El celador y la comunicación en el sector sanitario

19 febrero 2024

 

AUTORES

  1. Miguel Ángel Burillo Vicente. Celador C.M.E., Inocencio Jiménez, Zaragoza.
  2. Ester Juberias Marco. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  3. Ana Isabel Carbonel Millán. Auxiliar Administrativo Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  4. Elena Pérez Merino. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  5. Mónica Mora Simal. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.
  6. Juan Manuel Omedas Ladislao. Celador Hospital Miguel Servet, Zaragoza.

 

RESUMEN

En la conferencia General celebrada en 1977 en Yugoslavia, se acordó definir el término de comunicación como el proceso de interacción social, a través de un intercambio equilibrado de información y experiencia entre un emisor y un receptor.

La comunicación es el proceso que permite relacionarse a las personas, permitiendo y facilitando el establecimiento, desarrollo y mejora de las relaciones interpersonales utilizando un código común, puede ser lingüístico o no lingüístico, que se envía por un canal de comunicación con el objetivo de conseguir una respuesta.

PALABRAS CLAVE

Comunicación, emisor, receptor, mensaje.

ABSTRACT

At the General Conference held in 1977 in Yugoslavia, it was agreed to define the term communication as the process of social interaction, through a balanced exchange of information and experience between a sender and a receiver.

Communication is the process that allows people to relate. Allowing and facilitating the establishment, development and improvement of interpersonal relationships using a common code, which can be linguistic or non-linguistic, which is sent through a communication channel with the objective of obtaining a response.

KEYWORDS

Communication, sender, receiver, message.

DESARROLLO DEL TEMA

En el día a día de los celadores, la comunicación es un proceso fundamental ya que tienen un trato directo con los pacientes, así como con sus familiares.

Por ello la comunicación es relación y no solo información.

Existen tres niveles en el proceso de la comunicación1.

-Nivel intrapersonal.

-Nivel interpersonal.

-Nivel público.

El nivel interpersonal, permite a las personas tener un mayor conocimiento sobre sí mismo, en este nivel se elaboran las ideas y los pensamientos de cada persona a nivel íntimo.

El nivel interpersonal es la comunicación que se establece entre dos personas o una persona con un grupo reducido de personas. Es el nivel ideal para solucionar problemas o intercambiar ideas, etc.

El nivel público es el que se desarrolla entre un grupo numeroso de personas, con este nivel se intenta conseguir la trasmisión de un determinado mensaje1.

En la comunicación existen los siguientes elementos.

-Emisor.

-Receptor.

-Referente.

-Mensaje.

-Código.

-Canal.

-Entorno.

-Retroalimentación.

El emisor es la persona que produce el mensaje, quien lo emite.

El receptor es la persona a quien el mensaje va dirigido.

El referente es el motivo que lleva al emisor a iniciar la comunicación.

El mensaje es la información que se desea transmitir, puede ser verbal o no verbal. La información debe estar bien estructurada para que resulte clara en la comprensión por parte del receptor.

El canal es el medio por el que se transmite el mensaje.

El entorno es el ambiente físico o emocional en que se desarrolla la interacción

La retroalimentación o feedback es la técnica que se utiliza para saber que el mensaje emitido ha sido captado y comprendido por el receptor.

En la comunicación pueden existir ruidos, que son las interferencias que pueden hacer que el mensaje no llegue con buena percepción al destino.

La comunicación puede ser verbal y no verbal. La comunicación verbal es aquella en la que se utiliza la palabra, ya sea hablada o escrita y ha de tenerse en cuenta el tipo de vocabulario, el significado connotativo y denotativo, el ritmo, la entonación, la claridad, et.

En la comunicación no verbal, se van a intercambiar mensajes sin necesidad de usar la palabra, simplemente se va a basar en el comportamiento, la expresión facial y corporal, etc. E igualmente hay que tener en cuenta aspectos como la metacomunicación, la kinesia, proxemia, etc., Estos aspectos son muy importantes ya que en la comunicación con los pacientes hay que estar muy atento a todas las expresiones que realice ya que puede ocurrir que nos esté diciendo algo verbalmente que se contradiga con la expresión de su cara. En esta situación utilizaremos la retroalimentación para aclarar que es lo que realmente nos quiere transmitir. También es necesario conocer el contexto sociocultural del paciente, utilizando un lenguaje claro, que evite los tecnicismos, las palabras tienen que ser conocidas en el lenguaje de la calle y debe hablarse lo justo y necesario. Hay que saber callar para escuchar y demostrar interés por el paciente y su entorno, crear un buen ambiente y manifestar empatía. Es muy importante no interrumpir la paciente cuando trata de expresar alguna preocupación, dolencia, sentimiento etc., el celador ha de ser consciente de que su actitud con los pacientes, familiares, etc, puede influir favorable o desfavorablemente en la comunicación con el paciente1.

En la comunicación con el paciente podemos encontrarnos con distintos aspectos:

-Personas sumisas.

-Personas agresivas.

-Personas asertivas.

Las personas sumisas no son capaces de expresar sus sentimientos u opiniones, se creen inferiores a la otra persona por lo que son muy inestables.

Las personas agresivas no respetan a los demás, ni sus sentimientos ni opiniones, etc.

Las personas asertivas, son aquellas que expresan y defienden sus pensamientos a la vez que respetan a los demás, aunque no compartan sus pensamientos u opiniones.

Los celadores en sus diferentes funciones y movilidad por todas dependencias sanitarias, tienen trato con una gran variedad de personas y situaciones porque lo debe adaptarse para facilitar la comunicación.

Así nos podemos encontrar en situaciones de comunicación con niños, que más que información lo que demandan es atención, y en función de su edad hay que enfatizar con un tipo u otro tipo de comunicación para interaccionar con ellos.

La comunicación con adolescentes es más complicada, ya que se encuentran en una etapa de su vida que son más recelosos de su intimidad, suelen ser más inaccesibles y reservados por lo que la comunicación es más complicada. Es importante no imponerles criterios que él no comparta. Lo mejor para tener una buena comunicación con ellos es el razonamiento.

Finalmente nos podemos encontrar con personas ancianas, que es el colectivo más numeroso debido al aumento de la esperanza de vida y a una mejor calidad de ella.

Debido al proceso de envejecimiento se producen alguna deficiencia que, aunque no lleguen a ser patologías, afectan a la comunicación, por lo que es recomendable en caso de hipoacusia facilitar a estas personas mayores todos los medios para que sea posible una comunicación optima2.

La ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, ley 41/2002 de 14 noviembre, recoge una serie de derechos para los pacientes, entre ellos, el derecho de información sanitaria.

Los pacientes tienen derecho a conocer, con motivo de cualquier actuación en el ámbito de su salud, toda la información disponible sobre la misma, salvo por algunas excepciones que marca la ley. Además, toda persona tiene derecho a que se respete su voluntad de no ser informada. La información, que como regla general se proporcionará verbalmente dejando constancia en la historia clínica, comprende, como mínimo, la finalidad y la naturaleza de cada intervención, sus riesgos y sus consecuencias3.

 

CONCLUSIÓN

Tal y como hemos visto y debido a la gran cantidad de distintos tipos de pacientes/usuarios que utilizan los sistemas de Salud, el celador debe ser una persona que reciba una formación específica para poder tener una interacción con los pacientes/usuarios de forma correcta.

Debe conocer el entorno sociocultural del paciente para utilizar un lenguaje claro, evitando tecnicismos, hablar en lenguaje de” calle” y entender sus necesidades evitando cualquier opinión o juicio adaptándose al tipo de paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Trinidad Olivero. Estilos de comunicación.LRG nov.2003. http://sju.albizu.edu/Correccion/Estilos%20Comunicacion/Prontuario%20Estilos%20de%Comunicaci%C3%B3n.doc ISBN:978-84-940251-7-4
  2. Aniore Hernández, Universidad de Alicante. Derechos y deberes de los pacientes y usuarios. Formación continuada Logoss 2012. ISBN:978-84-940251-7-4
  3. Ley 41/2002 de 14 noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y derechos y obligaciones en materia de información.
  4. Carta de Ottawa para Promoción de la Salud. http://www.enfermeriacomunitaria.org/documentos/marco_normativo/conferencias/Ottawa.pdf

 

Publique con nosotros

Indexación de la revista

ID:3540

Últimos artículos