome de shock tóxico descritos se asociaban a mujeres que utilizaban tampones durante la menstruación, pero también a dispositivos intravaginales como anticonceptivos de barrera y copas menstruales. Sin embargo, en la actualidad, menos del 50% de los casos se relacionan con esta causa, y la mayoría son el resultado de infecciones cutáneas, quemaduras o la colonización de las vías aéreas superiores3,4.

Puede afectar a poblaciones más amplias, incluyendo niños, mujeres posmenopáusicas y hombres4.

ETIOLOGÍA:

Generalmente, el SST está causado por exotoxinas producidas por la bacteria Staphylococcus aureus, aunque en las últimas décadas ha aumentado la incidencia por Streptococcus pyogenes o del grupo A (EGA)2,5.

Shock por estafilococos:

El Staphylococcus aureus libera toxinas que provocan una reacción inmune en la que participan citocinas y quimiocinas3.

Las mujeres con colonización vaginal previa por estafilococos y que dejan tampones u otros dispositivos en la vagina durante períodos prolongados tienen un mayor riesgo de desarrollar el síndrome de shock tóxico estafilocócico. Esto puede provocar un aumento en la producción de la exotoxina, lo que facilita su entrada en el torrente sanguíneo a través de una lesión en la mucosa o incluso a través del útero6.

Se han reportado casos en mujeres que han tenido infecciones después de un parto (aproximadamente el 15%), un aborto o una cirugía6.

El SST estafilocócico tiene una tasa de mortalidad de sólo el 1-6%3.

Shock por estreptococos:

El síndrome de shock tóxico estreptocócico (SSTS) es la forma más grave de presentación, con una mortalidad superior al estafilocócico (20 a 60%). La mayoría de los pacientes presentan bacteriemia y fascitis necrosante (ninguna de ellas común al estafilocócico)1,5,6.

Aunque pueden sufrirlo individuos de todas las edades, existen unos factores que incrementan el riesgo de padecerlo1,6:

  • Infecciones virales (VIH y varicela zoster).
  • Diabetes.
  • Corticoterapia.
  • Neoplasias.
  • Drogadicción.
  • Traumatismos.
  • Cirugías.

 

SÍNTOMAS:

El SST estafilocócico provoca desde vómitos, diarreas, mialgias y confusión hasta un exantema cutáneo, similar a una quemadura solar, que más adelante se descama (especialmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies)1,2,4.

El SSTS causa síndrome de dificultad respiratoria aguda en aproximadamente un 55% de los pacientes, siendo menos probable la manifestación de reacciones cutáneas1.

La disfunción renal es frecuente y habitual en ambos cuadros. El síndrome puede evolucionar rápidamente en un lapso de 48 horas hasta llegar al síncope, el shock y, en última instancia, la muerte1.

 

PRUEBAS Y EXÁMENES:

No existe una prueba concreta, por lo que el diagnóstico se basa fundamentalmente en la clínica y los resultados microbiológicos. A parte, hay que tener en cuenta otras enfermedades que son parecidas al SST (la enfermedad de Kawasaki, el síndrome de Reye…) para establecer un diagnóstico diferencial1,6.

La obtención de muestras para cultivo puede tomarse de cualquier lesión: hemocultivos y garganta (para estreptococos), de la nariz (para estafilococos) y de la vagina (para ambos)1.

El uso de pruebas como el TAC y la resonancia magnética ha sido útil para la localización de los sitios infectados. Sin embargo, aún no se dispone de evidencia que respalde la capacidad de estos procedimientos para realizar diagnósticos tempranos y mejorar el pronóstico de la infección. El diagnóstico definitivo se realiza durante la intervención quirúrgica, mediante la observación anatómica de la necrosis de la fascia y la identificación de la tunelización al pasar el dedo o un instrumento, debido a la pérdida de resistencia del tejido celular subcutáneo1,6.

 

TRATAMIENTO:

El tratamiento se fundamenta en tres pilares terapéuticos: medidas de soporte vital (reanimación con líquidos, inotrópicos y vasopresores), el uso de antibioterapia empírica de amplio espectro como la clindamicina (en casos refractarios se puede considerar el uso de gammaglobulina intravenosa) y la exploración quirúrgica precoz. Esta última es fundamental, ya que permite extirpar las zonas desvitalizadas3,5,6.

Para ello, se llevará a cabo las siguientes medidas de descontaminación1:

  • Inspección e irrigación de heridas quirúrgicas.
  • Desbridamiento de tejidos no viables.
  • Irrigación de los sitios colonizados naturalmente.

 

Los antibióticos administrados durante la fase aguda de la enfermedad pueden eliminar el foco del patógeno y prevenir las recurrencias. La inmunización pasiva mediante inmunoglobulinas intravenosas puede ser beneficiosa en casos graves de ambos tipos de SST y mantiene su eficacia durante semanas. Sin embargo, no se ha demostrado un descenso en la mortalidad y la estancia hospitalaria1,5.

PRONÓSTICO:

El SST puede ser mortal hasta en el 50% de los casos, pudiendo reaparecer después de haberlo pasado4.

El pronóstico depende fundamentalmente de6:

  • Edad (más riesgo en edades extremas).
  • Nivel inmunológico.
  • Presencia de enfermedades crónicas.
  • Virulencia de las cepas infectantes.
  • Diagnóstico precoz.
  • Tratamiento agresivo inmediato y continuado.

 

PREVENCIÓN:

Se recomienda a todas las mujeres, independientemente de que hayan o no padecido la enfermedad, evitar el uso de tampones o cualquier dispositivo intrauterino, y, en caso de usarlo, cambiarlos con frecuencia1.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. MSD [sede Web]: M. Bush L, T. Perez M; 2019 [actualizado en junio de 2019; acceso el 20 enero de 2021]. Síndrome de shock tóxico (TSS) [8 pantallas aproximadamente]. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/enfermedades-infecciosas/cocos-grampositivos/s%C3%ADndrome-de-shock-t%C3%B3xico-tss
  2. MayoClinic [sede Web]. Personal de Mayo Clinic; 2018 [acceso 27 de febrero 2024]. Síndrome de choque tóxico [aproximadamente 5 pantallas]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/toxic-shock-syndrome/symptoms-causes/syc-20355384
  3. Ophranet. Síndrome del shock tóxico estafilocócico [base de datos en Internet]. Gustavo CA, Lina G, Tristán A; [2021-01-27, 15-01-2021]. Disponible en: https://www.orpha.net/en/disease/detail/99919
  4. MedlinePlus [base de datos en Internet]. Bethesda: Biblioteca Nacional de Medicina (EE. UU.); [revisado 4 de septiembre 2022; acceso 28 de febrero 2024]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000653.htm
  5. Gutiérrez Sánchez Aída Mª, López Rojo Myriam, Guerrero Laleona Carmelo, Bustillo Alonso Matilde. Síndrome de shock tóxico estreptocócico. Rev Pediatr Aten Primaria [Internet]. 2020 [consultado el 28 de febrero de 2024]; 22(85): 59-62. Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1139-76322020000100014
  6. Castel Mercado Joel Victor, Patiño Erika. SÍNDROME DE SHOCK TÓXICO ESTREPTOCÓCICO. Rev. Méd. La Paz [Internet]. 2012 [citado 2024 Feb 28]; 18(1): 33-37. Disponible en: http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-89582012000100006

 

 

ANEXO

Anexo 1. Erupción cutánea:

Foto 1: Erupción cutánea1.

Fuente: MSD manual.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos