Efectividad del uso de suplementos de magnesio para el tratamiento de la dismenorrea secundaria. Revisión sistemática.

28 julio 2022

AUTORES

  1. Sara Ena Belloc. Matrona. Hospital Arnau de Vilanova en Lleida.
  2. Lidia Salas Gil. Matrona. Hospital Arnau de Vilanova en Lleida.
  3. Andrea Echart Broto. Matrona. Hospital Arnau de Vilanova en Lleida.
  4. Rocío Conde Lamelas. Matrona. Hospital Arnau de Vilanova en Lleida.
  5. Inés Ruiz Salvador. Matrona Hospital Reina Sofía en Tudela.
  6. Raquel Santaliestra Elvira. Matrona. Centro de Salud Monzón en Monzón.

 

RESUMEN

La dismenorrea es una patología que afecta hasta el 90% de las mujeres en edad fértil. Su tratamiento farmacológico tradicional ha sido el uso de analgésicos (principalmente antiinflamatorios no esteroideos) y el uso de anticonceptivos hormonales. El tratamiento de medidas higiénico-dietéticas incluye el descanso nocturno adecuado, la reducción de tóxicos como el alcohol y el tabaco y la realización de ejercicio físico regular entre otros. Cada vez son más las mujeres que declinan el uso de tratamientos farmacológicos y desean el uso de suplementos naturales como el magnesio.

 

PALABRAS CLAVE

Dismenorrea, magnesio, suplementos dietéticos.

 

ABSTRACT

Dysmenorrhea is a pathology that affects up to 90% of women of childbearing age. Its traditional pharmacological treatment has been the use of analgesics (mainly non-steroidal anti-inflammatory drugs) and the use of hormonal contraceptives. The treatment of hygienic dietary measures includes adequate night rest, the reduction of toxins such as alcohol and tobacco and regular physical exercise, among others. More and more women are declining the use of pharmacological treatments and want the use of natural supplements such as magnesium.

 

KEY WORDS

Dysmenorrhea, magnesium, dietary supplements.

 

INTRODUCCIÓN

La dismenorrea se define como el conjunto de síntomas que aparecen al final del ciclo menstrual y que la mujer asocia al comienzo de la menstruación e inclusive durante la misma. La dismenorrea es uno de los cuadros cíclicos dentro de los procesos dolorosos pélvicos crónicos en las mujeres1.

La dismenorrea se clasifica en primaria y secundaria. La dismenorrea primaria tiende a aparecer entre los 6 y los 12 meses que siguen a la menarquía (nombre que recibe la primera regla de la vida de una mujer), en mujeres entre los 17 y 25 años y en nulíparas y no es debida a ninguna causa orgánica ni enfermedad2.

La dismenorrea primaria la causan las contracciones de la capa muscular del útero (miometrio) inducido por la acción espasmódica de las prostaglandinas (principalmente prostaglandina F2a), las cuales producen contracción del miometrio, la vasoconstricción de los vasos endometriales y miometriales, isquemia uterina y sensibilización de las terminaciones nerviosas, lo que da como resultado el dolor1.

Se describe como un dolor tipo cólico que remite entre 24 y 48 horas después de la llegada de la regla2.

Por otro lado, la dismenorrea secundaria se refiere al dolor menstrual que suele afectar a mujeres mayores de 30 años, con hijos y que puede ser debida a una enfermedad subyacente como la endometriosis, la adenomiosis, presencia de miomas, enfermedad inflamatoria pélvica, quistes de ovario o pólipos endometriales. En estos casos el dolor es más continuo, suele aparecer una semana antes de la aparición de la menstruación, persiste más allá de las primeras 48 horas de esta y no cede con la toma de tratamiento habitual2.

De acuerdo con la literatura revisada, la prevalencia de mujeres menstruantes que presentan dismenorrea primaria oscila desde un 20 hasta un 90%1.

Respecto al tratamiento de la dismenorrea primaria, se recomienda realizar ejercicio físico de forma regular, reducir el uso de tóxicos como tabaco y alcohol, reducir la cantidad de cafeína ingerida, dormir un número de horas adecuado, así como un aporte de agua correcto. También se recomienda seguir una dieta equilibrada (rica en vegetales, frutas, legumbres y baja en grasas saturadas)2.

En los casos de mujeres en las que estas medidas no sean suficientes se recomienda el uso de tratamientos farmacológicos bien de analgésicos del tipo antiinflamatorio (AINEs) o de los tratamientos hormonales anticonceptivos2.

Sin embargo, según estudios anteriores, en mujeres con dismenorrea se observó disminuído el nivel de magnesio, es por esto por lo que el tratamiento con este mismo mineral se consideró como una opción potencial para la prevención y el tratamiento de la dismenorrea primaria. A pesar de que no está comprobado, se cree en la acción antagonista de los canales de calcio para la síntesis de las prostaglandinas F23.

 

OBJETIVOS

  • Conocer la utilidad de los suplementos de magnesio para el tratamiento de la dismenorrea.
  • Proporcionar tratamiento alternativo frente a los tradicionales para la dismenorrea.

 

METODOLOGÍA

Se realizó una búsqueda bibliográfica en las bases de datos: PubMed y Google Scholar. Así como la consulta de revistas científicas.

 

RESULTADOS

Se encontró en una revisión Cochrane un estudio abierto que concluía que el tratamiento con suplementos de magnesio reducía enormemente los síntomas de la dismenorrea comparándolo con los ciclos previos al tratamiento4.

En otro estudio también se encontró que el magnesio también demostraba alivio en el dolor menstrual a través de la reducción de las prostaglandinas circulantes.

Este mismo estudio afirmaba que no se conoce la dosis exacta, pero que sin embargo el magnesio podía utilizarse diariamente o durante el periodo del dolor5.

Según algunos artículos, la dosis óptima de magnesio es desconocida3.

Sin embargo, en otra literatura, encontramos que el magnesio oral se indica en 360 mgs diarios a partir del día 15 del ciclo hasta el inicio del próximo6.

 

CONCLUSIONES

La dismenorrea es una enfermedad que no podemos pasar por alto debido a su alta prevalencia en las mujeres. Encontrar tratamientos efectivos y sin efectos secundarios debería ser objeto de más estudios para poder concluir con firmeza si determinadas intervenciones o tratamientos son efectivos.

Por tanto, con la evidencia científica actual podemos confirmar la efectividad y seguridad del uso de los suplementos de magnesio para la dismenorrea, aunque hacen falta más estudios que concluyan la dosificación ideal.

Así pues, podemos ofrecer esta terapia alternativa a los tratamientos farmacológicos tradicionales.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Ortiz, M. I., & Romero-Quezada, L. C. Dismenorrea: dolor crónico cíclico más común y mal tratado en las mujeres. Medwave [Internet] 2016 [Consultado junio 2022] 13(03). Disponible en: https://www.medwave.cl/link.cgi/medwave/puestadia/Practica/5656?ver=sindiseno?ver=sindiseno
  2. Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (S.E.G.O.) [Internet] 1994. El dolor menstrual en la mujer española. Madrid: Boots Pharmaceutical. [Consultado junio 2022]. Disponible en: https://sego.es/mujeres/Dolor_menstrual.pdf
  3. Shin, Hyun-Jung et al. Magnesium and Pain. Nutrients [Internet] 2020 [Consultado junio 2022]; 12(8): 2184. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7468697/
  4. Pattanittum, P., Kunyanone, N., Brown, J., Sangkomkamhang, U. S., Barnes, J., Seyfoddin, V., & Marjoribanks, J. Dietary supplements for dysmenorrhoea. [Internet] 2016 [Consultado junio 2022]. Cochrane Database of Systematic Reviews, (3). Disponible en: https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD002124.pub2/full
  5. Abarca, L., Molero, J. M., & Casimiro, C. Dismenorrea. Una revisión multidisciplinaria en el contexto de la medicina basada en la evidencia. FMC-Formación Médica Continuada en Atención Primaria, [Internet] 2006 [Consultado junio 2022] 13(9), 550-559. Disponible en: http://hospital.uas.edu.mx/revmeduas/pdf/v5/n1/dismenorrea.pdf
  6. Elvira Covini, Andrea Márquez López Mato, Tomas Maresca Alcmeon, Trastorno disfórico premenstrual o PMDD. Revista Argentina de Clínica. Neuropsiquiátrica, vol. 18, Nº 3, septiembre de 2013, págs. 201 a 221.

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos