Cuidados de enfermería en un servicio de urgencias en una fractura de colles: a propósito de un caso.

23 agosto 2022

AUTORES

  1. Miriam Beltrán Orga. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  2. Patricia Ríos Lamas. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  3. María Jesús Calero Morote. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  4. Yolanda Romero Molina. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  5. Beatriz Hernández Bretón. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.
  6. Estefanía García Oroz. Enfermera. Servicio de Urgencias hospital universitario Miguel Servet.

 

RESUMEN

La fractura de Colles fue descrita por primera vez en el año 1814 tratándose de una fractura del extremo distal del radio tras una caída sobre la palma de la mano en extensión. Representan alrededor de un 20% de las fracturas tratadas en un servicio de urgencia siendo más común en mujeres postmenopáusicas. A través de un caso clínico describiremos los cuidados de enfermería basados en la evidencia pre y post reducción de la fractura.

 

PALABRAS CLAVE

Fractura de Colles, cuidados de enfermería, fracturas osteoporóticas.

 

ABSTRACT

Colles’ fracture was first described in 1814 as a fracture of the distal end of the radius after a fall on the palm of the outstretched hand. They represent about 20% of fractures treated in an emergency service, being more common in postmenopausal women. Through a clinical case we will describe nursing care based on evidence before and after fracture reduction.

 

KEY WORDS

Colles’ Fracture, nursing care, Osteoporotic Fractures.

 

INTRODUCCIÓN

La fractura de Colles se describió por primera vez en el año 1814 por Abraham Colles. Se trata de una fractura del extremo distal del radio tras una caída sobre la palma de la mano en extensión1.”

Las fracturas de radio distal (FRD) son unas de las lesiones musculoesqueléticas más comunes, y representan de un 15 a un 20 % del total de las fracturas tratadas en los servicios de urgencia2, siendo más común en mujeres postmenopáusicas ya que son más propensas a sufrir osteoporosis.

El diagnóstico de la fractura de colles se basa en la exploración clínica donde observaremos:

  • dificultad para mover la muñeca.
  • dolor e inflamación en el tercio distal del radio.
  • deformidad calificada como “dorso de tenedor”.

Posteriormente tras comprobar que no hay una alteración ni compromiso neurovascular se solicitará un estudio radiológico en proyecciones anteroposterior y lateral3.

Una vez confirmado el diagnóstico se realizará el tratamiento de reducción de la fractura por parte de traumatología, con reducción cerrada bajo anestesia local del foco de la fractura y posterior colocación de férula de yeso.

La inmovilización se prolongará durante 6 semanas tras las cuales, la persona deberá acudir a revisiones con estudios radiológicos de control para comprobar si ha habido una correcta osificación de la fractura o hubiera que realizar un tratamiento más invasivo como una cirugía.

Durante las 6 semanas, es muy importante los cuidados de enfermería tanto en los cuidados de la férula de yeso, como para evitar complicaciones4.

 

PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Mujer de 83 años que acude al servicio de urgencias por dolor e impotencia funcional de muñeca izquierda tras caída casual hace 48h.

Como antecedentes clínicos destaca: HTA, DLP, osteoporosis y como medicación habitual:

  • TELMISARTÁN 20 MG 1-0-0.
  • EUTIROX 88 MCG 1-0-0.
  • NOCTAMID 2MG 0-0-1.
  • VESICARE 10MG 0-1-0.
  • ADVENTAN 1 MG/G 60 G CREMA 1 cada 15 días.
  • IDEOS 500MG/400UI 1.0 cada 24 Horas.
  • MONOLITUM FLAS 30 MG 1-0-0.
  • SERC 16 MG 1-0-0.
  • ATORVASTATINA 20MG 0-0-1.
  • MYCOSTATIN 100000 UI/ML 1 FRASCO 60ML 5.0 cada 12 Horas.

En la actualidad no se conocen alergias medicamentosas.

En la exploración de la muñeca izquierda se objetiva Hematoma y deformidad en dorso de muñeca. Dolor a la palpación de radio distal y estiloides radial. Flexoextension de dedos conservada. Pronosupinación limitada. Flexoextensión limitada por dolor. Exploración neurovascular distal sin alteraciones.

Ante la sospecha de fractura de radio, se realiza Rx de muñeca, objetivándose la fractura de radio distal.

La paciente refiere intenso dolor con lo que canalizamos vía venosa periférica y administramos tramadol y primperan.

Tras el hallazgo radiológico se avisa a traumatología de guardia que realizan una reducción cerrada bajo infiltración del foco de fractura con Mepivacaína 2% e inmovilización con férula de yeso. Posteriormente se realiza radiografía post-reducción con buena reducción de la fractura con lo que se decide alta domiciliaria con revisión de la unidad de fracturas en 5-7 días.

 

DISCUSIÓN

Desde el momento que el paciente acude al servicio de urgencias por alta sospecha de fractura de radio distal, enfermería debe de realizar una serie de cuidados:

  • Retirada de joyas en la extremidad afectada.
  • Canalizar vía venosa en extremidad superior contralateral a la fractura para la administración de medicación pautada.

REDUCCIÓN Y COLOCACIÓN DE FÉRULA:

  • Antiséptico como povidona yodada en la zona de infiltración de anestésico local.
  • Preparar la férula de yeso.

CUIDADOS POST-REDUCCIÓN:

  • mantener elevados por encima del codo la mano y el antebrazo.
  • utilizar adecuadamente un cabestrillo, según esté indicado, haciendo hincapié en que el cabestrillo hay que colocarlo de manera que mantenga la mano por encima del nivel del codo, con el objetivo de controlar el edema y el dolor.
  • insistir en la importancia de mantenerla seca. Al ducharse, estos pacientes pueden cubrir la escayola con una bolsa de plástico o con un cobertor impermeable de plástico.
  • Realizar ejercicios isométricos para mantener el retorno venoso.
  • Reconocer de forma precoz las posibles complicaciones principalmente el síndrome compartimental.
    • Alteraciones de la coloración o palidez de los dedos o los lechos ungueales.
    • Disminución o ausencia de los pulsos periféricos.
    • Edema progresivo.
    • Parestesias.
    • Disminución o pérdida de la capacidad para mover los dedos o la mano.
    • Dolor progresivo que no se alivia con los analgésicos.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Jack A Porrino Jr, Ezekiel Maloney, Kurt Scherer, Hyojeong Mulcahy, Alice S Ha, Christopher Allan Fracture of the distal radius: epidemiology and premanagement radiographic characterization.. AJR Am J Roentgenol. 2014 Sep; 203 (3): 551 -559.
  2. Gutiérrez-Espinoza H et AL. Rev. Soc. Esp. del Dolor; 26 (6): noviembre-diciembre 2019.
  3. Penagos R, Pinilla E. Evaluación radiológica de muñeca para visualizar la superficie articular del radio. 2016;30(5):246–50.
  4. Voda S V. Guía de enfermería de las fracturas distales del radio. Nursing. 2011; 29 (1).

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos