Calidad y sanidad

25 octubre 2023

 

AUTORES

  1. Inmaculada Cozcolluela Cabrejas. Administrativo. Hospital Ntra. Sra. de Gracia. Zaragoza.
  2. Alejandro Sánchez Daudén. Celador. Hospital de Alcañiz. Alcañiz.
  3. Nayara del Río Corral. Enfermera. Hospital de Alcañiz. Alcañiz.
  4. María Andrés Cebrián. TCAE. Hospital Lozano Blesa. Zaragoza.
  5. Carmen Ariño Andreu. Auxiliar Administrativo. Hospital de Alcañiz. Alcañiz.
  6. Mario Salazar García. Auxiliar Administrativo. Hospital Ntra. Sra. de Gracia. Zaragoza.

 

RESUMEN

Calidad asistencial es el modelo de asistencia esperado para maximizar el nivel de bienestar del paciente, una vez tenido en cuenta el balance de beneficios y pérdidas esperadas en todas las fases del proceso asistencial.

El concepto de calidad del Sistema de Salud prima la promoción de la salud, prevención de la enfermedad, garantía de que la atención sanitaria se presta en el momento oportuno, y que los pacientes tengan una participación en las decisiones relacionadas con su salud.

La calidad está avalada por la ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, donde se establecen planes y medidas para evaluar la política de calidad aplicada.

PALABRAS CLAVE

Calidad, cohesión, plan, equidad, objetivo.

ABSTRACT

Quality care is the care model expected to maximize the patient’s level of well-being, once the balance of benefits and losses expected in all phases of the care process is taken into account.

The concept of quality of the Health System prioritizes health promotion, disease prevention, guarantee that health care is provided in a timely manner, and that patients have a participation in decisions related to their health.

Quality is supported by the law of cohesion and quality of the National Health System, where plans and measures are established to evaluate the quality policy applied.

KEY WORDS

Quality, cohesion, plan, equity, aim.

 

INTRODUCCIÓN

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la calidad asistencial como una atención sanitaria de alta calidad es la que identifica las necesidades de salud (educativas, preventivas, protectoras y de mantenimiento) de los individuos o de la población de una forma total y precisa, y destina los recursos necesarios (humanos y de otros tipos) a estas necesidades de manera oportuna y tan efectiva como el resultado actual del conocimiento lo permite.

Según reconoce el Ministerio de Sanidad, “la efectividad y la eficiencia” son las dos dimensiones que están incluidas en todas las definiciones posibles de calidad asistencial, las más importantes:

  • Efectividad: alcance por el que la intervención en cuestión produce los efectos deseados para mejorar la salud en aquellos que son tratados. ¿Es el mejor tratamiento para el paciente?
  • Eficiencia: se define en términos de relación entre coste y resultado. Se busca maximizar el rendimiento de una inversión realizada, o a la inversa, minimizar la inversión para un nivel de rendimiento determinado. La cuestión por plantear aquí sería el cómo puede ser comparado el coste unitario del mismo tratamiento o servicio en distintos lugares1.

 

Donabedian definió como los pilares de la calidad a los siete atributos por los cuales se reconoce y juzga la calidad de la asistencia: eficacia, efectividad, eficiencia, optimización, aceptabilidad, accesibilidad, equidad y legitimidad. Son atributos que necesitan de una organización sanitaria responsable, dotada de elementos tangibles de calidad, como factor humano competente y satisfecho con su trabajo, orientado al paciente, por eso no hay que olvidar que el grado de satisfacción y el hecho de que se hayan atendido las necesidades concretas de cada paciente también son importantes a la hora de contar con una mayor calidad asistencial.

La evolución del concepto de calidad ha llevado al concepto de calidad total, implicando a todos los participantes de la organización en el aseguramiento de la calidad, cubriendo el contexto científico- técnico, funcional, de interacción personal y organizativo.

Existen varios modelos de sistemas de calidad y su gestión:

  • Normas ISO (International Standard Organization): conjunto de requisitos establecidos con objeto de homogeneizar (normalizar) criterios respecto a la evaluación de un proceso o producto.
  • EFQM (European Foundation for Quality Management, Fundación Europea para la Gestión de Calidad).
  • The Joint Commission (JCAHO, Joint Commission on Accreditation of Healthcare Organization) y su división Joint Commission International (JCI): se dedica exclusivamente al ámbito de la asistencia sanitaria, con un elevado grado de especialización2.

 

La calidad en el sistema sanitario viene regulada en la ley de cohesión y calidad del sistema nacional de salud, el objeto de esta ley es establecer acciones de coordinación y cooperación de las Administraciones públicas y sanitarias, para garantizar la equidad, la calidad y la participación social en el Sistema Nacional de Salud. Su ámbito de aplicación se refiere a las prestaciones sanitarias, farmacia, profesionales, investigación, sistemas de información, los planes integrales, la salud pública y la participación de los ciudadanos y profesionales3.

El Ministerio de Sanidad elaborará en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, planes de calidad, que contienen los objetivos de calidad para el período correspondiente, el propósito de este plan es garantizar la máxima calidad de la atención sanitaria a todos los ciudadanos, desarrollando acciones que implican una colaboración estable con las comunidades autónomas.

El principal objetivo del Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud es dar respuesta a los retos que tiene planteados el Sistema Nacional de Salud, incrementando la cohesión del sistema, garantizando la equidad en la atención sanitaria a los ciudadanos, con independencia del lugar en el que residan, y asegurando que esta atención sea de la máxima calidad.

 

Se estructura en 6 grandes áreas de actuación4.

1.- Salud y prevención. El Sistema Nacional de Salud está prioritariamente orientado a la promoción de la salud y a la prevención de las enfermedades. Esto supone una concepción integral de la salud por la cual los servicios de salud tienen incorporadas acciones de promoción de la salud y de prevención de las enfermedades de la misma forma que las asistenciales, las curativas, las rehabilitadoras o las de cuidados paliativos.

2.- Equidad. Impulsar políticas de salud basadas en las mejores prácticas. Analizar las políticas de salud y proponer acciones para reducir las inequidades en salud con énfasis en las desigualdades de género.

3.- Recursos humanos. Una buena planificación tiene que ver, entre otras cosas, con mejorar los sistemas de información en materia de recursos humanos, conocer las necesidades a medio y largo plazo de especialistas y apoyar las Unidades Docentes encargadas de su formación.

4.- Excelencia clínica. Asegurar una atención sanitaria de excelencia, más personalizada, más centrada en las necesidades particulares del paciente y usuario y, por tanto, es evidente que resulta necesario centrar esfuerzos en apoyar a los profesionales en todo aquello que contribuya a favorecer esa excelencia clínica.

5.- Tecnología de la información.

  • Un sistema fiable de identificación de los usuarios (Tarjeta Sanitaria Individual).
  • La informatización de los registros clínicos de cada usuario o paciente (Historia Clínica Digital).
  • Un sistema que soporte y relacione entre sí todos los procesos que es necesario realizar para hacer efectiva la prestación farmacéutica a los pacientes y usuarios (prescripción, visado, dispensación)
  • Mecanismos que ayuden a agilizar la citación de los usuarios con su médico de familia o pediatra de atención primaria y con los especialistas de área. (Telecita) y dispositivos de diagnóstico y tratamiento a distancia evitando desplazamientos (Telemedicina).

 

6.- Transparencia. Debe sustentarse en una credibilidad técnica y una posición de neutralidad en el seno del Sistema Nacional de Salud, logrando el reconocimiento de los destinatarios de sus servicios a través de una elevada participación de los generadores y usuarios de la información en su desarrollo, y en un permanente esfuerzo de transparencia.

 

CONCLUSIÓN

La calidad asistencial es la producción de salud y satisfacción para una población, abordar las inquietudes del paciente es esencial, el objetivo prioritario de cualquier estrategia de calidad es asegurar una atención sanitaria de excelencia, personalizada y centrada en las necesidades particulares del paciente, por tanto, es necesario centrar los esfuerzos en apoyar a los profesionales en lo que contribuya a favorecer esa excelencia clínica. Para ello el Ministerio de Sanidad elabora un Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud cuyos principios son asumidos por los profesionales y gestores que trabajan en el ámbito de la atención sanitaria.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Vive. La importancia de la calidad asistencial en el tratamiento de pacientes [Internet]. UNIR. 2021 [citado el 23 de septiembre de 2023]. Disponible en: https://www.unir.net/salud/revista/calidad-asistencial/
  2. Ocronos R. La calidad de la prestación de servicio clínico-sanitario: mejora continua. Ocronos – Editorial Científico-Técnica [Internet]. 2023 [citado el 23 de septiembre de 2023]; Disponible en: https://revistamedica.com/calidad-prestacion-servicio-clinico-sanitario/
  3. BOE-A-2003-10715 Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud [Internet]. Boe.es. [citado el 23 de septiembre de 2023]. Disponible en: https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2003-10715
  4. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud [Internet]. Gob.es. [citado el 24 de septiembre de 2023]. Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos