El celador frente al COVID-19

18 abril 2024

AUTORES

  1. Carolina Morales Moya. Celador (HUMS Zaragoza).
  2. María Paz Osés Galbete. Celador (HUMS Zaragoza).
  3. David Fernando García. Celador (HUMS Zaragoza).
  4. Carmen Barranquero García. Celador (HUMS Zaragoza).
  5. José Fernando Marco Ballester. Celador (HUMS Zaragoza).
  6. María del Pilar Ruiz Traín. Celador (HGD Zaragoza).

 

RESUMEN

La crisis sanitaria del COVID-19 en los hospitales ha sido dinámica y desafiante, con variaciones significativas según la ubicación y el momento específico. La capacidad de respuesta de los sistemas de salud, junto con las medidas de salud pública y la vacunación, han sido cruciales para controlar la propagación del virus y mitigar su impacto en los hospitales, centros de salud, residencia de mayores y en la población en general. Los celadores fueron parte integral del equipo de atención médica, y desempeñaron un papel vital en la respuesta a la pandemia de COVID-19, garantizando que los pacientes recibieran la atención necesaria de manera segura y eficiente. El impacto en la Salud Mental, tanto para pacientes como para el personal médico-sanitario, ha sido cruel en relación con la pandemia; desatando problemas tal como la ansiedad, la depresión y el estrés postraumático.

PALABRAS CLAVE

COVID-19, virus, pandemia, vacuna.

ABSTRACT

The COVID-19 health crisis in hospitals has been dynamic and challenging, with significant variations depending on location and specific time. The response capacity of health systems, together with public health measures and vaccination, has been crucial to controlling the spread of the virus and mitigating its impact on hospitals, health centers, nursing homes and the general population. The wardens have been an integral part of the healthcare team, and played a vital role in the response to the COVID-19 pandemic, ensuring that patients received needed care safely and efficiently. The impact on Mental Health, both for patients and medical staff, has been harsh in relation to the pandemic; problems such as anxiety, depression and post-traumatic stress.

KEY WORDS

COVID-19, virus, pandemic, vaccine.

INTRODUCCIÓN

La enfermedad por coronavirus (COVID-19), ha sido una de las enfermedades más infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2. La mayoría de los pacientes infectados por el virus, experimentaron dificultades respiratorias, de diferente nivel desde el leve al más moderado y se recuperaron sin requerir un tratamiento específico. El COVID-191 en los hospitales ha ido variando en diferentes momentos y comunidades autónomas, dependiendo de factores como la tasa de transmisión del virus, la disponibilidad de recursos médicos y la implementación de medidas de salud pública. Durante los picos de la pandemia, muchos hospitales sintieron una gran presión debido al aumento de casos de contagio que requirieron atención médica. Esto llevó a situaciones de saturación en algunas comunidades, con camas de hospital llenas y recursos escasos. La capacidad de los hospitales para hacer frente al virus fue variable según la preparación previa del Sistema de Salud. En algunos lugares, se construyeron hospitales temporales o de campaña (IFEMA, Madrid), o se reasignaron recursos para hacer frente a la demanda adicional, mientras que en otros lugares hubo una escasez crítica de camas, equipo médico y personal.

Los Celadores han estado en primera línea de la respuesta a la pandemia, enfrentando condiciones de trabajo extenuantes y riesgos para su propia salud. La fatiga del personal y la falta de recursos humanos capacitados, han sido desafíos significativos en muchos hospitales y centro sanitarios.

Durante la pandemia de COVID-19, los celadores tuvieron que adaptarse a nuevas medidas de seguridad y protocolos2 para prevenir la propagación del virus. Esto incluyó el uso de equipo de protección3 personal (EPP) como mascarillas, guantes y batas, así como la implementación de procedimientos de limpieza y desinfección más rigurosos.

Las medidas de seguridad recomendadas, para un celador frente al COVID-19, son fundamentales para proteger tanto a ellos mismos como a los pacientes, y al personal médico en el entorno hospitalario.

Aquí hay algunas medidas clave que un celador debe seguir:

  1. Uso de equipo de protección personal (EPP): Es fundamental que el celador utilice el equipo de protección personal adecuado, que puede incluir mascarillas faciales (preferiblemente N95), guantes, protectores oculares o caretas faciales, batas impermeables, y en algunos casos, calzado protector.
  2. Higiene de manos: El celador debe practicar una buena higiene de manos lavándolas con agua y jabón durante al menos 20 segundos, especialmente después de estar en contacto con pacientes o superficies potencialmente contaminadas. Si no hay acceso inmediato a agua y jabón, se debe utilizar desinfectante de manos a base de alcohol.
  3. Distanciamiento social: Es importante que el celador mantenga el distanciamiento social siempre que sea posible, evitando el contacto cercano con pacientes y otros miembros del personal, así como también evitando aglomeraciones en áreas comunes.
  4. Limpiar y desinfectar: El celador debe participar en la limpieza y desinfección regular de las áreas de trabajo y equipos compartidos, utilizando productos desinfectantes aprobados por las autoridades sanitarias.
  5. Monitoreo de síntomas: El celador debe estar atento a cualquier síntoma de COVID-19, como fiebre, tos, dificultad para respirar o pérdida del sentido del olfato o del gusto. Si experimenta algún síntoma, debe informar de inmediato a su supervisor y seguir los protocolos establecidos por la institución médica.
  6. Educación y formación: Es importante que el celador esté bien informado sobre las últimas pautas y procedimientos relacionados con la prevención y el control de infecciones por COVID-19. Debe participar en programas de formación y recibir actualizaciones periódicas sobre las medidas de seguridad y las mejores prácticas.
  7. Seguimiento de protocolos institucionales: El celador debe cumplir con todos los protocolos y directrices establecidos por la institución médica en la que trabaja en relación con el manejo del COVID-19. Esto puede incluir procedimientos para el manejo de pacientes sospechosos o confirmados de COVID-19, protocolos de limpieza y desinfección, y procedimientos de emergencia.
  8. Cuidado personal: Además de proteger a los demás, el celador también debe cuidar su propia salud física y mental durante esta época desafiante. Esto incluye mantener una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, descansar lo suficiente y buscar apoyo emocional si es necesario.

 

El impacto del COVID-19 en la Salud Mental ha sido significativo y multifacético, aumentando los problemas mentales en todo el mundo, incluida España. Las medidas de confinamiento4, la incertidumbre económica, el distanciamiento social y el aumento de la preocupación por la salud pueden haber contribuido al deterioro de la salud mental de muchas personas.

 

CONCLUSIÓN

El COVID-19 ha sido una pandemia global que ha tenido un impacto significativo en la salud pública, la economía y la sociedad en general. Se han desarrollado vacunas5 y tratamientos, y se han implementado medidas de salud pública en muchos países para controlar la propagación del virus. Los celadores durante la pandemia, tuvieron un papel crucial en la atención médica. Aunque no están directamente involucrados en el tratamiento médico, su trabajo fue esencial para mantener la eficiencia y la seguridad en los hospitales y centros de salud.

Desde marzo de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2022 fallecieron por diagnósticos relacionados con el COVID-19 un total de 146.577 personas; el 53,5% de todos los fallecidos resultaron ser hombres y con una edad media de 82 años; confirmándose que se trata de un virus que mata, sobre todo, a las personas de avanzada edad.

La implementación de programas de vacunación5 fue fundamental en el control de la pandemia. A medida que más personas se vacunaron, la presión sobre los hospitales disminuyó gradualmente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Coronavirus. OMS Organización Mundial de la Salud. [Internet]. Disponible en: https://www.who.int/es/health-topics/coronavirus#tab=tab_1
  2. Procedimiento de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales frente a la exposición al SARS-CoV-2. Ministerio de Sanidad. Gobierno de España. [Internet]. Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/en/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/documentos/Proteccion_Trabajadores_SARS-CoV-2.pdf
  3. Equipos de protección individual (EPI) frente a coronavirus – SARS-CoV-2. RISK XXI – Prl & Services. Abril de 2020. [Internet]. Disponible en: https://www.risk21.com/equipos-proteccion-individual-epi-frente-coronavirus/
  4. Así fueron los días que llevaron a España al confinamiento. RTVE.ES. 13 de marzo de 2021 [Internet]. Disponible en: https://www.rtve.es/noticias/20210313/repaso-cronologia-ano-estado-alarma-espana-covid/2081113.shtml
  5. Estrategia de vacunación COVID-19. Gobierno de España. [Internet]. Disponible en: https://www.vacunacovid.gob.es/

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos