Depresión resistente al tratamiento. Artículo monográfico

28 abril 2024

 

AUTORES

  1. Judit Liarte Mariñoso. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  2. Beatriz Perna Enjuanes. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  3. Aideé Moreno Garuz. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  4. Julia Úcar Martín. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  5. María Pilar Francés Zalba. Enfermera del Servicio Aragonés de Salud.
  6. David Gutiérrez Piquero. Enfermero del Servicio Aragonés de Salud.

 

RESUMEN

El trastorno depresivo mayor es el principal de los trastornos depresivos recogidos en el DSM-5. Los trastornos depresivos afectan al 5% de la población general y al 2,6% de la población infanto-juvenil. La depresión resistente al tratamiento es actualmente un gran problema de salud pública y de morbimortalidad. La aparición de nuevos tratamientos como la terapia electroconvulsiva y la estimulación magnética transcraneal abren nuevas líneas de investigación para los pacientes que no responden adecuadamente al tratamiento1.

PALABRAS CLAVE

Depresión, depresión resistente, tratamiento, terapia electroconvulsiva.

ABSTRACT

Major depressive disorder is the main depressive disorder listed in the DSM-5. Depressive disorders affect 5% of the general population and 2.6% of the child and adolescent population. Treatment-resistant depression is currently a major public health and morbidity problem. The emergence of new treatments such as electroconvulsive therapy and transcranial magnetic stimulation open up new lines of research for patients who do not respond adequately to treatment1.

KEY WORDS

Depression, resistant depression, treatment, electroconvulsive therapy.

DESARROLLO DEL TEMA

Según la OMS la depresión se define como un estado de ánimo deprimido o la pérdida del placer o el interés por actividades durante largos períodos de tiempo, además es considerada la causa principal de discapacidad mental y física, y uno de los principales factores contribuyente a la morbilidad mundial2.

Se calcula que alrededor del 20-40% de los pacientes con un episodio depresivo mayor no muestran respuesta clínica al tratamiento actual con antidepresivos. Por lo tanto, sólo el 20-40% de los pacientes que reciben terapia para un episodio depresivo mayor por primera vez presentan remisión. Se considera que un paciente ha “respondido” a un tratamiento cuando se consigue reducir en un 50% o más la intensidad de la sintomatología depresiva, y cuando los síntomas prácticamente desaparecen se considera “remisión” de la enfermedad y, si esta mejoría se mantiene al menos 6-12 meses, se considera “recuperación”. Es importante distinguir entre respuesta parcial y ausencia de respuesta para el establecer un tratamiento a largo plazo. Para medir la remisión de la depresión, se estandarizó la escala de Depresión de Hamilton, con 17, 21 o 6 ítems. Consta de un cuestionario enfocado en evaluar la gravedad del bajo estado afectivo, insomnio, ansiedad, autoconcepto, entre otras1,3.

Pero incluso tras alcanzar la remisión, todavía queda tiempo hasta la recuperación del estado anterior ocupacional y social, y sigue siendo necesario tratamiento médico a largo plazo para mantener los resultados obtenidos4.

La depresión resistente a tratamiento tiene unas altas tasas de comorbilidad (hipertensión, diabetes mellitus, insuficiencia cardiaca), alargando el tiempo de hospitalización en un 36%. Además, los casos de suicio por depresión resistente a tratamiento son 7 veces mayor en comparación con las depresiones que responden al tratamiento4.

A pesar de los numerosos casos de depresión resistente a fármacos y de lo incapacitante que supone para los pacientes, no existe un consenso global de su definición, dificultando el diagnóstico y el tratamiento. El término más aceptado es, el tratamiento con al menos dos antidepresivos diferentes, administrados en tiempo y dosis correctos que no no consigue producir resultados clínicos significativos3,4.

Dentro del tratamiento los métodos más utilizados son tratamiento farmacológico, terapia electroconvulsiva (TEC), estimulación magnética transcraneal o psicoterapia. Se encuentran también otros métodos como son la optimización, espera vigilante, respuesta pasada, tratamiento combinado, tratamientos añadidos, estimulación del nervio vago, fototerapia o  neurocirugía. Entre los tratamientos de neuromodulación, la TEC es una que ha demostrado ser una alternativa eficaz. Por otro lado también se ha evidenciado la eficacia que tienen los cambios en el estilo de vida así como algunas intervenciones psicoterapéuticas en el tratamiento4,5.

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO:

Existen múltiples fármacos eficaces en el tratamiento de trastornos depresivos y se encuentran clasificados por sus mecanismos de acción. Dentro de los tratamientos farmacológicos utilizados habitualmente se encuentran los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), destacando por su eficacia y seguridad pese a que sólo una parte de los pacientes logra la remisión. Se desconocen los motivos por los que algunos pacientes responden al tratamiento y otros no. El cambio de tratamiento a un antidepresivo de la misma clase no suele producir beneficios, se ha demostrado una mayor tasa de respuesta al cambio a antidepresivos con otros mecanismos de acción. En caso de no respuesta de tratamiento a ISRS, puede considerarse un IRSN. Para ello, se debe considerar que, si la vida media del primer antidepresivo es larga, el cambio puede provocar interacciones farmacológicas4,6.

TERAPIA ELECTROCONVULSIVA:

Entre los tratamientos de neuromodulación, la terapia electroconvulsiva (TEC) es una alternativa eficaz en casos resistentes al tratamiento farmacológico. Las directrices del NICE en 2003 establecen que sólo debe administrarse para lograr mejoría rápida y a corto plazo en caso de fracaso de otras técnicas o cuando esté en riesgo la vida del paciente. Existen riesgos secundarios como deterioro temporal de la memoria, esta alteración es también una afectación psiquiátrica del trastorno depresivo por lo que es difícil saber si es efecto de la terapia1,4.

El estudio Prolonging Remission in Depression in Elderly (PRIDE) reveló que la TEC combinada con un antidepresivo era eficaz para prevenir las recaídas en pacientes de 60 años o más que padecían depresión grave. En los cuadros depresivos graves la TEC ha demostrado ser el tratamiento más efectivo (repuesta en un 70-85%), por encima de los fármacos antidepresivos4.

ESTIMULACIÓN MAGNÉTICA TRANSCRANEAL:

La estimulación magnética transcraneal (EMT), emplea energía electromagnética para alterar la actividad cerebral. No se consideran sustitutas de otras terapias, si no complementarias. En los últimos años han aumentado los estudios de investigación sobre la EMT, y su funcionamiento se basa en el uso de un campo magnético pulsado. Las máquinas actuales producen hasta 50 estímulos por segundo, modificando así la actividad de áreas cerebrales concretas. A diferencia del TEC, es una técnica no invasiva, que no induce a deterioro cognitivo y no requiere anestesia general. En 2008, la FDA aprobó el uso de EMT en TRD moderados4.

TRATAMIENTO PSICOLÓGICO:

El tratamiento integral deberá incluir atención a la salud física, mental y social. El tratamiento de la depresión corre el riesgo de ser “medicalizado” y que se acaben pasando por alto los factores psicosociales de la enfermedad1,4.

La existencia de una amplia diversidad de antidepresivos facilita la adaptación del tratamiento a los síntomas, minimizando los efectos adversos. La invisibilización de esta enfermedad hace que sea más complejo su tratamiento y su manejo. La aparición de nuevas estrategias de tratamiento podría significar nuevas oportunidades para aquellas personas que no responden a la primera línea de tratamiento6.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Álvarez-Mon MA, Pereira V, Ortuño F. Tratamiento de la Depresión. Medicine – Programa de Formación Médica Continuada Acreditado. 2017 Dec;12(46):2731–42. doi:10.1016/j.med.2017.12.001
  2. Depresión [Internet]. World Health Organization; [cited 2024 Feb 19]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression
  3. Pandarakalam JP. Challenges of treatment-resistant depression. Psychiatria Danubina. 2018 Sept 28;30(3):273–84. doi:10.24869/psyd.2018.273
  4. Touloumis C. The burden and the challenge of treatment-resistant depression. Psychiatriki. 2021 Dec 20;32(Supplement 1):11–4. doi:10.22365/jpsych.2021.046
  5. Suicidio [Internet]. World Health Organization; [cited 2024 Feb 19]. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/suicide
  6. Samuels BA, Leonardo ED, Gadient R, Williams A, Zhou J, David DJ, et al. Modeling treatment-resistant depression. Neuropharmacology. 2011 Sept;61(3):408–13. doi:10.1016/j.neuropharm.2011.02.017

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos