Artículo monográfico. Pie diabético: un enfoque sanitario.

28 enero 2024

 

Nº de DOI: 10.34896/RSI.2024.10.19.001

 

AUTORES

  1. María Corral Fernández. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).   
  2. Marina Piñana Quesada. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  3. Virginia Hernández Estallo. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  4. Judit Pilar Martínez Capablo. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca).  
  5. Llara Soteras López. Enfermera. Hospital de Jaca. Jaca (Huesca). 
  6. María Castro Peña. Enfermera. CAP Ainsa. Ainsa (Huesca).

 

RESUMEN

El pie diabético (PD) es una complicación crónica de la diabetes mellitus (DM), con etiología multifactorial, teniendo como factores principales la infección, isquemia, neuropatía y mal control metabólico1. Estas complicaciones presentan un importante problema de salud pública, que genera un alto costo para el paciente, sus familiares y los sistemas de salud y con una prevalencia creciente entre las personas con diabetes mellitus. Siendo la principal causa de amputación no traumática de las extremidades inferiores2.

En la evaluación del pie diabético resulta clave el reconocimiento de la úlcera, presencia de infección, así como el estado vascular de la extremidad, de allí la importancia del uso de clasificaciones que estandarice las diversas definiciones, permitan evaluar el curso clínico y los resultados de distintas terapias. El tratamiento debe enfocarse principalmente en los mecanismos patogénicos desencadenantes, siendo necesaria una atención multidisciplinaria para lograr el mejor pronóstico para el paciente1,2.

PALABRAS CLAVE

Pie diabético, úlcera, infección, diabetes mellitus.

ABSTRACT

Diabetic foot (DP) is a chronic complication of diabetes mellitus (DM), with multifactorial etiology, with infection, ischemia, neuropathy and poor metabolic control as main factors1. These complications present an important public health problem, which generates a high cost for the patient, their families and the health systems and with an increasing prevalence among people with diabetes mellitus. Being the main cause of non-traumatic amputation of the lower extremities 2.

In the evaluation of the diabetic foot, the recognition of the ulcer, presence of infection, as well as the vascular status of the extremity is key, hence the importance of using classifications that standardize the various definitions, allow the evaluation of the clinical course and the results of different therapies. Treatment should focus mainly on the triggering pathogenic mechanisms, with multidisciplinary care being necessary to achieve the best prognosis for the patient1,2.

KEY WORDS

Diabetic foot, ulcer, infection, diabetes mellitus.

 

DESARROLLO DEL TEMA

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad crónica que cursa con alteraciones metabólicas caracterizadas por hiperglucemia crónica y alteración en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, todo ello consecuencia de defectos en la producción de insulina, en su acción o en ambas3, y se ha convertido en una pandemia global que afecta a millones de personas en todo el mundo. Siendo una de las complicaciones más devastadoras asociadas con la diabetes es el pie diabético.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define pie diabético como la infección, ulceración y destrucción de tejidos profundos de la extremidad inferior, asociados con alteraciones neurológicas y diversos grados de enfermedad vascular periférica. Actualmente es considerado como un síndrome clínico y una complicación crónica grave de la diabetes mellitus (DM), de etiología multifactorial, que incluye la presencia de neuropatía sensitivo-motora, angiopatía, edema y afectación de la inmunidad, que originan infección, ulceración y gangrena de las extremidades inferiores. Causando hospitalización prolongada y, en algunas ocasiones, amputaciones que incapacitan parcial o definitivamente al paciente2,4.

Esta enfermedad de origen multifactorial, en el año 2006 fue la quinta causa de muerte en el mundo con una tasa de 20,3 por 100.000 habitantes. Se estima que 246 millones de personas en el mundo son portadoras de esta enfermedad con una prevalencia de 5,9% en la población adulta. En el año 2025 esta cifra podría ascender a 380 millones con una prevalencia para la población adulta1,4.

El diagnóstico temprano y el manejo adecuado del pie diabético son esenciales para prevenir complicaciones graves. La atención médica interdisciplinaria, que involucra a médicos, enfermeros, podólogos y especialistas en cirugía vascular, es fundamental para brindar la mejor atención posible a los pacientes con pie diabético. Además, la educación de los pacientes sobre el autocuidado de sus pies, incluyendo la inspección diaria, la elección adecuada de calzado y el control de la glucemia, es una parte crucial de la estrategia de prevención.

 

PREVENCIÓN:

El mayor éxito de la intervención médica en el manejo de la DM en la actualidad radica en la prevención en todos los niveles y a su vez la prevención en DM implica disminuir la prevalencia y sus complicaciones. La prevención en esta enfermedad se puede realizar antes de su diagnóstico (prevención primaria), después de su diagnóstico (prevención secundaria) o cuando ya tiene complicaciones (prevención terciaria). En los primeros niveles es cuando se logra un mayor impacto, sin embargo, hasta en la prevención terciaria se pueden lograr efectos importantes como en el caso del PD, que se ha logrado reducir las tasas de amputaciones en más de 85%1.

Aunque las lesiones del pie diabético pueden ser diferentes, la vía fisiopatológica para la aparición de la úlcera y sus complicaciones es muy similar y está determinada por diversas condiciones2,5.

La úlcera diabética puede ser causada por traumatismos, calzado inadecuado, infecciones fúngicas, problemas en las uñas, callosidades, piel seca y grietas6,7. Además, varios estudios verifican que los pacientes con ciertos conocimientos en las prácticas de autocuidado, son más propensos a realizar el autocuidado de los pies. Secar los espacios interdigitales, hidratar los pies con cremas, observar la presencia de micosis y uñas encarnadas, que aquellos pacientes que no poseen dichos conocimientos6,8,9.

Las tecnologías educativas, como son las orientaciones verbales estructuradas, los juegos educativos, la capacitación a través de talleres y prácticas interactivas, video educativos, además del calzado terapéutico, las plantillas, el termómetro infrarrojo digital y los kits para el cuidado de los pies, contribuyen a reducir la incidencia de úlceras diabéticas5,10-12 y a reducir el riesgo de complicaciones en los pies13.

Una vez diagnosticada la DM, el paciente deberá iniciar un cambio en el estilo de vida, sobre todo en relación a la alimentación y ejercicio físico. Es aquí donde los profesionales de enfermería juegan un papel protagonista en el cuidado al paciente con DM, desde la identificación de factores de riesgo hasta la prevención de sus complicaciones, principalmente el PD. Esto se realiza a través del reconocimiento de cambios en la piel, sensibilidad y percepción distal. Y mediante la educación sanitaria, con el desarrollo de conocimientos, actitudes y habilidades para que el paciente sea capaz de identificar, por el mismo, condiciones que puedan originar complicaciones. Por lo que el objetivo principal en la prevención es conseguir un cambio permanente y favorable en el estilo de vida.

 

TRATAMIENTO:

El desarrollo de un proceso infeccioso sobre un pie con compromiso tanto neuropático como arterial constituye un elemento fundamental para el desarrollo del pie diabético, por tanto, el control de cada factor de riesgo es un blanco terapéutico en el intento de prevenir o retrasar la progresión de la enfermedad y su resultado final que es la amputación. El manejo local de la úlcera, así como la selección de la técnica de abordaje de la misma y el proceso de desbridamiento va a depender de varios factores, entre ellos: la etiología, las características morfológicas y la forma de presentación clínica de la úlcera. Cuando la infección afecta capas superficiales, el tratamiento local con limpieza y debridación mecánica es usualmente suficiente. Sin embargo, la presencia de infección severa requiere desbridamiento quirúrgico4,5,13. El “gold standard” para el tratamiento de las úlceras de pie diabético incluye: desbridamiento de la herida, manejo de cualquier infección, procedimientos de revascularización cuando están indicados y descarga de la úlcera15. Otros métodos han sido sugeridos como beneficiosos las terapias complementarias a lo ya descrito, tales como: Terapia de oxígeno hiperbárico, uso de productos avanzados para curación de heridas y terapia de aplicación de presión negativa en heridas (NPWT)2,15. Además, el tratamiento de la úlcera diabética, debe incluir alivio de la presión plantar, eliminación de callosidades, protección y drenaje de ampollas, tratamiento de infecciones fúngicas, intervención para acelerar la cicatrización, orientaciones para el autocuidado de los pies y manejo de la enfermedad arterial periférica, a fin de reducir las complicaciones de la ulceración, tales como retraso en el proceso de cicatrización, presencia de infección y amputación en miembros inferiores6.

Sin embargo, no existe un tratamiento eficaz sin educación sanitaria, a los pacientes con DM.

 

CONCLUSIONES

El pie diabético es una complicación grave de la diabetes que afecta la salud pública y la calidad de vida de los pacientes. La comprensión de su patogénesis, el diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son esenciales para evitar complicaciones graves, como la amputación.

A nivel de salud pública, la educación y la prevención son fundamentales en el manejo del pie diabético, así como la colaboración interdisciplinaria. Por lo que es importante implementar programas educativos y de concienciación que se extiendan más allá de las consultas médicas, involucrando al paciente en su propio plan de cuidados y de esta manera sensibilizar sobre la enfermedad y prevenir así complicaciones de una forma más eficiente, eliminando prácticas que podemos considerar peligrosas por desconocimiento o bajo nivel educativo.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Neyra-Arisméndiz L, Solís-Villanueva J, Castillo-Sayán Ó, García-Ramos F. Pie diabético. Rev Soc Peru Med Interna (línea) [Internet]. 2012 [citado el 26 de noviembre de 2023];25(2):76–88. Disponible en: https://revistamedicinainterna.net/index.php/spmi/article/view/346
  2. Moreno Carrillo MA, Martínez Gómez DA, Martínez González-Moro I, Lozano Guadalajara JV. Unidad multidisciplinar especializada en el tratamiento del pie diabético: evaluación y resultados. 2022;56(1):56–63.
  3. Ballesteros-Álvaro A, Cuesta-Rodríguez R, Fernández-Antolinez A, Soto-Vallejera M, López-Alonso A, Martín-Suances J, et al. Intervenciones para la exploración del pie en pacientes diabéticos, en atención primaria: una revisión sistemática de guías de práctica clínica. Ene [Internet]. 2023 [citado el 26 de noviembre de 2023];17(1). Disponible en: https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1988-348X2023000100007&lang=es
  4. David J, Scot M, Thomas CE, López M. Prevalence of diabetes, diabetic foot ulcer, and lower extremity amputation among Medicare beneficiaries. 2006.
  5. Antonucci R, Braver D, Giraudo S, Santillán C, Sosa A, Waitman J, et al. Recomendaciones sobre prevención, diagnóstico y tratamiento del pie diabético. Sociedad Argentina de Diabetes 2009.
  6. Lira JAC, Rocha ÁSC, Bezerra SMG, Nogueira PC, Santos AMR dos, Nogueira LT. Efectos de las tecnologías educativas en la prevención y tratamiento de la úlcera diabética: revisión sistemática y metaanálisis. Rev Lat Am Enfermagem [Internet]. 2023 [citado el 26 de noviembre de 2023];31:e3944. Disponible en: https://www.scielo.br/j/rlae/a/PtB4Rg47JQ5hrSmZQgJR6JD/?lang=es
  7. Schaper NC, Netten JJ, Apelqvist J, Bus SA, Hinchliffe RJ, Lipsky BA. Practical Guidelines on the prevention and management of diabetic foot disease (IWGDF 2019 update). Diabetes Metab Res Rev. 2020;36(S1).
  8. Batista IB, Pascoal LM, Gontijo P, Brito PS, Sousa MA, Santos M. Association between knowledge and adherence to foot self-care practices performed by diabetics. Rev Bras Enferm. 2020;73(5).
  9. Nguyen T, Edwards H, Do T, Finlayson K. Effectiveness of a theory-based foot care education program (3STEPFUN) in improving foot self-care behaviours and foot risk factors for ulceration in people with type 2 diabetes. Diabetes Res Clin Pract. 2019;152:29–38.
  10. Cisneros LL. Avaliação de um programa para prevenção de úlceras neuropáticas em portadores de diabetes. Rev Bras Fisioter. 2010;14(1):31–7.
  11. Liang R, Dai X, Zuojie L, Zhow A, Meijuan C. Two-Year Foot Care Program for Minority Patients with Type 2 Diabetes Mellitus of Zhuang Tribe in Guangxi, China. Can J Diabetes. 2012;36(1):15–8.
  12. Lincoln NB, Radford KA, Game FL, Jeffcoate WJ. Education for secondary prevention of foot ulcers in people with diabetes: a randomised controled trial. Diabetologia. 2008;51(11):1954–61.
  13. Iversen MM, Igland J, Smith-Strom H, Ostbye T, Tell GS, Skeie S. Effect of a telemedicine intervention for diabetes-related foot ulcers on health, well-being and quality of life: secondary outcomes from a cluster randomized controlled trial (DiaFOTo). BMC Endocr Disord. 2020;20(157):1–8.
  14. Rincón Y, Gil V, Pacheco J, Benítez I, Sánchez M. Evaluación y tratamiento del pie diabético. Rev Soc Venez Endocrinol Metab [Internet]. 2012 [citado el 26 de noviembre de 2023];10(3):176–87. Disponible en: https://ve.scielo.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1690-31102012000300008
  15. Alexiadou K, Doupis J. Management of diabetic foot ulcers. Diabetes Ther. 2012;3.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos