Caso clínico: infección del tracto urinario en adolescente de 16 años tras previas pielonefritis

13 marzo 2024

 

AUTORES

  1. María Isabel Biescas Portero. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  2. Esther Bielsa Olleta. Enfermera Servicio Aragonés de Salud.
  3. Beatriz Vicente Serrano. Enfermera Servicio Aragonés de Salud.
  4. Verónica Soriano Palacios. Enfermera Servicio Aragonés de Salud.
  5. Sandra Sánchez Acero. Enfermera Servicio Aragonés de Salud.
  6. Patricia Bintaned Lafuente. Enfermera Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

Expondremos el caso de una adolescente que acude a urgencias del Hospital General con un familiar por presentar dolor en fosa lumbar derecha de 24 horas de evolución.

A su llegada al hospital no presenta fiebre, pero nos comenta que anteriormente ha tenido picos de hasta 39,5ºC

La paciente será vista y tratada en urgencias y posteriormente será dada de alta con próximas revisiones con el Servicio de Urología para control. Tras el alta de urgencias queda pendiente de revisar el resultado de los urocultivos los cuales nos indicarán que la infección del tracto urinario (ITU) ha sido causada por un E-coli.

PALABRAS CLAVE

Adolescente, E-coli, fiebre, infección.

ABSTRACT

We will present the case of a teenager who goes to the emergency room of the General Hospital with a family member due to pain in the right lumbar fossa of 24 hours of evolution.

Upon arrival at the hospital, he did not have a fever, but he told us that he had previously had peaks of up to 39.5ºC.

The patient will be seen and treated in the emergency room and will subsequently be discharged with subsequent check-ups with the Urology Service for control. After being discharged from the emergency room, we still have to review the results of the urine cultures, which will indicate that the UTI has been caused by E-coli.

KEY WORDS

Teenager, E-coli, fever, infection.

INTRODUCCIÓN

La mayoría de las ITU son causadas por bacterias que ingresan a la uretra y luego a la vejiga. La infección se desarrolla con mayor frecuencia en la vejiga, pero puede propagarse a los riñones. La mayoría de las veces, el cuerpo puede librarse de estas bacterias.

Las mujeres tienden a contraerlas con más frecuencia debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano que en los hombres. Algunas mujeres tienen infecciones vesicales repetidas3,4.

Los siguientes factores también incrementan sus probabilidades: diabetes, edad avanzada, enfermedades que afectan los hábitos de cuidados personales, problemas para vaciar completamente la vejiga, uretra estrecha o cualquier otro factor que bloquee el flujo de orina…

Los síntomas de una infección vesical incluyen: orina turbia o con sangre que puede tener un olor fuerte o fétido, fiebre, dolor o ardor al orinar, presión o calambres en la parte inferior del abdomen o en la espalda baja, fuerte necesidad de orinar con frecuencia, incluso poco después de haber vaciado la vejiga.

Si la infección se propaga a los riñones, los síntomas pueden incluir: escalofríos y temblores o sudoración nocturna, náuseas y vómitos, dolor abdominal intenso…

Generalmente el paciente suministra una muestra de orina para realizar los siguientes exámenes:

Análisis de orina: este examen se hace para buscar glóbulos blancos, glóbulos rojos, bacterias y analizar ciertas sustancias químicas como nitritos en la orina. La mayoría de las veces, este examen puede diagnosticar una infección.

Urocultivo en muestra limpia: este examen se puede hacer para identificar las bacterias y determinar el mejor antibiótico para el tratamiento.

Otras pruebas: Tomografía computarizada del abdomen, pielografía intravenosa (PIV), Ultrasonido del riñón y cistouretrograma miccional3,4.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente de 16 años que acude a urgencias por síndrome miccional con fiebre y dolor lumbar.

Datos clínicos: No antecedentes médico-quirúrgicos de interés.

Alergias: Sin alergias medicamentosas conocidas hasta la fecha.

HISTORIA ACTUAL:

Paciente de 16 años que acude a Urgencias por presentar dolor en fosa lumbar derecha de 24 horas de evolución que irradia hacia flanco derecho y no se modifica con los movimientos. Ha presentado hematuria, disuria, polaquiuria, tenesmo vesical. No náuseas ni vómitos. No alteración de las deposiciones. No dolor abdominal. A su llegada afebril, pero me comenta la familia que ha tomado antitérmico horas antes por un pico de fiebre de 39,5ºC.

Se observa en la historia clínica que un par de meses antes presentó infección del tracto urinario vs Pielonefritis que fue tratada con Denvar 400 mg durante 10 días.

EXPLORACIÓN FÍSICA:

Temperatura: 36,7ºC.

Buen estado general. Consciente y orientada. Normocoloreada y normohidratada. Eupneica.

Auscultación cardíaca: Ruidos cardíacos rítmicos. No soplos ni extratonos.

Auscultación pulmonar: Normoventilación bilateral.

Abdomen: Blando y depresible. No palpo masas ni megalias.

Dolor a la palpación en hemiabdomen derecho. Murphy y Blumberg -.

Peristaltismo presente. No signos de irritación peritoneal.

Puño-percusión renal: ++ en lado derecho.

EEII: no edemas ni signos de TVP.

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS:

Analítica de sangre:

·Bioquímica: PCR 0.64 Glucemia: 78 Creatinina: 0.69 CKDEPI 129.30.

·Hemograma: Leucocitos 9900 Neutrófilos 6400 Hb 13.7 Plaquetas 251000.

·Hemostasia: Fibrinógeno Derivado 6.3.

Analítica de orina:

BÁSICO DE ORINA: Hb indicios Nitritos: negativo. Sedimento: Leucos 25-50 por campo; Hematíes 10-25 por campo. Flora bacteriana aislada.

UROCULTIVO: Pendiente de resultado.

ECOGRAFÍA ABDOMINAL: Sin hallazgos patológicos.

EVOLUCIÓN:

Tras ser vista por médico de urgencias se observa mejoría clínica tras tratamiento recibido en Urgencias.

Dada la clínica de dolor en fosa lumbar derecha + síndrome miccional, pese a buen estado general y afebril se prescribe tratamiento antibiótico que cubra posible pielonefritis con control ambulatorio y espera de resultado de urocultivos.

TRATAMIENTO:

A su llegada al box se canaliza vía periférica por parte del servicio de enfermería para la administración de sueroterapia y nolotil una ampolla intravenosa.

RECOMENDACIONES:

– Recoger resultados de Urocultivo en su centro de salud.

– Ingesta abundante de agua.

– Cefuroxima 500 mg cada 12 horas durante 7 días.

– Ibuprofeno 600 mg 1 comprimido cada 8 horas.

– Si incidencias acudir de nuevo a Urgencias.

Se procede a dar informe de alta para que siga con su evolución en domicilio tras diagnóstico principal de INFECCIÓN DEL TRACTO URINARIO.

 

VALORACIÓN DE ENFERMERÍA SEGÚN LAS NECESIDADES DE VIRGINIA HENDERSON

1. Necesidad oxigenación: sin alteraciones.

2. Necesidad de nutrición e hidratación: sin alteraciones.

3. Necesidad eliminación: disuria y hematuria.

4. Necesidad de mover y mantener postura: autonomía para el movimiento.

5. Necesidad de dormir y descansar: debido al dolor descansa con dificultad.

6. Necesidad de vestirse y desvestirse: sin alteraciones.

7. Necesidad de mantener temperatura corporal: fiebre.

8. Necesidad de mantener la higiene corporal: apariencia general e higiene

adecuada.

9. Necesidad de evitar peligros y entorno: sin alteraciones.

10. Necesidad de comunicarse: buena comunicación.

11. Necesidad de vivir según sus creencias y valores: no procede.

12. Necesidad de trabajar y sentirse realizado: no procede.

13. Necesidad de participar en actividades recreativas: sin alteraciones.

14. Necesidad de aprendizaje: sin alteraciones.

 

DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA POR TAXONOMÍA NANDA, NOC, NIC

Diagnostico NANDA:

(00132) Dolor agudo relacionado con agentes lesivos biológicos y manifestado por expresión facial de dolor, informa de la intensidad usando escalas estandarizadas de valoración del dolor.

NOC:

Control del dolor (01605): acciones personales para controlar el dolor.

NIC:

Administración de medicación intravenosa (2314): uso de agentes farmacológicos para reducir o eliminar el dolor.

ACTIVIDADES:

  • Tomar nota de los antecedentes médicos y de alergias del paciente.
  • Verificar la colocación y permeabilidad del catéter i.v en la vena.
  • Valorar al paciente para determinar la respuesta a la medicación.

 

NIC:

Manejo del dolor agudo (1410): alivio o disminución del dolor hasta lograr un nivel de bienestar aceptable para el paciente.

ACTIVIDADES:

  • Realizar una valoración exhaustiva del dolor que incluya localización, aparición, duración, frecuencia e intensidad, así como los factores que lo alivian o agudizan.
  • Monitorizar el dolor utilizando una herramienta de medición válida y fiable apropiada a la edad y a la capacidad de comunicación.

 

DISCUSIÓN Y CONCLUSIÓN

La infección urinaria (ITU) es la infección bacteriana más frecuente en la adolescencia en su conjunto, si bien en la mayoría de los casos se presenta como cistitis aguda no complicada en la adolescente. Aunque en esta etapa no debe considerarse un problema grave por sus consecuencias, la calidad de vida de los pacientes puede verse significativamente afectada. Su incidencia varía notablemente con la edad, incluso dentro del período de tiempo que corresponde a la segunda década de la vida.

Así, se estima que a partir de los 5 años la prevalencia de bacteriuria aumenta alrededor de un 1 % por cada década, resultando que aproximadamente entre 1-3 % de las mujeres jóvenes padecen al menos un episodio de ITU al año. A esta edad las ITU son unas 30 veces más frecuentes en las mujeres que en los hombres1,2.

Aproximadamente un 20-30 % de las mujeres jóvenes con un episodio inicial de cistitis tienen infecciones recurrentes1. Ocasionalmente la recaída es debida a la persistencia de un foco de infección (recidiva), pero en el 90 % de los casos son reinfecciones, es decir, nuevas infecciones producidas en un corto período de tiempo y habitualmente por la misma especie bacteriana, E. Coli. En adolescentes con 3 o más episodios de ITU al año está indicada la profilaxis continua (pequeñas dosis de antimicrobiano por la noche antes de acostarse) para reducir la frecuencia de recurrencias. La nitrofurantoína puede utilizarse por prolongados períodos de tiempo sin aparición de resistencias.

Ante toda infección recurrente debe realizarse urocultivo ya que en ella es mayor la tasa de resistencia a los antibióticos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Colgan R, Williams M. Diagnosis and treatment of acute uncomplicated cystitis. Am Fam Physician. 2011; 84:771-6.
  2. Martínez V, De Juan A, Melgar J, Suárez-Castañón C, Espino R, Málaga S. Infecciones de orina en el niño: revisión de los planteamientos diagnóstico-terapéuticos. Vox Pediatr 2010: 15:7-18.
  3. Cooper KL, Badalato GM, Rutman MP. Infections of the urinary tract. In: Partin AW, Dmochowski RR, Kavoussi LR, Peters CA, eds. Campbell-Walsh-Wein Urology. 12th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021: chap 55.
  4. Nicolle LE, Drekonja D. Approach to the patient with urinary tract infection. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 26th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2020: chap 268.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos