Actuación enfermera ante un caso de violencia de género

12 junio 2023

AUTORES

  1. Lara Villar Pamplona. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  2. Ángela María Guarás Rubio. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.
  3. Lucía Piquer Álvarez. Graduada en Enfermería. Hospital Joan XXIII, Tarragona, España.
  4. Cristina Jarén Cubillo. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario de Guadalajara, Guadalajara, España.
  5. Eva Salmerón Crespo. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario de Guadalajara, Guadalajara, España.
  6. Lourdes Esteban Álvaro. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario de Guadalajara, Guadalajara, España.

 

RESUMEN

La violencia de género es un gran problema sociosanitario en nuestra sociedad, con graves consecuencias tanto para la víctima como para sus familiares y allegados, llegando en muchas ocasiones a ocasionar la muerte de la mujer y la orfandad de menores de edad.

Debido a la repercusión del tema, consideramos de vital importancia mejorar los conocimientos de los profesionales sanitarios para saber cómo actuar en dichos casos.

PALABRAS CLAVE

Agresión, familia, mujeres, violencia de género.

ABSTRACT

Gender violence is a major socio-sanitary problem in our society, with serious consequences for both the victim and her relatives and relatives, often leading to the death of the woman and the orphanage of minors.

Due to the repercussions of the subject, we consider it vitally important to improve the knowledge of health professionals to know how to act in such cases.

KEY WORDS

Aggression, family, women, gender violence.

DESARROLLO DEL TEMA

La violencia de género se entiende como todo acto de violencia basado en el género que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas, la coerción o la privación de la libertad, ya sea que ocurra en la vida pública o privada1.

La violencia de género constituye una grave violación a los derechos humanos; al mismo tiempo, se trata de un problema de salud y protección que pone en riesgo la vida. Se estima que una de cada tres mujeres sufrirá violencia física o sexual en el transcurso de su vida. En situaciones de crisis y desplazamiento, aumentan las posibilidades de que las mujeres y las niñas sufren violencia de género2.

Podemos distinguir distintos tipos de violencia de género:

Violencia física:

Es la más visible y a la que solemos referirnos de forma general cuando hablamos de violencia de género. Consideramos violencia física cualquier acto por el que se inflige un daño físico a la víctima a través de la agresión directa, ya sea de forma temporal o permanente. La violencia física no es nunca la respuesta y es importante que enseñemos al conjunto de la sociedad que debemos tener tolerancia 0 con las agresiones. El “solo fue una vez”, “me pidió perdón enseguida” o “fue un arrebato” lleva a que la situación se pueda repetir entrando en un círculo vicioso muy peligroso.

Violencia psicológica:

Humillaciones y ataques psicológicos llevan a las víctimas a sentirse hundidas, minusvaloradas, caer en depresiones y estados de ansiedad… No siempre es fácil de detectar porque puede manifestarse de forma directa, con insultos y vejaciones, o indirecta introduciendo en nuestro día a día conductas que desvalorizan a nuestra pareja.

Violencia sexual:

Suele acompañarse de violencia física, pero esta concretamente se refiere a las situaciones en que una persona es forzada o coaccionada a realizar actividades de índole sexual en contra de su voluntad. La violencia sexual no se refiere solo a la violación, también a la mutilación genital femenina, a la prostitución, al acoso sexual.

Violencia económica:

La reconocemos porque se basa en reducir los recursos económicos a la pareja o la familia como medida de coacción e impedir que tenga sus propios medios para mantenerse.

Violencia patrimonial:

Relacionada con la anterior, en este caso hablamos de la usurpación o destrucción de objetos, bienes y propiedades de la persona víctima de violencia con intención de dominarla o producirle un daño psicológico.

Violencia social:

Mantener a una persona aislada de su familia, sus amigos e incluso se le aparte del trabajo causa un daño irreparable en la víctima, muy sutil pero permanente y que va minándola a nivel psicológico poco a poco.

Violencia vicaria:

¿Cuántas veces has oído que los niños son los grandes perjudicados en los casos de separaciones y divorcios? Pues este tipo de violencia es el que se ejerce precisamente usando a los hijos. La violencia vicaria se basa tanto en la agresión a los propios niños como en las amenazas y el daño psicológico que estos padecen por la observación de la violencia de género entre sus progenitores3.

El personal de enfermería debe estar preparado para: saber enfrentarse a cualquier situación relacionada con la violencia de género; identificar a las víctimas; estar capacitado para diagnosticarlas, tratarlas y asesorarle, cumpliendo siempre con sus obligaciones éticas, morales y legales; proporcionar apoyo y orientación a estas pacientes; procurarse una recuperación física y psíquica lo antes posible para una pronta reinserción a su vida cotidiana.

En ocasiones, ante una situación de violencia de género las/os enfermeras/os asisten con mayor dedicación a los cuidados físicos y dejan en un segundo plano la afectación psicológica de la persona y las circunstancias sociales que la rodean. Por lo que la Enfermería Psiquiátrica de enlace debe ser capaz de preparar a los profesionales de urgencias para enfrentarse a las necesidades biopsicosociales de la víctima; debe proporcionarles conocimientos necesarios para que puedan detectar los distintos tipos, las fases, las posibles reacciones de las víctimas, así como incidir, sobre todo a nivel preventivo, sobre ideas erróneas que tiene la sociedad acerca de la violencia de género.

La situación podría mejorar constituyendo un grupo de expertos (médicos y enfermeras) que trabajan creando:

  • Protocolo único para la gestión de las víctimas de abuso.
  • Cursos de formación, en colaboración con organizaciones de voluntarios y expertos en el área, para todo el personal que trabaja en áreas críticas.
  • Registro de las víctimas (con datos para vigilancia activa y control de calidad).
  • Red de asistencia a las víctimas después del alta hospitalaria en colaboración con las ONG específicas contra la violencia4.

 

CONCLUSIONES

La violencia de género es un problema mundial, debido a su cronicidad tiene un gran impacto en la salud pública con altas tasas de morbimortalidad. Por todo esto, los profesionales de enfermería de Urgencias deben estar alerta y conocer signos, síntomas y comportamientos que puedan pasar desapercibidos, así como tener conocimiento de las estrategias para el adecuado manejo de estas situaciones. De esta manera, mejoraremos la atención recibida por las víctimas y promoveremos la búsqueda de ayuda por su parte al sentirse acompañadas y apoyadas en el proceso.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Qué es la Violencia de Género. (2015, febrero 27). Ayuntamiento del Real Sitio y Villa de Aranjuez. https://www.aranjuez.es/mujer/que-es-la-violencia-de-genero/
  2. de las Naciones Unidas para los Refugiados, A. C. (s/f). Violencia de género. UNHCR. Recuperado el 3 de abril de 2023, de https://www.acnur.org/violencia-sexual-y-de-genero.html
  3. Gómez, P. (2022, noviembre 16). Los 7 tipos de violencia de género – IFIS. iFIS Educación. https://www.ifiseducacion.com/blog/los-7-tipos-de-violencia-de-genero/
  4. de la Región de Murcia, C. de S. (s/f). Preevid. Murciasalud.es. Recuperado el 3 de abril de 2023, de https://www.murciasalud.es/preevid/20990

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos