Bronquiolitis en el paciente pediátrico. Estudio observacional descriptivo

2 abril 2024

 

AUTORES

  1. Sara Allona López. Enfermera, Unidad Infecciosas, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  2. África Borja Navarro. Enfermera, Unidad Infecciosas, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Elvira María Gracia Esteve. Enfermera, Unidad Infecciosas, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Marta Espona Vizán. Enfermera, Unidad Infecciosas, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  5. María del Pilar Sáez Ruiz. Enfermera, Unidad Infecciosas, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Rosa Isabel Rodríguez Castillo. Enfermera, Unidad Infecciosas, Hospital Infantil Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

La bronquiolitis aguda (BA) es la infección del tracto respiratorio inferior más frecuente en los lactantes1-5. El virus respiratorio sincitial (VRS) es la causa más frecuente de enfermedad respiratoria y hospitalización en menores de 1 año (más del 80% son menores de 6 meses)6. El objetivo del estudio es conocer la incidencia de hospitalización del paciente pediátrico por bronquiolitis en la planta de enfermedades infecciosas del Hospital Materno Infantil Miguel Servet.

PALABRAS CLAVE

Bronquiolitis, virus respiratorio sincitial, pediatría, vacuna VRS.

ABSTRACT

Acute bronchiolitis (AB) is the most common lower respiratory tract infection in infants1-5. Respiratory syncytial virus (RSV) is the most common cause of respiratory disease and hospitalization in children under 1 year of age (more than 80% are under 6 months of age)6. The objective of the study is to know the incidence of hospitalization of pediatric patients for bronchiolitis in the infectious diseases ward of the Miguel Servet Maternal and Child Hospital.

KEY WORDS

Bronchiolitis, respiratory syncytial virus, pediatrics, RSV vaccine.

INTRODUCCIÓN

La bronquiolitis aguda es la infección del tracto respiratorio inferior más frecuente en los lactantes1-5, entre los que tiene una incidencia anual del 10%3 y una tasa de ingreso de entre el 2 y el 5%3, con un incremento importante en los últimos años .

En 1993, McConnochie estableció unos criterios clínicos para definir la bronquiolitis1-3 como el primer episodio de infección respiratoria (fiebre, rinorrea, tos) en niños menores de 2 años, que asocia a la auscultación estertores, subcrepitantes o sibilancias espiratorias, en ausencia de otra causa que lo pueda provocar.

Habitualmente está causada por virus y se caracteriza por inflamación aguda, edema y necrosis de las células epiteliales de los bronquios más pequeños, junto con hipersecreción de moco.

La mayoría de las bronquiolitis son leves y no precisan ingreso hospitalario. Entre el 5-16% de ellos, a su vez, requerirán ingreso en la unidad de cuidados intensivos pediátricos (UCIP)5,7.

 

Etiología y epidemiología:

Los virus que con más frecuencia originan esta patología en nuestro medio son6:

  • Virus respiratorio sincitial (VRS): es la causa más frecuente de enfermedad respiratoria y de hospitalización en menores de 1 año (más del 80% son menores de 6 meses). En bebés muy pequeños los síntomas suelen ser leves: irritabilidad, disminución de la actividad, así como dificultad para respirar. Se transmite por aerosoles o por contacto con material infectado directo o depositado en superficies. Su periodo de incubación es de 3-6 días y el paciente es contagioso hasta 2 semanas tras el inicio de la infección. Su circulación es típicamente estacional, con un pico de máxima incidencia en España entre los meses de diciembre y enero.
  • Rinovirus: aparte de ser una de las causas más frecuente de infecciones de vías respiratorias altas, también juegan un papel importante en las bronquiolitis, neumonías y exacerbaciones asmáticas. La bronquiolitis asociada al rinovirus se describe cada vez con más frecuencia, presentando características clínicas muy parecidas a la producida por VRS. Este virus está presente casi el 80% de las bronquiolitis diagnosticadas en los meses de septiembre y octubre.
  • Metapneumovirus humano (hMPV): tiene una gran semejanza con el VRS, con una capacidad infectiva semejante y un espectro de patología superponible. Es responsable de entre el 14-25% de los casos de bronquiolitis en los pacientes hospitalizados, predominando al final del invierno y principio de la primavera.
  • Adenovirus: considerado como otra de las causas más importantes de bronquiolitis del lactante, apareciendo de manera endémica o epidémica. En general produce infecciones leves, pero algunos serotipos (1, 7, 8, 19, 21 y 35) se asocian a epidemias con elevada morbi-mortalidad.
  • Virus influenza: produce bronquiolitis con una clínica similar a la producida por VRS, presentando con mayor frecuencia, fiebre alta e infiltrados pulmonares en la radiografía de tórax.
  • Boca virus humano (HBoV): circula con claro predominio en los meses de otoño y comienzos del invierno, de forma similar al VRS.
  • Virus parainfluenza: es uno de los virus más frecuentes causantes de infección respiratoria en la infancia, aunque parece tener un escaso papel en la bronquiolitis.

 

Factores de riesgo de gravedad:

Existen diferentes factores que, cuando están presentes, aumentan el riesgo de una evolución desfavorable, y que pueden ayudar a predecir el curso clínico de los pacientes. Entre ellos están: la edad <3 meses, enfermedades de base, hermanos en edad escolar, lactancia materna o durante menos de 2 meses.

Diagnóstico1-5:

Es fundamentalmente clínico, basado en la historia típica y los hallazgos en la exploración física. Los síntomas más característicos son:

  • Fiebre alta.
  • Rinorrea: suele preceder al resto de los síntomas.
  • Tos: junto con el anterior es uno de los síntomas más precoces.
  • Taquipnea: síntoma importante de infección de vías respiratorias bajas. Su presencia debe hacer sospechar bronquiolitis o neumonía.
  • Dificultades para la alimentación: son muy frecuentes debido a la disnea, pero no son esenciales para el diagnóstico. En muchas ocasiones son la causa del ingreso.
  • Trabajo respiratorio e hiperinsuflación del tórax.
  • Apnea: puede estar presente en lactantes muy pequeños y en niños prematuros y de bajo peso.

 

No es necesario el uso rutinario de exploraciones complementarias, aunque pueden ser útiles en determinadas circunstancias6. En cuanto a los test de virus, su resultado tiene implicaciones epidemiológicas pero no terapéuticas ni pronosticas. Facilitan el aislamiento de pacientes y previenen la transmisión nosocomial. Por tanto estarían indicados en los pacientes que van a ingresar en el hospital.

Tratamiento3,4:

La bronquiolitis suele durar de 1 a 2 semanas, pero en ocasiones los síntomas pueden durar más tiempo.

El tratamiento de la bronquiolitis aguda se basa fundamentalmente en las medidas de soporte, ya que representan el único tratamiento que ha demostrado ser efectivo en estos pacientes.

Es fundamental mantener un adecuado estado de hidratación, ya sea vía oral o intravenosa. Es muy frecuente que estos pacientes presenten un déficit de líquidos ya que la fiebre y la taquipnea aumentan las demandas a la vez que limitan la ingesta.

Los pacientes ingresados deberían estar bajo monitorización (continua o intermitente) de frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria y saturación transcutánea de oxígeno. Se debe proporcionar oxígeno suplementario a aquellos pacientes con hipoxemia.

Los lavados nasales periódicos pueden contribuir al alivio sintomático de estos pacientes.

No existe evidencia alguna de qué fármacos u otras medidas terapéuticas puedan modificar la evolución de la enfermedad. Todas las guías nacionales e internacionales y revisiones existentes sobre el tratamiento de la bronquiolitis aguda, señalan que se debe evitar el uso rutinario de broncodilatadores y la más reciente desaconseja incluso la prueba terapéutica con estos fármacos. Únicamente la adrenalina nebulizada aparece como una medicación de rescate, aunque con efecto muy transitorio, en pacientes hospitalizados con bronquiolitis moderada-grave.

Prevención5,6:

Durante la época de epidemia es conveniente advertir a todos los padres que consultan con un lactante en la fase inicial de una infección de vías respiratorias altas, de la posibilidad de evolucionar a una bronquiolitis. Cuando tenemos a un paciente ya diagnosticado debemos facilitar a padres y cuidadores información suficiente sobre el problema que padece el niño, sus posibilidades de tratamiento y, cuales son los signos de alarma que deben vigilar.

Respecto a la prevención de la enfermedad, el lavado de manos es la principal medida, tanto en la comunidad como en el ámbito sanitario.

Para los pediatras y médicos de familia que atienden a estos niños, su manejo representa en numerosas ocasiones un dilema de difícil solución. Por un lado, y con todo lo que hemos expuesto, sabemos que no existe ninguna medida farmacológica que mejore claramente la evolución de los pacientes. Por otro lado, tenemos que tener siempre presente la posibilidad de que se produzca un empeoramiento respiratorio, en ocasiones muy brusco, que obligue a ingresar al paciente en el hospital.

No existe ningún medicamento que cure esta enfermedad ni que acorte su evolución, aunque algunos pacientes pueden mejorar transitoriamente tras recibir tratamiento inhalado con broncodilatadores. Que el niño esté en tratamiento con salbutamol en domicilio no implica necesariamente que su evolución vaya a ser favorable, no pudiéndose descartar nunca un empeoramiento del paciente, especialmente al comienzo del proceso. Pueden ayudar a respirar a su hijo lavándole con frecuencia la nariz, colocándole incorporado para dormir e intentando mantener un adecuado estado de hidratación. Es muy habitual que estos niños coman peor por lo que se pueden beneficiar de recibir menos alimento pero mayor número de tomas y de ofrecerles periódicamente líquidos en pequeñas cantidades. Si tienen fiebre pueden recibir el tratamiento antitérmico como de costumbre.

Se recomienda evitar la exposición al humo del tabaco, así como el tabaquismo materno durante la gestación, y se ha constatado que la lactancia materna es un factor que protege contra las infecciones respiratorias y reduce el riesgo de hospitalización por VRS.

Inmunización7:

El virus respiratorio sincitial (VRS) es una patología contagiosa que, según la Asociación Española de Pediatría, es la responsable de entre 15.000 y 20.000 visitas pediátricas de urgencia y de 7.000 a 14.000 hospitalizaciones por neumonía en mayores y vulnerables.

Para evitar casos graves de neumonía y bronquiolitis en los niños pequeños, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha la campaña de inmunización de este virus para los niños menores de 2 años desde el 2 de Octubre de 2023, contra el VRS.

El Departamento de Sanidad de Aragón ha adquirido 10.500 dosis del “anticuerpo monoclonal nirsevimab de Sanofi y Astrazeneca” para prevenir el virus respiratorio sincitial (VRS) y disminuir de esta manera el riesgo de ingreso y de enfermedad grave a los menores de 6 meses en una sola dosis. Según los investigadores, se trata de un fármaco muy seguro con efectos secundarios leves:

  • Fiebre en el 1% de los pacientes.
  • Ligera hinchazón.
  • Dolor local en el lugar de la inyección.
  • Erupción cutánea.

 

La vía de administración es de forma intramuscular y proporciona protección desde el mismo día de su administración y el objetivo del Gobierno de Aragón es alcanzar una cobertura del 98%. Esta campaña va destinada a los bebés de menos de seis meses y se va a desarrollar de la siguiente manera:

  • Los niños nacidos entre el 1 de abril y el 30 de septiembre de este año serán inmunizados en su centro de salud o centro de vacunación privado. Desde enfermería de pediatría se avisará a las familias cuando corresponda para que lleven al niño al centro donde se le administrará el medicamento Nirsevimab.
  • A los bebés que nazcan en el Hospital a partir del 1 de octubre y durante la temporada de inmunización se les inoculará el anticuerpo monoclonal en el centro hospitalario al nacimiento.
  • Los niños de alto riesgo (prematuros o con otras patologías de base que suponen un alto riesgo de padecer bronquiolitis grave por VRS) serán avisados por las unidades de neonatología. En este último grupo se incluye a niños hasta los 24 meses de edad.

 

JUSTIFICACIÓN

Por lo tanto, la bronquiolitis aguda supone una importante demanda asistencial, no sólo en el ámbito de la atención primaria, sino también de tipo hospitalario, con grandes requerimientos de asistencia en el área de urgencias y un número importante de ingresos en época epidémica.

OBJETIVOS

Objetivo general: conocer la incidencia de pacientes ingresados por bronquiolitis en la planta de enfermedades infecciosas del Hospital Materno Infantil Miguel Servet durante el periodo comprendido entre octubre de 2021 y septiembre de 2023.

Objetivo específico: analizar si existe un incremento en el número de bronquiolitis que requieren ingreso hospitalario durante los meses estacionarios entre noviembre y enero.

METODOLOGÍA

Se realizó un estudio observacional descriptivo retrospectivo. La población participante fueron todos los niños ingresados por bronquiolitis menores de 3 años, en la planta de enfermedades infecciosas del Hospital Materno Infantil durante el periodo comprendido entre octubre de 2021 y septiembre de 2023.

  • Criterios de inclusión:
  • Diagnóstico de bronquiolitis.
  • Estar ingresado en la planta de enfermedades infecciosas.
  • Ser menor de 3 años.

 

La fuente de información fue el libro de registro de ingresos de los pacientes en la planta de enfermedades infecciosas del Hospital Materno Infantil Miguel Servet. Durante la revisión de los datos, se llevó a cabo un registro de las diversas variables estudiadas, así como la edad, sexo, días de estancia, mes de ingreso y virus causante de la patología.

Todos los datos fueron recogidos y ordenados en una base de datos del programa informático SPSS Statistics elaborada para este trabajo.

RESULTADOS

Un total de 89 pacientes pediátricos han cumplido los criterios de inclusión para poder llevar a cabo el presente estudio durante el periodo transcurrido entre octubre de 2021 y septiembre de 2023. Las principales variables que se han tenido en cuenta a la hora de realizar el estudio son la edad, el sexo, número de días de ingreso, el mes en el que ingresaron en la unidad y el virus causante de la patología.

En cuanto a la distribución por edad, cabe destacar, que el 64% de los ingresos, tenían menos de 3 meses, seguido de un 19% con una edad comprendida entre 3-6 meses. Sólo 6 (6,6%) del total de pacientes ingresados, eran mayores de un año. La edad media de ingreso fue de 3,09 meses.

Por otro lado, atendiendo al sexo, se observó poca diferencia. Ingresaron 48 niños (53,9%), frente al 46,1%, que fueron niñas (41).

Comprobamos que la estancia media de días de ingreso fue de 8,32 días. Es importante señalar, que el 47,2%, estuvo entre 3-6 días ingresados, sólo hubo un caso, en que la estancia se prolongó a 32 días en la unidad.

Además, se puede observar que los meses con mayor número de ingresos fueron entre noviembre y diciembre, con un 27% y 18% respectivamente, provocando un pico de demanda asistencial en la unidad. Cabe destacar, que en los meses de octubre y enero, también hubo incremento de casos, 9% y 7,83% respectivamente, aunque no tan significativo como los meses de noviembre y diciembre. Se puede decir también, que en 2022 hubo más ingresos que en los meses de finales de 2021 y en lo que llevamos de año de 2023. Por último, otro dato relevante, es que en noviembre y diciembre de 2022 disminuyeron los ingresos respecto a noviembre y diciembre del 2021, 17 ingresos frente a 25 del año anterior.

Igualmente, destacan como principales virus causantes de las bronquiolitis, con un 56,2% el VRS, seguido de 21,3% de Rinovirus y un 7,9% por hMPV (metapneumovirus humano). Uno de los datos que llama la atención después de comparar esta variable, es que en el 10,1%, se desconoce el virus causante del resto de bronquiolitis.

Del total de ingresos durante este periodo de tiempo, sólo un 6,19% (89 casos) han sido por bronquiolitis del total de 1437 ingresos en nuestra unidad.

DISCUSIÓN

En el presente estudio, podemos destacar que su análisis ha sido efectivo para poder conocer la incidencia de niños ingresados por bronquiolitis en la unidad y efectivamente, ver como los casos se han incrementado en los meses estacionarios entre noviembre y enero.

Este análisis, recoge una muestra total de 89 pacientes, los cuales han precisado ingreso en la planta de enfermedades infecciosas del Hospital Materno Infantil. Un total de 6,19% del total de ingresos en la unidad en este periodo de tiempo.

Se ha recabado información del libro de ingresos de nuestra unidad de todos aquellos pacientes que han ingresado con un previo diagnóstico de bronquiolitis, menores de 3 años, en el periodo de tiempo comprendido, desde octubre de 2021 a septiembre de 2023. Cabe destacar, que no todos los niños diagnosticados de bronquiolitis en el servicio de Urgencias del Hospital Materno Infantil han ingresado en nuestra unidad; han podido ingresar en otras unidades, o si su estado general era leve, han sido derivados a su domicilio sin precisar ingreso hospitalario.

Tras ello, se procede a realizar un análisis de las variables, con el programa SPSS, con el que se consiguen una serie de resultados. Las principales variables que se han tenido en cuenta a la hora de realizar el estudio son la edad, el sexo, número de días de ingreso, el mes en el que ingresaron en la unidad y el virus causante de dicha patología.

En primer lugar, en nuestro estudio observacional descriptivo retrospectivo, se puede destacar que la gran mayoría de las bronquiolitis están causadas por el VRS (56,2%), como principal agente, seguido del 21,3% por rinovirus (21,3%). Estos resultados, verifican resultados de estudios previos1,2,4,6, donde se analizan los agentes causales. Además, uno de los datos que llama la atención después de comparar esta variable, es que en el 10,1%, se desconoce el virus causante del resto de bronquiolitis.

En cuanto a la distribución por edad de la muestra obtenida para poder realizar este estudio, el rango de edad de dichos pacientes, oscilaba desde los 0 meses de vida hasta los 3 años. Cabe destacar, que lo lactantes menores de 3 meses, son los que más precisaron ingreso, al igual que la bibliografía consultada1-5, suponiendo un 64% de los ingresos, seguido con un 19% con una edad comprendida entre los 3 y 6 meses. Sólo 6 (6,6%) del total de pacientes, eran mayores de un año. La edad media de ingreso fue de 3,09 meses.

En la muestra de los 89 pacientes que se han utilizado para el presente estudio, se ha obtenido que 48 pacientes eran niños y los 41 pacientes restantes eran niñas. Es decir, 53,9% y 46,1%, respectivamente; cifras que coinciden con los datos analizados por otros autores1,2,6.

Otra variable que se ha tenido en cuenta, son los días de ingreso. La estancia media de días de ingreso fue de 8,32 días. Es importante señalar caso, en, que el 47,2%, estuvo entre 3-6 días ingresados, al igual que en estudios previos1,3,5. Sólo hubo un caso en el que la estancia se prolongó a 32 días en la unidad.

Otro dato a destacar, es que se ha encontrado asociación entre ciertos meses del año con mayor detección de determinados virus como agentes causales, como señalan en otros estudios1,3,6. Se ha observado, que los meses con mayor número de ingresos fueron entre noviembre y diciembre, con un 27% y 18% respectivamente, provocando un pico de demanda asistencial en la unidad. Cabe destacar, que en los meses de octubre y enero, también hubo incremento de casos, 9% y 7,9% respectivamente, aunque no tan significativo como los meses de noviembre y diciembre. Se puede decir también, que en 2022 hubo más ingresos que en los meses de finales de 2021 y en lo que llevamos de año de 2023. Por último, otro dato relevante, es que en noviembre y diciembre de 2022 disminuyeron los ingresos respecto a noviembre y diciembre del 2021, 17 ingresos frente a 25 del año anterior.

CONCLUSIONES

Valorando la información recogida en el presente estudio, se puede aceptar que existe asociación entre la bronquiolitis por VRS y los ingresos hospitalarios en menores de 1 año (más del 80% son menores de 6 meses), con un pico de máxima incidencia entre los 2 y los 3 meses de edad, durante los meses de octubre a enero.

El tratamiento de la bronquiolitis se basa fundamentalmente en las medidas de soporte2,5,6, ya que representan el único tratamiento que ha demostrado ser efectivo en estos pacientes.

Para evitar casos graves de bronquiolitis en los niños pequeños, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha la campaña de inmunización de este virus7 (anticuerpo monoclonal nirsevimab de Sanofi y AstraZeneca) para los niños menores de 2 años desde el 2 de Octubre de 2023.

APLICABILIDAD EN LA PRÁCTICA CLÍNICA

Dada la relevancia e importancia de esta campaña, nos gustaría hacer un estudio comparativo en los próximos años, para ver si ha sido efectiva la inmunización y la reducción de los ingresos hospitalarios en la población pediátrica.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Claret G, Simó M, Luaces C. Bronquiolitis aguda en la urgencia pediátrica. An Pediatr Contin [Internet]. 2010 [Citado el 5 de octubre de 2023]; 8:279-85. Disponible en:https://www.elsevier.es/es-revista-anales-pediatria-continuada-51-articulo-bronquiolitis-aguda-urgencia-pediatrica-S1696281810700500
  2. D.A. Levine, S.L. Platt, P.S. Dayan, C.G. Macias, J.J. Zorc, W. Krief, et al. Risk of serious bacterial infection in young febrile infants with respiratory syncytial virus infections. Pediatrics [Internet]. 2004 jun [citado el 5 de octubre de 2023]; 113 (2004):1728-34. Disponible en:https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/15173498/
  3. MedlinePlus. Bronquiolitis [Internet]. Bethesda (MD): Biblioteca Nacional de Medicina (EE. UU.); [actualizado 8 mayo. 2023; Citado 5 octubre 2023]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000975.htm
  4. García García ML, Korta Murua J, Callejón Callejón A. Bronquiolitis aguda viral. Protoc diagn ter pediatr [Internet]. 2017 [Citado el 5 de octubre de 2023]; 1:85-102. Disponible en:https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/06_bronquiolitis_aguda_viral_0.pdf
  5. Benito Fernández J, Paniagua Calzón N. Diagnóstico y tratamiento de la bronquiolitis aguda en Urgencias. Protoc diagn ter pediatrc [Internet]. 2020 [Citado el 5 de octubre de 2023]; 1:63-73. Disponible en:https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/05_bronquiolitis.pdf
  6. Péres Rodriguez MJ, Otheo de Tejada Barasoain E, Ros Pérez P. Bronquiolitis en pediatría: puesta al día. Inf Ter Sist Nac Salud [Internet]. 2010 [Citado el 5 de octubre de 2023]; 34:3-11. Disponible en:https://www.sanidad.gob.es/gl/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/infMedic/docs/BoletinVol34n1_3a11.pdfHeraldo [Internet]. Aragón inmunizará a los bebés contra el virus respiratorio sincitial en otoño; [Citado el 5 de octubre de 2023]. Disponible en:https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2023/07/27/aragon-vacunacion-bebes-virus-sincitial-otono-1668146.html

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos