Cuidados de enfermería en el tratamiento de fototerapia por ictericia neonatal

6 agosto 2023

 

AUTORES

  1. María Domingo Zaera. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  2. Lavinia Elena Fintoiu. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  3. Isabel López Raymundo. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  4. Marina Martínez Moliner. Graduada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  5. Sandra Casbas Callaved. Diplomada en Enfermería. Hospital Universitario Miguel Servet.
  6. Isabel de Francisco Castejón. Graduada en Enfermería. Hospital Royo Villanova.

 

RESUMEN

La ictericia neonatal es una de las causas más frecuentes de ingreso en las unidades de neonatos. Es la pigmentación amarillenta de la piel y mucosas provocado por el aumento de bilirrubina en sangre. El diagnóstico se realiza basándose en la valoración, examen clínico y determinación cuántica de los niveles de bilirrubina. Una vez diagnosticado, el tratamiento de elección es la fototerapia, permitiendo la descomposición y eliminación de bilirrubina a través de las heces. Siendo de importancia los conocimientos y cuidados adecuados por parte de los profesionales sanitarios para poder disminuir los riesgos y complicaciones asociadas.

PALABRAS CLAVE

Ictericia, recién nacido, fototerapia, enfermería

ABSTRACT

Neonatal jaundice is one of the most frequent causes of admission to neonatal units. It is the yellowish pigmentation of the skin and mucosa caused by the increase of bilirubin in the blood. The diagnosis is made intensively in the assessment, clinical examination and quantum determination of bilirubin levels. Once diagnosed, the treatment of choice is phototherapy, allowing the elimination of bilirubin through the stool. The knowledge and adequate care on the part of health professionals are important in order to reduce the risks and associated complications.

KEY WORDS

Jaundice, newborn, phototherapy, nursing.

INTRODUCCIÓN

La ictericia neonatal es la pigmentación amarillenta que adopta la piel, las membranas mucosas, los fluidos corporales y la esclerótica del recién nacido, que surge como consecuencia de los niveles elevados de bilirrubina en sangre. Es una de las patologías más frecuentes en las unidades neonatales, afectando a entre un 60 -70% de neonatos a término, y un 80% a prematuros1.

La bilirrubina es la sustancia generada por la destrucción de los glóbulos rojos. En los recién nacidos debido a la inmadurez del sistema enzimático del hígado se hace más dificultosa la descomposición y eliminación de la bilirrubina en bilis para ser posteriormente excretada a través del intestino junto con las heces. Además de la inmadurez enzimática, puede estar producida por hemólisis, incompatibilidad de RH, hemorragias, cefalohematomas, policitemia o por aumento de la circulación enterohepática por ingesta insuficiente 2.

La detención de la ictericia se centra en la valoración, examen clínico y las pruebas de laboratorio 1,2:

  • Valoración inicial a través de la identificación de los antecedentes familiares previos, historia del recién nacido, información y complicaciones en el parto.
  • Examen clínico mediante la observación de la presencia de coloración ictérica de la piel, siendo lo más frecuente una aparición céfalo caudal. La evolución se puede realizar a través de la escala de Kramer modificada.
  • Determinación cuántica de bilirrubinemia total y directa, reacción de Coombs directa e indirecta, hematocrito y hemoglobina. Para conocer el rango que se considera patológico se emplea un nomograma horario en el que se tiene en cuenta las horas de vida del recién nacido y el nivel de bilirrubina sérica.

 

El tratamiento en los casos más leves de hiperbilirrubinemia puede resolverse aumentando la frecuencia de las tomas, con la finalidad de aumentar el número de deposiciones favoreciendo así la eliminación de la bilirrubina por las heces. En los casos más complejos el tratamiento de elección es la fototerapia. Su mecanismo de acción consiste en la fotooxidación y la foto -isomerización de la bilirrubina para poder ser excretada3.

En los casos en que la fototerapia no da resultado, es necesario realizar una exanguinotransfusión que consiste en sustituir la sangre del paciente por sangre fresca o reconstituida, permitiendo así la eliminación de la bilirrubina3.

OBJETIVOS

  • Describir los cuidados de enfermería que precisa el recién nacido sometido a fototerapia.
  • Identificar posibles riesgos y complicaciones de la ictericia neonatal.

 

METODOLOGÍA

La búsqueda para la presente revisión bibliográfica se ha realizado utilizando artículos publicados hasta mayo de 2023, utilizando las siguientes bases de datos: Google académico, Scielo, Cuiden plus y Medline.

Las palabras claves (ictericia, recién nacido, fototerapia, enfermería) se han combinado con los operadores booleanos AND(y) y OR(o), seleccionado aquellas publicaciones que permitieran el acceso al texto completo. Además, en la selección de artículos se ha filtrado el tiempo, seleccionando solo artículos de los últimos diez años.

RESULTADOS

Los cuidados de enfermería en el tratamiento de fototerapia por hiperbilirrubinemia van a ir dirigidos tanto al niño como a los padres.

Orientados en el recién nacido1,2,3:

  • Al ingreso, identificación correcta del recién nacido y toma de medidas antropométricas: Peso, talla y perímetro cefálico.
  • Colocación del bebe en un colchón térmico para evitar los cambios bruscos de temperatura, la lampará se colocará a una distancia de 35 cm del neonato.
  • El recién nacido debe estar desnudo, exponiendo la mayor superficie de piel posible a la luz. Se dejará únicamente con el pañal, usando el de menor talla, para aumentar la exposición, en los casos más graves se puede dejar al bebe sin pañal.
  • No se debe interrumpir la lactancia. Se recomienda poner al pecho al RN cada 3 horas para compensar el aumento de la perdida insensible de agua que se produce al estar expuesto a la fototerapia, consiguiendo una buena hidratación en el neonato.
  • Cubrir los ojos con un antifaz para proteger la retina de la luz continua. Aprovechar las tomas para retirar el antifaz con el fin de estimular el parpadeo y fomentar la estimulación sensorial.
  • Cambios posturales cada tres horas.
  • Vigilar signos de deshidratación como pueden ser piel seca, llanto sin lágrima, fontanelas deprimidas, signo de pliegue.
  • Observación y controles seriados de bilirrubina con la toma de muestra sanguínea según petición médica.
  • Registro de las características de orina y deposiciones: cantidad, color y consistencia.
  • Control de constantes vitales, especialmente control térmico.
  • Control del tiempo que se saca de la luz: no debe ser superior a 30 minutos.
  • No aplicar cremas o aceites, ya que podrían ocasionar quemaduras.
  • En el caso en que los niveles sean muy elevados, los cuidados y alimentación del recién nacido se realizarán bajo la lámpara.

 

Orientadas a los padres1,2,3:

  • Explicarles en qué consiste el tratamiento, y el procedimiento que se va a realizar.
  • Informales de las normas de la unidad de neonatología: Horarios, visitas, normas de higiene a la entrada, teléfono de contacto.
  • Apoyo psicológico para que afronten de la forma más favorable el ingreso de su hijo en la unidad.
  • Hacerles partícipes de los cuidados del recién nacido.
  • Fomento de la lactancia materna y el contacto piel con piel, siempre que sea posible.
  • Recomendar el uso de gafas protectoras para ellos, para protegerse de la luz de la lámpara de fototerapia.

 

Las complicaciones que pueden aparecer en el tratamiento con fototerapia son: el síndrome del niño bronceado, deshidratación, aumento de deposiciones, orina oscura por la presencia de bilirrubina, conjuntivitis y daño corneal debido al uso inadecuado de la protección ocular, rash generalizado de la piel, y por último el Kernicterus, siendo esta la complicación más grave 4.

El kernicterus es la impregnación de la bilirrubina en el tejido cerebral, provocando daños como parálisis cerebral, trastornos de la mirada, displasia del esmalte dental, pérdida auditiva y discapacidad intelectual 4.

CONCLUSIÓN

Los profesionales de enfermería juegan un papel fundamental en la valoración y el diagnóstico precoz de la ictericia neonatal, siendo necesario que estén dotados de los conocimientos adecuados para garantizar la eficacia del tratamiento y poder disminuir los posibles riesgos y complicaciones asociadas. Además, son de gran importancia para disminuir en los padres la ansiedad por el ingreso de sus hijos en las unidades de cuidados neonatales, haciéndoles participar en el cuidado y tratamiento de su recién nacido.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Moraes M, Iglesias M, Mernes M, Borbonet D. Reingreso para fototerapia en recién nacidos con ictericia sin hemólisis. Arch. Pediatr. Urug. [Internet]. 2013 [ citado 2023 mayo 10]; 84(1):26-31. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1688-12492013000100005&lng=es.
  2. Castaño Picó MJ. Análisis de la variabilidad de la práctica asistencial a través de una vía clínica para la ictericia neonatal. 2016. Disponible en: http://hdl.handle.net/10045/54335
  3. Martínez González L. Plaza Carmona M. La ictericia neonatal y su abordaje desde la Enfermería. Dialnet. [Internet] 2017. Vol. 3. 21. (54-60)
  4. Hernández M, Schmidt M. Huete Isidro I. Encefalopatía por Kernicterus: Serie clínica. Rev. chil. pediatr. [Internet]. 2013 Dic [citado 2023 mayo 10]; 84(6): 659-666.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos