Cólico renal

27 marzo 2024

 

AUTORES

  1. Laura Gullón Martínez. DUE, HRV, Zaragoza.
  2. Eva Giménez Salvador. DUE, HRV, Zaragoza.
  3. Noelia Hernández Jurado. DUE, HRV, Zaragoza.
  4. Sonia Salvador Lanzuela. DUE, Residencia Javalambre Teruel.
  5. Román Moreno López. DUE, HRV, Zaragoza.
  6. Silvia Aranda Andreu. DUE, HRV, Zaragoza.

 

RESUMEN

El cólico renal es una condición caracterizada por el dolor agudo y punzante causado por la obstrucción del flujo de orina debido a la presencia de cálculos renales. Los pacientes experimentan síntomas como dolor intenso en la espalda baja o el costado, náuseas, vómitos y urgencia urinaria. El diagnóstico se basa en la evaluación de la historia clínica, los síntomas y pruebas como la tomografía computarizada y el análisis de orina. El manejo del cólico renal se centra en aliviar el dolor, la hidratación y la monitorización de los pacientes. Además, se brinda educación sobre la prevención y el cuidado continuo. Con un enfoque multidisciplinario que aborde tanto los aspectos físicos como emocionales, es posible mejorar la calidad de vida de quienes enfrentan esta afección dolorosa.

PALABRAS CLAVE

Dolor, obstrucción, riñón, prevención, síntomas y cuidados.

ABSTRACT

Renal colic is a condition characterized by sharp, stabbing pain caused by obstruction of the flow of urine due to the presence of kidney stones. Patients experience symptoms such as severe pain in the lower back or side, nausea, vomiting, and urinary urgency. Diagnosis is based on evaluation of medical history, symptoms, and tests such as CT scan and urinalysis. Management of renal colic focuses on pain relief, hydration, and patient monitoring. Additionally, education on prevention and ongoing care is provided. With a multidisciplinary approach that addresses both the physical and emotional aspects, it is possible to improve the quality of life of those facing this painful condition.

KEY WORDS

Pain, obstruction, kidney, prevention, symptoms and care.

DESARROLLO DEL TEMA

El cólico renal es una manifestación dolorosa que surge debido a la presencia de cálculos renales que obstruyen el flujo normal de orina en el sistema urinario. Este fenómeno desencadena una serie de respuestas fisiológicas que causan una intensa sensación de malestar. Cuando una piedra, también conocida como cálculo renal, bloquea parcial o totalmente el paso de la orina desde el riñón hasta la vejiga, se desencadena una respuesta inflamatoria y de presión en el sistema urinario. La obstrucción del flujo urinario genera una acumulación de líquido en el riñón, lo que provoca un aumento de la presión dentro del órgano. Esta presión adicional desencadena un dolor agudo y punzante que se irradia hacia la parte baja del abdomen y la espalda baja, características distintivas del cólico renal. La intensidad del dolor puede variar desde molestias moderadas hasta episodios extremadamente dolorosos que afectan significativamente la calidad de vida del paciente1.

Es importante comprender que la formación de cálculos renales puede deberse a una variedad de factores, incluidos los desequilibrios en la composición de la orina, la ingesta inadecuada de líquidos, la dieta rica en ciertos minerales, como el calcio y el oxalato, y condiciones médicas subyacentes. La presencia de estos cálculos puede no solo causar dolor agudo durante los episodios de cólico renal, sino también aumentar el riesgo de infecciones urinarias y otros trastornos del sistema renal si no se tratan adecuadamente.

 

Síntomas y manifestaciones clínicas:

El cólico renal presenta una serie de síntomas y manifestaciones clínicas que pueden variar en intensidad y duración en cada individuo afectado. Estos síntomas son indicadores importantes que los/as enfermeros/as y profesionales de la salud deben tener en cuenta para ofrecer un diagnóstico y tratamiento oportunos a los pacientes1.

  • Dolor intenso en la espalda baja o el costado: el síntoma más característico del cólico renal es el dolor intenso y punzante que se localiza comúnmente en la región lumbar o en el costado del abdomen. Este dolor puede ser tan agudo que incapacita al paciente y puede irradiarse hacia el abdomen, la ingle e incluso los genitales. La intensidad del dolor puede variar desde molestias moderadas hasta episodios extremadamente dolorosos que requieren atención médica urgente.
  • Náuseas y vómitos: es común en los pacientes con cólico renal. Estos síntomas pueden ser una respuesta del cuerpo al dolor intenso y a la activación del sistema nervioso autónomo debido a la obstrucción del flujo de orina. Las náuseas y los vómitos pueden empeorar la deshidratación y el malestar general del paciente, por lo que es importante controlarlos y tratarlos adecuadamente.
  • Sangre en la orina: la presencia de sangre en la orina, conocida como hematuria, es otro síntoma característico del cólico renal. La obstrucción del flujo urinario y el movimiento de los cálculos renales pueden causar irritación y lesiones en el tracto urinario, lo que resulta en la liberación de sangre en la orina. La hematuria puede variar en intensidad y puede ser visible a simple vista o detectada mediante análisis de orina.
  • Dificultad para encontrar una posición cómoda: el dolor intenso asociado con el cólico renal puede dificultar que el paciente encuentre una posición cómoda para aliviar el malestar. Los pacientes pueden experimentar una sensación de inquietud y ansiedad debido al dolor constante y la incapacidad para encontrar alivio1.
  • Urgencia y frecuencia urinaria: la obstrucción del flujo de orina puede causar una sensación de urgencia y frecuencia urinaria en los pacientes con cólico renal. Aunque el volumen de orina puede ser reducido debido a la obstrucción, la sensación de urgencia para orinar puede ser persistente y molesta para el paciente.

 

Diagnóstico y evaluación:

Historia clínica y evaluación de síntomas:

El proceso diagnóstico comienza con la recopilación de la historia clínica del paciente y la evaluación de los síntomas presentados. Los enfermeros realizan entrevistas detalladas para obtener información sobre la duración y la intensidad del dolor, los síntomas asociados como náuseas, vómitos y dificultad para orinar, así como antecedentes médicos y factores de riesgo relacionados con los cálculos renales.2

 

Pruebas de imagen.

  • Tomografía computarizada (TC): es una herramienta diagnóstica de elección para detectar la presencia de cálculos renales y evaluar su tamaño, número, ubicación y composición. Este estudio de imágenes proporciona imágenes detalladas de los riñones y el tracto urinario, lo que permite una evaluación precisa de la obstrucción y otros posibles trastornos.
  • Ecografía renal: Aunque menos sensible que la TC, es una opción útil para evaluar la anatomía y el funcionamiento de los riñones. Puede ayudar a detectar obstrucciones y proporcionar información adicional sobre la estructura del tracto urinario.

 

Análisis de orina.

El análisis de orina es una herramienta diagnóstica importante que puede revelar la presencia de sangre en la orina (hematuria), un síntoma común del cólico renal. La hematuria puede ser visible a simple vista o detectada mediante análisis de laboratorio, lo que ayuda a confirmar el diagnóstico y guiar el tratamiento2.

 

Exploración física:

Durante la evaluación, los enfermeros realizan una exploración física completa para evaluar signos vitales, examinar el abdomen en busca de sensibilidad y palpar los riñones en busca de masas o sensibilidad que puedan indicar la presencia de cálculos renales3.

Una vez completada la evaluación diagnóstica, los enfermeros colaboran estrechamente con el equipo médico para interpretar los resultados de las pruebas y desarrollar un plan de tratamiento integral y personalizado para el paciente afectado por el cólico renal. El objetivo principal del diagnóstico y la evaluación es aliviar el dolor, tratar la causa subyacente y prevenir la recurrencia de los cálculos renales en el futuro3.

 

Intervenciones de enfermería:

Una vez que se ha diagnosticado el cólico renal, los enfermeros desempeñan un papel crucial en el manejo de los síntomas y el apoyo al paciente. Algunas intervenciones de enfermería incluyen:

  • Control del dolor: administración de analgésicos según las indicaciones médicas para aliviar el dolor del paciente.
  • Hidratación: fomento de la ingesta de líquidos para ayudar a eliminar los cálculos renales y prevenir futuros episodios.
  • Monitorización y observación: vigilancia continua de los signos vitales y la respuesta del paciente al tratamiento.
  • Educación del paciente: brindar información sobre la importancia de seguir las recomendaciones médicas, incluida la adopción de hábitos de vida saludables y la prevención de futuros cálculos renales.

 

Tratamiento:

  • Analgésicos: son el pilar del tratamiento para aliviar el dolor intenso asociado con el cólico renal. Los medicamentos como el ibuprofeno, el paracetamol o la ketorolac pueden ser recetados para ayudar a controlar el dolor. En casos de dolor muy intenso, se pueden administrar medicamentos más potentes, como los opioides, bajo supervisión médica.
  • Hidratación: es fundamental para ayudar a eliminar los cálculos renales y aliviar el dolor. Se recomienda beber abundante agua para mantener una buena diuresis y facilitar el paso de los cálculos a través del sistema urinario. En algunos casos, se puede administrar líquidos por vía intravenosa si el paciente está deshidratado o tiene dificultad para beber.
  • Medicamentos para promover la expulsión de cálculos: Se pueden recetar medicamentos como los alfabloqueantes (por ejemplo, la tamsulosina) o los antagonistas del calcio (como la nifedipina) para relajar los músculos del tracto urinario y facilitar la expulsión de los cálculos renales. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir el tiempo de expulsión y aliviar el dolor4.

 

CONCLUSIÓN

El cólico renal es una condición dolorosa y potencialmente grave causada comúnmente por la presencia de cálculos renales. El tratamiento se centra en aliviar el dolor, promover la expulsión de los cálculos y prevenir complicaciones adicionales. Es fundamental buscar atención médica adecuada ante los síntomas de cólico renal, ya que un manejo oportuno puede ayudar a evitar complicaciones graves y mejorar la calidad de vida del paciente. Además, adoptar hábitos de vida saludables, como mantenerse bien hidratado y seguir una dieta equilibrada, puede contribuir a prevenir la formación de cálculos renales y reducir el riesgo de futuros episodios de cólico renal4.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Cólico renal [Internet]. Wikipedia.org. [citado el 27 de febrero de 2024]. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Cólico_nefrítico
  2. Auguet P. Cólico nefrítico o cólico renal. Lo que debes saber cómo paciente [Internet]. Dr. Pep Auguet Urólogo Lleida. Dr. Pep Auguet; 2023 [citado el 27 de febrero de 2024]. Disponible en: https://urologiapepauguet.com/blog/colico-nefritico-o-colico-renal/
  3. Galegas P. Cólicos renales: causas, síntomas y tratamiento [Internet]. Drdiazbermudez.com. 2021 [citado el 27 de febrero de 2024]. Disponible en: https://www.drdiazbermudez.com/colicos-renales-causas-sintomas-y-tratamiento_fb48029.html
  4. Gómez Ayala A-E. Litiasis renal. Farm Prof (Internet) [Internet]. 2008 [citado el 27 de febrero de 2024];22(2):44–7. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-litiasis-renal-13116003

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos