Agresiones al personal sanitario. Una realidad oculta y silenciada

20 abril 2024

AUTORES

  1. Ana María Sánchez Oliván. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  2. María Sánchez Latorre. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  3. Natalia Carrillo Gracia. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  4. Cristina Larramona Pueyo. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  5. Manuel Peinado Gallego. Enfermero del Servicio Aragonés de Salud. España.

 

RESUMEN

Las agresiones al personal sanitario son un problema grave de salud pública. Lamentablemente la violencia por parte de usuarios y acompañantes ejercida contra el personal sanitario es una conducta cada vez más frecuente, con episodios de agresiones verbales y físicas. Los objetivos de este trabajo son: describir la situación real del problema, conocer la incidencia de las agresiones al personal sanitario, identificar cuáles son las principales causas que motivan estas agresiones así como las consecuencias y saber cuál es la normativa vigente ante estas agresiones.

Se realizó una revisión bibliográfica con el fin de poder dar respuesta a los objetivos- La revisión se llevó a cabo en las bases de datos Pubmed, Sciencedirect y Scielo durante el mes de febrero de 2024 con estudios de investigación publicados en los últimos diez años, obteniendo 231 artículos. Tras descartar los duplicados y aquellos que no cumplían con los criterios de inclusión ni con los objetivos, se seleccionaron 24 artículos.

Los resultados indican que las agresiones a profesionales sanitarios son un problema global y en continuo crecimiento la enfermería es el colectivo más afectado. La mayoría de estas agresiones suelen ser verbales y psicológicas aunque el porcentaje de físicas está aumentando. Estas agresiones tienen consecuencias muy negativas que afectan tanto a la salud de la víctima como a la propia organización. La mayoría de las agresiones no se notifican ni denuncian. La reforma del código Penal de 2015 continúa siendo insuficiente, siendo imprescindible un cambio legislativo que se ajuste a la realidad social. Es imprescindible una revisión urgente de los Planes de Prevención contra la Violencia en el ámbito sanitario en cada servicio de salud, con medidas que incluyan un aumento de la formación de los profesionales.

PALABRAS CLAVE

Violencia laboral, agresiones, personal sanitario, enfermería, prevención.

ABSTRACT

Assaults on healthcare workers are a serious public health problem. Unfortunately, violence by users and accompanying persons against healthcare staff is increasingly frequent, with episodes of verbal and physical aggression. The objectives of this work are: to describe the real situation of the problem, to know the incidence of aggressions against healthcare personnel, to identify the main causes of these aggressions as well as the consequences and to know what the current regulations are regarding these aggressions.

A literature review was carried out in order to be able to respond to the objectives. The review was carried out in the databases Pubmed, Sciencedirect and Scielo during the month of February 2024 with research studies published in the last ten years, obtaining 231 articles. After discarding duplicates and those that did not meet the inclusion criteria and objectives, 24 articles were selected.

The results indicate that assaults on health professionals are a global and growing problem, with nursing being the most affected group. Most of these aggressions tend to be verbal and psychological, although the percentage of physical aggressions is increasing. These aggressions have very negative consequences that affect both the health of the victim and the organization itself. Most assaults go unreported and unreported. The 2015 reform of the Penal Code continues to be insufficient, and a legislative change that adjusts to the social reality is essential. An urgent revision of the Prevention Plans against Violence in the health sector in each health service is essential, with measures that include an increase in the training of professionals.

KEY WORDS

Workplace violence, aggression, health personnel, nursing, security measures.

INTRODUCCIÓN

Los profesionales sanitarios diariamente debido a la profesión que ejercen están expuestos a diferentes riesgos. Uno de ellos es sufrir una agresión en su puesto de trabajo por parte de un paciente o familiares de este. Este riesgo psicosocial se denomina violencia laboral o violencia en el puesto de trabajo. Es un fenómeno creciente que afecta a todas las actividades laborales que atienden de forma directa a los usuarios. Según la Organización Internacional del Trabajo, un 25% de los incidentes de violencia en el trabajo se producen en el sector sanitario. La Organización Mundial de la Salud lo define como: “aquellos incidentes en los que la persona es objeto de malos tratos, amenazas o ataques en circunstancias relacionadas con su trabajo incluyendo el trayecto entre el domicilio y el trabajo, con la implicación de que se amenace explícita o implícitamente su seguridad, bienestar o salud”1 Por otro lado la Organización Internacional del Trabajo (OIT) define le violencia en el lugar de trabajo como “toda acción, incidente o comportamiento que se aparta de lo razonable mediante el cual una persona es agredida, amenazada, humillada o lesionada por otra en el ejercicio de su actividad profesional o como consecuencia directa de la misma”2. Es muy importante destacar que cuando nos referimos a agresión o violencia no nos referimos exclusivamente a la forma física ya que existen otras formas de causar daño a los profesionales sanitarios sin que exista contacto directo entre el usuario y el profesional como es el caso de la violencia verbal.

Las agresiones al personal sanitario batieron un récord en el año 2022 según titulares de diversos medios informativos. A continuación, vamos a detallar los objetivos que pretendemos conseguir con la elaboración de este trabajo.

OBJETIVOS

  • Realizar una revisión bibliográfica sobre la problemática de las agresiones/ violencia al personal sanitario.
  • Describir cual es la situación actual de las agresiones al personal sanitario.
  • Identificar cuáles son las principales causas que motivan estas agresiones.
  • Conocer las consecuencias de estas agresiones al personal sanitario.
  • Averiguar cuál es la normativa vigente ante estas agresiones.

 

METODOLOGÍA

Para poder dar respuesta a los objetivos planteados, se llevó a cabo una revisión bibliográfica de la evidencia científica disponible en las principales bases de datos de ciencias de la salud: Pubmed, Sciencedirect y Scielo. La búsqueda se llevó a cabo durante el mes de febrero y marzo de 2024. Se acotó en el tiempo, delimitando la búsqueda a artículos publicados en los últimos diez años (2013-2023). En aquellos casos en los que los resultados de artículos eran excesivamente numerosos se acotó el tiempo del año 2019 a 2023. Se seleccionaron las palabras clave: violencia laboral, agresiones, personal sanitario, enfermería y medidas de seguridad. Posteriormente se tradujeron a lenguaje controlado (aggression, workplace violence, health personnel, nursing, security measures.), empleando para ello descriptores DeCS y términos MeSH. Para elaborar búsquedas más concretas se utilizaron los operadores booleanos AND y OR. Por último y para completar la información también se llevó a cabo una búsqueda en Google y Google Académico de artículos científicos a texto completo, protocolos y guías de práctica clínica publicados por diferentes sociedades y asociaciones profesionales y elaboradas en España, así como publicaciones de organismos nacionales e internacionales como Organización Mundial de la Salud, y Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de España.

Criterios de inclusión:

  • Artículos y revisiones sistemáticas que aborden el tema agresiones al personal sanitario publicados en revistas indexadas que atiendan a los aspectos: violencia laboral, profesionales sanitarios, enfermería, notificación.

Criterios de exclusión:

  • Artículos que abordan el tema violencia laboral fuera del núcleo sanitario.
  • Fuentes que no tengan relación con los objetivos del trabajo.
  • Fuentes en idiomas diferentes al inglés, castellano, portugués y francés.

 

ESTRATEGIA DE BÚSQUEDA:

Los resultados de la búsqueda se pueden consultar en las tablas adjuntas (ver anexo 1 tabla 1). Tras llevar a cabo las estrategias de búsqueda anteriormente descritas se obtuvieron un total de 273 artículos que cumplían con los criterios de inclusión y que fueron seleccionados para la revisión de sus resúmenes. Tras eliminar los duplicados se llevó a cabo una lectura profunda de los resúmenes excluyendo aquellos que no revelaron hallazgos de interés sobre el problema investigado. Del total de los resúmenes se seleccionaron 77 artículos para su lectura a texto completo. Finalmente se obtuvieron 28 artículos que cumplían con todos los criterios de inclusión y calidad. La base de datos con mayor número de resultados fue Pubmed, obteniendo un total de 96 artículos, de los cuales tras una lectura crítica se seleccionaron 17. Tras las búsquedas bibliográficas realizadas en Cuiden, Scielo, Science Direct y Lilacs se excluyeron aquellos artículos ya cribados en Pubmed, obteniendo 11 resultados totales tras su lectura completa (ver figura 2). También se realizaron búsquedas en Google académico y aunque no se seleccionaron artículos debido a su repetición en otras bases de datos sí que se seleccionaron 3 guías de práctica clínica debido a su importancia como herramienta útil para apoyar al profesional de enfermería en la toma de decisiones sobre las intervenciones más efectivas en el cuidado de los pacientes.

RESULTADOS

Todos los artículos analizados coinciden que la agresión más frecuente en el ámbito sanitario es la verbal, siendo tres veces más probable que la física4,5,6.  La enfermería es el sector profesional más afectado, y son las enfermeras las que corren mayor riesgo de sufrir violencia por parte de los usuarios6. Según datos del último informe del Ministerio de Sanidad de España en 2022 “Agresiones en el Ámbito Sanitario “del total de agresiones notificadas 13.177 el 78% se han producido en mujeres, un dato muy predecible ya que el 76% de los trabajadores sanitarios son mujeres. Si tenemos en cuenta el rango de edad la mayoría de los agredidos tienen edades comprendidas entre los 25 y 55 años. En cuanto a la categoría profesional el personal facultativo y el de enfermería son lo que más casos de agresiones notifican. Si atendemos al tipo de agresión el 85% son agresiones verbales (insultos y amenazas) y el 15% agresiones físicas. Este 15% supone concretamente 2008 actos violentos de tipo físico en 2022, un 35,4% más que en 2021. En Atención Primaria y extrahospitalaria se notificaron 44,52 agresiones por cada 1000 profesionales frente a las 11,16 de la hospitalaria por lo que se concluye que la atención primaria y extrahospitalaria presenta una tasa de notificación de agresiones 4 veces superior a la atención hospitalaria7. Unos datos que confirman los resultados obtenidos en los estudios realizados en otros países5,6 A pesar de que estos datos son muy preocupantes solamente representan una pequeña parte de la realidad, ya que la gran mayoría de las agresiones sufridas por estos profesionales ni se notifican ni denuncian haciendo que estos actos violentos permanezcan ocultos y por consiguiente que no podamos saber la magnitud real del problema ni su verdadera incidencia.

La infranotificación y la infradenuncia es un fenómeno que aparece en todos los estudios de violencia laboral realizados. Entre las principales causas encontramos: normalización por parte de las víctimas de las conductas violentas, asumiendo que forman parte de su trabajo profesional; percepción de falta de apoyo por parte de la dirección del centro de trabajo y de la Administración; miedo a las acciones y reacciones del agresor, así como a las posibles represalias legales; incredulidad de algunos profesionales de que se pueda hacer algo para resolver la situación; desconocimiento del profesional sanitario de que las agresiones verbales son hechos en sí mismos denunciables, experiencias negativas de notificaciones anteriores; desconocimiento de los planes de prevención y de los protocolos de actuación y miedo a dar una imagen de mal profesional incapaz de hacerse respetar por sus pacientes8,9.

Uno de los aspectos más importantes es conocer las razones por las que se producen estos actos violentos, conocer los motivos ayudaría a la implementación de acciones eficaces para la prevención de estos sucesos. Todos los estudios coinciden en que la primera causa de agresión son las alteraciones en los estados de salud del paciente que los puede hacer violentos como los trastornos psiquiátricos, la intoxicación por drogas o alcohol. Seguidamente nos encontramos con motivos relacionados con la insatisfacción percibida por del usuario como: tensión motivada por largas esperas, la carencia de recursos (escasez de personal y medios insuficientes), diagnósticos no esperados por el paciente, intentos del paciente por conseguir prescripción de tratamientos o medicamentos que no corresponden, negación en la emisión de bajas laborales, determinados informes de interés personal, analíticas u otras pruebas complementarias, opiniones o criterios contrarios a los del profesional que los atiende, resentimientos debidos a algún diagnóstico anterior equivocado real o ficticio, comunicación del fallecimiento de un familiar y obstáculos socioculturales10,11. Por otro lado también habría que destacar otro tipo de factores causales derivados del propio personal sanitario que se pueden asociar a la aparición de situaciones violentas, tales como un trato inadecuado al paciente y sus familiares por falta de formación, la propia inexperiencia en la atención a usuarios, la falta de habilidades en la comunicación, el no saber cómo manejar conflictos, la insatisfacción laboral (por exceso de trabajo, incertidumbre laboral) e incluso la falta de empatía con los enfermos11.

Las agresiones al personal sanitario desencadenan una serie de consecuencias con un doble efecto negativo. En primer lugar el daño físico y emocional que sufre la víctima y que desencadena situaciones de estrés, ansiedad, angustia emocional, depresión, miedo, disminución de la autoestima, alteración de las relaciones personales con compañeros de trabajo y familia e incluso el abandono de la profesión. El segundo efecto negativo es sobre la propia organización, ya que incrementa el absentismo, disminuye la calidad asistencial, deteriora el ambiente laboral y la imagen institucional, además de los costes económicos que todo esto conlleva10,11.

En cuanto al marco jurídico no fue hasta el año 1998 cuando las agresiones a los profesionales sanitarios fueron reconocidas a nivel internacional por la OIT en un informe basado en un amplio estudio sobre la violencia en el lugar del trabajo, en el que se concluía que el riesgo de los profesionales de la sanidad de sufrir agresiones durante el desempeño de su funciones era muy elevado en comparación con el de otros ámbitos laborales 12. En España y pesar del elevado y creciente número de agresiones a sanitarios hubo que esperar hasta el año 2015 con la reforma del código penal Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo por la que se modifica la ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre reflejada en el artículo 55013, donde se amplían los funcionarios protegidos como autoridad pública a los sanitarios y docentes, donde las agresiones pasan a considerarse como un delito de atentado. Una reforma que solamente tiene en cuenta a los funcionarios públicos quedando totalmente desprotegidos todos los trabajadores de la sanidad privada. A pesar de estas medidas adoptadas las agresiones al personal sanitario han continuado creciendo por lo que en el año 2017 con el fin de responder a este incremento la Secretaría de Estado de Seguridad elaboró el 5 de julio de 2017 la “Instrucción 3/2017 sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la Salud En ella, se fija el Protocolo de actuación común de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la lucha contra las agresiones en este sector, conocer las situaciones en las que se pueden producir agresiones y establecer acciones para su prevención, así como la creación de la figura del Interlocutor Policial Territorial Sanitario14.

 

CONCLUSIONES

Los resultados obtenidos en esta revisión bibliográfica nos han permitido llegar a una serie de conclusiones con respecto a los objetivos de este trabajo. De acuerdo a los resultados se puede concluir:

Todos los estudios coinciden en que las agresiones a profesionales sanitarios son un problema global y en continuo crecimiento siendo las mujeres el colectivo más desfavorecido. La mayoría de estas agresiones suelen ser verbales y psicológicas aunque el porcentaje de físicas está aumentando. Estas agresiones tienen una serie de consecuencias muy negativas que afectan tanto a la salud de la víctima como a la propia organización. La mayoría de estas agresiones no se notifican ni denuncian, bien por desconocimiento del protocolo a seguir, bien porque muchos profesionales piensan que es un aspecto más de su trabajo, considerándolo como algo normal.

Aunque la última reforma del Código Penal en 2015 en su artículo 550 contempla las agresiones a los sanitarios públicos como delito de atentado contra la autoridad, continúa siendo insuficiente, siendo imprescindible un cambio legislativo que se ajuste a la realidad social y que pueda suponer un freno a estas agresiones. Además habría que incluir en esta reforma a todos los profesionales sanitarios del ámbito privado que a día de hoy están completamente desprotegidos y en situación de desigualdad.

Se hace evidente la revisión de los Planes de Prevención contra la Violencia en el ámbito sanitario en cada servicio de salud, con medidas que incluyan un aumento de la formación de los profesionales que les permita enfrentarse a estas situaciones, así como el desarrollo de protocolos de actuación ágiles y eficaces y de un sistema un registro estandarizado que permita obtener información real y completa que permita mejorar el seguimiento de estas agresiones.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Organización Mundial de la Salud OMS. Violencia [Internet]. OMS; 2017 [consultado 8 Feb 2024]. Disponible en: https://www.who.int/topics/violence/es/
  2. International Labour Organization. Eliminating Violence and Harassment in the World of Work: ILO Convention No. 190, Recommendation No. 206, and the accompanying Resolution [Internet]. Switzerland: International Labour Organization; 2019 [consultado 8 Feb 2024]. Disponible en: https://lup.lub.lu.se/luur/download?func=downloadFile&recordOId=9017934&fileOId=9017935
  3. García E. Suben las agresiones a sanitarios: más de 9.000 en solo 2023. La Razón[internet]. 1 de marzo 2024 [consultado 2 Mar 2024]. Disponible en: https://www.larazon.es/sociedad/suben-agresiones-sanitarios-mas-9000-solo-2023_2024030165e131a0566e5f00019b06f9.html
  4. E.L. Gómez-Durán, M. Gómez-Alarcón, J. Arimany-Manso. Las agresiones a profesionales sanitarios. Rev Esp Med Legal., 38 (2012), pp. 1-2
  5. Gómez MR, Tous J, Martín D, Ferrer E. Estudio retrospectivo sobre las agresiones a profesionales registradas durante el decenio 2005-2014 en un área de salud de la Comunidad Valenciana. Enferm Trab [Internet]. 2017 [consultado 9 Feb 2019];7(4):88-96. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6279149
  6. Al-Qadi MM. Workplace violence in nursing: A concept analysis. J Occup Health [internet] 2021 [consultado 9 Feb 2024];63(1):1-11. Doi: https://doi.org/10.1002%2F1348-9585.12226 enfermeras y abuso verbal
  7. Ministerio de Sanidad. Informe de Agresiones a Profesionales del Sistema Nacional de Salud 2022. Madrid: Ministerio de Sanidad; 2022 [consultado 10 Feb 2024]. Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/areas/profesionesSanitarias/agresiones/docs/Informe_Agresiones.2022.pdf
  8. Bangueses Rodríguez L, Vázquez-Campo M, Mouriño López Y. Experiences and perception of health professionals of out-of-hospital emergencies in the face of attacks. Aten Primaria [internet] 2021 [consultado 15 Feb 2024];53(3):101944. Doi: https://doi.org/10.1016%2Fj.aprim.2020.07.006
  9. Ferro Veiga JM. Violencia al personal sanitario. 1, ed. Jaén: Formación Alcalá S.L.; 2012.
  10. Caruso R, Toffanin T, Folesani F, Biancosino B, Romagnolo F, Riba MB, et al. Violence Against Physicians in the Workplace: Trends, Causes, Consequences, and Strategies for Intervention. Curr Psychiatry Rep [internet] 2022 [consultado 17 Feb 2024];24(12):911-924. Doi: https://doi.org/10.1007%2Fs11920-022-01398-1
  11. Leźnicka MM, Zielińska-Więczkowska H. Violence in the workplace. The occurrence of the phenomenon in relation to health care workers. Psychiatr Pol [internet] 2022 [consultado 17 Feb 2024]; 14:1-12. Doi: https://doi.org/10.12740/pp/onlinefirst/152775
  12. Duncan Chappel, Vittorio Di Martino. Oficina Internacional del Trabajo. Violence at work. Ginebra: s.n., 1998. ISBN 92-2-110335-8.
  13. Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. 2015.BOE
  14. Secretaría de Estado de Seguridad. Ministerio de Interior. Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud. 2017.

 

ANEXOS

Anexo 1. Tabla 1. Estrategia de búsqueda.

Base de datos Palabras Clave Filtros Artículos
Pubmed Health personnel{Mesh}And agression

Workplace violence{Mesh}And Health personnel {Mesh}

Workplace violence{Mesh}And Nursing

Workplace violence and Security Measures

2019-2023

Full test

Abstract

Systematic Rewiex

58

54

49

17

Sciencedirect Health personnel{Mesh}And agression

Workplace violence{Mesh}And Health personnel {Mesh}

Workplace violence{Mesh}And Nursing

Workplace violence and Security Measures

(2019-2023,Nursing and Health Professions, Open access & Open archive) 4

7

5

10

Scielo Health personnel{Mesh}And agression

Workplace violence{Mesh}And Health personnel {Mesh}

Workplace violence{Mesh}And Nursing

(Todos los índices, 2019-2023). 2

20

5

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos