Catéteres PICC: una herramienta vital en el cuidado médico

16 mayo 2024

AUTORES

  1. Ana Belén García Garrido. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  2. Ángela Molina Sierra. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Erica Victoria Delgado Hynes. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Marina Pisonero Rivero. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Paula Pastor Morales. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Sonia López Abia. Enfermera en Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

Los catéteres periféricos insertados centralmente (PICC) son dispositivos esenciales en la práctica de enfermería, permitiendo un acceso seguro y eficaz al sistema venoso central3. Su uso abarca una variedad de aplicaciones clínicas, desde la administración de medicamentos hasta la nutrición parenteral. Los PICC mejoran la calidad de vida del paciente al reducir la necesidad de punciones venosas frecuentes y facilitar la administración de terapias domiciliarias. Aunque presentan desafíos, como la prevención de infecciones, los PICC siguen siendo una herramienta crucial en la atención médica moderna. Su continuo avance tecnológico y su uso adecuado en la práctica clínica prometen mejorar aún más los resultados clínicos y la experiencia del paciente.

PALABRAS CLAVE

Catéteres periféricos insertados centralmente (PICC), práctica de enfermería, acceso venoso central, aplicaciones clínicas, administración de medicamentos, nutrición parenteral, prevención de infecciones, calidad de vida, administración de terapia en casa, tecnología sanitaria.

ABSTRACT

Peripherally inserted central catheters (PICCs) are essential devices in nursing practice, providing safe and effective access to the central venous system2. Their use spans a variety of clinical applications, from medication administration to parenteral nutrition. PICCs improve patient quality of life by reducing the need for frequent venipunctures and facilitating home therapy administration. Although they pose challenges, such as infection prevention, PICCs remain a crucial tool in modern healthcare. Their ongoing technological advancement and appropriate use in clinical practice promise further improvements in clinical outcomes and patient experience.

KEY WORDS

Peripherally inserted central catheters (PICCs), nursing practice, central venous access, clinical applications, medication administration, parenteral nutrition, infection prevention, quality of life, home therapy administration, healthcare technology.

DESARROLLO DEL TEMA

Los catéteres periféricos insertados centralmente (PICC) son dispositivos médicos utilizados para acceder al torrente sanguíneo con el fin de administrar medicamentos, fluidos, nutrición parenteral y realizar pruebas diagnósticas1. Son una herramienta esencial en el cuidado médico moderno, proporcionando acceso venoso seguro y prolongado para una variedad de procedimientos médicos.

¿Qué son los catéteres PICC?

Los catéteres PICC son tubos delgados y flexibles que se insertan en una vena periférica y se dirigen hacia las venas más grandes cerca del corazón, como la vena cava superior o inferior3. Estos catéteres pueden permanecer en su lugar durante días, semanas o incluso meses, dependiendo de la necesidad clínica del paciente.

Funcionamiento y Diseño:

Los catéteres PICC son tubos delgados y flexibles que se insertan en una vena periférica y se dirigen hacia las venas más grandes cerca del corazón, como la vena cava superior o inferior. Este diseño permite un acceso directo al sistema venoso central, lo que facilita la administración de medicamentos y fluidos de manera rápida y uniforme en todo el cuerpo3. Además, los catéteres PICC pueden permanecer en su lugar durante períodos prolongados, lo que minimiza la necesidad de múltiples punciones venosas y reduce el malestar del paciente.

Usos y aplicaciones:

Administración de Medicamentos: Los catéteres PICC se utilizan para administrar una amplia gama de medicamentos, incluidos antibióticos, quimioterapia, analgésicos y agentes vasoactivos. Esto permite una administración continua y controlada de medicamentos sin la necesidad de múltiples punciones venosas.

Fluidoterapia: Son vitales para la administración de fluidos intravenosos en pacientes que requieren hidratación, reposición de líquidos o mantenimiento de la presión arterial.

Nutrición Parenteral: En pacientes que no pueden recibir nutrición oral, los catéteres PIC se utilizan para administrar soluciones de nutrición parenteral directamente en el torrente sanguíneo, asegurando que reciban los nutrientes necesarios para mantener su salud3.

Monitoreo Hemodinámico: Los catéteres PICC también se utilizan para realizar mediciones hemodinámicas, como la presión venosa central, que proporcionan información crucial sobre la función cardiaca y el estado circulatorio del paciente.

Ventajas y consideraciones:

Acceso Venoso Central: Los catéteres PICC proporcionan acceso directo al sistema venoso central, lo que permite una distribución rápida y uniforme de medicamentos y fluidos en todo el cuerpo.

Reducción de Punciones: Al mantenerse en su lugar durante períodos prolongados, los catéteres PICC reducen la necesidad de múltiples punciones venosas, lo que disminuye el malestar del paciente y el riesgo de complicaciones asociadas con las punciones repetidas1.

Cuidado y Mantenimiento: Sin embargo, los catéteres PICC requieren un cuidado meticuloso para prevenir infecciones relacionadas con el catéter, como la flebitis o la bacteriemia. El lavado adecuado del catéter y el sitio de inserción, junto con el cumplimiento estricto de las prácticas de asepsia, son fundamentales para minimizar estos riesgos.

Innovaciones recientes:

En los últimos años, ha habido avances significativos en el diseño y la tecnología de los catéteres PICC, que han mejorado aún más su seguridad y eficacia3. Por ejemplo, se han desarrollado catéteres con recubrimientos antimicrobianos que ayudan a prevenir la colonización bacteriana y reducen el riesgo de infección. Además, se están explorando nuevas técnicas de inserción, como el uso de ecografía para guiar la colocación del catéter, que pueden mejorar la precisión y reducir las complicaciones asociadas con la inserción.

Impacto en la calidad de vida del paciente:

El uso de catéteres PICC no solo mejora la eficacia del tratamiento médico, sino que también puede tener un impacto significativo en la calidad de vida del paciente1. Al proporcionar un acceso venoso seguro y prolongado, los catéteres PICC reducen la necesidad de punciones venosas frecuentes, lo que disminuye el malestar y la ansiedad del paciente. Además, al permitir una infusión continua de medicamentos y fluidos, los catéteres PICC facilitan la administración de terapias domiciliarias, lo que permite a los pacientes recibir tratamiento en la comodidad de su hogar y mantener una mejor calidad de vida.

Beneficios económicos y sociales:

Además de los beneficios clínicos y de calidad de vida, los catéteres PICC también pueden tener un impacto positivo en los aspectos económicos y sociales de la atención médica. Al reducir la necesidad de ingresos hospitalarios prolongados y procedimientos invasivos, los catéteres PICC pueden ayudar a disminuir los costos de atención médica y a optimizar el uso de recursos hospitalarios1. Además, al permitir la administración de terapias domiciliarias, los catéteres PICC promueven la desinstitucionalización de la atención médica y empoderan a los pacientes para que tomen un papel más activo en su propio cuidado.

Desafíos y consideraciones futuras:

A pesar de sus numerosos beneficios, los catéteres PIC también presentan desafíos y consideraciones importantes que deben abordarse en el futuro. Entre estos desafíos se incluyen la prevención de infecciones relacionadas con el catéter, la gestión del dolor y la incomodidad del paciente, y la capacitación adecuada del personal de enfermería en las técnicas de colocación y mantenimiento del catéter.4 Además, es importante seguir investigando y desarrollando nuevas tecnologías y enfoques terapéuticos que mejoren la seguridad y eficacia de los catéteres PICC y optimicen su uso en la práctica clínica.

 

CONCLUSIÓN

En resumen, los catéteres PICC son una herramienta invaluable en el arsenal médico, que proporciona acceso seguro y prolongado al torrente sanguíneo para una variedad de intervenciones clínicas. Su uso adecuado y su mantenimiento cuidadoso son esenciales para garantizar su eficacia y para minimizar el riesgo de complicaciones. Con una gestión adecuada, los catéteres PICC juegan un papel crucial en la mejora de los resultados clínicos y la comodidad del paciente en el entorno hospitalario y ambulatorio3.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Gorski, L. A., Hadaway, L., Hagle, M. E., Broadhurst, D., Clare, S., Kleidon, T., … & Alexander, M. (2016). Infusion therapy standards of practice. Journal of Infusion Nursing, 39(1S), S1-S159.
  2. Chopra, V., Anand, S., Krein, S. L., Chenoweth, C., Saint, S., & Herwaldt, L. A. (2013). Bloodstream infection, venous thrombosis, and peripherally inserted central catheters: reappraising the evidence. American Journal of Medicine, 126(5), 441-449.
  3. Gallieni, M., Pittiruti, M., Biffi, R., & Vascular Access, Society of. (2018). The ‘PICC-peripheral inserted central catheter’: A 6-month prospective study of 261 consecutive patients. Nephrology Dialysis Transplantation, 33(suppl_2), ii225-ii230.
  4. Mermel, L. A., Allon, M., Bouza, E., Craven, D. E., Flynn, P., O’Grady, N. P., … & Warren, D. K. (2009). Clinical practice guidelines for the diagnosis and management of intravascular catheter-related infection: 2009 Update by the Infectious Diseases Society of America. Clinical infectious diseases, 49(1),1-45.

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos