Anorexia nerviosa

6 abril 2024

AUTORES

  1. Verónica Soriano Palacios. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  2. Sandra Sánchez Acero. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  3. Patricia Bintaned Lafuente. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  4. María Isabel Biescas Portero. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  5. Esther Bielsa Olleta. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.
  6. Beatriz Vicente Serrano. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud. España.

 

RESUMEN

La anorexia es un trastorno de alimentación caracterizado por índice de masa corporal bajo, temor intenso a aumentar de peso y percepción distorsionada del peso. Controlar su peso y figura corporal, hacen todo tipo de sacrificios que suelen interferir en su vida diaria de manera significativa. Estos pacientes para evitar aumentar de peso suelen restringir la cantidad de comida que consumen. Controlan el consumo de calorías, pueden vomitar después de comer, usan de modo indebido laxantes, diuréticos o enemas, hacen ejercicio excesivo 1

La anorexia es más frecuente en niñas y en mujeres, aunque cada vez más se da en niños y hombres, presentan trastornos de la alimentación relacionados con el aumento de presiones sociales. Los adolescentes presentan mayor riesgo debido a todos los cambios corporales que atraviesan en la pubertad y también por la presión de grupo, son más sensibles a las críticas sobre su peso1.

El tratamiento exige un abordaje especializado y multidisciplinario que se actúa desde distintos niveles asistenciales tanto ambulatorio como hospitalario. Durante el proceso de renutrición se pretende la recuperación de un peso mínimo saludable, normalizar la conducta alimentaria, así como corrección de secuelas físicas y psicológicas. El tratamiento inicial debe enfocarse hacia la recuperación del peso y poder alcanzar el objetivo. Una vez iniciada la realimentación, la progresión de la alimentación se realizará de manera individualizada y se aumentará el aporte calórico hasta que se cumplan los objetivos de peso propuestos. Se recomienda buen control hidroelectrolítico, metabólico y físico durante las fases iniciales para evitar y diagnosticar complicaciones que pudieran ir apareciendo2.

PALABRAS CLAVE

Anorexia, diagnóstico y tratamiento, psicoterapia.

ABSTRACT

Anorexia is an eating disorder characterized by low body mass index, intense fear of gaining weight, and distorted perception of weight. Controlling their weight and body shape, they make all kinds of sacrifices that usually interfere with their daily life in a significant way. To avoid gaining weight, these patients usually restrict the amount of food they consume. They control calorie consumption, may vomit after eating, misuse laxatives, diuretics or enemas, and exercise excessively1.

Anorexia is more common in girls and women, although it is increasingly occurring in boys and men, who present eating disorders related to increased social pressures. Adolescents are at greater risk due to all the bodily changes they go through during puberty and also due to peer pressure; they are more sensitive to criticism about their weight1.

Treatment requires a specialized and multidisciplinary approach that operates from different levels of care, both outpatient and hospital. During the renutrition process, the aim is to recover a minimum healthy weight, normalize eating behavior, as well as correct physical and psychological sequelae. Initial treatment should focus on weight recovery and achieving the goal. Once refeeding has started, the feeding progression will be carried out individually and the caloric intake will be increased until the proposed weight objectives are met. Good hydroelectrolyte, metabolic and physical control is recommended during the initial phases to avoid and diagnose complications that may appear2.

KEY WORDS

Anorexia, diagnosis and treatment, psychotherapy.

DESARROLLO DEL TEMA

La anorexia es un trastorno de alimentación caracterizado por índice de masa corporal bajo, temor intenso a aumentar de peso y percepción distorsionada del peso. Para estos pacientes es muy importante controlar su peso y su figura corporal, hacen todo tipo de sacrificios que suelen interferir en su vida diaria de manera significativa. La anorexia nerviosa suele comenzar durante la adolescencia o en los primeros años de la edad adulta; es muy poco frecuente que empiece antes de la pubertad o después de los 40 años. La anorexia nerviosa es menos frecuente en hombres. Sin embargo, los casos leves pueden ser más difíciles de identificar.

Estos pacientes anoréxicos para evitar aumentar de peso suelen restringir la cantidad de comida que consumen. Controlan el consumo de calorías, pueden vomitar después de comer, usan de modo indebido laxantes, diuréticos o enemas. Las pacientes anoréxicas hacen ejercicio excesivo. A la paciente no le importa cuánto baje de peso, la persona continúa sintiendo temor a aumentar de peso.

La anorexia no se trata de la comida, la anorexia es una manera extrema y en ocasiones mortal de afrontar los problemas emocionales, equiparan la delgadez con la autoestima.

La anorexia al igual que otros trastornos de la alimentación, puede tomar el control de la vida y volverse difícil de sobrellevar. Con tratamiento se puede lograr una mejor percepción de uno mismo, volver a tener hábitos alimenticios saludables e incluso revertir las complicaciones graves que la anorexia causa.

Los pacientes con anorexia restringen la cantidad de alimentos que ingieren a pesar de la pérdida continuada de peso, se preocupan por todos los aspectos relacionados con la comida y pueden negar tener algún tipo de problema. Si se produce una pérdida de peso muy significativa o en un corto intervalo de tiempo, las consecuencias pueden suponer una amenaza para la vida de la persona3.

Existen dos tipos de anorexia:

Tipo restrictivo: la persona limita la cantidad de alimento que come, pero no se da un atracón o se purga regularmente, ejemplo provocándose el vómito, tomando laxantes o haciendo ejercicio en exceso.

Tipo atracón /purga: la persona restringe su ingesta alimentaria, pero también regularmente se da atracón o purga3.

Los síntomas principales de la anorexia son:

  • Miedo intenso a ganar peso.
  • Distorsión de la imagen corporal.
  • Reducción del peso por debajo de lo normal hasta llegar a desnutrición.

 

Al tener una delgadez extrema aparecen algunos signos físicos como piel seca y rugosa, caída del cabello, pérdida de la menstruación durante al menos 3 ciclos consecutivos.

Síntomas psicopatológicos como estados de tristeza, angustia, irritabilidad o aislamiento social.

La personalidad de estas pacientes suele ser de perfeccionismo y de autoexigencia en sus vidas, que se acompaña de una baja autoestima.

La causa de la anorexia es multifactorial y sus síntomas representan la interacción de 3 factores:

Factores predisponentes: individuales, familiares y culturales.

Factores precipitantes, pérdidas afectivas, inicio de dieta estricta por insatisfacción corporal.

Factores perpetuantes: clínica de desnutrición, clínica afectiva asociada.

Se dan complicaciones médicas y riesgos físicos por desnutrición severa como alteraciones digestivas, problemas cardíacos, alteraciones bioquímicas en sangre (potasio, sodio bajo), cambios endocrinos, hormonales y falta de calcio en los huesos.

Los problemas psiquiátricos que se asocian a los trastornos de la conducta alimentaria son la depresión, distimia y trastorno obsesivo-compulsivo4.

DIAGNÓSTICO:

La anorexia es un trastorno difícil de diagnosticar debido a que el paciente esconde y niega su condición de enfermo. Los pacientes se resisten a ser evaluados y tratados; habitualmente son llevados a la consulta médica por miembros de la familia o por una enfermedad intercurrente. El diagnóstico actual se realiza solamente cuando aparecen otras complicaciones médicas como la amenorrea o problemas gástricos.

Los criterios clínicos para el diagnóstico de la anorexia son:

  • La negativa del individuo a mantener el peso del cuerpo cercano a su ideal, según su estatura y edad.
  • Miedo a engordar, aunque el peso sea inferior a lo normal.
  • Autopercepción distorsionada: el individuo no reconoce la pérdida de peso.
  • Alta probabilidad de amenorrea en mujeres con menstruación.

 

En los adultos, el bajo peso corporal se realiza con el índice de masa corporal (IMC). Un IMC inferior a 17 kg/m2 se considera muy bajo peso y un IMC entre 17- 18,5 kg/m2 es bajo5,6.

 

TRATAMIENTO:

El tratamiento exige la colaboración multidisciplinar, como corresponde a una patología biopsicosocial. El tratamiento se combina psicoeducación, psicoterapia individual, psicoterapia de grupo y terapia de familia. Una vez admitida en consulta el equipo de Salud Mental diagnosticará el tipo de trastorno de alimentación y se explorará a la paciente físicamente.

El tratamiento puede realizarse a nivel ambulatorio, en hospitales de día o en hospitalización.

A nivel ambulatorio, se le pedirá a la paciente el registro diario de la ingesta, el uso de laxantes y diuréticos. Se le prohibirá pesarse y se procederá al registro semanal del peso en la consulta (sin que la paciente pueda acceder al mismo). Se le instaurará tratamiento farmacológico.

Desde la consulta de nutrición se facilitará una dieta según la situación clínica de la paciente. Se explorará la dinámica familiar, su patrón de comportamiento social y su desarrollo laboral y se procederá al apoyo psicoterapéutico Los trastornos menstruales no deben tratarse.

Si desde el punto de vista psiquiátrico, individual, familiar o social, o bien por parte de medicina interna se considera que la paciente precisa ingreso, el tratamiento se realizará a NIVEL HOSPITALARIO.

Los criterios de ingreso más aceptados son:

  • Fallo en el tratamiento ambulatorio.
  • Cronicidad.
  • Estado físico grave: desnutrición severa (pérdida del 30 % del peso previo), graves desequilibrios electrolíticos, vómitos repetidos y complicaciones orgánicas.
  • Necesidad de aislamiento familiar en disfunciones familiares que pueden agravar el cuadro.
  • Necesidad de tener los medios asistenciales para que se pueda garantizar el cumplimiento terapéutico y aplicar terapias conductistas si así lo requiere el cuadro7.

 

Tratamiento farmacológico con antidepresivos y otros psicofármacos que mejoran los síntomas de ansiedad, tristeza e impulsividad subyacentes a las conductas de vómitos y tratan otros problemas asociados a la anorexia.

El tratamiento a llevar a cabo debe ser acorde a la situación clínica de la paciente, coordinando siempre la intervención de los distintos especialistas implicados en el tratamiento8.

El tratamiento farmacológico Se orienta hacia el estado de ánimo, autoestima y de la comorbilidad psiquiátrica.

Neurolépticos: Se da en la anorexia restrictiva a nivel hospitalario, cuando es necesario sedar y dormir a la paciente para reducir la hiperactividad e ideación expansiva (alucinaciones).

Entre los neurolépticos utilizados, y a bajas dosis, destacan la periciazina, la pimozida, la clotiapina, la propericiazina (15-100 mg/día) y la clorpromazina). Asociados habitualmente a ISRS, son beneficiosos en los cuadros de anorexia con hiperactividad, agitación, ansiedad o con ideas delirantes.

Antidepresivos: Se utilizan en trastornos afectivos, obsesivos, ansiedad. Tienen efectos secundarios como alteraciones metabólicas, ritmo cardiaco, tensión alterados, intolerancia digestiva. Entre los antidepresivos tricíclicos se da la clomipramina, amitriptilina e imipramina.

Los antidepresivos de agentes serotoninérgicos tienen relevancia fluoxetina, paroxetina, sertralina, citalopram su utilización se justifica por la implicación de la serotonina en la regulación de las conductas alimentarias, la patología obsesiva, depresiva, por ansiedad y por déficit en el control de los impulsos que acompañan a los trastornos de la conducta alimentaria de interacciones alimentarias.

El perfil psicológico de las candidatas a buena respuesta a serotoninérgicos incluye a las pacientes colaboradoras y responsables con patología obsesiva o depresiva manifiesta.

Benzodiacepinas: Clorazepato, Diazepam o alprazolam (dosis según peso y estado clínico) en ansiedad severa en ambas patologías.

Psicoterapia:

Dirigidas a determinados factores como: la maduración psicosexual, la aceptación del papel adulto, la mejoría de disfunciones familiares si existen previas o a consecuencia de la enfermedad, al desarrollo de habilidades sociales y el aprendizaje de nuevas respuestas ante el estrés. En ocasiones pueden beneficiarse de la participación en grupos de autoayuda.

Terapia familiar. Este es el único tratamiento basado en evidencias para los adolescentes con anorexia. Dado que el adolescente con anorexia no puede hacer buenas elecciones sobre alimentación y salud mientras padece esta afección grave, esta terapia moviliza a los padres para que ayuden al niño con la recuperación de la alimentación y el peso hasta que el niño pueda tomar buenas decisiones sobre su salud.

Terapia individual. Para los adultos, la terapia cognitivo-conductual ha demostrado buenos resultados. El objetivo principal es normalizar los hábitos y las conductas de alimentación para apoyar el aumento de peso. El segundo objetivo es cambiar las creencias y los pensamientos distorsionados que mantienen la alimentación restrictiva9.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Anorexia nerviosa [Internet]. Mayoclinic.org. 2018. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/anorexia-nervosa/symptoms-causes/syc-20353591
  2. Guerrero-Vázquez R, Olivares-Gamero J, Pereira-Cunill JL, Soto-Moreno A, García-Luna PP. Nutrición en anorexia nerviosa. Endocrinol Nutr [Internet]. 2006;53(2):113–23. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1016/s1575-0922(06)71077-4
  3. Attia E, Timothy Walsh B. Anorexia nerviosa [Internet]. Manual MSD versión para público general. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-de-la-salud-mental/trastornos-de-la-conducta-alimentaria/anorexia-nerviosa
  4. Anorexia nerviosa [Internet]. https://www.cun.es. Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/anorexia-nerviosa
  5. Fuertes Ortiz J, Pérez R, Hernández A. Trastornos de la conducta alimentaria. Anorexia y bulimia. Offarm. Disponible en: http://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-trastornos-conducta-alimentaria-anorexia-bulimia-X0212047X10489696
  6. Attia E, Timothy Walsh B. Anorexia nerviosa [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-psiqui%C3%A1tricos/trastornos-de-la-conducta-alimentaria/anorexia-nerviosa
  7. Borrego HO. Tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria: Anorexia y Bulimia Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/va/biblioPublic/publicaciones/docs/anorexia.pdf
  8. Chaudhury S, John RT. ANOREXIA NERVOSA. Indian J Psychiatry [Internet]. 2001. Disponible en: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/anorexia-nerviosa
  9. Anorexia nerviosa [Internet]. Mayoclinic.org. 2018. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/anorexia-nervosa/diagnosis-treatment/drc-20353597

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos