Catéteres venosos centrales.

12 marzo 2024

AUTORES

  1. Sandra Sánchez Acero. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  2. Patricia Bintaned Lafuente. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  3. María Isabel Biescas Portero. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  4. Esther Bielsa Olleta. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  5. Beatriz Vicente Serrano. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  6. Verónica Soriano Palacios. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

Al catéter venoso central (CVC) se asocian complicaciones como la infección y la trombosis, lo que aumenta la mortalidad del paciente y la estancia hospitalaria1,2. Es muy importante que los profesionales de enfermería dominen el correcto funcionamiento de la línea central y sus posibles complicaciones, así como conocer los cuidados necesarios para disminuir y prevenir la tasa de infección y trombosis.

PALABRAS CLAVE

Catéteres venosos centrales, infecciones relacionadas con catéteres, bacteriemia.

ABSTRACT

The central venous catheter is associated with complications such as infection and thrombosis, which increases patient mortality and hospital stay. It is very important for nursing professionals to master the correct functioning of the central line and its possible complications, as well as to know the necessary care to reduce and prevent the rate of infection and thrombosis.

KEY WORDS

Central venous catheters, catheter-related infections, bacteremia.

INTRODUCCIÓN

La manipulación del CVC por parte del personal enfermero constituye un pilar fundamental1,2. El CVC se define como la introducción de un catéter, cuyo extremo distal se sitúa en el inferior de la tercera porción de la vena cava superior o justo en la entrada de la aurícula derecha3.

Existen tres tipos de dispositivos diferentes: catéter tipo Hickman, catéter de acceso subcutáneo implantado (reservorio) y el catéter de acceso vascular central de inserción periférica (PICC). La elección del sitio anatómico dependerá de la duración del tratamiento, experiencia y factores asociados al paciente4.

Su utilización es para:

  • Administración continúa de medicación y citostáticos.
  • Administración de hemoderivados.
  • Control hemodinámico como medición de la presión venosa.
  • Administración de nutrición parenteral.
  • Obtención de muestras sanguíneas para su análisis4.

 

Una de las ventajas del CVC es que permite un mayor flujo de sangre al ser insertado en un vaso de gran calibre, ya que admite una rápida dilución del líquido infundido, hay que tener en cuenta que algunos solutos suele tener una alta osmolaridad como en el caso de la nutrición parenteral3.

TIPOS DE CATÉTERES.

Catéter tipo Hickman.

Se implanta durante un proceso médico quirúrgico a través de la inserción del catéter por vena subclavia o vena yugular. Se caracteriza por tener una salida subcutánea siendo visible sobre la piel a través del punto de inserción5.

El catéter puede ser tunelizado o no tunelizado. Los no tunelizados se utilizan en pacientes críticos o agudos que van a necesitar el acceso central por un corto periodo de tiempo3.

Catéter de acceso subcutáneo implantado (reservorio).

Al igual que en el anterior necesita de un proceso médico- quirúrgico para su inserción, con acceso a vena subclavia. Se implanta de manera torácica quedando el reservorio sobre el plano muscular, precisa de una pequeña incisión para la inserción del reservorio. A veces, por imposibilidad o agotamiento capilar, se ha de colocar el reservorio en otras localizaciones anatómicas como la ingle o en las extremidades superiores5.

Catéter de inserción periférica (PICC).

No tunelizado, se inserta por el personal de enfermería o por el personal médico, en cualquier caso. Su extremo distal (endovenoso) al igual que los anteriores catéteres se sitúa en la vena cava superior siempre que el acceso sea desde las extremidades superiores, preferentemente a través de la vena basílica antecubital.

También puede ser insertado en las extremidades inferiores donde la punta endovenosa del catéter o distal, se localizará en la vena cava inferior. Este catéter se utiliza en pacientes que necesitan un tratamiento intravenoso superior a 12 meses5.

COMPLICACIONES ASOCIADA A LA MANIPULACIÓN Y RETIRADA DEL CATÉTER.

Bacteriemia asociada a CVC.

Una de las mayores complicaciones que pueden surgir por una incorrecta manipulación del acceso venoso central es la bacteriemia, la cual aumenta la morbilidad y mortalidad lo que supone un incremento del gasto sanitario1,2.

Es definida por la Centers for Disease Control (CDS) como un examen de laboratorio que garantice plenamente que el catéter es la fuente de la bacteriemia.

La mayor tasa de infección pertenece al estafilococo coagulasa-negativo y al estafilococo aureus, enterococo y cándida spp. Se debe de tener en cuenta que el deterioro del catéter aumenta cuando hay sospecha de infección6.

Existen cuatro formas diferentes por las que se puede contaminar un catéter venoso central:

  • Migración de los microorganismos de la piel donde se encuentra insertado el catéter, colonizándose la punta intravascular del catéter. Es la infección más común.
  • Contaminación directa del catéter por contacto de manos, fluidos o materiales contaminados en los accesos venosos de larga duración.
  • Catéteres que pueden llegar a ser hematológicamente colonizados por otro foco de infección, siendo menos frecuente.
  • Infusiones contaminadas1,6.
  • Catéter venoso central y oclusión intraluminal.

 

La incidencia de trombosis en pacientes con CVC con una duración de más siete días se sitúa en 33-67%, según estudios7.

Normalmente la oclusión de la luz del catéter se debe a la formación de un trombo en la punta endovenosa del catéter por causa de la precipitación de algunas sustancias infundidas, dependiendo de su pH y de la concentración de sustancia3. La aparición de un trombo puede generar una oclusión parcial; permitiendo la extracción de sangre; o total, lo cual nos impide tanto infundir líquidos como la extracción sanguínea.

La oclusión pude ser resuelta espontáneamente una vez retirado el catéter, sin embargo, cuando el catéter ha sido utilizado por un largo periodo de tiempo, el trombo puede mantenerse dejando la vena permanentemente obstruida1.

CUIDADOS PARA MANTENIMIENTO Y CORRECTO FUNCIONAMIENTO DEL CATÉTER VENOSO CENTRAL.

Actualmente, el uso de CVC promueve la comodidad y bienestar del paciente ya que asegura menores venopunciones, aunque sus posibles complicaciones pueden generar una mayor estancia hospitalaria.

Cuando un CVC es insertado en cualquier unidad, la responsable del correcto funcionamiento del mismo pertenece al personal de enfermería. Son los encargados de minimizar el riesgo de infección4.

  • Valorar de manera frecuente el punto de inserción para controlar los posibles signos de infección (secreción purulenta, eritema, fiebre, dolor, taquicardia, alteración de la coloración cutánea, etc.)8
  • Proteger la integridad de la piel. Aquellos pacientes que tienen un déficit nutricional muestran una mayor sensibilidad en la barrera cutánea, por ello es necesario seleccionar un apósito adecuado para evitar lesiones en la dermis; además de realizar una desinfección correcta de la zona que rodea al catéter9.
  • Realizar cambios de apósito cada 7 días o cuando esté muestre signos de humedad, suciedad o esté despegado.
  • Evitar la colocación de cremas alrededor del punto de punción10.
  • Cambiar equipos de fluidoterapia cada 72-96 horas. Excepto aquellos equipos de infusión que se utilicen para la administración de hemoderivados y nutrición parenteral ya que suponen un factor de riesgo asociado a la infección bacteriana y fúngica1.
  • Previo a la manipulación del extremo del catéter, desinfectar con antiséptico para disminuir su contaminación6.

 

CONCLUSIONES

Para conseguir una correcta manipulación de los catéteres venosos centrales se debe establecer un protocolo de cuidados de enfermería ya que son imprescindibles y fundamentales para evitar posibles complicaciones.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Brenner F. P, Bugedo T. G, Calleja R. D, Del Valle M. G, Fica C. A, Gómez O. ME, et al. Prevención de infecciones asociadas a catéteres vasculares centrales. REVINF. 2003;20(1):51-69.
  2. Ramritu P, Halton K, Cook D, Whitby M, Graves N. Catheter-related bloodstream infections in intensive care units: a systematic review with meta-analysis. J Adv Nurs. 2008 04; 62(1):3-21.
  3. Gabriel J. Vascular device occlusion: causes, prevention and management. Nurs Stand 2011; 25(44):49-55.
  4. Boersma RS, Jie K-G, Verbon A, van Pampus ECM, Schouten HC. Thrombotic and infectious complications of central venous catheters in patients with hematological malignancies. Ann Oncol. 2008 March 01; 19(3):433-442.
  5. Ana Mª A.N, Esther F.F, Ángeles G.F, Eulalia G.G, Teresa V.G, Ana Mª L.L, Sagrario P.F, Carmen V.F. Catéteres venosos centrales guía para enfermería [Monografía en internet]*. Principado de Asturias: SESPA: 2011 [acceso 5 de septiembre de abril de 2023]. Disponible en: http://www.asturias.es
  6. Centers for Disease Control and Prevention. Guidelines for the prevention of intravascular catheter-related infection. MMWR. 2002; 51 RR-10: 1-36.
  7. Polderman K H, Girbes A R J. Central venous catheter use. Part I: Mechanical complications. Intensive Care Med. 2002; 28: 1-17.
  8. Sociedad Mexicana de Cardiología. Instalación de catéter venoso central como estándar de calidad en el cuidado del enfermero. Rev. Mexicana [revista en Internet] 2003 [acceso 11 de septiembre de 2023]; 11(3). Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/enfe/en-2003/en033c.pdf
  9. Salud Madrid. Manejo de catéteres venosos centrales temporales. Comunidad Madrid [Página web] 2014[acceso 8 de octubre 2023]. Disponible en: https://elenfermerodelpendiente.files.wordpress.com/2014/01/guia-vias-centrales-gregorio-marac3b1on.pdf
  10. Sociedad Mexicana de Cardiología. Instalación de catéter venoso central como estándar de calidad en el cuidado del enfermero. Rev. Mexicana [revista en Internet] 2003 [acceso 19 de octubre de 2023]; 11(3). Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/enfe/en-2003/en033c.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos