Disfagia

13 mayo 2024

 

AUTORES

  1. Román Moreno López. DUE, HRV. Zaragoza.
  2. Sonia Salvador Lanzuela. DUE, Residencia Javalambre Teruel.
  3. Noelia Hernández Jurado. DUE, HRV. Zaragoza.
  4. Silvia Aranda Andreu. DUE, HRV. Zaragoza.
  5. Laura Gullón Martínez. DUE, HRV. Zaragoza.
  6. Eva Giménez Salvador. DUE, HRV. Zaragoza.

 

RESUMEN

La disfagia es un trastorno de la deglución que puede manifestarse de diversas formas, desde dificultades para tragar alimentos sólidos hasta líquidos. Las causas pueden variar y pueden incluir desde problemas neurológicos hasta obstrucciones físicas en el tracto digestivo. Los síntomas típicos incluyen sensación de atragantamiento, tos durante o después de comer, y sensación de comida atorada en la garganta. El diagnóstico de la disfagia implica una evaluación exhaustiva de la deglución del individuo, que puede incluir pruebas de imagen y evaluaciones clínicas. El tratamiento puede incluir terapia de deglución, cambios en la dieta y en la consistencia de los alimentos, así como modificaciones en la postura durante las comidas. Con el apoyo adecuado y las estrategias de manejo apropiadas, muchas personas con disfagia pueden aprender a manejar sus dificultades y mejorar su capacidad para tragar de manera segura y efectiva.

PALABRAS CLAVE

Deglución, problemas, obstrucción, líquidos, espesante y salud.

ABSTRACT

Dysphagia is a swallowing disorder that can manifest itself in various ways, from difficulties swallowing solid foods to liquids. The causes can vary and can include anything from neurological problems to physical blockages in the digestive tract. Typical symptoms include a feeling of choking, coughing during or after eating, and a feeling of food stuck in the throat. Diagnosis of dysphagia involves a thorough evaluation of the individual’s swallowing, which may include imaging tests and clinical evaluations. Treatment may include swallowing therapy, changes in diet and food consistency, and changes in posture during meals. With the right support and appropriate management strategies, many people with dysphagia can learn to manage their difficulties and improve their ability to swallow safely and effectively.

KEY WORDS

Swallowing, problems, obstruction, liquids, thickener and health.

DESARROLLO DEL TEMA

La disfagia es una afección que dificulta la capacidad de tragar de manera segura y eficiente. Puede afectar la deglución de alimentos sólidos, líquidos o ambas, y puede ser el resultado de problemas en cualquiera de las etapas del proceso de deglución, que incluyen la fase oral, la fase faríngea y la fase esofágica.

Causas:

  • Trastornos neurológicos: los trastornos que afectan el sistema nervioso central o periférico, como el accidente cerebrovascular, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple o la parálisis cerebral, pueden provocar disfunciones en los nervios y los músculos encargados de la deglución.
  • Afecciones estructurales: ciertas anomalías o problemas estructurales en el sistema digestivo pueden dificultar el paso de los alimentos por el esófago. Estos incluyen tumores esofágicos, estenosis esofágica (estrechamiento del esófago), divertículos esofágicos, hernia hiatal o anillos esofágicos.
  • Trastornos musculares: los trastornos que afectan los músculos involucrados en la deglución, como la miastenia gravis o la distrofia muscular, pueden provocar debilidad muscular y dificultad para tragar1.
  • Enfermedades autoinmunes: algunas enfermedades autoinmunes, como el lupus eritematoso sistémico o la esclerodermia, pueden causar inflamación y cicatrización en el esófago, lo que dificulta el paso de los alimentos.
  • Cirugía previa: las personas que han sido sometidas a cirugía en el cuello, la cabeza o el tracto digestivo superior pueden experimentar disfagia como resultado de cicatrices o daños en los tejidos circundantes1.
  • Efectos secundarios de medicamentos: algunos medicamentos pueden causar efectos secundarios que afectan la deglución, como sequedad bucal, debilidad muscular o inflamación del esófago.
  • Enfermedades degenerativas: las enfermedades degenerativas, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Huntington o la enfermedad de Lou Gehrig (esclerosis lateral amiotrófica), pueden provocar disfagia debido al deterioro progresivo de las funciones neuromusculares.

 

Síntomas:

  • Dificultad para tragar alimentos sólidos: pueden tener problemas para masticar y tragar alimentos sólidos, lo que puede llevar a atragantamientos o sensación de obstrucción en la garganta.
  • Sensación de que los alimentos se quedan atascados en la garganta: este síntoma puede provocar ansiedad y malestar, ya que la persona siente que no puede tragar adecuadamente y que los alimentos se quedan bloqueados en la garganta2.
  • Tos o carraspeo durante o después de comer: la presencia de disfagia puede provocar tos o carraspeo al intentar tragar alimentos, especialmente líquidos, lo que puede deberse a que pequeñas cantidades de comida o líquido ingresan a las vías respiratorias en lugar de al tracto digestivo.
  • Sensación de ahogo o falta de aire al tragar: algunas personas con disfagia pueden experimentar sensación de ahogo o dificultad para respirar al tragar alimentos, lo que puede ser especialmente preocupante y angustiante.
  • Dolor al tragar o al comer: puede estar asociada con dolor al tragar, que puede variar desde una sensación de ardor hasta un dolor agudo en la garganta o el pecho.
  • Pérdida de peso no intencional debido a la dificultad para comer: puede llevar a una disminución en la ingesta de alimentos y, como resultado, a una pérdida de peso involuntaria.
  • Regurgitación de alimentos no digeridos o líquidos: pueden experimentar regurgitación de alimentos o líquidos poco después de comer, lo que puede deberse a una obstrucción en el esófago o a un mal funcionamiento del sistema digestivo.
  • Cambios en la voz, como ronquera o voz ronca: puede afectar la calidad de la voz, haciendo que suene ronca, áspera o débil debido a la presión adicional ejercida en las cuerdas vocales durante la deglución2.
  • Saliva excesiva o babeo: pueden experimentar un aumento en la producción de saliva o babeo, ya que el cuerpo intenta compensar la dificultad para tragar.
  • Necesidad de tragar repetidamente para poder pasar los alimentos: pueden necesitar tragar varias veces durante una comida para poder pasar los alimentos por el esófago de manera segura, lo que puede resultar en un proceso de alimentación prolongado y frustrante.

 

Diagnóstico:

El diagnóstico de la disfagia generalmente implica una evaluación exhaustiva de la deglución del paciente. Esto puede incluir una historia clínica detallada, un examen físico, pruebas de deglución, como la videofluoroscopia o la endoscopia, y pruebas de imagen, como la tomografía computarizada o la resonancia magnética, para evaluar la anatomía y detectar posibles obstrucciones o anomalías estructurales3.

Tratamiento:

El tratamiento de la disfagia depende en gran medida de la causa subyacente y la gravedad del trastorno. Puede incluir modificaciones en la consistencia de los alimentos y líquidos para facilitar la deglución, terapia de deglución para mejorar la coordinación muscular, ejercicios de fortalecimiento de los músculos de la deglución, y en algunos casos, procedimientos médicos o quirúrgicos para corregir anomalías estructurales.

Complicaciones:

  • Desnutrición y deshidratación: la dificultad para tragar puede dificultar la ingesta adecuada de alimentos y líquidos, lo que puede conducir a la desnutrición y deshidratación si no se aborda de manera adecuada. Esto es especialmente preocupante en adultos mayores o personas con condiciones médicas subyacentes.
  • Neumonía por aspiración: la aspiración de alimentos, líquidos o saliva en los pulmones puede provocar neumonía por aspiración, una infección pulmonar grave que puede poner en peligro la vida. Esto puede ocurrir si los alimentos o líquidos ingresan a las vías respiratorias en lugar de al tracto digestivo durante la deglución.
  • Pérdida de calidad de vida: puede afectar significativamente la calidad de vida de una persona al dificultar las actividades diarias, como comer, beber y hablar. Esto puede llevar a la frustración, ansiedad, depresión y aislamiento social.
  • Impacto emocional y psicológico: provoca sentimientos de vergüenza, ansiedad y depresión, especialmente si afecta la capacidad de la persona para socializar o participar en actividades sociales que involucren comer y beber en público.
  • Problemas dentales y bucales: la dificultad para tragar puede provocar problemas dentales y bucales, como caries dentales, mal aliento y enfermedad de las encías, debido a la acumulación de alimentos y líquidos en la boca y la garganta4.

 

Pronóstico:

El pronóstico de la disfagia depende en gran medida de la causa subyacente, la gravedad de los síntomas y la efectividad del tratamiento. En algunos casos, la disfagia puede ser reversible y mejorar con el tiempo o con intervenciones médicas y terapéuticas adecuadas. Sin embargo, en otros casos, especialmente cuando la disfagia está asociada con enfermedades neurológicas degenerativas o trastornos estructurales graves, el pronóstico puede ser menos favorable y la disfagia puede ser crónica y progresiva. Es fundamental un diagnóstico y manejo precoces para mejorar los resultados y la calidad de vida de las personas afectadas por la disfagia.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Disfagia [Internet]. Mayoclinic.org. 2023 [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.mayoclinic.org/es/diseases-conditions/dysphagia/diagnosis-treatment/drc-20372033
  2. Disfagia [Internet]. Top Doctors. [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://www.topdoctors.es/diccionario-medico/disfagia
  3. Wikipedia contributors. Disfagia [Internet]. Wikipedia, The Free Encyclopedia. Disponible en: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Disfagia&oldid=155971170
  4. Disfagia: qué es y cómo tratarla [Internet]. Neurocentro Tenerife. 2022 [citado el 15 de marzo de 2024]. Disponible en: https://neuro-centro.com/disfagia-que-es-y-como-tratarl

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos