Abordaje de las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas

29 diciembre 2023

 

AUTORES

  1. Lucía Aranda Sarvisé. Enfermera Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. María Teresa Novellón Sobreviela. Enfermera EAP María de Huerva, Zaragoza, España.
  3. Paula Falcés Castillo. Enfermera EAP María de Huerva, Zaragoza, España.
  4. Ángela Cadena Pla. Enfermera EAP María de Huerva, Zaragoza, España.
  5. Elena Dobón Sánchez. Enfermera EAP María de Huerva, Zaragoza, España.
  6. Berta Susín Nieto. Enfermera EAP María de Huerva, Zaragoza, España.

 

RESUMEN

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), es una enfermedad crónica y progresiva que se caracteriza por exacerbaciones en las que los síntomas se intensifican, incluyendo disnea, tos y producción de esputo. A medida que avanza, la EPOC conduce a un daño irreversible en las vías respiratorias y los pulmones, afectando significativamente la calidad de vida de los pacientes. Las causas de esta enfermedad están relacionadas principalmente con el tabaquismo, aunque existen otros factores de riesgo como infecciones respiratorias recurrentes, factores genéticos, edad avanzada y exposición crónica a contaminantes ambientales. La EPOC presenta una amplia variabilidad en su presentación clínica, lo que ha llevado a la identificación de diferentes fenotipos. Algunos de estos fenotipos incluyen el agudizador (pacientes con exacerbaciones frecuentes), el mixto EPOC-asma, la bronquitis crónica (caracterizada por tos persistente y exacerbaciones) y el enfisema (que causa hiperinsuflación y dificultad para el ejercicio).

La enfermería desempeña un papel crucial en la educación sanitaria de los pacientes, ayudándolos a abandonar los factores de riesgo, brindando cuidados individuales, promoviendo la fisioterapia respiratoria y garantizando la seguridad del paciente. Además, se busca proporcionar información y apoyo a los pacientes para que puedan comprender y gestionar su enfermedad de manera efectiva.

PALABRAS CLAVE 

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumología, educación en salud.

ABSTRACT

Chronic Obstructive Pulmonary Disease (COPD) is a chronic, progressive disease characterized by exacerbations in which symptoms intensify, including dyspnea, cough and sputum production. As it progresses, COPD leads to irreversible damage to the airways and lungs, significantly affecting patients’ quality of life. The causes of this disease are mainly related to smoking, although there are other risk factors such as recurrent respiratory infections, genetic factors, advanced age and chronic exposure to environmental pollutants. COPD presents a wide variability in its clinical presentation, which has led to the identification of different phenotypes. Some of these phenotypes include exacerbating (patients with frequent exacerbations), mixed COPD-asthma, chronic bronchitis (characterized by persistent cough and exacerbations) and emphysema (causing hyperinflation and difficulty with exercise).

Nursing plays a crucial role in the health education of patients, helping them to abandon risk factors, providing individual care, promoting respiratory physiotherapy and ensuring patient safety. In addition, it seeks to provide information and support to patients so that they can understand and manage their disease effectively.

 

KEY WORDS

Pulmonary disease, chronic obstructive pulmonary medicine, health education.

DESARROLLO DEL TEMA

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), también conocida como Broncopatía Obstructiva Crónica (BOC), es una afección progresiva y crónica que a lo largo de su curso presenta episodios de exacerbación en los cuales los síntomas se intensifican. Durante estas crisis, se observa un aumento en la dificultad para respirar, más tos y un aumento en la producción de esputo, entre otros síntomas. La EPOC avanza gradualmente hasta causar daño irreversible en las vías respiratorias y el tejido pulmonar, lo que resulta en una disminución significativa en la calidad de vida del paciente. Esto requiere la utilización de tratamientos como la oxigenoterapia y conlleva complicaciones, así como la limitación en la capacidad de llevar a cabo las actividades cotidianas1.

Esta enfermedad consiste en un conjunto de trastornos relacionados con el sistema respiratorio, caracterizados por la restricción del flujo de aire durante el proceso de respiración. Las personas afectadas por esta afección crónica pueden inhalar aire de manera efectiva, pero enfrentan dificultades para exhalarlo, lo que provoca una acumulación de aire en los pulmones y sensaciones de falta de aire2. En casos graves, esta acumulación puede llegar a un punto en el cual los pulmones ya no pueden vaciarse por sí mismos3.

Consecuentemente, la calidad de vida de los pacientes se ve significativamente afectada, y es necesario recurrir a tratamientos como la oxigenoterapia. Además, la EPOC puede resultar en complicaciones graves, como infecciones respiratorias recurrentes y la inhabilidad de llevar a cabo las actividades diarias. Por tanto, es esencial comprender a fondo esta enfermedad para abordarla de manera efectiva y mejorar la calidad de vida de los pacientes3.

La manifestación clínica de esta enfermedad es altamente diversa, y se pueden identificar diversas presentaciones clínicas con distintas implicaciones desde el punto de vista médico y terapéutico. Estas variantes están influenciadas por una serie de factores que las diferencian entre sí, incluyendo síntomas, episodios de agravamiento, respuesta al tratamiento, velocidad de progresión de la enfermedad y mortalidad. La guía GesEPOC2,3 propone una clasificación basada en diversos fenotipos, que se describen de la siguiente manera:

  • Fenotipo Agudizador: Se refiere a cualquier paciente que experimente dos o más episodios de exacerbación moderados o graves en un período de un año, con al menos cuatro semanas de separación desde el final del tratamiento o seis semanas desde el inicio del episodio anterior.
  • Fenotipo Mixto EPOC-asma: Este fenotipo se define en pacientes que presentan obstrucción del flujo de aire que no es completamente reversible y síntomas que sugieren una reversibilidad aumentada de la obstrucción.
  • Fenotipo Bronquitis Crónica: En este caso, se trata de pacientes en los cuales la bronquitis crónica es un síndrome predominante. Estos pacientes tienden a tener más episodios de exacerbación y, en ocasiones, pueden desarrollar una dilatación crónica de los bronquios y bronquiolos, lo que resulta en episodios recurrentes de infecciones agudas y períodos de tos.
  • Fenotipo Enfisema: El enfisema es una afección crónica que se caracteriza por un aumento en los espacios aéreos debido a la dilatación de las paredes alveolares y de los bronquios terminales. Los pacientes con este fenotipo experimentan hiperinsuflación y presentan disnea e intolerancia al ejercicio como síntomas predominantes. También tienden a tener un índice de masa corporal reducido.

 

La causa subyacente de estas enfermedades aún no ha sido completamente establecida en investigaciones científicas, pero se sostiene que el tabaquismo es un factor crucial en su desarrollo. Además, hay otros factores de riesgo, como infecciones respiratorias recurrentes, predisposición genética, edad avanzada, exposición prolongada a contaminantes ambientales y el tabaquismo pasivo, entre otros. La exposición a estos factores de riesgo desencadena una respuesta inflamatoria en el sistema respiratorio. En el caso de la EPOC, esta respuesta es exagerada frente a estímulos perjudiciales, lo que conlleva una inflamación crónica y alteraciones en todo el sistema, incluyendo la estrechez de las vías respiratorias como resultado de la adaptación del cuerpo a estos cambios. La característica patológica de la inflamación se manifiesta mediante un aumento en el número de macrófagos, neutrófilos y linfocitos citotóxicos, que están diseñados para dañar el tejido pulmonar. Además, en la tráquea y los bronquiolos, se produce un aumento de las células caliciformes, lo que resulta en una mayor producción de moco y un aumento en la estrechez de las vías respiratorias. Conforme avanza la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, se hace más difícil la inspiración, el intercambio de gases y la captación de oxígeno, lo que lleva a la acumulación de dióxido de carbono en el cuerpo1.

El diagnóstico de la EPOC se basa principalmente en los síntomas presentados por el paciente, pero se confirma mediante pruebas específicas. Estas pruebas incluyen la medición de los gases en la sangre (gasometría arterial), análisis de muestras respiratorias, análisis de sangre, radiografías de tórax y pruebas de función pulmonar, con especial énfasis en la espirometría, que proporciona un diagnóstico preciso para cada paciente1.

El tratamiento de la EPOC se divide en diferentes enfoques, incluyendo el tratamiento de apoyo, el tratamiento farmacológico y, en casos específicos, el tratamiento quirúrgico. El tratamiento de apoyo y el acondicionamiento físico buscan intervenir socialmente para abordar los factores de riesgo, a través del seguimiento de la salud y el control regular. Esto también incluye la vacunación para prevenir complicaciones de las enfermedades pulmonares. La rehabilitación respiratoria proporciona a los pacientes programas de salud comunitaria para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida. En cuanto al tratamiento farmacológico, se emplean broncodilatadores para reducir la obstrucción y mejorar el intercambio de gases. Los corticoides reducen la inflamación, alivian los síntomas y reducen las exacerbaciones. También existen medicamentos que combinan glucocorticoides y broncodilatadores. Además, se pueden recetar antibióticos para reducir los signos de infección, psicofármacos para prevenir la depresión del centro respiratorio, mucolíticos para facilitar la eliminación del moco y la oxigenoterapia continua, entre otros tratamientos1,2.

 

Análisis de la situación:

Este trastorno respiratorio presenta una creciente importancia en términos socioeconómicos y se sitúa como la cuarta causa de mortalidad en España, después de las enfermedades cardiovasculares, tumores malignos y enfermedades cerebrovasculares. Se prevé que, en los próximos años, la incidencia de esta enfermedad aumente, convirtiéndola en la tercera causa de mortalidad en el país4. Sin embargo, es relevante destacar que la EPOC sigue siendo infradiagnosticada en la actualidad, con solo una cuarta parte de los pacientes afectados diagnosticados. Los datos actuales de prevalencia y morbilidad-mortalidad muestran que, según el estudio EPI-SCAN, la prevalencia en la población española de 40 a 80 años es del 10.2%, siendo del 15.1% en hombres y del 5.7% en mujeres. Esto conlleva costos significativos para el sistema de atención médica, sumando millones de euros anualmente5.

Propuesta de intervención enfermera:

La intervención de enfermería tiene como objetivo fundamental promover la salud y mejorar la calidad de vida de los pacientes, así como prevenir la enfermedad y prolongar la vida de aquellos que la padecen.

En este contexto, el personal de enfermería desempeñará un papel esencial mediante la educación en salud, con el fin de prevenir la exposición a factores de riesgo y brindar los cuidados necesarios a los pacientes cuando sea necesario.

En consecuencia, se ha diseñado un conjunto de objetivos como parte del plan de cuidados de enfermería para pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Formulación de metas y objetivos:

  • Facilitar el abandono de factores de riesgo que contribuyen a las enfermedades pulmonares crónicas.
  • Impartir y aplicar técnicas de fisioterapia respiratoria para dotar a los pacientes de los conocimientos necesarios.
  • Mantener la seguridad de cada paciente mediante evaluaciones periódicas y personalizadas.
  • Identificar las situaciones que puedan dar lugar a complicaciones en estas enfermedades.
  • Proporcionar a los pacientes el conocimiento necesario para el manejo de su enfermedad.
  • Aplicar cuidados posturales que alivien los síntomas y mejoran la calidad de vida del paciente.
  • Supervisar y administrar la saturación de oxígeno adecuada para cada individuo.

 

CONCLUSIONES

Después de analizar detenidamente los datos previamente mencionados, es evidente que las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas continúan siendo altamente prevalentes en nuestro país y representan una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial. Esta situación plantea un desafío significativo para el sistema de salud en su conjunto.

Diversos científicos han llevado a cabo investigaciones y participado en congresos científicos, destacándose instituciones como la American Thoracic Society, la European Respiratory Society, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), y el American Lung Association Research Committee (ARC), entre otros. Estos esfuerzos colectivos han llegado a la misma conclusión que se presenta en este trabajo: la necesidad imperante de mejorar el diagnóstico de estas enfermedades. Esto se debe a que estas afecciones suelen ser poco conocidas por la población en general, lo que resulta en un diagnóstico inadecuado y, en consecuencia, un tratamiento ineficaz. Además, en el ámbito médico se ha planteado la importancia de personalizar completamente el tratamiento, ya que cada paciente es único y presenta características individuales distintas.

Asimismo, es fundamental resaltar el papel crucial que desempeñan los profesionales de la salud en la educación, el suministro de conocimientos y la concienciación de la población en relación con estas enfermedades pulmonares crónicas. Los profesionales de la salud actúan como agentes de difusión del conocimiento sanitario, contribuyendo así al objetivo fundamental de reducir al máximo la falta de información en el campo de la salud.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Peces-Barba G, Barberà JA, Agustí A, Casanova C, Casas A, Izquierdo JL … & Viejo JL. Guía clínica SEPAR-ALAT de diagnóstico y tratamiento de la EPOC.  Arch Bronconeumol. (2008).44(5), 271-81. Consultado el 14 de octubre de 2023.  Disponible en: https://enfermeriacomunitaria.org/web/attachments/article/222/21.%20GPC_403_Diagnóstico%20y%20tratamiento%20de%20la%20EPOC.0 5.07.pdf
  2. GesEPOC. Guía de práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento de pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)-Guía Española de la EPOC (GesEPOC). Archivos de Bronconeumología, (2012). 48, 2. Consultado el 14 de octubre de 2023. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7131261/
  3. Miravitlles M, Calle M, & Soler-Cataluña JJ. Fenotipos clínicos de la EPOC.  Identificación, definición e implicaciones para las guías de tratamiento. Archivos de Bronconeumología. (2012). 48(3), 86-98. Consultado el 14 de octubre de 2023.  Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0300289611003425? casa_token=hf4OCKtaQQ0AAAAA:EqfKOSdh6ANiDIlTwedMjfR5uKBfzHbibdT BXBifN4AJhlsHb4FrYMy6M7cH52KSh1-PuvY
  4. Escarrabill J. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): visión global y continuidad de cuidados. An. Med. Interna (Madrid) [Internet]. Julio de 2003.  20(7):5-7. Consultado el 15 de octubre de 2023. Disponible en: http:// scielo.isciii.es/scielo.php? script=sci_arttext&pid=S0212-71992003000700001&lng=es
  5. Ancochea J, Badiola C, Duran-Tauleria E, Rio FG, Miravitlles M, Muñoz L, … & Soriano JB. Estudio EPI-SCAN: resumen del protocolo de un estudio para estimar la prevalencia de EPOC en personas de 40 a 80 años en España. Archivos de Bronconeumología. (2009) 45(1), 41-47. Consultado el 14 de octubre de 2023.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos