Caso clínico el duelo de Marisa.

8 diciembre 2023

AUTORES

  1. María Ángeles Navarro Peiró. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Centro de Especialidades Ramón y Cajal, Zaragoza.
  2. Isabel Domínguez Lozano. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. CS Ejea Zaragoza.
  3. Cristina Pablos Mur. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. CS Oeste Amparo Poch. Zaragoza.
  4. Gema Montón Blasco. Diplomada de Enfermería. Especialista en Enfermería Familiar y Comunitaria. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

El duelo por el fallecimiento de un hijo tiene características particulares por el carácter antinatural de la pérdida y por el valor identificarte del vínculo entre padres e hijos. La pérdida del hijo sume a los padres en un profundo dolor y un desconcierto total ante la ruptura con el pasado y la pérdida de expectativas con el futuro.

 

PALABRAS CLAVE

Duelo, enfermería, pérdida.

 

ABSTRACT

Grief over the death of a child has particular characteristics due to the unnatural nature of the loss and the identifying value of the bond between parents and children. The loss of a child plunges parents into deep pain and total confusion at the break with the past and the loss of expectations for the future.

 

KEY WORDS

Grief, nursing, loss.

 

INTRODUCCIÓN

Hoy en día, el número de pacientes infantiles que se tratan en Centros de Salud y/ o Hospitales ha aumentado enormemente. Y como consecuencia, de las específicas y depuradas exploraciones diagnósticas que se realizan, muchas enfermedades detectadas en su fase inicial conlleva el consiguiente ingreso en los hospitales de los menores. Debido a estos procedimientos se establece precozmente el diagnóstico, y por tanto el adecuado tratamiento.

En la infancia, también existen enfermedades crónicas que en función de las causas etiológicas se distribuyen en genéticas, enfermedades adquiridas, alteraciones perinatales, y anomalías cromosómicas.

Esta amplia variación de dolencias puede producir grados de incapacidad heterogéneos.

Los actuales avances de la medicina han llevado a la supervivencia de muchos niños –que hace pocos años habrían muerto- y ahora pueden mantener una aceptable calidad de vida,

A pesar de los avances en la medicina y de sus sofisticados sistemas de evaluación e intervención el menor puede morir, y de hecho muere. Los padres se preguntan cuestiones como estas: ¿Qué ha pasado?, ¿Por qué ha tenido que ser mi hijo?, ¿Qué he hecho mal?, ¿Qué podía haber hecho?

Cuando un hijo muere tras una enfermedad crónica, normalmente, ya se ha producido un cuidado y apoyo psicológico a la familia. El duelo anticipatorio ayuda a prepararse y a elaborar el duelo propiamente dicho. Cuando ocurre una muerte imprevista y repentina (accidente, asesinato, infarto…) no se produce duelo anticipatorio y en estos casos la pérdida es traumática y aparecerán más dificultades para superar el duelo.

Tras la pérdida, el duelo será vivido de forma distinta por cada miembro de la pareja, en función del tipo de relación mantenida con el hijo y de los recursos y estrategias de afrontamiento personales. Estas diferencias pueden producir tensión en la relación conyugal y esto, a su vez, fricciones y cambio de alianzas entre los diferentes miembros de la familia1.

Cada uno de los padres debe poner nombre a su propia manera de vivir y expresar el duelo, así como el estilo de duelo adoptado por su pareja. Puede darse el caso de que uno de los cónyuges tenga más facilidad para la expresión emocional, siendo capaz de hablar de una manera más abierta de sus sentimientos. Este hecho puede suponer una amenaza para el otro miembro, favoreciendo un hermetismo que dificulte la comunicación y que distancie a la pareja en su dolor.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

El caso que presentamos es el de Marisa (nombre ficticio) madre de un niño de 14 años diagnosticado de leucemia linfoblástica aguda. Tras numerosos ingresos, pruebas, tratamientos e incluso trasplante de médula, el paciente fallece a los 3 años de evolución.

Marisa (nombre ficticio) es una mujer de 37 años, casada, ambos estaban en activo, Marisa (nombre ficticio) es administrativa en una consulta privada. Durante el proceso de la enfermedad del paciente, ambos han asistido a numerosas reuniones, citas en la asociación de cáncer del hospital y a su vez han sido tratados desde atención primaria. Al comienzo de la enfermedad, estuvieron fuertes y manejaron la situación con positividad y agarrándose a los síntomas positivos que el paciente tenía. Pero conforme los resultados analíticos empeoraba, veían a su hijo sufrir, verlo con astenia y demás sintomatología ellos caían con él.

Desde que acudió Marisa (nombre ficticio) a la consulta de enfermería, se empezó a tratar cada 3 días, se le derivó al médico de familia y se le derivó a salud mental, así como se le dan ayudas, recursos para mejor control y superación. Desde el servicio de Salud Mental se le dan citas semanales y se ofrecen grupos de autoayuda. Se insiste que es mejor que acudan en pareja. Los primeros 7 meses acudían ambos a las consultas, pero conforme pasa el tiempo su marido manifiesta su deseo de no seguir tratándose de su salud mental.

Marisa (nombre ficticio) sigue acudiendo de manera gradual a las sesiones tanto las del centro de atención privada como las ofertadas por la asociación.

Realizamos en colaboración con la paciente un protocolo de atención de enfermería (PAE) personalizado para ella en esta nueva etapa de ella (fallecimiento de su hijo) de acuerdo con las necesidades básicas de Virginia Henderson2 y los lenguajes estandarizados de la North American Nursing Diagnosis Association (NANDA)3, la Nursing Outcomes Classification (NOC) y la Nursing Interventions Classification (NIC). Se plantearon como objetivos principales la mejora en el nivel de depresión y la mejora en la resolución de la aflicción. Las intervenciones sugeridas fueron facilitar el duelo y la derivación a una unidad de salud mental. Se realizó un seguimiento de la paciente en consulta de enfermería de Atención Primaria a intervalos semanales, al inicio, y mensuales, posteriormente. La atención de enfermería ante un caso de duelo complicado resulta compleja. No obstante, la realización adecuada de ciertas intervenciones orientadas a facilitar el duelo, con un seguimiento en consulta, muestra su eficacia. La dificultad en el abordaje de los problemas psicosociales se ve incrementada a la hora de precisar los diagnósticos enfermeros adecuados para cada caso individual. El trabajo en grupo entre enfermeras mejora el consenso.

 

VALORACIÓN Y PLANIFICACIÓN DE ENFERMERÍA DE LAS NECESIDADES BÁSICAS SEGÚN VIRGINIA HENDERSON2

OXIGENACIÓN:

TA:170/99 mmHg FC 100x’ Sat 02 99%.

ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN:

Refiere tener poco apetito, ha adelgazado desde que fue diagnosticado su hijo.

ELIMINACIÓN:

No se acuerda cuando hizo deposiciones y no valora ni en exceso ni en defecto la diuresis.

MOVERSE Y MANTENER POSTURAS ADECUADAS:

Camina pues poco, apenas quiere salir de casa.

DESCANSO Y SUEÑO:

Toma Lorazepam 1mg (0-0-1), Xeristar 20mg (1-0-0), Hidroferol, Calcium, Pritor 80 mg.

VESTIDO Y ACONDICIONAMIENTO:

Solo quiere ir con ropa de su hijo.

TERMORREGULACIÓN:

Sin incidencias.

HIGIENE E INTEGRIDAD DE LA PIEL:

Normohidratas, inflamación en extremidades inferiores.

EVITAR PELIGROS:

Acude acompañada a nuestra consulta con su marido, aunque él no siempre esta ya que se ha mudado a la casa que tienen en la montaña. (Están en trámites de separación).

COMUNICARSE:

Está en fase de shock y está enfadada con el mundo.

CREENCIAS Y VALORES:

Católica.

OCUPARSE Y REALIZARSE:

En estos momentos está de baja. Administrativa en consultorio.

PARTICIPAR EN ACTIVIDADES CREATIVAS:

Va a sesiones de la asociación del cáncer.

APRENDIZAJE:

Sin incidencias.

Una vez recopilada toda la información, obtenemos los siguientes diagnósticos de enfermería por taxonomía NANDA, NOC, NIC.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC3

Véase tabla 1 en anexos.

Como actividades de enfermería generales que planteamos son las siguientes:

  • Valorar el impacto de la situación vital de la paciente en los roles y las relaciones, proporcionar un ambiente de aceptación, alentar la verbalización de sentimientos, percepciones y miedos, y valorar las necesidades/deseos de la paciente de apoyo social, ayudar a la paciente a superar el duelo y superar las pérdidas.
  • Facilitar el apoyo familiar, facilitar la comunicación familiar.
  • Determinar el patrón del sueño/vigilia de la paciente, ajustar el ambiente (luz, ruido, colchón, temperatura) para favorecer el sueño, ayudar a eliminar las situaciones estresantes antes de irse a la cama y comentar con la paciente y familia las técnicas para favorecer el sueño.
  • Favorecer el desarrollo de nuevas habilidades.

 

El proceso de duelo como proceso natural y autolimitado de adaptación de la persona, en situaciones altamente estresantes y en las que se asocie a falta de capacidades afrontamiento por parte del sujeto, puede derivar en un duelo disfuncional. Esta situación plantea importantes implicaciones para los profesionales siendo necesario una adecuada identificación y un diagnóstico precoz para planificar unos cuidados que proporcionen a la persona las herramientas para un afrontamiento efectivo4.

El reconocimiento por parte de los profesionales de la existencia de factores de riesgo que envuelven a la mujer (familia, entorno, red de apoyos), suponen un primer paso para no ignorar estas situaciones, que en muchos casos son silenciadas por las graves implicaciones emocionales que les suponen.

La muerte de un ser querido es un acontecimiento vital que causa un gran sufrimiento y al que todos los seres humanos tienen que enfrentarse en algún momento de su vida. Según las escalas de Reajuste Social de Holmes y Rahe (1967) y Dohrenwend, Krasnoff, Askenasy y Dohrenwend (1994), la muerte de un hijo/a y la muerte del cónyuge son considerados los mayores y más estresantes desafíos vitales a los que debe hacer frente una persona.

Es importante que las instituciones sanitarias, desde los Servicios Oncológico-Pediátricos, tomen conciencia y promuevan un auténtico trabajo preventivo antes del fallecimiento del niño. Del mismo modo, será preciso ofertar ante la muerte de un hijo (claro factor de riesgo de duelo complicado), la ayuda profesional de psicólogos debidamente preparados.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Prigerson HG, Frank E, Kals Sv, Reynolds III CF, Anderson B, Zubenko Gs, et al. Complicated grief and bereavement related depression as distinct disorders: Preliminary empirical validation in elderly bereaved spouses. Am J Psychiatry 1995; 152: 22-30.
  2. Necesidades básicas de Virginia Henderson- Enfermería actual. https://enfermeriaactual.com/necesidades-basicas-de-virginia-henderson/ MANIFESTACIONES DEL DUELO – SEOM. https://seom.org › manuales › duelo › duelo08
  3. Diagnósticos NANDA, Diagnósticos de Enfermería NIC NOC 2021-2023. https:// www.diagnosticosnanda.com/
  4. Parro, N. Morán, C. Gesteira, J. Sanz, M.P. García. Duelo complicado: una revisión sistemática de la prevalencia, diagnóstico, factores de riesgo y de protección en población adulta de España.
  5. An de Psicol, 37 (2021), pp. 189-201.

 

ANEXOS

TABLA 1: DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC3:

NANDA NOC NIC
00301 Duelo inadaptado. 1310 Resolución de la culpa.

131002 Identifica los sentimientos de culpa.

131012 Utiliza estrategias para disminuir la culpa.

21095 Sufrimiento.

5230 Mejorar el afrontamiento.

5290 Facilitar el duelo.

1850 Mejorar el sueño.

8340 Fomentar la resiliencia.

00095 Insomnio. 0004 Sueño.

000404 Calidad del sueño.

000421 Dificultad para conciliar. el sueño.

2002 Bienestar personal.

200203 Relaciones sociales.

1850 Mejorar el sueño.
00124 Desesperanza. 1201 Esperanza.

120103 Expresión de ganas de vivir.

120108 Expresión del significado y propósito de la vida.

5310 Dar esperanza.
00146 Ansiedad. 1402 Autocontrol de la ansiedad.

140207 Utiliza técnicas de relajación para reducir la ansiedad.

6040 Terapia de relajación.
00060 Interrupción de los procesos familiares. 2600 Afrontamiento de los problemas de la familia.

2604 Normalización de la familia.

7140 Apoyo a la familia.

5370 Potenciación de roles.

0025 Control emocional inestable. 1409 Autocontrol de la depresión.

1403 Autocontrol del pensamiento distorsionado.

4370 Entrenamiento para controlar los impulsos.

5440 Aumentar los sistemas de apoyo.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos