Artículo monográfico. Insuficiencia renal aguda en pacientes pediátricos.

10 marzo 2024

AUTORES

  1. María Puig Abarca. Graduada en Enfermería, Universidad de Zaragoza. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  2. Wendy Nicole Freire Caiza. Graduada en Enfermería, Universidad de Zaragoza. Hospital Universitario Clínico Blesa. Zaragoza.
  3. Paula Sánchez Daudén. Graduada en Enfermería, Universidad San Jorge. Hospital Universitario Clínico. Zaragoza.
  4. Victoria Martínez Díez. Graduada en Enfermería, Universidad de Jaén. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  5. Camil Emanuel Florea Florea. Graduado en Enfermería, Universidad de Zaragoza. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza.
  6. David Fleta Canales. Graduada en Enfermería, Universidad de Zaragoza. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La Insuficiencia Renal Aguda (IRA) es una enfermedad nefrológica, en pacientes pediátricos la mayoría son causadas por intervenciones quirúrgicas cardiacas, sepsis y fármacos nefrotóxicos. No es una enfermedad frecuente en países desarrollados, pero es importante conocerla para poder disminuir las consecuencias en el niño, entorno y economía. Un pronto diagnóstico y detección del riesgo de padecerla, son fundamentales para iniciar el tratamiento lo antes posible y, así, poder evitar complicaciones y la muerte.

PALABRAS CLAVE

Insuficiencia renal aguda, niños, pediatría, epidemiología.

ABSTRACT

Acute Kidney Failure (AKI) is a nephrological disease, in pediatric patients most are caused by cardiac surgical interventions, sepsis and nephrotoxic drugs. It is not a common disease in developed countries, but it is important to know about it in order to reduce the consequences on the child, environment and economy. Prompt diagnosis and detection of the risk of suffering from it are essential to start treatment as soon as possible and, thus, be able to avoid complications and death.

KEY WORDS

Acute kidney failure, children, pediatrics, epidemiology.

DESARROLLO DEL TEMA

La insuficiencia renal aguda (IRA) consiste en la disminución brusca de la función renal asociada a reducción de la diuresis. Por ello, causa un aumento de los productos nitrogenados en sangre y la alteración de la homeostasis. Puede deberse a lesiones en la estructura del riñón, aunque puede no haber lesión o incluso deberse a la agudización de una previa enfermedad renal1,2.

ETIOLOGÍA:

En pediatría, puede darse por diferentes causas:

-IRA secundaria a hipoperfusión renal en todas las edades.

-Los síndromes hemolíticos y urémicos post diarreicos en lactantes y en niños pequeños.

-Sepsis y cirugía que todavía generan un importante número de IRA en lactantes.

-En neonatos son debidas a sufrimiento fetal agudo, asfixia, distrés respiratorio, malformaciones, cirugía cardiaca, administración de inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (IECA) y hemorragias, entre otros3,4.

En la actualidad la principal etiología es la extrarrenal y ha de tenerse en cuenta el tipo de patología o cirugía sufrida. En países desarrollados, las causas más frecuentes son: cirugía cardiaca, sepsis y fármacos nefrotóxicos5.

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico consistirá en cerciorarse del deterioro de la función real y distinguir si es prerrenal, intrínseca o posrenal acompañado de la clínica, anamnesis y exploración física para determinar la causa y el estadío de deterioro funcional. En 2007 el Acute Kidney Injury Network unificó varias clasificaciones diagnósticas (RIFLE, pRIFLE y AKIN) en la guía KDIGO. En estas se valora la creatinina sérica y la diuresis para clasificar la IRA en 3 estadíos diferentes. Goldstein desarrolló el Score RAI (Renal Angina Index) que notifica el riesgo de sufrir IRA de manera anticipada por lo que es una herramienta sensible para descartar, desde el ingreso en urgencias, el desarrollo de esta enfermedad durante la estancia hospitalaria4,5,6,7.

En algunas circunstancias es complicado diferenciar la IRA de la insuficiencia renal crónica (IRC). Se debe tener en cuenta que un paciente con IRC puede tener un deterioro agudo de la función o padecer exacerbaciones de su enfermedad previa1.

De manera habitual las patologías nefrourológicas no suponen una urgencia vital. En algunos casos el uso de pruebas de imagen puede ayudar en el tratamiento y diagnóstico. La ecografía se usará en sospecha de infección complicada, en pacientes con antecedentes como inmunodeficiencia o uropatía obstructiva y en estenosis de unión pieloureteral, sobre todo durante las crisis de Dietl, en los que también se podría usar el Doppler. En la urolitiasis, que ha aumentado su incidencia en la población pediátrica debido a la dieta y nivel socioeconómico, se recurre a la ecografía o TC en caso de que cause cólico renal8.

La pronta detección de la etiología y diagnóstico permitirá iniciar el tratamiento específico lo antes posible.

FASES:

La IRA, seguirá diferentes fases. Primero, la oligoanúrica durante menos de dos semanas. Tras esta, la fase poliúrica en la que se reanuda la diuresis disminuye los metabolitos y se produce deshidratación. Por último, la recuperación total o parcial según la causa y gravedad, que puede llegar a durar meses6.

TRATAMIENTO:

Para tratar la IRA, se requiere actuar sobre la causa, con que se determinará un tratamiento específico para cada situación como la hidratación, antibióticos o inmunosupresión. Otra opción será el tratamiento renal sustitutivo como la diálisis peritoneal, la hemodiálisis intermitente o terapias lentas continuas.

Es recomendable realizar un seguimiento tras sufrir IRA para evaluar si existe o no mejoría, ya que haber sufrido este episodio otorga mayor riesgo de desarrollar IRC. Si se diagnostica a tiempo puede tratarse. Por otro lado, se pueden originar complicaciones como retraso en el crecimiento, elevación de la tensión arterial o sintomatología de infecciones urinarias5,9,10.

PREVENCIÓN:

Otra parte fundamental es la prevención que se realizará mediante el mantenimiento de una adecuada volemia y perfusión tisular, junto con un uso racional de nefrotóxicos, fármacos que alteran el riñón, contrastes, quimioterapia e inmunosupresión11.

EPIDEMIOLOGÍA:

La nefrología pediátrica es relativamente nueva. Los considerados padres de la nefrología pediátrica, James Lawder Gamble y Homer W. Smith, iniciaron sus investigaciones en la década de los 40. El primer libro de nefrología pediátrica se publicó en 1963 por P. Royer, R. Habib y H. Mathieu. Fue durante la Primera Guerra Mundial cuando se observó que los soldados que sufrían una disminución de la diuresis generalmente acababan falleciendo, y a partir de entonces se observó que la IRA tenía una elevada incidencia de mortalidad en desastres poblacionales12,13.

En la población general un 70% de la IRA se da por causas prerrenales y un 17% por obstrucción. Además, complica alrededor de un 5% de los ingresos hospitalarios y se da en un tercio de los pacientes de UCI. En cuanto a la mortalidad un 15% es por IRA adquirida en la comunidad y más de un 50% de pacientes ingresados en UCI con tratamiento sustitutivo. La IRA se da en aproximadamente 13,3 millones de personas al año, de las cuales el 85% viven en países en vías de desarrollo10,14.

En EEUU esta afectación renal aumentó entre 1988 y 2003, con una prevalencia del 2% de pacientes hospitalizados. En un artículo de la Sociedad Española de nefrología de 2017, J. Gaínza afirma que “La IRA aparece hasta en una tercera parte de los pacientes hospitalizados en la UCI, pero según los criterios RIFLE, asciende al 20% de los pacientes hospitalizados”, de todas las edades. Según la etapa de la enfermedad varía el riesgo de muerte, pero muchos de los pacientes fallecen a causa de otras comorbilidades10,15.

Gracias al desarrollo tecnológico y el incremento de unidades de cuidados intensivos ha aumentado la supervivencia en neonatos de bajo peso, un 23% de los recién nacidos atendidos en la UCI presentan esta patología. Un 69% se produce en recién nacidos, 50% de los cuales fueron pretérmino. A pesar del avance, la mortalidad por insuficiencia renal aguda en cuidados intensivos se redujo únicamente al 55% durante la década de los noventa. Según los criterios KDIGO, la incidencia aproximada es de 1 de cada 3 niños con una mortalidad del 14%3,12.

Otras causas y presentaciones de la enfermedad se pueden observar en países en vías de desarrollo debido a la atención tardía, falta de informes o deficiencia de cuidados intensivos. Por ejemplo, 0,9% de los niños ingresados por dengue desarrollan IRA. En India de un 25-36% de incidencia en UCI pediátrica entre 2008 y 2010. Y en Nigeria entre 2010-2012, se dieron 17,4 casos por 1000 niños de los cuales el 83% fueron diagnosticados al ingreso15.

Como podemos observar, según los datos obtenidos, es menos frecuente en el niño que en el adulto con la excepción del periodo neonatal. Pero no por ello debe ser pasado por alto. Los niños con esta afección tienen mayor riesgo de muerte y de desarrollar IRA asociado a mortalidad cardiovascular, anemia, insuficiencia de crecimiento e hipertensión. La IRA genera una tasa de morbilidad hospitalaria de 13 niños por cada 100.000 habitantes en 2017 en España3,7,16.

 

CONCLUSIÓN

La insuficiencia renal aguda genera un gran impacto tanto a corto como a largo plazo en la salud, entorno y economía. Los estudios actuales ayudarán a crear estrategias para unificar y cerrar brechas de conocimiento entre profesionales, además de evitar diagnósticos y tratamientos tardíos17.

Es una enfermedad más frecuente en minorías raciales y niños no asegurados junto con un nivel socioeconómico bajo como ocurre en EEUU18. En nuestro país la sanidad es universal y gratuita, por lo que estas causas son menos frecuentes, aunque no por ello hay que obviar esta patología. Y todavía falta información sobre esta enfermedad en niños. En adultos existen protocolos de atención y actuación, artículos de revistas, asociaciones, etc; pero en niños apenas existen protocolos e información actualizada sobre el tema.

Por ello, es primordial visibilizar y que aquellos padres/tutores cuyos niños la sufren, la conozcan y puedan sentirse acompañados durante el proceso de la enfermedad y lo que esta puede suponer. Por la multifactoriedad de causas que pueden desencadenar IRA es muy importante mantener informada a la población cuyos niños están hospitalizados o tienen riesgo de sufrirla para así ser capaces de identificarla, saber cómo actuar y educar a sus hijos.

La educación sanitaria es fundamental para mejorar el bienestar de la población al ser capaces de reconocer lo que ocurre en el propio cuerpo, saber actuar y cuándo acudir a servicios sanitarios. Se ha de comprender la enfermedad y la importancia de los cuidados para evitar el desarrollo de otras enfermedades.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Peregrín CM, López RO, García-Montemayor V, de Mier VPR, Cabrera SS. Acute renal failure (I). Med [Internet]. 1 de mayo de 2019 [citado 6 feb 2020];12(79):4662-71. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0304541219301295
  2. Antonio M, Carlos J, Garduño B, Olivares AB. Insuficiencia renal aguda (IRA) y terapia de reemplazo renal temprano (TRR) [Internet]. 2013 [citado 6 feb 2020]. Disponible en: https://pdfs.semanticscholar.org/def3/ec6e47eb27b43aeafead21ea4aee334c7da5.pdf
  3. Macher MA. Insuficiencia renal aguda en el niño. EMC-Pediatría [Internet]. 2004 [citado 6 feb 2020]; 39(1): 1-10. Disponible en:https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1245178904405277
  4. Martín-Govantes J. Insuficiencia renal aguda. An Pediatr Contin [Internet]. 2006 [citado 11 feb 2020]; 4(3):151-8. Disponible en: http://www.neonatos.org/DOCUMENTOS/IRA.pdf
  5. Antón M, Fernández A. Daño renal agudo. Protoc diagn ter pediatr [Internet]. 2014 [citado 11 feb 2020]; 1:355-71. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/22_dano_renal_agudo.pdf
  6. Hidalgo E, Carrasco M. Daño renal agudo actualización. Sesión clínica pediatría. Hospital Materno-Infantil Badajoz [Internet]. 2016 [citado 11 feb 2020]. Disponible en: http://www.areasaludbadajoz.com/images/stories/dano_renal_agudo.pdf
  7. Hanson HR, Carlisle MA, Bensman RS, Byczkowski T, Depinet H, Terrell TC, et al. Early prediction of pediatric acute kidney injury from the emergency department: A pilot study. Am J Emerg Med [Internet]. 2020 Jan 27 [citado 13 feb 2020]. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0735675720300462
  8. Coca D, Liébana C, Aguirre E. Urgencias abdominales en pediatría. Radiología [Internet]. 2016 May 1 [citado 13 feb 2020]; 58:80–91. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0033833816000552
  9. Zapata de Socorro L. Cuidados de Enfermería en el niño con afecciones renales y cardiovasculares. Caracas: Amolca;2017.
  10. Gaínza J. Insuficiencia Renal Aguda. En: Lorenzo V, López Gómez JM (Eds). Nefrología al Día [Internet]. 2017 [citado 13 feb 2020]. Disponible en: http://www.revistanefrologia.com/es-monografias-nefrologia-dia-articulo-insuficiencia-renal-aguda-158
  11. Antón M, Fernández A. Daño renal agudo. AEPED [internet]. 2008 [citado 18 feb 2020]; Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/20_2.pdf
  12. Gordillo G, Exeni RA, de la Cruz J. Nefrología pediátrica. 3ª ed. Barcelona: Elsevier; 2009. págs. :1-10 y 594-608.
  13. Asociación Española de Nefrología Pediátrica – Historia de las enfermedades renales de la infancia en España [Internet]. [citado 11 mar 2020]. Disponible en: https://www.aenp.es/nosotros/historia/58-historia-de-las-enfermedades-renales-de-la-infancia-en-espana.html?showall=1
  14. Mehta RL, Cerdá J, Burdmann EA, Tonelli M, García-García G, Jha V, et al. International Society of Nephrology’s 0by25 initiative for acute kidney injury (zero preventable deaths by 2025): A human rights case for nephrology. The Lancet [Internet]. 2015 [citado 16 mar 2020]; 385(9987): 2616–2643.
  15. Disponible en: https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(15)60126-X/fulltext
  16. Lameire NH, Bagga A, Cruz D, De Maeseneer J, Endre Z, Kellum JA, et al. Acute kidney injury: An increasing global concern. The Lancet [Internet]. 2013 [citado 16 mar 2020]; 382(9887): 170–179. Disponible en: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0140673613606479
  17. Tasas de Morbilidad Hospitalaria por 100.000 habitantes según el diagnóstico principal, el sexo y el grupo de edad. INE [Internet]. 2017 [citado 18 feb 2020]. Disponible en: https://www.ine.es/jaxi/Datos.htm?path=/t15/p414/a2017/l0/&file=01024.px
  18. Kumar S, Agrawal G, Wazir S, Rohatgi S, Iyengar A, Chakraborty R, et al. Neonatal Acute Kidney Injury: A Survey of Perceptions and Management Strategies Amongst Pediatricians and Neonatologists. Front Pediatr [Internet]. 2020 Jan 14 [citado 12 mar 2020]; 7:553. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/32010651
  19. Bjornstad EC, Marshall SW, Mottl AK, Gibson K, Golightly YM, Charles A, et al. Racial and health insurance disparities in pediatric acute kidney injury in the USA. Pediatr Nephrol [Internet]. 2020 Jan 29 [citado 12 mar 2020]. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/31997077

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos