Terapia asistida con animales en pediatría: una revisión sistemática

18 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Paula Pastor Morales, Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  2. Erica Victoria Delgado Hynes, Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  3. Marina Pisonero Rivero, Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  4. Sonia López Abia, Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  5. Ana Belén García Garrido, Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).
  6. Ángela Molina Sierra, Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet (Zaragoza, España).

 

RESUMEN

A menudo, los pacientes deben someterse a procedimientos médicos que pueden generar estrés, dolor o miedo, más aún si se trata de pacientes pediátricos. Estas prácticas se hacen más rutinarias todavía si el niño padece una patología crónica, con la que ya de base, la calidad de vida de la persona podría peligrar en función del diagnóstico. Por ello, investigamos sobre las terapias que incluyen animales con el fin de conocer qué consecuencias tiene en la vida de este grupo de población.

La terapia asistida con animales es un tratamiento complementario del cual están apareciendo estudios que muestran sus beneficios. En esta revisión se hace un breve recorrido sobre los diferentes ámbitos en los que se puede trabajar con esta terapia como, por ejemplo: trastorno del espectro autista (TEA), trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), parálisis cerebral e incluso como asistencia a la hora de una punción intravenosa. El conocimiento y la formación en este ámbito por parte de los sanitarios con vistas a ofrecer este tipo de servicios puede resultar muy beneficioso para nuestros pacientes. Este documento pretende recopilar los datos obtenidos en estudios realizados con niños y adolescentes.

PALABRAS CLAVE

Adolescentes, animales, enfermería, niños, terapia.

ABSTRACT

Patients often have to subject himself to medical procedures that can cause stress, pain or fear, even more so if they are pediatric patients. These practices become even more routine if the child suffers from a chronic pathology, with which the person’s quality of life could be jeopardized depending on the diagnosis. For this reason, we investigate about therapies that include animals in order to know what consequences it has on the lives of this population group.

Animal-assisted therapy is a complementary treatment of which studies that show its benefits are appearing. This review provides a brief overview of the different areas in which it is possible to work with this therapy, such as: autism spectrum disorder (ASD), attention deficit hyperactivity disorder (ADHD), cerebral palsy and even as assistance at the time of an intravenous puncture. Knowledge and training in this area by healthcare professionals with the aim of offering this type of services, can be very beneficial for our patients. This document intends to compile the data obtained in studies carried out with children and teenagers.

KEY WORDS

Animals, nursing, teenagers, children, therapy.

INTRODUCCIÓN

Las interacciones entre las personas y los animales, sobre todo los perros, se han descrito desde hace miles de años. Numerosas investigaciones sobre el tema han relatado a lo largo del tiempo, los beneficios de este tipo de contacto en el ámbito sanitario hasta el punto de llegar a conformarse como un tipo de terapia complementaria. La terapia asistida con animales o zooterapia, es aquella que está orientada a unos objetivos concretos y que emplea al animal para beneficiar al paciente en el ámbito emocional, social, físico y mental. Se incluye también el proceso por el que el animal es elegido, adiestrado y calificado como apto por personal especializado para la realización de las actividades de cuidados que resulten beneficiosas para la salud de los pacientes. La terapia asistida con animales tiene la ventaja de que puede aplicarse a individuos de cualquier edad, por ejemplo, en jóvenes con Diabetes Mellitus tipo I ya que algunos animales son capaces de identificar variaciones del nivel de glucosa en sangre, o para tratar a personas mayores con Alzhéimer.

Esta terapia nació en Reino Unido, en el año 1792, cuando un facultativo empleó animales en centros psiquiátricos. Más tarde, en 1867 en Alemania, comenzaron a usarse también para tratar la epilepsia. En 1944, la Cruz Roja Americana creó un programa de rehabilitación con animales. Desde entonces, gran cantidad de animales, tanto domésticos como no domésticos, han sido requeridos como ayudantes en intervenciones complementarias a diferentes procesos patológicos. También Florence Nightingale, precursora de la enfermería moderna, ya indicaba que el contacto animal en enfermos ayudaba a tener un mejor pronóstico, sobre todo en enfermos crónicos 1. No fue hasta el año 2010 cuando se implementó por primera vez en España, concretamente en el Hospital Sant Joan de Déu, una unidad de terapias asistidas con perros. Nació con el objetivo de mejorar la esfera física, social y/o emocional de los niños a través del contacto con los animales, sirviendo de apoyo en su proceso de rehabilitación2.

Así, algunas patologías y procesos que han visto mejorados sus síntomas son: el autismo, la hiperactividad, la parálisis cerebral, el estrés, el dolor (mediante la distracción), la ansiedad, los procesos postquirúrgicos, el estado de ánimo (aumentando la autoestima y disminuyendo la sensación de soledad mediante la interacción con el animal)1,2.

Se ha comprobado desde el punto de vista médico, que hay relación entre las funciones del cuerpo y el estado mental, hasta el punto de que muchas patologías orgánicas y su resolución dependen de diferentes procesos mentales. El sistema inmunológico es el que en gran parte de estos procesos se encarga de actuar en función del estado mental de la persona. Es por esto, que actividades que propicien momentos de tranquilidad, alegría y optimismo, ayudan en gran medida a la resolución de algunas enfermedades o aportan beneficios a aquellas que no tienen cura, siendo esta la gran ventaja que aporta la unión entre animales y personas. Además de los pacientes que disfrutan directamente de las ventajas de esta intervención, familiares y amigos de los mismos también dicen sentirse mejor.

El equipo interdisciplinar:

Para llevar a cabo la terapia asistida con animales, es necesaria la participación de un grupo de profesionales entre los que se deben encontrar un veterinario, un sanitario (ya sea médico, enfermero, psicólogo…) y un adiestrador. Será el profesional sanitario el encargado de adaptar las actividades según las características del niño durante las intervenciones2.

Cómo influye la terapia con animales en los niños:

Durante las sesiones, se estimulan diferentes funciones sensoriales y se ejercita la interacción social. El nivel de estrés se reduce y es capaz de mantenerse bajo en el tiempo. El perro es el animal con el que más habitualmente se llevan a cabo las terapias.

El perro como parte de la terapia: puede participar en ejercicios físicos, como andar o correr junto al niño, o en actividades de memoria-aprendizaje atendiendo a las propias características del animal y también como estímulo afectivo y de motivación. Además, hace de intermediario entre el terapeuta y el niño, favorece sus interacciones, el contacto físico y ocular o la sonrisa, y potencia la socialización. El objetivo es conseguir que el niño se sienta cómodo y lograr las propuestas terapéuticas.

Perro de servicio o asistencia: El perro es entrenado para ayudar y asistir al niño en las tareas cotidianas y para velar por su seguridad controlando las situaciones de emergencia, evitando los intentos de fuga, por ejemplo. Puede intervenir en caso de crisis o rabietas para remitirlas sin ponerse violento, disminuyendo los comportamientos agresivos. El objetivo es mejorar la calidad de vida.

La terapia asistida por animales en ambas formas fomenta el bienestar del niño y su familia, y es un valioso complemento de las terapias tradicionales3.

Definiciones de los conceptos más importantes:

Parálisis cerebral (PC): Consiste en la transmisión incorrecta de señales entre el sistema nervioso y el músculo, afectando a la función motora y produciendo retraso motor, por lo que limita la realización de tareas cotidianas y la autonomía. Es por ello que se requiere una mayor rehabilitación para reducir los trastornos asociados a esta enfermedad como son: la depresión, la ausencia de relaciones sociales, escasa adaptación social, la agitación y los cuadros psicóticos4.

Trastorno del espectro autista (TEA): su diagnóstico se basa en tres aspectos principales: alteración de la interacción social, la comunicación y tendencia a conductas e intereses restringidos. Este grupo presenta una mayor tendencia a padecer ansiedad y depresión, por ello se pueden presentar ciertos comportamientos desafiantes o estresantes5,6,7.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH): conlleva a una pérdida de la motivación debido a una sobreexcitación del sistema catecolaminérgico y provoca una pérdida de la atención y elevados niveles de distracción que se ven reflejados en una mala interacción social. Estos niños y adolescentes a menudo desarrollan comportamientos problemáticos o desadaptativos, dificultad para controlar sus impulsos y para interaccionar correctamente con los demás debido a su falta de madurez social10,11.

 

OBJETIVO

-Evaluar los beneficios que supone la terapia asistida con animales en niños y jóvenes.

 

METODOLOGÍA

  • DISEÑO: El presente documento se trata de una revisión bibliográfica narrativa, con fecha de búsqueda entre diciembre de 2023 y enero de 2024. Las cadenas de búsqueda empleadas para cada base de datos consultada fueron las siguientes:

 

-Para Pubmed: (children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy.

-Para Cuiden: (niños OR adolescentes) AND terapia asistida con animales.

-Para Lilacs: (children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy.

-Para Scopus: (children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy.

-Para Global Health: (children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy.

  • CRITERIOS DE INCLUSIÓN:

 

·Población de estudio: niños y jóvenes.

·Idioma: (No usamos restricción), encontrados en inglés y español.

·Tiempo: artículos publicados los últimos 10 años (entre 2014 y 2024).

·Estudios: principalmente ensayos clínicos aleatorizados y de casos y controles, también se incluye un estudio de casos y un estudio prospectivo.

·Artículos a texto completo.

·Artículos donde las palabras clave aparecían bien en el título, resumen o texto completo del artículo.

·Aplicación sola y exclusivamente en humanos.

·Terapia utilizada en niños o jóvenes con algún problema de salud, especialmente ansiedad, estrés, dolor, TDAH, TEA o PC.

  • TESAUROS CONSULTADOS (DeCS):

 

-Terapia asistida con animales = animal assisted therapy.

-Niños = children.

-Niño = child.

-Adolescentes = teenagers.

Incluyendo los operadores booleanos AND y OR para unir cada uno de los componentes de las cadenas de búsqueda.

  • RESULTADOS GENERALES DE LA BÚSQUEDA:

 

(Ver Tabla 1).

 

RESULTADOS

(Ver Tabla 2).

DISCUSIÓN

Signos y síntomas del espectro autista, la parálisis cerebral y el déficit de atención e hiperactividad:

Son varios los estudios que ponen de manifiesto las consecuencias que tiene la terapia asistida con animales en las limitaciones físicas, emocionales, sociales y cognitivas que producen estas enfermedades.

Por un lado, se ha visto que las sesiones de equitación con niños que padecen autismo, favorecen el comportamiento social y la comunicación con otras personas, además de permitir un desarrollo del aprendizaje y el habla, consiguiendo una mejor pronunciación y mayor cantidad de palabras empleadas, empezando a ver estos resultados ya desde la quinta sesión con el caballo. Todo gracias a la terapia equina, que también mejora la calidad de vida de estos pacientes y ayuda a reducir su ansiedad e irritabilidad5, destacando el beneficio de la intervención a los síntomas que presentan los niños autistas, y su mantenimiento aún semanas después de las sesiones, en comparación con otros grupos de niños que no reciben estas sesiones, sino únicamente los tratamientos tradicionales6.

Dado que los signos y síntomas del trastorno del espectro autista se relacionan con unas conexiones cerebrales desorganizadas, un estudio que llevó a cabo una intervención con delfines en estos pacientes, decidió medir mediante electroencefalograma las conexiones entre los dos hemisferios y comprobar si se encontraban cambios en ellas cuando el niño se relacionaba con el delfín frente a un grupo control que no recibía dicha intervención (cuanta más coherencia se presenta entre ambos hemisferios, la conexión neuronal es mejor). Se observó un aumento de coherencia en las ondas alfa de los lóbulos frontales en participantes que recibieron la terapia asistida con delfines. Indicar también que mejoró el estado anímico de los participantes y que se redujeron las situaciones de enfado durante la terapia7.

En un estudio que emplea la hipoterapia para comprobar una mejora en la postura de los niños con parálisis cerebral, los autores observaron que el grupo que participó en 2 sesiones semanales obtuvo una mejoría en todas las categorías estudiadas (control de la cabeza, tronco y extremidades), en comparación con el grupo que solo recibió una sesión semanal o con el grupo control que no participó en las sesiones. Por tanto, cuanto más frecuentes son las sesiones mejores resultados se muestran, y se deduce también que, a menor edad de los participantes, más efectiva es la intervención. Así, esta terapia, permite que el niño se siente en el lomo del caballo intentando mantener una postura adecuada mientras el caballo camina. Este envía impulsos al niño, estimulándolo a reaccionar y mantener la posición para no caerse8. Además de la postura y motricidad gruesa, la equitación en este grupo de población, demostró un beneficio en la autoestima de los niños9. Otro estudio que tuvo el objetivo de investigar los efectos de la hipoterapia en la parálisis cerebral, también lo hizo a su vez sobre los efectos en pacientes que padecían PC Y TDAH. Los resultados que arroja son los siguientes: mejora en el mantenimiento de la atención y las habilidades sociales y aumento de la calidad de vida. Además, la terapia parece ser más eficaz cuando coexisten la PC y el TDAH, ya que tanto la atención como las habilidades sociales mejoraron10.

Los niños con TDAH participantes en un estudio de intervención con perros mostraron una disminución de las actitudes problemáticas tras dicha terapia respecto a los niños que no la habían recibido. También pudo confirmarse una disminución de la sintomatología de dicha patología durante el período de la intervención. Además, el animal era capaz de captar la atención del niño si este se dispersaba, de este modo se mejora la productividad en tareas que precisan de atención11.

En otro estudio para pacientes con problemas psicomotores, uno de los principales criterios de inclusión fue el poder andar por sí mismos, ya que se mediría el funcionamiento de los grandes músculos (función motora gruesa) y cómo presenciaban su calidad de vida. Se comprobó que mientras esta terapia estuviera de forma continuada había mejoría en rodillas, bipedestación y mejora del gateo de manera significativa12.

Dolor, miedo, estrés y ansiedad:

Para medir y comparar estas sensaciones de los niños en el entorno hospitalario, un estudio basado en una intervención con perros llevada a cabo en un hospital de Brasil, evaluó el nivel de dolor que tenían los pacientes, previo y posterior al contacto con el animal. Para ambas valoraciones se usó la escala EVA, que permite al paciente asignar un número a la sensación de dolor que tiene. Tras la primera recogida de datos se permitió la interacción perro-paciente y al finalizar se llevó a cabo la segunda y última valoración de la percepción del dolor del niño. Los hallazgos demostraron que una interacción de unos 5 o 10 minutos con el perro permitían una reducción del puntaje en la escala EVA, con lo cual, la sensación del dolor en el niño conseguía disminuir. Además, se modificó su estado de ánimo gracias a la distracción que produce la concentración de la atención en el animal 13. De la misma forma pudo evaluarse si había disminución del dolor para los pacientes de la UCI pediátrica de un hospital madrileño. En suma, aparte del dolor, este estudio también integra hallazgos sobre el miedo y la ansiedad de los pacientes después de las intervenciones con perros, resultando las diferencias entre las puntuaciones pre y postintervención para cada categoría, estadísticamente significativas 14. Por otro lado, también se ha visto que cuando una pareja de perros está presente en el momento de realizar procedimientos estresantes a los niños con patología oncológica, como una punción intravenosa, las sensaciones de dolor y ansiedad son menores en comparación con las percepciones de un grupo control de niños que no están acompañados del animal15.

CONCLUSIONES

Una vez recogidos y discutidos todos los datos de los diferentes estudios se puede concluir con que existe un beneficio en cuanto al bienestar emocional, físico, social y mental de los niños y adolescentes que reciben terapia asistida con animales. Dicho beneficio se refleja en la mejora significativa de los signos y síntomas de la enfermedad que padecen y de la reacción a los factores estresantes que acompañan a los procesos patológicos de los niños. Esto es debido a un aumento de la motivación, las habilidades sociales y la comunicación, mientras que se observa un descenso en la ansiedad, estrés, actitudes problemáticas e irritabilidad. Aunque muchas enfermedades de las que hablamos no tienen cura o solo existe un tratamiento paliativo de los síntomas, debe considerarse también la utilidad de esta terapia complementaria para ayudar a mejorar los signos y síntomas derivados de dichas patologías y promover así el mantenimiento de una buena calidad de vida para los pacientes.

Por otro lado, no podemos olvidar que hablamos de cuidados complementarios. Esta terapia no puede sustituir en ningún momento al tratamiento utilizado por el paciente, pero sí potenciar el efecto del mismo. Si bien las terapias específicas para tratar la enfermedad consiguen grandes resultados por sí solas, la combinación con las interacciones con fines terapéuticos con animales puede producir un beneficio en mayor medida.

Se ha visto que la terapia llevada a cabo con caballos podría tener un impacto positivo tanto en niños que padecen parálisis cerebral como en aquellos con trastorno del espectro autista e hiperactividad. Por un lado, esta intervención permite mejorar la postura que mantiene el niño con parálisis cerebral cuando está sentado, favoreciendo un mejor control cefálico, del tronco y los brazos. Además, podemos afirmar según la bibliografía revisada, que la terapia ecuestre es más efectiva cuanto más pequeño es el niño y más leve es el nivel de parálisis, por lo que sería muy recomendable empezar con estas intervenciones a edades más tempranas o a la mayor brevedad posible tras el diagnóstico de la enfermedad. Por otro lado, si nos centramos en el autismo y en la hiperactividad y déficit de atención, observamos que los esfuerzos de los niños por centrarse en el caballo ayudan al mantenimiento de mayores niveles de atención. De este modo, mediante los movimientos repetitivos del caballo, se trabaja la anticipación al próximo por parte del niño. Los estímulos que produce montar a caballo, permiten una reorganización a nivel sensorial, muscular y límbico, desarrolla la capacidad de resolver problemas en el niño y una sensación de control de las conductas impulsivas al dominar los movimientos del caballo.

Si trasladamos este tipo de intervenciones a una UCI pediátrica, comprobamos que puede llevarse a cabo de una forma segura y factible teniendo en cuenta el grado de satisfacción y aceptación tanto por los sanitarios como por los pacientes, pues la eficacia para reducir miedos, ansiedad y dolor a través de la distracción que provoca el animal ante numerosos procesos como el uso de agujas es indudable, hasta el punto de que los propios pacientes y familiares sienten la motivación de recomendar dicha terapia, lo que podría respaldar su adhesión como complemento habitual a los tratamientos de diferentes procesos.

En cuanto a la preocupación por el tema de las transmisiones de infecciones del animal al niño, podemos concluir diciendo que, según la información obtenida, el riesgo de contagio es bajo y dependiente del grado de inmunosupresión de los niños y de las condiciones de higiene, la edad y la especie del animal, por tanto, siguiendo las recomendaciones higiénicas y los consejos de los veterinarios, no se tendría por qué limitar el acceso a esta actividad a algunos pacientes, siempre y cuando se lleve a cabo el lavado de manos previo y posterior al acercamiento con el animal y estos cumplan con unas correctas normas de higiene, nutrición y controles sanitarios. En las unidades de oncohematología, también se observa el papel favorecedor de la interacción humano-animal en la calidad de vida de los niños, aunque como hemos comentado antes, debe plantearse sólo cuando las condiciones del animal y el estado clínico del paciente sean óptimas.

Como conclusión final, dado que esta terapia es muy ventajosa para el estado de salud de los niños, creemos que sería interesante fomentar la adquisición de conocimientos y formación por parte del personal sanitario con vistas a implementar estas prácticas en el ámbito hospitalario y a ofrecerlas con más frecuencia.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Lidia Tomás Cánovas AVM. Terapia asistida por animales en niños y adolescentes. Metas de enfermería. 2017 Mayo; IV(20).
  2. Cerminara R. Las mascotas con fines terapéuticos en el ámbito hospitalario. Medicina Infantil. 2019 Marzo; XXVI(1).
  3. Víctor Albanese AMAAAOA. Consenso: niños y mascotas. Sociedad Argentina de Pediatría. 2020; III(118).
  4. Elmaci T CS. Terapias y actividades asistidas por perros en la rehabilitación de. International Journal of. 2015 Mayo; XXII(5).
  5. Gabriels RL PZDBAJBNMG. Ensayo controlado de equitación terapéutica en niños y adolescentes con trastorno del espectro autista. Journal of the American Academy of child and adolescent psychiatry. 2015 Julio; LIV(7).
  6. Harrisy A WJ. El impacto de una intervención de equitación en el funcionamiento social de los niños con trastorno del espectro autista. International Journal of Environmental Research and Public Health. 2019 Julio; XIV(7).
  7. P. Ortiz-Sánchez FMLAMPRRGB. Estudio aleatorizado controlado de la coherencia interhemisférica del electroencefalograma tras terapia asistida con delfines en niños con trastorno del espectro autista. Revista de neurología. 2018 Marzo; LXVI(1).
  8. Ewelina Matusiak-Wieczorek EDZMSAB. La influencia de la hipoterapia en la postura corporal sentada en niños con parálisis cerebral. Environmental Research and Public Health. 2020 Septiembre; XVIII(17).
  9. Mattana Angsupaisal BVAAMMvdTCGMHRMMHA. Equitación adaptada diseñada por terapeutas en niños con parálisis cerebral: resultados de un estudio de viabilidad. Fisioterapia. 2015 Agosto; VC(8).
  10. Bomi Ahn YSJJYKDILSOBUKJYCJHKJYLHYSYSS. Efectos de las actividades asistidas por equinos sobre la atención y la calidad de vida en niños con parálisis cerebral en un ensayo aleatorizado: examen de la comorbilidad con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Pediatría BMC. 2021 Marzo;(135).
  11. Sabrina EB Schuck NAEAHFKDL. Terapia asistida por perros para niños con TDAH: hallazgos preliminares del estudio de niños cooperativos asertivos positivos. Journal of Attention Disorders. 2015 Febrero; II(19).
  12. Del Rosario- Montejo MRFMLSADIM. Efectividad de la terapia ecuestre en niños con retraso psicomotor. Neurología. 2015 septiembre; XXX (7).
  13. Ichitani T CM. Actividad asistida por animales y sensación de dolor en niños y adolescentes hospitalizados. Dor. 2016 Diciembre; XVII(4)
  14. Eduardo López-Fernández APCARMMOJRFARMFJISDNMB. Viabilidad de implementación de la terapia asistida con animales en una unidad de cuidados intensivos pediátricos: efectividad en la reducción del dolor, el miedo y la ansiedad. Revista Europea de Pediatría. 2023 Noviembre.
  15. Ali Spikestein JMHHHMSDRPPGDC. Impacto de la pareja de perros de las instalaciones y especialistas certificados en vida infantil en el dolor y la ansiedad de los niños durante los procedimientos de punción con agujas en un entorno de clínica de oncología y hematología pediátrica. Revista de Hematología/Oncología pediátrica. 2024 enero; I(46).

 

ANEXOS

Tabla 1. Resultados generales de la búsqueda. Fuente: Elaboración propia.

Cadena de búsqueda Bases de datos Nº documentos encontrados Nº documento s revisados por título y /o resumen Nº documentos revisados completos Descartados* Muestra final
(children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy PubMed 561 176 11 556 5
(niños OR adolescentes) AND terapia asistida con animales Cuiden 9 6 2 9 0
(children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy Scopus 1185 272 15 1181 4
(children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy Lilacs 50 26 6 49 1
(children OR child OR teenagers) AND animal assisted therapy Global health 118 97 4 117 1

*Criterios de descarte: documentos no disponibles a texto completo, ser trabajos de revisión, artículos publicados con más de 10 años de antigüedad y haber leído el título, resumen y/o documento completo y comprobar que la información obtenida no era exactamente lo que se quería plasmar en la revisión.

 

Tabla 2. Resultados. Fuente: Elaboración propia.

Título Autor/es. Revista. Año de publicación. País Muestra : (n, edad, criterios de inclusión/exclusión) Diseño: Tipo de estudio Intervenciones (duración, frecuencia ) Aspectos valorados Resultados/hallazgos
“Ensayo controlado aleatorio de equitación terapéutica en niños y adolescentes con trastorno del espectro autista”

 

 

Autores:

Robin L. Gabriels, Zhao xing Pan, Briar Dechant,

John A. agnew,

Natalie Brim,

Gary Mesibov

Revista: Journal of the

American Academy of child and adolescent psychiatry

Año: 2015

País: Estados Unidos

N: 127

Edad: entre 6 y 16 años

Criterios de inclusión: tener TEA y bajo nivel de comunicación

Criterios de exclusión: haber abusado de animales o tener fobia a los mismos, haber sido partícipe en este tipo de terapias previamente o un exceso de peso que no cumpla las políticas del centro para subir al caballo

ECA

 

 

 

 

 

10 semanas de duración con sesiones semanales de 45 minutos

 

Comunicación,

comportamiento social e hiperactividad

 

Mejora del comportamiento social y de la comunicación, reducción de la irritabilidad

 

 

“Terapia asistida por caninos para niños con

TDAH:

resultados preliminares del estudio de niños cooperativos, asertivos y positivos”

Autores:

Sabrina E.B. Schuck, Natasha A. Emmerson, Aubrey H.

Fine y

Kimberley

D. Lakes

 

Revista: Journal of attention

disorders

 

Año: 2015

 

País:

EE.UU.

N: 24

Edad: entre 7 y 9 años

Criterios de inclusión: Coeficiente Intelectual de 80 o más y diagnóstico de

TDAH

Criterios de exclusión:

tratamiento

farmacológico para el

TDAH, antecedentes de maltrato animal o

diagnóstico de depresión, ansiedad o epilepsia

ECA Sesiones de 4 horas y media semanales. La intervención duró 12

semanas

 

Sintomatología de la

TDAH,

actitudes problemáticas y habilidades sociales

Se afirmaron cambios importantes de comportamiento. Los niños mejoraron en habilidades sociales y redujeron las actitudes complicadas
“Actividad asistida por animales y sensación de dolor en niños y adolescentes hospitalizados” Autores: Tatiane

Ichitani, Maria

Claudia Cunha

Revista:

DOR

Año: 2016

País: Brasil

N: 17

Edad: entre 7 y 14 años

Criterios de

inclusión: ser mayor de 7 años y presentar dolor

Criterios de exclusión: tener alergia a los perros

 

ECA Intervenciones de 5-10 minutos

 

Dolor

 

Se observó una disminución del dolor en los pacientes, indica reducción del estrés
“El impacto de una

intervención de

equitación en el

funcionamiento social de los niños con trastorno del espectro autista”

Autores:

Androulla

Harris

,Joanne

Williams

Revista:

International

Journal of

Environmental Research and Public

Health

 

Año: 2017

País: Reino

Unido

N: 26

Edad: entre 6 y 9 años

Criterios de inclusión: diagnóstico de TEA

Criterios de exclusión: no poder usar casco, maltrato animal previo o fobia a los mismos

C y C 6 sesiones semanales de 45 minutos Comportamiento social Mejora del comportamiento social, se reduce la conducta hiperactiva
“Efectividad de la terapia ecuestre en niños con retraso

psicomotor”

 

Autores: O. del

Rosario-Mont ejo, F.

Molina-Rued

a,

S.Muñoz-Las

a,

I.M.AlguacilDiego

Revista:

Science

Direct

 

Año: 2015

País: España

N: 11

Edad: entre 3 y 15 años

Criterios de inclusión:

comprende

r tareas sencillas, tener capacidad para andar y mantenerse de pie, no tener contraindicada la terapia con caballos

Criterios de exclusión: padecer un trastorno cognitivo grave que no permita comprender tareas sencillas

Estudio de casos Sesiones de 45 minutos semanales durante 4 meses Motricidad, velocidad de la marcha Mejora de la motricidad gruesa, para la bipedestación y el gateo concretamente
“Equitación adaptativa diseñada por el terapeuta en niños con parálisis cerebral:

resultados de un estudio de viabilidad”

 

Autores:

Mattana

Angsupaisal,

Baudina

Visser, Anne

Alkema,

Marja

Meinsma-van der Tuin, Carel G. B.

Maathuis,

Heleen Reinders-Messelink, Mya Hadders-Algra

Revista:

Physical Therapy

Año: 2015

 

País:

Tailandia

N: 6

Edad: 6-12 años

Criterios de inclusión: diagnóstico de parálisis cerebral

Criterios de exclusión: epilepsia, alergia o miedo a los caballos

ECA 12 sesiones de 1 hora durante 6 semanas, (2 veces por semana) Medición de la función motora gruesa Mejora de la función motora gruesa y el control postural
“Estudio aleatorizado controlado de la coherencia interhemisférica del electroencefalograma tras terapia asistida con delfines en niños con trastorno del espectro autista” Autores: P. Ortiz-Sánchez, F. Mulas, L. Abad-Mas, P. Roca, R. Gandía-Benetó

Revista:

Revista de

Neurología

Año: 2018

 

País: España

N: 44

 

Edad: entre 4 y 5 años

 

Criterios de inclusión:

Padecer autismo

Criterios de exclusión: comportamiento agresivo, enfermedades incapacitantes, daño cerebral, fobia animal o al agua, padecer Síndrome de Asperger o epilepsia

ECA

 

18 sesiones totales, 3 por semana,

de 45 minutos

de duración cada una

 

Coherencia interhemisférica En el grupo de intervención con el delfín, la coherencia de la banda alfa,

incrementó, lo que supone una mayor conexión neuronal

“La influencia de la hipoterapia en la postura corporal sentada en niños con parálisis cerebral” Autores: E. Matusiak-Wieczorek, E. Dziankowska-Zaborszczyk, M. Synder, A. Borowski

Revista: International Journal of Environmental Research and Public Health

Año: 2020 País: Polonia

N: 45

Edad: entre 6 y 12 años

Criterios de inclusión: padecer diplejía o hemiplejía y que pudieran comprender y ejecutar tareas sencillas

Criterios de exclusión: niños sometidos a neurocirugía en los 6 meses previos

C y C Sesiones de hipoterapia de 30 minutos una o 2 veces por semana durante 3 meses Postura y función corporal Más del 50% de los niños obtuvo un buen control de la posición cefálica y más del 70% mejoró el control del tronco
“Efectos de las actividades asistidas por equinos sobre la atención y la calidad de vida en niños con parálisis cerebral en un ensayo aleatorizado: examen de la comorbilidad con el trastorno por déficit de atención con hiperactividad” Autores: Bomi Ahn, Yoo-Sook Joung, Jeong-Yi Kwon, Dong Ik Lee, Soohwan Oh, Byoung-Uk Kim, Jung Yoon Cha, Ji-Hae Kim, Ji Young Lee, Hye Yeon Shin, Yun Sik Seo

Revista: Pediatría BMC

Año: 2021

País: Corea del Sur

N: 46

Edad: entre 6 y 13 años

Criterios de inclusión:

Padecer TEA y/o PC

Criterios de exclusión: peso por encima de 35 kg, convulsiones no controladas, incapacidad para realizar instrucciones, dislocación de cadera, escoliosis mayor a 30º, cirugía musculoesquelética durante el año previo al estudio o fractura no recuperada

ECA Sesiones de 40 minutos 2 veces por semana durante 4 meses Atención y bienestar psicológico Los niños con parálisis cerebral fueron capaces de mantener la atención por más tiempo y mejoraron sus habilidades sociales. Aumentó la calidad de vida
”Viabilidad de implementación de la terapia asistida con animales en una unidad de cuidados intensivos pediátricos: efectividad en la reducción del dolor, el miedo y la ansiedad” Autores: Eduardo López-Fernández,

Alba Palacios-Cuesta,

Alicia Rodríguez-Martínez,

Marta Olmedilla-Jodar,

Rocío Fernández-Andrade,

Raquel Mediavilla-Fernández,

Juan Ignacio Sánchez-Díaz&erio;

Nuria Máximo-Bocanegra

Revista: Revista Europea de Pediatría

Año: 2023

País: España

N: 61

Edad: entre 3 y 17 años

Criterios de inclusión: haber ingresado en UCIP

Criterios de exclusión: tener alergia o fobia a los perros, neutropenia, inmunodeficiencia, un nivel de sedación elevado que no hiciera posible la interacción con el animal o comportamiento agresivo

Prospectivo, cuasiexperimental Sesiones semanales de 45 minutos 2 veces cada día. 74 sesiones totales Dolor, miedo y ansiedad Dolor: la escala EVA recoge una mediana de puntuación de 4 puntos preintervención y 0 puntos postintervención

Miedo: antes de la intervención, la mediana de puntuación para el miedo fue de 1, siendo de 0 tras la misma

Ansiedad: se redujo en 15 puntos tras las sesiones

”Impacto de la pareja de perros de las instalaciones y especialistas certificados en vida infantil en el dolor y la ansiedad de los niños durante los procedimientos de punción con agujas en un entorno de clínica de oncología y hematología pediátrica” Autores: Ali Spikestein, Jordan Musante, Hsin-Hui Huang, Morgan Stojanowski, Diane Rode, Pallavi Pillai y Gary D. Crouch

Revista:

Revista de Hematología/oncología pediátrica

Año: 2024

País: Estados Unidos

N: 285

Edad: entre 5 y 17 años

Criterios de inclusión: pacientes con un desarrollo apropiado, que hablaban inglés o español y requerían punción venosa o colocación de vía intravenosa

Criterios de exclusión: padecer retraso del desarrollo o alergia o miedo a los perros y estar en condiciones de aislamiento

C y C Cuando el niño acudía a la clínica se daban estas sesiones Dolor y ansiedad ante los procedimientos Las puntuaciones de dolor y ansiedad informadas por pacientes y cuidadores en la Escala CAPS (Escala de Ansiedad y Dolor Infantil) fueron menores en el grupo intervención

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos