Caso clínico: hernia inguinal

23 abril 2024

AUTORES

  1. Beatriz Perna Enjuanes. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  2. Aidée Moreno Garuz. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  3. Julia Úcar Martín. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  4. María Pilar Francés Zalba. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  5. David Gutiérrez Piquero. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.
  6. Judit Liarte Mariñoso. Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza.

 

RESUMEN

Una hernia inguinal es una protuberancia de un órgano u otras estructuras a través de un fallo en la pared abdominal. Se trata de una patología muy frecuente. Se presenta un caso clínico de un paciente de 63 años, intervenido de una hernioplastia inguinal, realizando un plan de cuidados de enfermería basado en las 14 necesidades básicas de Virginia Henderson y las taxonomías NANDA, NIC y NOC.

PALABRAS CLAVE

Hernia inguinal, pared abdominal, intervención quirúrgica.

ABSTRACT

An inguinal hernia is a protrusion of an organ or other structures through a weakness in the abdominal wall. It is a very common pathology worldwide. A clinical case of a 63-year-old patient who underwent inguinal hernioplasty is presented. A nursing care plan is developed based on Virginia Henderson’s 14 basic needs and the NANDA, NIC, and NOC taxonomies.

KEYWORDS

Inguinal hernia, abdominal wall, surgical procedures.

INTRODUCCIÓN

Una hernia inguinal es una protusión del contenido del abdomen a través de una debilidad en la pared muscular (congénita o aquirida) del área inguinal, lo que provoca una masa que puede ser visible o palpable en la región inguinal. Cuando aparece una hernia, parte del peritoneo sobresale a través de la pared abdominal y se forma un saco alrededor de la hernia1,2.

Se pueden clasificar en inguinales (directas o indirectas) y femorales1.

  • Las hernias inguinales directas son aquellas en las que el tejido abdominal atraviesa un defecto de la pared abdominal. Representan del 30% al 40% en hombres y del 14% al 21% en las mujeres 1.
  • Las hernias inguinales indirectas son aquellas que aparecen a través del orificio inguinal profundo introduciéndose en el canal inguinal1.
  • Las hernias femorales son las que se presentan a través de los canales femorales (conductos más profundos de la ingle). Aparecen más cerca del muslo y dado que el canal femoral es más estrecho y rígido, existe riesgo de estrangulación intestinal, cuando aparece este cuadro, se trata de una urgencia. Solo representa el 4% de las hernias inguinales1.

 

Existen varios factores de riesgo que aumentan la probabilidad de desarrollar una hernia inguinal: antecedentes familiares de hernia, sexo masculino (presentan de 8 a 10 veces más probabilidades), mayores de 60 años, raza blanca, lesión de la pared abdominal, embarazo, tabaquismo (daña el tejido conjuntivo de la ingle), la tos crónica y el levantamiento de objetos pesados1.

Los pacientes con hernia inguinal presentan un bulto en la zona inguinal, que puede producir dolor o no. Además, puede aparecer sensación de ardor o pesadez en la misma zona. En el caso de los hombres, puede aparecer dolor o hinchazón en los testículos. Los síntomas pueden empeorar cuando la persona hace fuerza, realiza levantamiento de peso o tose, y mejoran tras el descanso2.

La hernia inguinal se diagnostica generalmente mediante una exploración física que consiste en la palpación de la ingle mientras el paciente está en bipedestación y en decúbito supino, donde se observará una protuberancia reducible. En algunos casos, para descartar otras patologías es necesario el uso de pruebas de diagnóstico de imagen. La más utilizada es la ecografía, que permite medir el tamaño del defecto1.

Una complicación es la hernia encarcelada, que ocurre cuando el contenido de la hernia queda atrapado en el fallo de la pared y no puede deslizarse hacia dentro. Se produce una interrupción del tránsito intestinal sin compromiso vascular, produciéndose dolor intenso, náuseas y vómitos. En el caso de que exista compromiso vascular, aparece una hernia estrangulada y se convierte en una urgencia médica2.

En las hernias no sintomáticas, el tratamiento inicial no es quirúrgico, sino que consiste en la observación vigilante. Mientras que en las hernias sintomáticas el tratamiento es quirúrgico, existiendo dos posibilidades: la reparación abierta y la reparación mínimamente invasiva (laparoscópica). La intervención tiene como objetivo la reparación de la pared abdominal para prevenir la recurrencia3,4.

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Varón de 63 años que acude a su médico de cabecera por la presencia de una protuberancia en la región inguinal derecha que nota desde hace unos meses. El paciente refiere que el bulto es más grande cuando está de pie y desaparece al tumbarse. Además, refiere dolor cuando realiza actividad física más intensa y levantamiento de peso. No ha presentado náuseas, vómitos ni cambio en la coloración de la protuberancia. Es derivado a la consulta de cirugía general por una sospecha de hernia inguinal derecha.

En la consulta, se realiza una exploración física, llevando a cabo una palpación abdominal en decúbito supino y en bipedestación. Se observa una masa blanda y reductible en la región inguinal derecha, diagnosticándose una hernia inguinal. Para evitar complicaciones y conocer el tamaño de la hernia se realiza una ecografía. Se incluye en lista de espera quirúrgica ya que el paciente presenta dolor y limitación de movimiento, para realizar una hernioplastia inguinal en el servicio de cirugía ambulatoria (CMA). Firma el consentimiento informado de la cirugía y se prepara el preoperatorio (analítica, radiografía de tórax y cita en consulta de anestesia).

Antecedentes:

  • Hipertensión arterial, fumador.
  • No presenta alergias medicamentosas conocidas.

 

El paciente llega al servicio de CMA, consciente y orientado en tiempo y espacio, y colaborador. Mantiene las ayunas desde hace 8h. Se toman constantes vitales: FC=67lpm, Temperatura=36,5ºC, TA=142/74. Se canaliza una vía periférica en extremidad superior derecha (18G).

Entra a quirófano para realizarle una hernioplastia inguinal abierta con anestesia general, se coloca una mascarilla laríngea del número 4. No se observan complicaciones anestésicas.

Intervención quirúrgica: hernia inguinal indirecta que se libera del saco herniario y se introduce a través del orificio, colocando una malla preformada para reparar el fallo de la pared abdominal.

Llega a la sala de despertar de la CMA, se toman constantes y se administra la analgesia pautada.

VALORACIÓN DE LAS NECESIDADES BÁSICAS SEGÚN EL MODELO DE VIRGINIA HENDERSON

Se realiza una valoración de enfermería según las 14 necesidades de Virginia Henderson en la sala de despertar:

  1. Respiración: a la llegada, saturación de oxígeno 93%, requiriendo oxígeno con gafas nasales a 2L. Posteriormente, saturación a 99% mantenida sin gafas de oxígeno.
  2. Comida y bebida: tras unas horas en la sala del despertar se observa la tolerancia a la ingesta oral.
  3. Eliminaciones: se controla la diuresis y se observa que el apósito no esté manchado de sangre.
  4. Movimiento: el paciente refiere dolor al moverse en la zona de la incisión.
  5. Reposo y sueño: paciente ligeramente dormido tras la cirugía.
  6. Vestido: no valorables.
  7. Temperatura corporal: afebril, se coloca una manta para evitar la hipotermia tras la cirugía.
  8. Higiene corporal y cuidado de la piel: al alta, se le recomendará la limpieza de la herida con agua y jabón, manteniéndola seca y desinfectando con Betadine. Citarse con la enfermería del Centro de Salud para la extracción de las grapas en 10 días.
  9. Seguridad del entorno: se le recomienda evitar grandes esfuerzos físicos y levantamiento de objetos pesados durante la recuperación.
  10. Comunicación: se le proporciona información clara sobre el postoperatorio, resolviéndole todas las dudas.
  11. Religión: datos desconocidos.
  12. Trabajo: trabaja de albañil, requiere la baja durante la recuperación.
  13. Ocio: datos desconocidos.
  14. Aprendizaje: proporcionar información clara sobre la recuperación y posibles complicaciones.

 

Al alta, se le proporciona información sobre los cuidados postoperatorios de la herida y se le dan una serie de recomendaciones para el postoperatorio.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NIC, NOC 5

00132 Dolor agudo r/c incisión quirúrgica m/p el paciente refiere dolor en la zona de la herida.

Definición: experiencia sensitiva y emocional desagradable ocasionada por una lesión tisular real o potencial, o descrita en tales términos.

Dominio 12: Confort.

Clase 1: Confort físico.

NOC:

(1605) Control del dolor: acciones personales para eliminar o reducir el dolor.

Indicadores:

  • (160501) Reconoce los factores causales primarios.
  • (106502) Reconoce el comienzo del dolor.
  • (106515) Obtiene información sobre el dolor.
  • (160516) Describe el dolor.

 

(2109) Nivel de malestar: gravedad del malestar físico o mental observado o descrito.

Indicadores:

  • (210901) Dolor.
  • (210921) Movimientos bruscos.

 

(2305) Recuperación quirúrgica: postoperatorio inmediato: grado en que una persona alcanza la función basal fisiológica después de una cirugía mayor que requiere anestesia.

Indicadores:

  • (230501) Vías aéreas permeables.
  • (230505) Temperatura corporal.
  • (230512) Saturación de oxígeno.
  • (230514) Orientación cognitiva.
  • (230523) Drenado en el apósito.

 

NIC:

(2210) Administración de analgésicos: utilización de agentes farmacológicos para disminuir o eliminar el dolor.

Actividades:

  • Comprobar las ordenes médicas en cuanto al medicamento, dosis y frecuencia del analgésico prescito.
  • Comprobar el historial de alergias a medicamentos.
  • Documentar la respuesta al analgésico y cualquier efecto adverso.
  • (2870) Cuidados postanestesia: control y seguimiento del paciente que ha sido sometido recientemente a anestesia general o regional.

 

Actividades:

  • Administrar oxígeno según corresponda.
  • Vigilar diuresis.
  • Observar el nivel de consciencia.
  • Comparar el estado actual con el estado anterior para detectar mejorías o deterioros en el estado del paciente.
  • (3320) Oxigenoterapia: administración de oxígeno y control de su eficacia.

 

Actividades:

  • Administrar oxígeno suplementario según ordenes
  • Vigilar el flujo de litros de oxígeno
  • Controlar la eficacia de la oxigenoterapia (pulsioxímetro, gasometría arterial) según corresponda.
  • (3440) Cuidados del sitio de incisión: limpieza, seguimiento y fomento de la curación de una herida cerrada mediante suturas, clips o grapas.

 

Actividades:

  • Instruir al paciente sobre la forma de cuidar la incisión durante el baño o la ducha.
  • Limpiar desde la zona limpia a la zona menos limpia.
  • Observar las características de cualquier drenaje.

 

(0266) Riesgo de infección de la herida quirúrgica r/c alteración de la integridad de la piel.

Definición: susceptible de sufrir una invasión de organismos patógenos de la herida quirúrgica, que puede comprometer la salud.

Dominio 11: Seguridad/protección.

Clase 1: Infección.

NOC:

(1924) Control de riesgo: proceso infeccioso: acciones personales para comprender, evitar, eliminar o reducir la amenaza de adquirir una infección.

Indicadores:

  • (192405) Identifica signos y síntomas de infección.
  • (192426) Identifica los factores de riesgo de infección.

 

(1102): Magnitud de regeneración de células y tejidos posterior a un cierre intencionado.

Indicadores:

  • (110204) Secreción sanguinolenta de la herida.
  • (110214) Formación de cicatriz.

 

NIC:

(3660) Cuidaos de las heridas: prevención de complicaciones de las heridas y estimulación de su curación.

Actividades:

  • Administrar cuidados del sitio de incisión según sea necesario.
  • Aplicar un vendaje apropiado al tipo de herida.
  • Colocar de manera que se evita la tensión sobre la herida, según corresponda.
  • Enseñar al paciente y a la familia los signos y síntomas de infección.

 

(3590) Vigilancia de la piel: recogida y análisis de datos del paciente con el propósito de mantener la integridad de la piel y de las mucosas.

Actividades:

  • Observar si hay enrojecimiento, calor extremo, edema o drenaje en la piel y en las mucosas.
  • Valorar el estado de la zona de incisión según corresponda.
  • Observar si la ropa queda ajustada.
  • Instruir al paciente acerca de los signos de infección.

 

(00085) Deterioro de la movilidad física r/c hernioplastia inguinal m/p el paciente refiere dolor al moverse.

Definición: Limitación del movimiento independiente e intencionado del cuerpo o de una o más extremidades.

Dominio: Actividad/reposo.

Clase 2: Actividad/ejercicio.

NOC:

(2102) Nivel del dolor: Intensidad del dolor referido a manifestado.

Indicadores:

  • (210201) Dolor referido.
  • (210206) Expresiones faciales de dolor.

 

NIC:

(1410): Manejo del dolor: agudo: alivio o reducción del dolor a un nivel aceptable para el paciente en el periodo inmediatamente posterior al daño de los tejidos tras traumatismo, cirugía o lesión.

Actividades:

  • Observar si hay indicios no verbales de incomodidad.
  • Preguntar al paciente sobre el nivel de dolor que permita su comodidad y tratarlo apropiadamente, intentando mantenerlo en un nivel igual o inferior.
  • Modificar las medidas de control del dolor en función de la respuesta del paciente al tratamiento.

 

CONCLUSIÓN

La hernia inguinal es uno de los cuadros clínicos más frecuentes. El manejo adecuado de dicha patología requiere una evaluación integral e individual del paciente. La intervención temprana mejora la calidad de vida del paciente y previene complicaciones.

El papel de la enfermería en la etapa postquirúrgica juega un papel esencial en el proceso de recuperación, se incluye el control constante de los signos vitales, la gestión efectiva del dolor y la prevención de complicaciones postoperatorias. Otro punto importante es la educación sanitaria, proporcionando información detallada sobre el autocuidado, las medidas preventivas y los signos de posibles complicaciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Vicent M.V. Hernia inguinal: la lucha contra la profusión. Nursing [Internet] 2018 (2024); 35(2), 26-33. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-nursing-20-articulo-hernia-inguinal-la-lucha-contra-S0212538218300384
  2. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Hernia inguinal [Internet]. Disponible en: https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-digestivas/hernia-inguinal#que
  3. Ramirez Mancillas LR., Mayagoitia González JC. Cirugía ambulatoria de la hernia inguinal [Internet] 2011(2024);33(2): 77-78. Disponible en: https://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S1405-00992011000200001&script=sci_arttext
  4. Alberto Acevedo F., Aquiles Viterbo S, Rodrigo Capona P., Verónica Dellepiane T. Manifestaciones clínicas de la hernia inguinal: ¿qué motiva al paciente a buscar una resolución quirúrgica? Rev Chil Cir [Internet] 2008 (2024); 60 (3): 231-235. Disponible en: https://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-40262008000300011
  5. NNNConsult [Internet]. Elsevier. 2024 (2024). Disponible en: https://www.nnnconsult.com/

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos