Trastorno de la conducta alimentaria: la anorexia: síntomas, causas, diagnóstico y tratamiento.

19 agosto 2022

AUTORES

  1. María Castrillo Cutando. Enfermera hospitalización Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. María Esperanza García Castro. Enfermera hospitalización Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. Carlota Estopañan Rodrigo. Enfermera hospitalización Hospital Universitario Miguel Servet.
  4. Javier Fernández Miralbes. Enfermero hospitalización Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.
  5. Raquel del Portillo Val. Enfermera hospitalización Hospital Universitario Miguel Servet.
  6. Alba Castilla Martin. Enfermera hospitalización Hospital Universitario Miguel Servet.

 

RESUMEN

La anorexia nerviosa es un trastorno de la conducta alimentaria que afecta generalmente a mujeres de temprana edad. Esta enfermedad hace que las personas que la padecen tengan un excesivo miedo en ganar peso, estando por debajo del normal. Hay dos tipos de anorexia nerviosa, pero en ambos casos los pacientes sufren depresión y ansiedad.

Las causas se desconocen aunque juegan un importante papel los factores sociales. En cuanto a los síntomas, destaca el miedo a aumentar de peso, la imagen distorsionada de sí mismo y negarse a comer con otras personas.

El tratamiento tiene como objetivo conseguir que la persona sea consciente de su enfermedad, de los riesgos que ésta conlleva y hacerle ganar peso.

Es importante una prevención precoz de esta enfermedad y desde un principio se debe concienciar y enseñar a tener unos buenos hábitos alimenticios poniendo la salud por encima de la estética.

 

PALABRAS CLAVE

Conducta alimentaria, anorexia.

 

ABSTRACT

Anorexia nervosa is an eating behavior disorder that generally affects young women. This disease makes people who suffer from it have an excessive fear of gaining weight, being below normal. There are two types of anorexia nervosa, but in both cases people suffer from depression and anxiety

The causes are unknown although social factors play an important role. As for the symptoms, the fear of gaining weight, the distorted image of oneself and refusing to eat with other people stand out.

The treatment aims to make the person aware of their disease, the risks and make them gain weight.

Early prevention of this disease is important and from the beginning it should be raised and taught to have good eating habits, putting health above aesthetics.

 

KEY WORDS

Eating disorder, anorexia.

 

INTRODUCCIÓN

La anorexia nerviosa es una enfermedad mental, se trata de un trastorno de la conducta alimentaria en la que el enfermo tiene un gran miedo a ganar peso incluso en la situación de estar por debajo del normal y tener un IMC inferior de 17’5. El deseo de perder peso viene inducido por una distorsión de la imagen corporal además de negar el peligro que conlleva tener un bajo peso corporal. Cerca del 95% de las personas que sufren este trastorno son mujeres. Anteriormente, en la Edad Media, la anorexia era considerada como una meta a alcanzar. Las causas de esta enfermedad son desconocidas aunque probablemente sean varios factores los que estén involucrados, sobre todo los de tipo social.

Este trastorno no debe ser confundido con la anorexia como síntoma, el cual puede ocurrir en circunstancias muy diversas. Este síntoma se utiliza para describir la falta de apetito.

Hay dos tipos de anorexia nerviosa, la restrictiva y la purgativa. Ambos serán explicados más adelante.

 

OBJETIVO

El objetivo de esta revisión bibliográfica es llegar a conocer más a fondo sobre el trastorno de la anorexia. Conocer las causas y consecuencias que se derivan de ella, y poder llegar a comprenderlas para poder, en la medida de lo posible, evitarlas.

 

METODOLOGÍA

Se llevó a cabo una revisión bibliográfica basada en la evidencia científica disponible acerca de los llamados cuidados invisibles que desarrolla el personal de enfermería, en unidades de hospitalización principalmente, con el fin de poder recopilar información sobre dicho tema.

La búsqueda de los artículos se realizó en las siguientes bases de datos: Pubmed, Cuiden, Dialnet y Scielo. También se utilizó el motor de búsqueda Google Académico.

Para encontrar los artículos que mejor respondieron a la búsqueda definida, se utilizaron palabras clave tanto en inglés como en español.

La estrategia de búsqueda se realizó con los operadores booleanos “AND” y “OR”, combinando así las diferentes palabras clave seleccionadas.

Finalmente se hizo un cribado según criterios de inclusión de tiempo, con un límite temporal de un máximo de diez años, y criterios de inclusión de texto incluyendo aquellos que permitían el acceso libre al texto completo. En cuanto al idioma se seleccionaron artículos en español e inglés.

 

RESULTADOS

La anorexia nerviosa se trata de un trastorno de la conducta alimentaria en la que el enfermo tiene el deseo de bajar de peso aunque esté por debajo del normal, además, tiene un gran miedo a ganar peso, y es capaz de realizar cualquier acción, como dietas, ejercicio excesivo o abuso descontrolado de laxantes, para que esto no sea posible. Esta enfermedad puede llevar a un estado de inanición y en casos graves, desnutrición o amenorrea.

No se debe confundir anorexia nerviosa con anorexia como síntoma el cual puede aparecer en diferentes enfermedades. Éste síntoma se utiliza para describir la inapetencia o falta de apetito.

– Prevalencia:

La anorexia nerviosa es una enfermedad cuya prevalencia es más del doble de común en las adolescentes, con una edad promedio de inicio de 15 años; El 80-90% de los pacientes con anorexia son mujeres. Es infrecuente que aparezca anorexia nerviosa por encima de los 40 años. La anorexia es la causa más frecuente de pérdida de peso en mujeres jóvenes y de ingreso en los servicios hospitalarios infanto-juveniles1.

– Tipos:

Se diferencian dos tipos de anorexia nerviosa. Independientemente del tipo, los pacientes suelen presentar depresión y ansiedad previamente al desarrollo del trastorno.

Anorexia nerviosa restrictiva: Los pacientes logran tener un bajo peso gracias a unas dietas muy restrictivas y a realizar un abundante ejercicio físico lo que conduce a un peso corporal significativamente bajo en el contexto de la edad, el sexo, la trayectoria de desarrollo y la salud física. No existen vómitos auto provocados, medicamentos para acelerar el proceso ni atracones compulsivos2.

Anorexia nerviosa purgativa/compulsiva: Los pacientes recurren a grandes atracones auto provocándose así el vómito. Además, consumen medicamentos que pueden ayudar a la pérdida de peso. Pacientes con este tipo de anorexia es normal que consuman sustancias como son el alcohol, tabaco, laxantes, diuréticos o enemas2.

– Causas:

Las causas se desconocen pero es probable que tengan papel varios factores desencadenantes, sobre todo sociales como puede ser las diferentes ideas culturales y sociales acerca de la belleza. Sobre las causas de tipo individual se ha hablado de un posible componente genético ligado a un gen, esto ha sido detectado en un gran número de pacientes. Como factores familiares destaca la presencia de alcoholismo o trastornos psiquiátricos en familiares de primer grado.

-Síntomas:

En cuanto a los síntomas de la enfermedad, una persona que tiene anorexia nerviosa tiene miedo a aumentar su peso, además de una imagen distorsionada sobre su propio cuerpo negándose a admitir los problemas que puede conllevar esta situación. Otros síntomas son ir al baño inmediatamente después de las comidas, negarse a comer con otras personas, usar diuréticos, laxantes o hacer ejercicio a todas horas. En el aspecto físico destacan: piel amarillenta, boca seca, atrofia muscular, pérdida de grasa corporal, pérdida de cabello, uñas quebradizas, acné y gingivitis. Otros síntomas son: Amenorrea, hipotensión, hipotermia, osteoporosis a edad temprana… A todos estos síntomas se le suman otros rasgos como la irritabilidad y depresión2.

– Diagnóstico:

El diagnóstico de esta enfermedad se basa en tener una entrevista con el paciente y con sus familiares más cercanos, además de revisar los antecedentes familiares y realizar una exploración física que engloba la evaluación del ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la presión sanguínea.

Los cuatro criterios de la anorexia nerviosa son: miedo a ganar peso, rechazo a engordar, distorsión de la imagen de sí mismo y amenorrea.

Es necesario distinguir anorexia nerviosa con otros trastornos de la alimentación conectados como la ortorexia o anorexia inversa, también conocida como vigorexia.

Sin embargo, el diagnóstico de la anorexia nerviosa puede ser difícil porque los pacientes con anorexia nerviosa pueden negar su enfermedad y no ver su comportamiento y problemas con la imagen corporal como anormales1.

– Tratamiento:

El tratamiento para esta enfermedad es múltiple (nutricional, farmacológico y psicológico), dada la gran cantidad de causas que pueden llevar hasta ella. El objetivo es ayudar a reconocer a la persona que tiene una enfermedad y restaurar su peso corporal.

En cuanto a la terapia nutricional, se inicia una dieta baja en calorías y se va incrementando progresivamente, sin permitir que la persona coma a solas. Los menús diarios deben incluir tres comidas completas y se recomienda un multivitamínico más vitamina D y suplementos de calcio. Es necesario prestar atención al uso cotidiano de duchas y baños, evitar la actividad física exagerada o la autoagresión. Otro factor que ayuda a conseguir esto es la restricción del ejercicio físico2, 3.

Respecto a la terapia farmacológica, está en constante desarrollo, aún no está claro cuál es el tratamiento, pero en ocasiones se suelen utilizar corticosteroides y antidepresivos. Es un tratamiento individualizado que depende del estado psicológico de la persona3.

La terapia psicológica se emplea de forma aislada o combinada con la terapia interpersonal y la de grupo. El objetivo de estas terapias es cambiar al paciente a cambiar los comportamientos y pensamientos y estimularlo a comer de forma más sana. En caso de que el paciente sea joven, la terapia puede involucrar a la familia entera. Además, existen grupos de apoyo en los cuales las familias y pacientes se reúnen y comentan lo que les ha pasado, compartiendo así experiencias y actitudes4.

En algunos casos en los que la vida del paciente puede estar en peligro, ya sea porque el tratamiento es ineficaz y sigue perdiendo peso o porque hay un deseo de suicido, se recurre a la hospitalización.

– Prevención:

La detección precoz es la mejor arma para combatir esta enfermedad. Por ello, es muy importante prevenir la anorexia ya desde la infancia enseñado a los niños unos correctos hábitos alimenticios, siendo los menús variados incluyendo todo tipo de alimentos, además, es importante comer en familia siempre que sea posible, estableciendo horarios de comida regulares. También es muy importante que aprenda a sentirse a gusto consigo mismo, evitando así futuros complejos.

En cuanto a la prevención en la adolescencia, la mayoría de los casos se da en mujeres. Éstas tienen un gran deseo de cambiar su aspecto físico. Si el joven necesita perder peso por temas de salud, es necesario hacerlo bajo la supervisión del médico, si el deseo de perder peso viene dado injustificadamente se debe consultar con un especialista. Es importante que los familiares eviten comentarios despectivos sobre el aspecto físico de otras personas, y sobre todo, deben potenciar la autoestima del adolescente, haciéndole saber que la salud está por encima de los condicionamientos estéticos.

 

CONCLUSIÓN

La anorexia nerviosa es una enfermedad mental que afecta a personas de corta edad. Estas personas no son conscientes del problema que sufren y por ello tienen el constante deseo de perder peso, además de una imagen distorsionada de su propio cuerpo. El tratamiento es diferente para cada persona, pero en todos los casos tiene el objetivo de hacerles aumentar de peso. Es importante prevenir con antelación esta enfermedad, ayudándoles a ser conscientes del riesgo que conlleva y sobre todo de que su salud es lo más importante, dejando atrás la estética o las opiniones del resto.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Morris J, Twaddle S. Anorexia nervosa. BMJ [Internet] 2007 [acceso de 28 febrero de 2022]; 334(7599):894-8. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1857759/
  2. Harrington BC, Jimerson M, Haxton C, Jimerson DC. Initial evaluation, diagnosis, and treatment of anorexia nervosa and bulimia nervosa. Am Fam Physician [Internet] 2015 [acceso 28 de febrero de 2022]; 91(1):46–52. Disponible en: https://www.aafp.org/afp/2015/0101/p46.html
  3. Vásquez N, Urrejola P, Vogel M. An update on inpatient treatment of anorexia nervosa: practical recommendations. Revista Médica de Chile [Internet] 2017 [acceso 28 de febrero de 2022]; 145(5):650–6. Disponible en: https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-98872017000500013&lng=en&nrm=iso&tlng=en
  4. Anorexia [Internet]. Medlineplus.gov. [acceso el 28 de febrero de 2022]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000362.htm

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos