Atención de enfermería al paciente con fractura de cadera en el proceso pre y postquirúrgico inmediato. Caso clínico

27 abril 2024

 

AUTORES

  1. Alejandra Embid Planas. Enfermera en planta de Ortogeriatría del Hospital Nuestra Señora de Gracia, Zaragoza.
  2. Marta Castillo Quilez. Enfermera en el Centro Residencial CAMP, IASS, Zaragoza.
  3. Rebeca de Torres Martínez. Enfermera en UCI Pediátrica. Zaragoza.
  4. Carlos Salvador Nieto. Enfermero en Planta de traumatología del Hospital Marina Baixa en Villajoyosa (Alicante).
  5. José Ignacio Enjuto Sahún. TSID en Hospital Nuestra Señora de Gracia.
  6. Concepción Vidal Artal. Enfermera de Atención Primaria, sector II, Zaragoza.

 

RESUMEN

La fractura de cadera es la lesión discapacitante más común y la causa de muerte accidental más frecuente en los ancianos. Por lo tanto, se está convirtiendo en un problema importante a tener en cuenta debido al envejecimiento de la población.

Se presenta el desarrollo de la atención de enfermería recibida a una paciente de 82 años, con fractura de cadera en el proceso pre y postquirúrgico inmediato en la planta de Ortogeriatría del hospital Nuestra Señora de Gracia. Tras la valoración de enfermería según las catorce necesidades de Virginia Henderson. Se determina que los diagnósticos de enfermería prioritarios son Deterioro de la movilidad física (00085) y Dolor agudo (0132)

Palabras clave

Cadera, fracturas, cuidados.

ABSTRACT

Hip fracture is the most common disabling injury and the most common cause of accidental death in the elderly. Therefore, it is becoming an important issue to consider due to the aging population.

The development of the nursing care received by an 82-year-old patient with a hip fracture in the immediate pre- and post-surgical process in the Orthogeriatrics ward of the Nuestra Señora de Gracia hospital is presented. After the nursing assessment according to Virginia Henderson’s fourteen needs. It is determined that the priority nursing diagnoses are Impaired physical mobility (00085) and Acute pain (0132).

KEY WORDS

Hip, fractures, cares.

INTRODUCCIÓN

La fractura de cadera es uno de los problemas de salud más frecuentes asociados a la fragilidad ósea en el anciano y que causa un gran número de ingresos hospitalarios.

Esto se debe frecuentemente al progresivo envejecimiento de la población y al incremento de la esperanza de vida en los últimos años, dando como resultado una elevada incidencia global de fractura de cadera que se incrementa con la edad, especialmente en personas mayores de 80 años y con un predominio muy superior de mujeres1,2.

Constituye un gran problema de Salud Pública debido a la gran frecuencia con la que se ocasiona, el riesgo y coste que conlleva, así como de las secuelas que produce en la población anciana, algunas de ellas evitables si se tratan de forma correcta.

Se considera un proceso clínico grave, asociado fundamentalmente a la osteoporosis propia de la población anciana, así como a una mayor probabilidad de sufrir caídas, al gran consumo de fármacos en personas con patologías previas y al deterioro del estado general y la movilidad asociado a la edad. Otros de los factores que incrementan su incidencia son el consumo de tabaco y alcohol y la falta de calcio y vitamina D en la dieta3,4.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Pilar, mujer de 82 años llega a la planta de Ortogeriatría del hospital Nuestra Señora de Gracia (HNSG) procedente del servicio de urgencias del Hospital Royo Villanova (HRV) con el diagnóstico de Fractura subcapital del fémur izquierdo, pendiente de operar.

Pilar vive en una residencia en su pueblo, donde sufrió una caída no presenciada. Refiere dolor en la rodilla, pero puede ponerse de pie y camina unos pasos. Al día siguiente es derivada a urgencias del HRV por aumento de dolor e impotencia funcional en la extremidad inferior izquierda, allí mediante una radiografía de cadera le diagnosticaron la fractura y deciden el traslado hospitalario.

A su llegada a planta se procede a una exploración completa.

 

Antecedentes médicos:

– Factor de riesgo cardiovascular: HTA, DLP.

– Traumatológico: Artrosis, fractura cerrada de costillas (2017), fractura del radio distal izquierdo (2017), prótesis de rodilla derecha (2018).

– Psiquiátrico: Insomnio.

– Neurológico: demencia avanzada

– Endocrinológicas: Hipertiroidismo subclínico (en seguimiento por endocrinología).

– Digestivo: Cólico biliar complicado (2018).

– ORL: Vértigo posicional paroxístico benigno.

– Otros: Incontinencia urinaria, anemia ferropénica, malnutrición, sarcopenia.

Antecedentes quirúrgicos: Histerectomía, prótesis de rodilla derecha.

 

Medicación habitual (8): hidroferol, ramipril 2,5 mg (1-0-0), citalopram 10 mg (0-0-1), nolotil sp, tirodril 5 mg (1-0-0), gabapentina 300 mg 1-1-1, quetiapina 25-25-100, adiro 100 mg (0-1-0-) paracetamol sp, donepezilo 10 mg (1-0-0).

Valoración geriátrica integral:

– Situación cognitiva: demencia avanzada CDR3, no reconoce familiares. Pfeiffer al ingreso 10 errores/10. Alteraciones de conducta con agresividad física y verbal.

– Situación funcional: Come sola, no control de esfínteres, supervisión de vestido y ducha. Camina sóla sin ayudas técnicas. Ind Barthel previo 65/100, al ingreso 5/100.

– Situación social: Vive en residencia. Tiene 2 hijos.

– Síndromes geriátricos: Polimedicación, incontinencia urinaria, malnutrición, sarcopenia.

No hay alergias medicamentosas conocidas hasta la fecha.

 

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA AL INGRESO HOSPITALARIO:

A su llegada a planta se identifica a la paciente, se coloca la pulsera identificativa y se toman las constantes vitales, la escala Norton modificada, escala Barthel, escala Downton y la escala EVA (Escala Visual Analógica). Se revisa la vía periférica.

Después, se realiza la valoración de enfermería según las 14 necesidades de Virginia Henderson, y establecemos los diagnósticos de enfermería, junto con los objetivos (NOC), las intervenciones (NIC) y las actividades a realizar para alcanzar los objetivos fijados.

Exploración general:

Constantes vitales:

TA: 105/55 mmHg.

Frecuencia cardíaca: 74 lpm.

Temperatura: 36.6 ºC.

Saturación oxígeno: 99% con Gafas nasales a 2 litros.

Escala de Norton modificada: Puntuación 13/20. Riesgo medio de aparición de úlceras por presión.

Escala Barthel: Puntuación 10/100. Dependencia total para las actividades básicas de la vida diaria.

Escala Downton: Puntuación 4. (Al ser > 2 puntos) tiene Riesgo de caídas alto.

Escala de Eva: Puntuación 7/10 dolor intenso a la movilización.

 

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA SEGÚN LAS 14 NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON

1. RESPIRACIÓN:

Paciente no fumadora con buena ventilación, se colocan gafas nasales por protocolo a 2 litros independientemente de que su saturación sea buena.

2. ALIMENTACIÓN /HIDRATACIÓN:

No presenta intolerancia/ alergia a ningún alimento. Portadora de dentadura fija completa.

Se le pauta una dieta fácil masticación hiposódica. Mucosas y piel normocoloreada, pero reconoce que no bebe suficiente agua en casa porque “no le entra”.

Come sola, pero precisa supervisión y ayuda para cortar los alimentos.

Portadora de vía periférica en antebrazo izquierdo, permeable con fluidoterapia.

3. ELIMINACIÓN:

Presenta un hábito intestinal sin alteraciones, no precisaba de laxantes, es incontinente, suele realizar dos deposiciones al día previo al ingreso en pañal.

Diuresis normal, incontinente total portadora de pañal.

4. MOVIMIENTO Y POSTURA:

Antes de la caída la paciente se movía de forma autónoma, ayudada por un andador. Ahora tiene miedo de no poder volver a caminar sin ayuda.

5. DESCANSO Y SUEÑO:

Precisa ayuda farmacológica para dormir, a su llegada somnolienta. Antes de la caída solía dormir después de comer una hora de siesta.

6. VESTIRSE Y DESVESTIRSE:

En la residencia necesitaba ayuda total para la elección de la ropa y para vestirse adecuadamente, es colaboradora.

7. TERMORREGULACIÓN:

Afebril. Temperatura 36.6 ºC.

8. HIGIENE Y ESTADO DE LA PIEL:

Presenta buen estado de la piel, sin ninguna lesión por presión. Bien perfundida.

Pliegue positivo, necesita reforzar la hidratación con gelatinas, zumos, agua.

Se protegen los talones al ingreso en planta con taloneras en cama.

9. SEGURIDAD:

Paciente consciente y desorientada.

No hay alergias medicamentosas conocidas hasta la fecha.

10. COMUNICACIÓN:

Habla fluidamente, pero al estar desorientada a veces no concuerda con la situación presente debido a su enfermedad.

11. CREENCIAS Y VALORES:

Comenta que es católica y practicante, suele ir a misa los domingos en la residencia. Le gustaría que un sacerdote pasará por la habitación a darle la comunión en domingo.

12. REALIZACIÓN PERSONAL / AUTOESTIMA:

Jubilada, trabajaba como modista en un taller de costura. Viuda, con dos hijos y dos nietos.

13. ACTIVIDADES RECREATIVAS / OCIO:

Su principal entretenimiento es ver la televisión y si tienen alguna función en la residencia. Le gustan las visitas de sus familiares a la residencia, se acuerda de jugar a las cartas, aunque ahora está más torpe.

14. APRENDIZAJE:

Debido a su enfermedad degenerativa el aprendizaje es muy limitado y se le olvida pronto, realizan talleres manuales en la residencia.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC Y NIC

Deterioro de la movilidad física (00085) relacionado con Fractura subcapital del fémur izquierdo manifestado por dolor e impotencia funcional en la extremidad inferior izquierda.

DEFINICIÓN: Limitación del movimiento físico independiente e intencionado del cuerpo o de una o más extremidades.

NOC:

Movilidad (0208).

Movimiento articular: cadera (0216).

Ambular (0200).

NIC:

0224 Terapia de ejercicios: movilidad articular y ambular.

Actividades:

Fomento de los ejercicios de la articulación afectada.

Enseñar la movilización activa en la cama.

Animar al paciente a sentarse en la cama o en sillón según tolerancia.

Enseñar al paciente a colocarse en la posición correcta durante el proceso de traslado

Ayudar al paciente en el traslado cuando sea necesario.

Proporcionar un dispositivo de ayuda.

Ayudar al paciente con la deambulación inicial si es necesario.

Ayudar al paciente a ponerse de pie y deambular a distancias determinadas.

Determinar la existencia de dolor/molestia durante el movimiento o actividad.

Poner en marcha medidas de control del mismo antes de comenzar el ejercicio.

Colaboración con fisioterapeuta, para el desarrollo y ejecución de programa de ejercicios.

Dolor agudo (0132) relacionado con agentes lesivos (físicos) manifestado por conducta expresiva (llanto, gemidos, agitación).

DEFINICIÓN: Experiencia sensitiva y emocional desagradable ocasionada por una lesión tisular real o descrita en tales términos (International Association for the Study of Pain), inicio súbito o lento en cualquier intensidad de leve a grave con un final anticipado o previsible y una duración menor de 6 meses.

NOC:

Control del dolor (1605).

Nivel del dolor (2102).

NIC:

Manejo del dolor (1400).

Administración de analgésicos (2210).

ACTIVIDADES:

Valoración completa del dolor: características, localización, duración, aparición, calidad, frecuencia e intensidad.

Crear y aplicar medidas que permitan aliviar el dolor evaluado previamente.

Garantizar al paciente los cuidados analgésicos requeridos en función del dolor evaluado previamente.

Proporcionar un alivio óptimo del dolor mediante analgesia pautada.

Comprobar el historial de alergias y órdenes médicas sobre el analgésico, la dosis y la frecuencia de administración.

Seguir de forma rigurosa los horarios de administración de los analgésicos con el fin de evitar o reducir los picos y los valles de la analgesia.

OBJETIVOS:

Ayudar al paciente en el control del dolor en el proceso tanto prequirúrgico como postquirúrgico.

Recuperar la movilidad funcional de la extremidad intervenida para ser nuevamente independiente en la deambulación.

Favorecer la comodidad y bienestar físico del paciente.

 

ACTUACIÓN DE ENFERMERÍA EN PLANTA ORTOGERIATRÍA:

Hasta el día de la intervención la paciente se mantendrá en cama. Para el aseo del paciente se movilizará con cuidado según protocolo de movilización entre tres personas.

Todo paciente con fractura de fémur ha de tener un colchón anti escaras, ya colocado en cama.

Se debe vigilar la aparición de UPP por la inmovilización.

Administrar tratamiento pautado.

Valorar en todo momento si presenta dolor según escala EVA, si es alérgico se colocará un cartel en cabecero de la cama junto al nombre informativo de las alergias, y se solicitará dieta consensuada con el paciente y/o familia previa información al geriatra.

Pilar pasa un día en planta, se administra el tratamiento pautado, dolor bien controlado con el tratamiento pautado no precisa rescates.

Constantes estables: TA 129/69 mmHg, FC 70 lpm, Saturación 99% con GN a 2 lx´, Tª 36.2 ºC.

Se extrae analítica de sangre y pruebas cruzadas y se reservan dos concentrados de hematíes por si precisara transfundir tras la intervención quirúrgica.

 

PREPARACIÓN PREQUIRÚRGICA. DÍA DE LA INTERVENCIÓN.

A las 7 am las compañeras TCAES, acompañadas del compañero Celador asearán a la paciente y le colocarán camisón y ropa de cama limpia.

Enfermería tomará las constantes vitales TA, FC, Tª y control de glucemia, aunque no sea diabética.

Se comprueba que la paciente lleve la pulsera identificativa y de pruebas cruzadas, que no lleve objetos metálicos, prótesis, laca de uñas y debe de estar en ayunas.

Se le administrará el tratamiento pautado y el antibiótico pautado se dejará junto con una bolsa de suero fisiológico para diluir colgado del palo de gotero. No se administra ni se diluye ya que lo administrarán en acogida de quirófano.

Pilar está desorientada, pero se encuentra tranquila y colaboradora a pesar de su deterioro cognitivo, TA 140/50 mmHg, FC: 71 lpm, Tª 36.3ºC, Glucemia: 93 mg/dl, Saturación 97% con GN a 2 litros por minuto. Se encuentra en ayunas. Se prepara antibioterapia Cefazolina 2 g y un suero de 100 ml para su dilución. Se informa a la familia.

Sobre las 12h se la bajan a quirófano.

 

REGRESO INMEDIATO DE QUIRÓFANO:

Se comprueba el estado de la paciente: estado cognitivo, valoración del dolor (EVA), palpación pulsos pedios, revisar apósitos quirúrgicos, drenajes, pañal o sonda vesical que se coloca siempre al lado contrario de la intervención, y colocar protección de talones.

Se anota la hora que puede iniciar tolerancia oral, (6 horas a partir de la finalización de la intervención)

Revisar hora de administración de heparina subcutánea tras finalizar intervención.

Comprobar primera diuresis. Se cursa petición de radiografía de control para el día siguiente a la intervención.

Se coloca cuña de espuma entre las piernas como medida antiálgica en la movilización y para evitar cruzar las extremidades inferiores.

Pilar viene procedente del quirófano a las 16,15h. Constantes estables a su llegada. TA: 132/60 mmHg FC: 60 lpm, Tª 36.4ºC, Saturación 96% con GN a 2 lx`.

Adormilada a ratos durante la tarde. Vista por médico de guardia, extraigo AS urgente post intervención quirúrgica, tras ser revisada por médico de guardia no es necesaria transfusión.

Se abre episodio de seguimiento de heridas por herida quirúrgica. Apósito limpio sin exudado.

Portadora de redón. Salen 130cc en el turno de tarde de contenido serohemático.

Realiza micción espontánea. Mañana RX de cadera de control + eco de abdomen. Inicia la ingesta oral bien tolerada.

 

ACTUACIÓN DE ENFERMERÍA EN EL PROCESO POSTQUIRÚRGICO INMEDIATO:

Vigilar el estado general del paciente: Toma de constantes por turno las primeras 24h.

Vigilar sangrado de apósitos quirúrgicos, así como cantidad en drenajes si los hay.

Al día siguiente de la operación si el estado general del paciente lo permite, se le coloca sentado al borde de la cama para comer, apoyándose en una hamaca de cama. Si hay buena tolerancia por la tarde se levantará en silla.

Valoración del dolor EVA por turno.

Las transferencias de cama a silla y viceversa las primeras 48h han de estar supervisadas por la enfermera y se realizarán con la ayuda de al menos TCAE y un celador, según estado y colaboración del paciente puede ser necesario una tercera persona, siguiendo las pautas del protocolo de movilización de pacientes con fractura de cadera.

Mantener gafas de oxígeno a 2 l durante las 48h siguientes a la intervención.

Vigilar factores desencadenantes de episodio de delirium: retención urinaria, dolor, estreñimiento, anemia, deshidratación (si se ha retirado sueroterapia).

Dejar al paciente limpio, escotar el pañal de modo que no cubra la herida quirúrgica, en posición cómoda y adecuada con fácil acceso al timbre.

La cuña se introduce por el lado sano, apoyando para ello el pie del mismo lado con la rodilla flexionada.

No cruzar las piernas.

Utilizar solo la grúa de bipedestación en aquellos pacientes que pueden apoyar la extremidad intervenida.

Si es portador de sonda vesical se colocará en el lado sano.

La herida quirúrgica si no mancha apósitos se curará cada 48h con clorhexidina acuosa, excepto si se realiza cura MÖNDAL que puede mantenerse hasta 6 días si se mantiene limpia e intacta. (Se explica procedimiento de dicha cura más adelante).

El tiempo de permanencia en silla ha de ser el mayor posible que tolere el paciente, nunca se levantará del sillón los pacientes operados de cadera. Se colocan en silla a pie de cama para que puedan realizar sentadillas.

 

PROCEDIMIENTO DE LA CURA MÖLNDAL:

Se realizará dicha cura siempre que la herida tenga buen aspecto, ante la duda siempre se debe consultar con el médico.

Es una técnica estéril para manipular lo menos posible la herida ya que se mantiene 4-6 días si todo está correctamente sellado, lo habitual en esta planta, ORTOGERIATRÍA del Hospital Provincial, es realizarla en el pase de visita de traumatólogo (los jueves) y no tocarla hasta el lunes o martes siguiente siempre que se mantenga íntegra.

Material necesario:

  • Suero fisiológico monodosis.
  • Clorhexidina acuosa monodosis.
  • Gasas estériles.
  • Campo estéril.
  • Guantes estériles.
  • Apósito de hidrofibra (Aquacel).
  • Apósito Skin Film transparente.
  • Tijeras estériles

 

Procedimiento:

Se coloca a la paciente de lado para poder realizar correcta cura de la herida quirúrgica. Con guantes no estériles retiramos apósito sucio y valoramos la cantidad de exudado de la herida quirúrgica.

Una vez que la herida está descubierta, se prepara el campo estéril y se depositan en él las gasas estériles, apósitos de hidrofibra y skin film transparente, tijeras estériles por si fueran necesarias para adecuar el tamaño de los apósitos a la forma de la herida quirúrgica.

Una vez preparados los materiales, la enfermera se coloca los guantes estériles y con ayuda de una compañera TCAE, se limpia con suero fisiológico la herida quirúrgica por encima de las grapas, y posteriormente se desinfecta con clorhexidina acuosa.

Una vez limpia se coloca el apósito de hidrofibra adecuado a la forma de la incisión, encima de las grapas y se sella la cura con apósito skin film transparente. Por último, se coloca la fecha de la cura en una esquina del apósito transparente y se registra el estado de la herida quirúrgica.

Cuando indique la orden médica y si la herida evoluciona favorablemente se procede a retirar la mitad de las grapas y posteriormente cuando la orden médica lo indique y si no hay contraindicaciones se retiran las restantes.

Día 1 tras intervención quirúrgica, Pilar descansa por la noche, pero precisa rescates de analgesia para el control del dolor, Metamizol 2 g intravenoso, se quita continuamente las gafas nasales debido a su demencia avanzada, se toman constantes y se comprueba que mantiene saturaciones basales buenas 96%, se comenta con médico de guardia y decide retirarlas. Se administra 1º dosis de Hierro Hidroxido Sacarosa 200 mg.

Se inicia tratamiento con Bemiparina 3500 UI a las 6-8h post-intervención.

Débito de drenaje 120 cc. Apósito compresivo limpio.

Se le realiza RX de cadera que confirma que está bien posicionada. Hoy se comenzará con la sedestación a silla y se cursa colaboración con rehabilitación.

Constantes estables, TA: 110/60 mmHg FC: 65 lpm Sat%: 97% basal.

Día 2 Pilar con constantes estables TA: 122/70 mmHg FC: 63 lpm Sat. 02%: 97% basal Tª 36.6ºC, consciente, no orientada, comienza rehabilitación, se levanta a silla y anda por el pasillo con ayuda de la fisioterapeuta, se le extrae analítica de control y pruebas cruzadas, se le realiza cura Mölndal, herida con buen aspecto y sin signos de infección.

Analítica de sangre: Desnutrición proteica, elevación de transaminasas en el contexto de la operación reciente de la fractura de cadera.

– Bioquímica: Glucosa 87, urea 31, Cr 0,46, FG > 90, AST 119, ALT 127, Na 139, K 4,1, Ca corregido 9,07, proteínas totales 4,6.

– Hemograma: Leucocitos 6,1 (N 64, L 19,9), Hb 7,5 (previa 10,4), RDW 13,8, plaquetas 228.

Se cruzan y reservan dos concentrados de hematíes de los cuales se administra uno esta misma tarde. Según pauta médica. Sin incidencias. Se retira drenaje con 50 cc de débito. La noche descansa.

Se añaden batidos hiperproteicos en desayuno y merienda.

Día 3 tras intervención, constantes estables TA: 124/50 mmHg, FC 76 lpm Sat. 02 98% basal, Afebril. Tolera bien la sedestación, levantada a silla mañana y tarde.

AS: Hemograma: 6700 leucocitos (1400 linfocitos. Hba 8.2, Hto 24.4, VCM 87.8, RDW 15.3, plaquetas 266.000)

Se transfunde el segundo concentrado de hematíes reservado, y ½ ampolla de furosemida tras finalizar la bolsa, sin incidencias.

Camina con andador por el pasillo acompañada del hijo. Buena tolerancia al esfuerzo.

Día 4 tras IQ: Pilar se encuentra estable, consciente, desorientada, con buenas constantes. Analgesia bien controlada con medicación pautada, no precisa de rescates. Se le administra 2º dosis de Hierro iv. Se saca analítica de sangre de control.

Se realiza cura Mölndan por pérdida de integridad del apósito. Buen aspecto, herida quirúrgica limpia, se comenzará a retirar grapas en 7 días.

Día 5 tras IQ: La paciente se encuentra tranquila, estable, dolor valorado EVA 0, realiza rehabilitación con Fisioterapia, ingestas completas, camina con ayuda de andador.

Día 6 tras IQ: Buena evolución, se administra 3º dosis de hierro iv, herida quirúrgica exudativa de contenido hemático no abundante, se cura de forma compresiva con gasas + apósitos. No precisa quitar ninguna grapa. Camina perfectamente con ayuda de andador. Alta prevista para mañana, se informa a familiares.

Día 7 tras IQ: Pilar se encuentra bien, constantes estables, no dolor, deambula correctamente, se realiza cura Mölndan y se dan instrucciones de próxima cura a residencia, se le administra la dosis de heparina antes de irse y se indica el horario, se indica la fecha de última deposición.

Pilar se va con las grapas e instrucciones de retirarlas en 7 días por su enfermera de atención primaria. Se adjunta informe de continuidad de cuidados por parte de enfermería y se retira la vía periférica.

Se queda acompañada de su familia a la espera de la ambulancia para el traslado a su centro sociosanitario.

 

EVALUACIÓN

Se ha obtenido un resultado positivo de los objetivos marcados ya que Pilar ha conseguido recuperar la movilidad total de la extremidad intervenida y deambula de manera independiente con ayuda de andador y bajo supervisión. Además de subir y bajar escaleras de forma independiente.

Se ha conseguido controlar el dolor de manera efectiva con los fármacos pautados a través de la vía oral y pasar de una EVA de 7 a 0.

 

CONCLUSIÓN

Como conclusión la paciente ha mejorado su calidad de vida tras la caída sufrida, y ha conseguido recuperar por completo su movilidad de la extremidad lesionada y ser independiente con ayuda de andador en la deambulación. Puede subir y bajar escaleras de forma independiente, bajo supervisión.

Además de controlar el dolor de manera efectiva a través del tratamiento pautado.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Loraque Alonso M, Barreu Fau C, de la Osa Callejero I, González Cabeza L, Pinilla Conil M, Barrena López S. Estudio epidemiológico de las fracturas de cadera en la población mayor. Rev Sanit Invest. 2021. Disponible en: https://revistasanitariadeinvestigacion.com/estudio-epidemiologico-de-las-fracturas-de-cadera-en-la-poblacion-mayor/
  2. Bardales Mas Y, González Montalvo JI, Abizanda Soler P, Alarcón Alarcón MT. Guías clínicas de fractura de cadera. Comparación de sus principales recomendaciones. Rev Esp Geriatr Gerontol. Elsevier. 2012; 47 (5): 220-227. DOI: 10.1016/j.regg.2012.02.014
  3. Sáez López P et al. Registro Nacional de Fracturas de Cadera. Informe Anual 2020. IdiPAZ. RNFC (Eds). Madrid. 2022. Disponible en: http://rnfc.es/wp- content/uploads/2022/03/Informe-RNFC-2020_digital.pdf
  4. Delgado Morales JC, García Estiven A, Vázquez Castillo M, Campbell Miñoso M. Osteoporosis, caídas y fracturas de cadera. Tres eventos de repercusión en el anciano. Rev Cub Reumatol. 2013; 15(1): 41-46. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1817-59962013000100008

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos