Virus del papiloma humano (VPH). Artículo monográfico.

3 septiembre 2022

AUTORES

  1. Manuel Manzano Viñuales. Enfermero Hospital Hernán Cortés Miraflores. Zaragoza.
  2. Ana Lear Claveras. Enfermera Centro de Salud de Ejea de los Caballeros. Zaragoza.
  3. Alberto Maldonado Lario. Enfermero Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  4. Laura Cetina Pérez. Enfermera Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa. Zaragoza.
  5. María del Carmen Echeverría Sánchez. Enfermera Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  6. Rocío Maldonado Lario. Enfermera Hospital Ernest Lluch. Calatayud.

 

RESUMEN

El virus del Papiloma Humano provoca una de las infecciones de transmisión sexual con más prevalencia a nivel mundial. Existen más de 100 genotipos, entre los que destacan los de carácter oncogénico tales como el genotipo 16 y 18, los cuales causan la mayoría de los cánceres de cuello de uterino, además de otros tipos tales como de neoplasias anales, en la cavidad bucal, pene y vejiga. Presenta un alto riesgo de contagio, aunque su evolución es muy lenta, es necesario llevar a cabo una prevención primaria mediante la vacunación, y diagnóstico precoz a través de citologías periódicas. Es de especial importancia este cribado para poder llevar a cabo un tratamiento adecuado a cada persona y que no evoluciona a cáncer de cérvix invasivo.

 

PALABRAS CLAVE

virus papiloma, infección, cáncer cérvix, epidemiología.

 

ABSTRACT

The Human Papillomavirus causes one of the most prevalent sexually transmitted infections worldwide. There are more than 100 genotypes, among which those of an oncogenic nature stand out, such as genotype 16 and 18, which cause the majority of cervical cancers, in addition to other types such as anal neoplasms, in the oral cavity, penis and bladder. It presents a high risk of contagion, although its evolution is very slow, it is necessary to carry out primary prevention through vaccination, and early diagnosis through periodic cytology. This screening is of special importance in order to carry out an appropriate treatment for each person and that it does not progress to invasive cervical cancer.

 

KEY WORDS

papilloma virus, infection, cervical cancer, epidemiology.

 

DESARROLLO DEL TEMA

El cáncer de cérvix es un proceso neoplásico a tener en cuenta, ya que es causante de un alto porcentaje de la muerte de las mujeres. La infección persistente del virus del papiloma humano (VPH) de algunos genotipos virales denominados de alto riesgo son la causa del 100% de este cáncer, volviéndose así el VPH la causa necesaria pero no suficiente del cáncer de cérvix1–3 ya que, en todos ellos, se ha encontrado ADN de algún genotipo de alto riesgo4.

El VPH es la Infección de Transmisión Sexual (ITS) más frecuente, entrando en contacto con el virus la mayor parte de la población sexualmente activa, al ser asintomática tiene un elevado riesgo de contagio2,3,5,6. Se transmite mediante el contacto de los genitales o por contacto de piel a piel7. El organismo elimina en un periodo de 2 años gran parte de las infecciones por VPH ya que son transitorias3, pero un pequeño número de estas infecciones se hacen persistentes (genotipos llamados de alto riesgo)1,5 pudiendo llegar a iniciar lesiones precancerosas progresando a algún cáncer invasivo5.

Hay estudios que muestran que esta neoplasia es la expresión de una infección mal controlada de ciertos genotipos de VPH, además de saber que todos los cánceres cervicouterinos contienen ADN de algún genotipo de VPH de alto riesgo. Los genotipos de alto riesgo del VPH son la principal causa del cáncer de cérvix, pero muchos estudios demuestran que otros factores actúan junto al virus formando alteraciones en las células atípicas8.

 

FACTORES DE RIESGO2,4,5,8,9:

  • Conducta sexual de riesgo. (inicio precoz de las relaciones sexuales, elevado número de parejas sexuales, relaciones sexuales con varones de riesgo (promiscuos, prostitución, no circuncisión)).
  • Inmunodepresión (VIH, inmunosupresores, enfermedades autoinmunes).
  • Tabaquismo.
  • Consumo habitual de anticonceptivos orales (>5 años).
  • Multiparidad.
  • Coinfecciones por chlamydia o herpes.
  • Antecedentes de lesiones precancerosas en cérvix o de condilomas.

 

EPIDEMIOLOGÍA:

Se conocen más de 100 genotipos de VPH que causan lesiones epiteliales. 35 de estos genotipos presentan lesiones benignas y malignas, tanto a hombres como a mujeres de los cuales 15 de estos están asociados al cáncer de cérvix3,8, el genotipo 16 (VPH 16) se responsabiliza de más de la mitad de los tumores además de ser el más persistente manteniendo infectado el epitelio de la paciente mucho más tiempo que otros genotipos4, también el genotipo 18 (VPH 18) está implicado en el 20%, pero además de estos dos genotipos, se deben considerar de alto riesgo (oncogénicos) los genotipos VPH 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68, 73 y 821,3,8.

Además de lesiones en el cérvix, hay estudios que ratifican que estos genotipos se implican en tumores malignos localizados en ano, vagina, vulva, pene y cavidad bucal, con menos incidencia que en el cérvix, pero para tener en cuenta4,5.

Cabe destacar que la persistencia de estos genotipos da como resultado lesiones precancerosas, siendo un virus de desarrollo muy lento, pudiendo llevar varios años. Estas lesiones pueden evolucionar de dos formas predominantes: el carcinoma escamoso (80% de los casos) asociado en la mayoría de las veces al genotipo VPH16, y el adenocarcinoma, teniendo asociado también el genotipo VPH16 además de estar implicados los genotipos VPH18 y VPH454.

El cáncer de cérvix es una enfermedad que epidemiológicamente implica tanto a hombres como a mujeres. Se debe saber que, aunque sea una infección muy común, la mayoría de las mujeres (90%) lo elimina de manera espontánea. Una vez existe una infección natural, sólo generan anticuerpos detectables contra el VPH la mitad de las mujeres. No obstante, el papilomavirus puede utilizar estrategias para abatir esa respuesta inmune necesaria para la eliminación de la infección, además de eludir la detección del sistema inmunológico pudiendo reactivarse futuramente, ya que se pueden alojar latentemente en las células epiteliales4.

Se ha demostrado que en pacientes inmunodeprimidos aumenta la posibilidad de reactivar la infección por el VPH latente4.

El cáncer de cérvix progresa de forma gradual en una serie de etapas4:

  • Neoplasia intraepitelial cervical, NIC 1 (displasia leve).
  • Neoplasia intraepitelial cervical, NIC 2 (displasia moderada).
  • Neoplasia intraepitelial cervical, NIC 3 (displasia severa/carcinoma in situ).
  • Cáncer invasor.

Se ha demostrado que el proceso desde células precancerosas a cáncer invasor puede durar entre 1 a 10 años.

 

PROFILAXIS:

Denominaremos profilaxis a las medidas de prevención, tanto a personas sanas, llamada profilaxis primaria, como a la detección de la enfermedad en estadios precoces en personas infectadas, denominada profilaxis secundaria3,5:

La profilaxis primaria hace referencia a las medidas en las cuales no se adquiere la enfermedad o se le brindan al organismo mecanismos para poder combatirla, como3,5,9:

La vacunación consigue evitar una infección de los genotipos incluidos en la vacuna generando anticuerpos protectores, considerándose con un perfil alto de seguridad y siendo bien toleradas. Además del cáncer de cérvix el VPH es autor de otros tipos de cánceres por ello es recomendable la vacunación tanto en niñas como en niños3,9:

  • Cervarix (VPH 16 y VPH 18).
  • Gardasil (VPH 6, VPH 11, VPH 16 Y VPH 18).
  • Gardasil 9 (VPH 6, VPH 11, VPH 16, VPH 18, VPH 31, VPH 33, VPH 45, VPH 52 Y VPH 58).

Evitar conductas de riesgo.

  • Uso preservativo (solo protegemos en un 60/70%).
  • Abstinencia sexual.
  • Monogamia.

La profilaxis secundaria son las medidas destinadas a detectar la enfermedad en cualquiera de sus estadios y evitar su progresión con los procedimientos y pruebas pertinentes, como5:

Cribado (incluyendo las pruebas tales como):

  • Citología.
  • Detección del VPH.
  • Inspección visual con ácido acético.

Vacunación (también utilizada en esta profilaxis):

  • Protegerá contra los genotipos que no han causado la lesión (tanto si lo ha causado un genotipo incluido en la vacuna como si no estaba incluido).
  • Protegerá contra la reactivación/reinfección del virus.

Como se ha citado anteriormente, las lesiones se clasifican en tres subgrupos principales4,5:

  • Lesión escamosa:
    • Lesión intraepitelial escamosa de bajo grado (L-SIL / displasia leve o NIC 1), la mayoría desaparece teniendo un bajo riesgo de progresión a carcinoma.
    • Lesión intraepitelial escamosa de alto grado (H-SIL / displasia moderada o NIC 2 y 3), siendo las lesiones H-SIL/NIC3 las que mayor riesgo de progresión a cáncer de cérvix tienen, así como las H-SIL/NIC2 tiene la misma probabilidad de progresar como de remitir al carcinoma.
  • Lesiones glandulares:
    • Células glandulares atípicas de significado indeterminado (ASGUS): en este tipo de lesión si hay sangrado anormal en mujeres jóvenes es recomendable la biopsia endometrial.
    • Lesiones intraepiteliales glandulares (Adenocarcinoma in situ): siendo esta el antecesor del adenocarcinoma.
  • Carcinoma:
    • Carcinoma escamoso: el más frecuente entre la población (70-80%).
    • Adenocarcinoma: siendo el segundo más frecuente (20-25%).
    • Carcinoma neuroendocrino, adenosarcoma y leiomiosarcoma (influyendo en menos de un 5%).

 

TRATAMIENTO:

No hay tratamiento en lesiones precancerosas NIC 1 (salvo excepciones), pero sí se realiza tratamiento quirúrgico en las lesiones NIC 2-3, utilizando dos técnicas quirúrgicas entre las que se encuentran la ablación, destruyendo el tejido cervical mediante temperaturas frías o con un láser en vez de extirparlo y la cirugía por escisión (conización), la cual corta y extirpa en forma “cónica” la parte externa del cuello del útero o exocérvix (base del cono) y una parte interna que corresponde al canal o endocérvix (vértice del cono)10,11. Una vez se han producido lesiones invasivas se realizará un tratamiento oncológico individualizado a cada paciente3,5.

 

BIBLIOGRAFÍA

1. Domínguez Bauta SR, Trujillo Perdomo T, Aguilar Fabré K, Hernández Menéndez M. Infección por el virus del papiloma humano en adolescentes y adultas jóvenes. Rev Cuba Obstet Ginecol. marzo de 2018;44(1):1-13.

2. Contreras-González R, Magaly-Santana A, Jiménez-Torres E, Gallegos-Torres R, Xeque-Morales Á, Palomé-Vega G, et al. Nivel de conocimientos en adolescentes sobre el virus del papiloma humano. Enferm Univ. abril de 2017;14(2):104-10.

3. Negrín JGS. Virus del Papiloma humano / Human Papilloma virus (HPV). Rev Cienc Médicas Pinar Río [Internet]. 2009 [citado 3 de agosto de 2022];13(4). Disponible en: http://www.revcmpinar.sld.cu/index.php/publicaciones/article/view/562

4. Lizano-Soberón M, Carrillo-García A. Infección por virus del Papiloma Humano: Epidemiología, Historia Natural y Carcinogénesis. 2009;4:205-16.

5. Cáncer de cérvix – SEOM: Sociedad Española de Oncología Médica © 2019 [Internet]. [citado 1 de agosto de 2022]. Disponible en: https://seom.org/174-Informaci%C3%B3n%20al%20P%C3%BAblico%20-%20Patolog%C3%ADas/cancer-de-cervix

6. Conocimiento y prácticas de prevención sobre el virus del papiloma humano (VPH) en universitarios de la Sierra Sur, Oaxaca [Internet]. [citado 1 de agosto de 2022]. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1025-55832015000500007&script=sci_arttext&tlng=pt

7. Fernández-Feito A, Antón-Fernández R, Paz-Zulueta M. Conductas sexuales de riesgo y actividades preventivas frente al cáncer de cuello uterino en mujeres universitarias vacunadas frente al VPH. Aten Primaria. 1 de mayo de 2018;50(5):291-8.

8. Rodríguez González D, Pérez Piñero J, Sarduy Nápoles M. Infección por el virus del papiloma humano en mujeres de edad mediana y factores asociados. Rev Cuba Obstet Ginecol. junio de 2014;40(2):218-32.

9. Rodríguez OAP, Martínez SLM, Tejada DMG. PROMOCIÓN DE LA SALUD SEXUAL ANTE EL RIESGO DEL VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO EN ADOLESCENTES. Hacia Promoc Salud. 2016;(2):15.

10. Conización Cervical | AEPCC [Internet]. [citado 1 de agosto de 2022]. Disponible en: https://www.aepcc.org/conizacion-cervical/

11. Cirugía para el cáncer de cuello uterino [Internet]. [citado 1 de agosto de 2022]. Disponible en: https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-cuello-uterino/tratamiento/cirugia.html

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos