Síntomas musculoesqueléticos examinados mediante el cuestionario nórdico de Kuorinka en personal de salud de primer nivel

6 diciembre 2023

 

 

Nº de DOI:10.34896/RSI.2023.18.75.001

 

 

AUTORES

  1. Dra. Samantha Fierro Serrano. Médico Residente 3er año de Medicina Familiar.
  2. Dra. Arlette Juliette Reyes Pintor. Médico Especialista en Epidemiología.
  3. MIC. Carmela Reséndiz Dattoly. Subjefe de Educación e Investigación Veracruz Sur.

 

RESUMEN

Las lesiones musculoesqueléticas son el problema prehospitalario más común, que afectan la calidad de vida del trabajador. En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social reporto 4,607 casos en el año 2016, como la segunda causa de invalidez profesional a nivel mundial, se considera de suma importancia la detección de síntomas musculoesqueléticos utilizando el Cuestionario de Kuorinka, que ayuda a identificar de forma precoz los trastornos musculoesqueléticos.

Objetivo general: Determinar los síntomas musculoesqueléticos examinados mediante el Cuestionario Nórdico de Kuorinka en el personal de salud de la Unidad de Medicina Familiar No. 61 Córdoba, Ver

Métodos: Estudio observacional, descriptivo, transversal y prospectivo, en la Unidad de Medicina Familiar No. 61, en Córdoba, Veracruz que incluyó a 112 trabajadores, a quienes se les aplicó hoja de instrumento para la recolección de variables sociodemográficas y el cuestionario de Kuorinka.

Resultados: Fueron incluidos 112 participantes (65.2% mujeres, 34.8% hombres) con una media de edad de 39.13 años; antigüedad laboral de 8.2 años en promedio; la categoría predominante fue enfermería (35.71%). La presencia de síntomas relacionados con trastornos musculoesqueléticos se observó en 89 casos (79.5%). Las regiones más afectadas fueron dorsal o lumbar (32.1%), cuello (24.1%), muñeca y mano en el 15.0%, hombro (6.3%). La intensidad percibida presentó una variación de moderada en 44% a leve en 32.63%.

Conclusiones: Con el presente estudio de investigación basado en el Cuestionario Nórdico Estandarizado de Síntomas Musculoesqueléticos de Kuorinka, se concluye que a través de la percepción de estos síntomas se logra identificar el inicio de un posible trastorno musculoesquelético para poder plantearse medidas de prevención y control ergonómicas en los puestos de trabajo.

 

PALABRAS CLAVE

Síntomas musculoesqueléticos, dolor, ocupacional, Kuorinka.

 

ABSTRACT

Musculoskeletal injuries are the most common prehospital problem, affecting the worker’s quality of life. In Mexico, the Mexican Social Security Institute reported 4,607 cases in 2016, as the second cause of professional disability worldwide. The detection of musculoskeletal symptoms using the Kuorinka Questionnaire is considered of utmost importance, which helps to identify early musculoskeletal disorders.

Objective. Determine the musculoskeletal symptoms examined using the Kuorinka Nordic Questionnaire in the health personnel of the Family Medicine Unit No. 61 Córdoba, Ver.

Materials and methods. Observational, descriptive, cross-sectional and prospective study, in the Family Medicine Unit No. 61, in Córdoba, Veracruz, that included 112 workers, to whom an instrument sheet was applied for the collection of sociodemographic variables and the Kuorinka questionnaire.

Results. 112 participants were included (65.2% women, 34.8% men) with an average age of 39.13 years; average job tenure of 8.2 years; The predominant category was nursing (35.71%). The presence of symptoms related to musculoskeletal disorders was observed in 89 cases (79.5%). The most affected regions were dorsal or lumbar (32.1%), neck (24.1%), wrist and hand in 15.0%, and shoulder (6.3%). The perceived intensity varied from moderate in 44% to mild in 32.63%.

Conclusions. With the present research study based on the Kuorinka Standardized Nordic Musculoskeletal Symptoms Questionnaire, it is concluded that through the perception of these symptoms it is possible to identify the beginning of a possible musculoskeletal disorder in order to consider ergonomic prevention and control measures. in the jobs.

 

KEY WORDS

Musculoskeletal symptoms, pain, occupational, Kuorinka.

 

INTRODUCCIÓN

Actualmente las enfermedades musculoesqueléticas (lumbalgia, síndrome de hombro doloroso, síndrome del túnel carpiano, tendinitis, entre otras) están aumentando en gran medida, y en la mayoría de veces la sintomatología se presenta luego de haber realizado alguna actividad laboral que requiere esfuerzo o por posturas inadecuadas, estas no son tomadas en cuenta, lo que va en perjuicio de la persona; por tal motivo se considera que la sintomatología musculoesquelética y la actividad laboral están muy relacionadas entre sí1,2.

Los síntomas musculoesqueléticos de origen ocupacional que predominan en los pacientes incluyen la presencia de dolor, entumecimiento u hormigueo; los cuales pueden presentarse de forma periódica y diferir en grados de intensidad y volverse crónicos. Por definición, el conjunto de uno o más síntomas pueden conformar un síndrome o trastorno. De acuerdo a la localización anatómica de estos y desde el punto de vista organizacional, se han asociado con disminución de la productividad laboral, pérdida de tiempo, discapacidad e incremento en los costos al trabajador3.

Se entiende por trastornos musculoesqueléticos (TMEs) a las lesiones y síntomas que afectan cualquier parte del cuerpo, centrándose principalmente en el aparato locomotor (músculos, articulaciones, tendones, ligamentos, nervios, huesos y el sistema circulatorio). Se origina en consecuencia de la exposición prolongada a una determinada actividad, pueden aparecer de forma súbita e impredecible, generalmente por un movimiento brusco o levantamiento de carga mal realizado y excesivo, que con el tiempo va acumulando daño sobre los sistemas muscular y esqueléticos principalmente4.

En relación a la etiología, se estima que la manipulación de cargas es la responsable del 34% de los TMEs, dando origen a la sintomatología presente en las lesiones musculares y ligamentosas de espalda, brazos y manos; en tanto que las posturas forzadas pueden afectar los huesos, músculos y ligamentos de la espalda (zonas cervical, dorsal y lumbar)5.

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene estima que los TMEs más comunes de carácter laboral que afectan cada año a miles de trabajadores se localizan principalmente en extremidades superiores y de la espalda, indicando que el 74.2% son atribuidas a posturas y esfuerzos derivados del trabajo; cuello, así como zona baja y alta de la espalda, lo cual es respaldado en la VI Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo6.

Las patologías musculoesqueléticas pueden ser óseas, cuando están relacionadas con los huesos; articulares, cuando se deben al excesivo uso de la articulación afectada o al mantenimiento de posturas forzadas; y periarticulares, cuando son lesiones que afectan a tendones y ligamentos. Existe una gran cantidad y variedad de dolencias que se incluyen dentro de los TMEs, y con tal de analizarlas, las vamos a clasificar en función de la zona corporal específica a la que afectan con más frecuencia7.

En base a lo anteriormente mencionado, las manifestaciones más frecuentes de estas lesiones se caracterizan por dolor local, restricción de la movilidad, rigidez articular, pérdida de volumen y fuerza muscular, a consecuencia de la inhibición refleja como mecanismo protector ante el dolor, lo cual puede obstaculizar el rendimiento laboral y las actividades de la vida diaria. Por lo tanto, el conjunto de síntomas presentados, nos sugieren la presencia de una enfermedad o una mayor probabilidad de padecerla11.

Dentro de los factores de riesgo en el ámbito laboral, se encuentra el uso de material de trabajo inadecuado, mobiliario no ergonómico o jornadas de trabajo extensas. Sin embargo, su sintomatología, no siempre puede identificarse clínicamente, debido a la subjetividad de esta12,13.

El dolor se presenta cuando las articulaciones son sometidas de manera repetida a fuerzas mecánicas, por un periodo de tiempo prolongado, ocasionando sobrecarga muscular, lo que no permite la recuperación de las fibras musculares y por consecuencia disminuye la circulación sanguínea, aparece fatiga muscular, tensión mantenida de ligamentos y tendones, lo que ocasiona una reacción inflamatoria local que contribuye al inicio e incremento del dolor (Occhionero et al. 2014)14.

El dolor puede acompañarse de sensación de hormigueo, ardor, adormecimiento de un trayecto en concreto y/o falta de fuerza, esto debido a que los nervios están acompañando siempre a los vasos sanguíneos, mismos que al no recibir aporte sanguíneo suficiente manifiestan dolor tipo isquémico (Robinson et al. 2019)15.

Según Kroemer K. (2001), la aparición de problemas de salud relacionados con los TMEs y su sintomatología, puede ser comparada con una montaña, al evolucionar de forma ascendente, dividida para su estudio en 6 etapas:1. Fatiga y cansancio, malestar e incomodidad que se considera “normal” después de un día completo de trabajo, 2. Movimientos ocasionales o problemas de postura, malestar intermitente, fatiga o dolores pequeños, 3. Inflamación, dolor persistente y molestias que afectan el bienestar y rendimiento, 4. Manifestación de síntomas que hacen difícil continuar las actividades normales, 5. Desórdenes, lesiones y enfermedades, donde se requiere intervención médica y 6. Discapacidad. Los TMEs relacionados con el trabajo son muy frecuentes, constituyen una de las principales causas de incapacidad entre la población trabajadora y suponen un alto costo económico, ya que limitan la movilidad y destreza de quien lo padece, lo que provoca incapacidad prolongada, jubilaciones anticipadas, menores niveles de bienestar y una menor capacidad de participación social1617.

En 201,4, Attarchi et al., evaluaron la asociación entre el turno de trabajo y la prevalencia de síntomas musculoesqueléticos entre el personal de enfermería, en un hospital de Irán, utilizando el cuestionario nórdico de Kuorinka. Se obtuvo como resultado que el dolor de espalda baja, rodillas y dorsalgia tuvo una prevalencia de 56.4%, 48.4% y 47% respectivamente, el turno que afecta más esta patología fue el nocturno23.

Un estudio en México en 2011, por Zamudio y colaboradores, en la Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social, refiere que las actividades que con más frecuencia se asocian a epicondilitis son: labores domésticas, trabajo de oficina y actividades industriales, afectando del 1-3% de los adultos cada año, predominantemente en mujeres, con edad promedio de 35-42. Sin embargo, el Instituto Mexicano del Seguro Social para el año 2016 reportó 4,607 casos de incapacidad laboral relacionados a TMEs, destacando: STC, sinovitis y tenosinovitis de Quervain24,25.

Por su parte, Rivera et al en 2015, en una estudio realizado en Torreón, Coahuila, titulado “Factores asociados a lesiones musculoesqueléticas por Carga en Trabajadores Hospitalarios de la Ciudad de Torreón, Coahuila“, concluye que, los trabajadores de turno matutino tienen mayor actividad laboral, así mismo el personal de enfermería tiene una importante exposición a los factores de riesgo ergonómico que generan desordenes musculoesqueléticos (lumbalgia, STC y epicondilitis), con predominio en el sexo femenino de entre 25 a 33 años32.

Por lo anteriormente comentado, se ha considerado a los trabajadores de la Unidad Médico Familiar No. 61 de la ciudad de Córdoba, Veracruz como población de estudio, ya que muchas veces se han presentado síntomas musculotendinosos como el dolor, fatiga o disconfort; entre sus trabajadores, pero estas nunca han sido evaluadas.

El uso del cuestionario de Kuorika como herramienta para la detección oportuna de sintomatología asociada a trastornos musculoesqueléticos, es de suma importancia, ya que las mismas pudieran ser parte de un síndrome y/o trastorno mayor que de no tratarse de forma temprana pudieran conllevar a afecciones parciales o permanentes al personal que labora. Por lo tanto, los siguientes resultados del estudio aportaran información detallada e importante acerca de la percepción de sintomatología musculoesquelética de mayor incidencia en trabajadores de la salud de primer nivel29.

 

OBJETIVOS

Objetivo general:

  • Determinar los síntomas musculoesqueléticos examinados mediante el Cuestionario Nórdico de Kuorinka en personal de salud de la Unidad de Medicina Familiar No. 61 Córdoba, Ver.

 

Objetivos específicos:

  • Describir las características sociodemográficas del personal de salud en personal de salud de la Unidad de Medicina Familiar No. 61 Córdoba, Ver.
  • Identificar la distribución porcentual de síntomas musculoesqueléticos por categoría en personal de salud de la Unidad de Medicina Familiar No. 61 Córdoba, Ver.
  • Describir las lesiones musculoesqueléticas por zona corporal (Cuello, Hombro, Lumbar, Codo-antebrazo, Muñeca-mano) mediante el uso del cuestionario Nórdico de Kuorinka en personal de salud de la Unidad de Medicina Familiar No. 61 Córdoba, Ver.

 

METODOLOGÍA

Estudio observacional, descriptivo, transversal y prospectivo; se incluyeron 89 trabajadores de la salud de la Unidad de Medicina Familiar No.61, quienes afirmaron tener sintomatología musculoesquelética en los últimos 12 meses. La información fue recabada mediante hoja de recolección de datos, cuestionario de Kuorinka, para posteriormente ser ingresada al paquete estadístico Graph Pad para su análisis estadístico, donde se utilizaron medidas de dispersión (media, mediana, moda, rango, desviación estándar etc.), según se trate de variables paramétricas o no paramétricas.

 

RESULTADOS

Fueron identificados un total de 119 participantes durante el estudio, excluidos 7 por no reunir los criterios de selección; lo que nos da un total de 112 trabajadores encuestados de la UMF No. 61 de la ciudad de Córdoba, Veracruz; de los cuales 89 (79.46%) afirmaron haber presentado sintomatología relacionada a trastornos musculoesqueléticos, mientras que 23 (20.54%) niegan sintomatología en el último año. (Tabla 1).

En cuanto al sexo los resultados mostraron a 73 mujeres (65.18%) y 39 hombres (34.82%). La distribución por rangos de edad muestra que 18 (16.07%) encuestados pertenecen al grupo de 20 a 30 años, 49 (43.75%) son de 31 a 40 años, 37 (33.04%) son de 41 a 50 años y 8 (7.14%) son mayores de 50 años, con una media de 39 (±8.07) años. Otro de los objetivos, fue estudiar la escolaridad de la población que correspondió a 6 trabajadores (5.36%) con preparatoria terminada, 68 (60.71%) con licenciatura y 38 (33.93%) con posgrado. Los grupos por antigüedad laboral se clasificaron en: menores o igual a 1 año, de 2 a 5 años, de 6 a 10 años y mayores a 10 años, lo que corresponde a 13 (11.61%), 41 (36.61%), 25 (22.32%) y 33 (29.46%) encuestados respectivamente, y una media de 8 años, con una desviación estándar de 7.01. En cuanto a la categoría laboral de la población de estudio que predominó con sintomatología musculoesquelética destacó: Enfermería 40 (35.71%), Médicos 29 (35.71%), Médico residente 31 (25.89%), Estomatólogo 5 (4.46%), Trabajador social 4 (3.58%), Nutriólogo 2 (1.79%) y Promotor de la salud 1 (0.89%). En el turno matutino se presentó la mayor población con sintomatología musculoesquelética en 53 (47.32%) trabajadores, mientras que se reportaron 38 (33.93%) del turno vespertino, 12 (10.71%) de jornada acumulada y finalmente 9 (8.04%) de turno nocturno. Tabla 2.

Al evaluar la sintomatología musculoesquelética en los últimos 12 meses se observó que 36 (32.14%) trabajadores refirieron molestias en región dorsal o lumbar, 28 (25%) en cuello, 15 (13.39%) en muñeca y/o mano, 7 (6.25%) en hombro y 3 (2.68%) en codo o antebrazo. Figura 1.

La identificación de la sintomatología evaluada por sexo reporto en mujeres disconfort 17 (19%), entumecimiento y hormigueo 12 (13.40%), dolor 10 (12.20%), fatiga 6 (6.70%) y lesión 0%; Mientras que en hombres se reportó fatiga 9 (10%), dolor 7 (7.8%), entumecimiento 6 (6.7%), disconfort 5 (5.6%), hormigueo 4 (4.4%) y lesión 1 (1%). Figura 2.

 

DISCUSIÓN

Los hallazgos encontrados sugieren que un importante número de trabajadores de la salud, se encuentran laborando con la presencia de síntomas musculoesqueléticos, sin embargo, es real la falta de auto reporte y diagnóstico preciso de síntomas, por falta de adopción de medidas de vigilancia de la salud y temor de los trabajadores frente a su estabilidad laboral al reportar sus condiciones de salud.

En este estudio encontramos resultados semejantes a los mencionados por Azcona y cols.2016, Rivera y cols. 2015, donde tomaremos principalmente como referencia principal a Rivera y cols., al ser un estudio realizado en nuestro país, en el cual se concluye que los trabajadores del turno matutino tienen mayor actividad laboral con 39.58% en un hospital en Torreón, Coahuila, además reportan un rango de 1-5 años de antigüedad; se encontró relación en ambos casos, ya que albergó la mayor proporción de trabajadores para sintomatología musculoesquelética positiva para el turno matutino 47.32% con una antigüedad de 2-5 años, pero al analizar la distribución por área de servicio encontramos que su estudio reportó a los paramédicos 43,75% con mayor proporción y en segundo lugar a enfermería 22.92%; mientras que en este estudio fue el personal de enfermería quien tuvo mayor incidencia 35.71% en turno matutino, que es cuando existe mayor actividad de atención a pacientes14,25.

El estudio realizado por Wang y cols. 2015, donde se comparó el riesgo de trastornos musculoesqueléticos entre el personal de 10 profesiones médicas diferentes en Taiwán concluyen que en comparación con los dentistas, una profesión que ya se sabe sufre altas tasas de trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo, enfatizan la relación importante que hay entre la manipulación de cargas, tales como levantar o movilizar a los pacientes, por lo que se destaca al servicio de enfermería, fisioterapeutas y doctores demostrando un riesgo aún mayor a desarrollar trastornos musculoesqueléticos, de igual manera Paredes y cols. 2018 Destacan la profesión de enfermería como la segunda en el ranking de carga de trabajo físico, después del trabajo industrial en su estudio realizado en Valladolid, España. Por esto, el dolor de espalda baja es el TME relacionado con el trabajo que ocurre con mayor frecuencia, con una prevalencia a los 12 meses de entre un 30% y un 70%. Lo cual coincide con este estudio, ya que los resultados muestran que la categoría de enfermería que desarrolla sus actividades laborales en la Unidad Médico Familiar No. 61 de la ciudad de Córdoba, Veracruz, presentan una alta prevalencia de sintomatología musculoesquelética presente, asimismo se encontraron relaciones entre la aparición del dolor cuando estratificamos por turno laboral, lo cual puede ser una variable de importancia al tomar acciones preventivas dentro del personal hospitalario, ya que es importante considerar que los turnos matutino y vespertino es cuando existe mayor actividad de atención a pacientes7,26.

Las lesiones músculo-esqueléticos se presentan con mayor frecuencia en miembro superior ya que son más frecuentes los centros de trabajo donde existe actividad manual intensa según Pincay y cols. 2020 en su estudio realizado en Ecuador, sin embargo a pesar de que en el centro de trabajo donde se realizó el presente estudio las principales actividades son 100% manuales, el resultado difiere con el de la investigación presente, donde se reporta en primer lugar a sintomatología musculoesquelética presente en región dorsal-lumbar (25%), segundo lugar cuello (13.39%) y muñeca-mano (6.25%) en tercer lugar, lo cual si coincide con el estudio realizado por Venegas y Cochachin en Perú, 2018, quienes reportaron que los síntomas musculoesqueléticos variaron según la zona del cuerpo afectada. En los 7 días anteriores al estudio, una proporción sustancial de los participantes informaron síntomas en la parte baja de la espalda (92.7%), el cuello (24.6%) o los hombros (14.5%)18-30.

Los hallazgos encontrados sugieren que un importante número de trabajadores de la salud, se encuentran laborando con la presencia de síntomas musculoesqueléticos, sin embargo, es real la falta de auto reporte y diagnóstico preciso de síntomas, por falta de adopción de medidas de vigilancia de la salud y temor de los trabajadores frente a su estabilidad laboral al reportar sus condiciones de salud.

 

CONCLUSIÓN

Con el presente estudio de investigación basado en el Cuestionario Nórdico Estandarizado de Síntomas Musculoesqueléticos de Kuorinka, se concluye que a través de la percepción de estos síntomas se logra identificar el inicio de un posible trastorno musculoesquelético para poder plantearse medidas de prevención y control ergonómicas en los puestos de trabajo del personal de salud de una unidad médica de primer nivel de atención, anticipándose a posibles enfermedades ocupacionales pudiendo tener consecuencias y afectaciones a los trabajadores e incrementando el ausentismo laboral.

Los autores de investigación evidencian el nivel basal de lo que podría estar ocurriendo en las Unidades de Medicina Familiar de nuestro país al observar alta prevalencia de sintomatología musculoesquelética incluso en la etapa formativa de los médicos familiares, ya que pueden llegar a convertirse en una enfermedad laboral, por lo tanto la información derivada de este estudio indica la necesidad de adoptar medidas de intervención y promoción de la salud tan pronto como sea posible, para prevenir o minimizar el daño a la salud y lograr la seguridad de los trabajadores.

Esta investigación arroja datos de un recorte pequeño de población, por lo que sería conveniente analizar este fenómeno en muestras más representativas de la población objeto de estudio, así como combinar metodologías cualitativas y cuantitativas, ya que al ser un cuestionario que se basa exclusivamente en la percepción del entrevistado, existe dificultad para determinar la veracidad de las respuestas.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cieza A, Causey K, Kamenov K, Hanson SW Chatterji S. & Vos T. Global estimates of the need for rehabilitation based on the Global Burden of Disease study 2019; a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2019. The Lancet 2020; 396 (10267): 2006-17.
  2. Gómez M, González E. & Franco S. Condiciones Ergonómicas y Trastornos Musculoesqueléticos en Persona de Ventas. Revista Cubana de Salud y Trabajo. 2018; 19(1): 15-20.
  3. Grieken D, González C, Salazar P. Lesiones músculo-tendinosas en el medio deportivo. Editorial Comunidad de Madrid 2017; 3 (1): 43.
  4. Serrano M, Gómez A. Alteraciones de la mano por traumas acumulativos en el trabajo. Revista-iberoamericana-fisioterapia-kinesiología. Editorial Elsevier 2004;7(1): 41-61.
  5. Zarate A, Aguilar G, Colunga C. Haro L. & Juárez C. Perfil salud-enfermedad en los trabajadores de una empresa en el valle de México. Medicina y Seguridad del Trabajo. México 2013; 59(233): 405-16
  6. Arenas L, Cantu O. Factores de riesgo de trastornos musculoesqueléticos crónicos laborales. Med Int Mex 2013; 29(1): 370-9.
  7. Paredes L, Vázquez M. Estudio descriptivo sobre las condiciones de trabajo y los trastornos musculoesqueléticos en el personal de enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid. Medicina y Seguridad en el Trabajo. 2018; 64(251): 161-99.
  8. Jiménez F, Arboine M, Solorzano S. Epicondilitis: Revisión bibliográfica desde una perspectiva médico legal. Med Leg. 2021; 38 (1):80-8.
  9. Zidkova V., Nakladolova M., Zapletalova J., Kollarova H. Experiences with preventing carpal tunnel syndrome in an automotive plant. International J Occup Med Environ Health. 2017; 30(1): 45-54.
  10. Cavaleri R, Schabrun S, Te M, Chipchase L. Hand therapy versus corticosteroid injections in the treatment of Quervains disease: A systematic review and meta-analysis. J Hand Ther 2016; 29(1): 3-11.
  11. Garrafa M, García M, Sánchez G. Tenosynovitis upper extremity occupational risk factors. Med Segur Trab. Edit Madrid, 2015; 61(1): 241-6.
  12. Balderas M, Zamora M, Martínez S. Trastornos musculoesqueléticos en trabajadores de la manufactura de neumáticos, análisis del proceso de trabajo y riesgo de la actividad. Rev Acta Universitaria, 2019; 29(1):1-16.
  13. Azcona J, Barrau P, Tapia G, Pardillo J, Ibarz J, Gracia A. Detección precoz de trastornos musculoesqueléticos: sistema de alertas para la identificación de alta incidencia, correlación con poblaciones envejecidas y aplicación de estrategias. Rev Asoc Esp Espec Med Trab. 2016; 25(4): 240-51.
  14. Occhionero V, Korpinen L, Gobba F. Upper limb musculoskeletal disorders in healthcare personnel. Ergonomics.2014; 57(8):1166-91.
  15. Robinson PG, Murray IR, Duckworth AD, Hawkes R, Glover D, Tilley NR, et al. Systematic review of musculoskeletal injuries in professional golfers. Br J Sports Med. 2019; 53(1):13-18.
  16. Kroemer K, Kroemer H. Katrin E. Ergonomics: How to design for ease and efficiency. New Jersey. E.U.A: Editors Prentice Hall International Series in Industrial & Systems Engineering. Second edition. 2001; Cap. 5: 207-18.
  17. López L, Artazcoz L. Evaluación de una intervención para la prevención de trastornos musculoesqueléticos en operarios de una empresa farmacéutica. Arch Prev Riesgos Labor. 2015;18(3): 136-42.
  18. Pincay ME, Chiriboga GA, Vega V. Posturas Inadecuadas y su incidencia en trastornos musculoesqueléticos. Rev Asoc Esp Espec Med Trab. 2021; 30(2): 125-261.
  19. Pereira R., Da Silva D., De Carvalho R. & Burdof A. The concurrence of musculoskeletal pain and associated work-related factors: a cross sectional study. BMC Public Health. 2016; 16(1): 1-9.
  20. Cogollo Z, De los Reyes Y, Espinosa J, Herrera M, López L, Ojeda C. Severiche C. Prevalence of musculoskeletal complaints in odontologists of university odontoclinics of Cartagena de Indias. Revista Cubana de Salud y Trabajo 2019; 20(1): 30-7.
  21. Alonso A, Bravo F. Fernández L, Ramírez A, Sánchez C, Valdez R. Lesiones músculo esqueléticas derivadas de las malas praxis en el cuidado a personas dependientes. Manual de formación para personas cuidadoras. FEDEMA, 2016; 4 (1): 36-43.
  22. Merchan M. Relación de trastornos musculoesqueléticos en odontólogos que adoptan posturas forzadas en un hospital de la ciudad de Quito. Revista Tecnológica Ciencia y Educación Edwards Deming 2020;4(2): 206-12.
  23. Attarchi M, Raeisi S, Namvar M, Golabadi M, Association between shift working and musculoskeletal symptoms among nursing personnel. Irán J Nurs Midwifery Res. 2014; 19(3): 309-14.
  24. Zamudio L, Urbiola M, Sánchez P. Factores sociodemográficos y laborales asociados con epicondilitis lateral de codo. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social. 2011; 49(1): 59-64.
  25. Zamora S, Vázquez R, Luna C & Carvajal L. Factores asociados a trastornos musculoesqueléticos en trabajadores de limpieza del servicio de emergencia de un hospital terciario. Revista de la Facultad de Medicina Humana, 2020; 20(3): 388-96.
  26. Rivera G. Salazar S. Nava LB. Moran MP. Figuerola J. Chaparro LC. et al. Factores asociados a lesiones músculo-esqueléticas por carga en trabajadores hospitalarios de la ciudad de Torreón, Coahuila, México. Cienc Trab. 2015; 53(17): 144-9.
  27. Wang SY, Liu LC, Lu MC, Koo M, Comparisons of Musculoskeletal disorders among ten different medical professions in Taiwan: a nationwide, population based study. PLOS ONE. 2015; 10(4): 1-9.
  28. González E. Estudio de validez y confiabilidad del cuestionario nórdico estandarizado, para detección de síntomas musculoesqueléticos en población mexicana. Ergonomía, Investigación y Desarrollo. 2021; 3(1): 8-17.
  29. Kuorinka I, Jonsson B, Kilbom A, Vinterberg H, Biering F, Andersson G., et al. Standardized Nordic questionnaire for the analysis of musculoskeletal symptoms. Applied Ergonomic. 1987; 18(3): 233-7.
  30. Venegas C, Cochachin J. Nivel de conocimiento sobre riesgos ergonómicos en relación a síntomas de trastornos músculo esqueléticos en personal sanitario. Rev Asoc Esp Espec Med Trab. 2019; 28 (1): 126-35.

 

ANEXOS

Tabla 1. Hallazgos de síntomas musculoesqueléticos.

Frecuencia Porcentaje
Sintomatología
Con síntomas

Sin síntomas

89

23

79.46%

20.54%

 

Tabla 2. Características sociodemográficas de la población de estudio.

Frecuencia Porcentaje DE
Sexo
Hombre 39 34.82%
Mujer 73 65.18%
Edad 39.13 8.07
20-30 18 16.97%
31-40 49 43.75%
41-50 37 33.04%
>50 8 7.14%
Escolaridad
Preparatoria 6 5.36%
Licenciatura 68 60.71%
Posgrado 38 33.93%
Antigüedad 8.25 7.01
< 1 año 13 11.61%
2-5 años 41 36.61%
6-10 años 25 22.32%
>10 años 33 29.46%
Categoría
Enfermero (a) 40 35.71%
Médico residente (a) 31 27.68%
Medico (a) 29 25.89%
Estomatólogo 5 4.46%
Trabajo social 4 3.58%
Nutriólogo 2 1.79%
Promotor de salud 1 0.89%
Turno
Matutino 53 47.32%
Vespertino 38 33.93%
Jornada acumulada 12 10.71%
Nocturno 9 8.04%

 

Figura 1. Frecuencia de sintomatología musculoesquelética según área corporal.

 

Figura 2. Síntomas musculoesqueléticos por sexo.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos